Calendario
December 2012
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Una fe a prueba de Dengue

diciembre 15, 2012
Erasmo Calzadilla

HAVANA TIMES — Mi querido padre es un aut?ntico soldado revolucionario,
lo que se dice un incondicional. Cualquier tarea que del Olimpo baje,
trata de cumplirla sin chistar, aunque luego rezongue.

As? lo educaron y supongo que as? ser? hasta el d?a en que el alma se le
desprenda del cuerpo. Dir?a que pertenece a esa generaci?n abrah?mica
que no vacila ante el mandato "divino".

Y el mandato divino llama, en su en?sima temporada, a fumigar
semanalmente contra el Dengue.

En cada cuadra o edificio de apartamentos siempre hay "indisciplinados"
que no le abren la puerta a los de la campa?a antivectorial. ?Motivos?
Diversos.

A veces los bazuqueros llegan sin previo aviso o en un horario
inapropiado, a veces hay enfermos en casa o algo impostergable que
hacer, o puede que, sencillamente, la gente no est? pa' esa candanga;
pero mi padre no ha dejado de fumigar en ninguna circunstancia.

Un d?a apareci? de la nada el cazafantasma, justo a la hora de la comida
y con unos tragos arriba. Casi ning?n vecino le abri? pero mi padre dio
el paso al frente.

En otra ocasi?n alguien de la familia andaba con bronquitis; bueno pues,
as? mismo, con fiebre y tosiendo, tuvo que salir al pasillo mientras
inundaban la casa de humo. Vaya, que si todos fueran como mi papi, el
Dengue durar?a lo que un merengue.

La prueba

Iron?as de la vida, o quiz?s por venganza, el caso es que cuando un
mosquito infestado visit? mi edificio ?con qui?n creen que se reprendi??
Por supuesto que con my family. Todos se contagiaron a la vez y hubo que
ingresar a mi madre de lo malita que se puso.

Tratamos por todos los medios de no ingresar a mi abuela por miedo a que
la complicaran y nunca regresara, como le sucedi? a mi abuelo. As?
est?bamos de recelosos con los hospitales, pero al llegar al pabell?n
que el hospital la Covadonga destina a los enfermos de Dengue, la
sorpresa fue grande.

El piso y los ba?os relucientes, s?banas limpias, excelente atenci?n,
alimentaci?n aceptable, con carne todos los d?as… Pero lo que m?s nos
impresion? fue la calidad de los enfermeros.

Es que esa profesi?n precisa de mucha vocaci?n y experiencia, pero de un
tiempo para ac?, lo m?s corriente es topar con el t?pico
enfermero-reguetonero.

El enfermero-reguetonero tipo es un muchacho super joven, que se viste
como quien va pa' la disco, trabaja en el ramo porque no le queda m?s
remedio (y te lo hace saber), es hu?rfano de conocimientos y
habilidades, y se la pasa en juegos er?ticos o escandalizando con sus
compa?eros. Y todo ese bullicio juvenil en un medio que exige, m?s que
nada, tranquilidad.

Pues nada de eso, en la Covadonga los enfermeros eran de excelencia.
J?venes, s?, pero tambi?n amables, atentos, diestros en su profesi?n.
Una Madre Superiora controlaba el trabajo del equipo y velaba porque los
revendedores no invadieran la sala. Y como resultado un servicio de muy
buena calidad.

Gracias a ellos la historia termina feliz. Al cabo de la semana mi
familia recuper? la salud, y papi-Job sali? de la prueba con la fe
fortalecida.

PD: Varias personas y hasta m?dicos me han dicho que mi experiencia en
el hospital Covadonga fue una excepci?n.

http://www.havanatimes.org/sp/?p=76651

[source: http://saludcuba.blogspot.com/2012/12/una-fe-prueba-de-dengue.html]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *