Calendario

January 2015
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Monthly Archives: January 2015

Escasez de veterinarios y medios para inmunización antirrábica

Escasez de veterinarios y medios para inmunización antirrábica
Un grupo de técnicos veterinarios en la capital, ha estado llevando a
cabo la inmunización de perros y gatos domésticos con la vacuna
antirrábica Inactivada Líquida Cepa Pasteur (Rabigen)
viernes, enero 30, 2015 | Manuel Guerra Pérez

LA HABANA, Cuba. -Un grupo de técnicos veterinarios en la capital, ha
estado llevando a cabo la inmunización de perros y gatos domésticos con
la vacuna antirrábica Inactivada Líquida Cepa Pasteur (Rabigen). Estos
presentan escasez de recursos como guantes esterilizados y jeringuillas.
La vacuna es un producto francés.

La campana de inmunización se ha realizado pero en "condiciones
precarias" según una fuente anónima del sector. Las jeringuillas
desechables hay que usarlas varias veces por la falta de este implemento.

La sede de la brigada de técnicos se encuentra en la sede de Higiene y
Epidemiología del municipio Arroyo Naranjo en la localidad de La Palma y
es supervisada por Zoonosis, perteneciente al Ministerio de Salud (MINSAP).

La vacuna es aplicada por la vía subcutánea o intramuscular, según lo
prescriba el médico veterinario y solamente será para los animales sanos
y desparasitados. Los perros y gatos callejeros no son elegibles a esta
inmunización.

"Hay cientos de animales (perros y gatos) en las calles que no son
vacunados y que son los mayores propensos a contraer la rabia", declaró
un veterinario, inmerso en la campana que no desea que se divulgue su
identidad.

"Las indicaciones para utilizar el producto (Rabigen) es con guantes. No
tenemos en estos momentos, pero tenemos órdenes de seguir la
inmunización", declaró la fuente anterior.

Source: Escasez de veterinarios y medios para inmunización antirrábica |
Cubanet -
http://www.cubanet.org/mas-noticias/escases-de-veterinarios-y-medios-para-inmunizacion-antirrabica/ Continue reading

La Universidad, un derecho y una responsabilidad

Universidad-3-F"Estudia Danielle, estudia"; decía hace tres años mi madre cuando me encontraba en el período de preparación para realizar las pruebas de ingreso a la Educación Superior.

Hoy, descubro que hay otros estudiantes que como yo, están inmersos en la importante tarea de profundizar en las asignaturas de Español, Matemática e Historia y además, se preparan para realizar las pruebas de aptitud en las carreras que lo requieran.

Continue reading

Apuntan a mayor calidad servicios hospitalarios de Cienfuegos

Mejorar los servicios y la satisfacción de los pacientes figura entre las proyecciones de la atención hospitalaria en Cienfuegos.

Directivos y trabajadores del Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Dr. Gustavo Aldereguía Lima (GAL), de Cienfuegos, apuntan a una mayor calidad en los servicios y a incrementar los niveles de satisfacción de la población.

Así lo manifestaron al hacer un recuento de su desempeño durante 2014, período en el cual dicha instalación sanitaria de la Perla del Sur se sometió a un amplio proceso inversionista, encaminado a la ampliación de sus capacidades y a aumentar el confort.

"Nos sentimos satisfechos, porque a pesar de existir algunas inconformidades y necesidades no bien suplidas, hemos cumplido con la misión de ser el hospital de la familia cienfueguera, centrado en contribuir a recuperarle la salud", expresó el Dr. Moisés Santos Peña, vicedirector del GAL.

Según informó, 2014 resultó el año de mayor número de ingresos desde su fundación en 1979, con 30 000 pacientes hospitalizados. Además, y no obstante ciertas limitaciones de recursos, cumplieron el plan de la actividad quirúrgica, mientras realizaron ajustes internos para facilitar el tratamiento ambulatorio del paciente y la continuidad de dicho proceder en el hogar, gracias a las buenas coordinaciones con la Atención Primaria de Salud.

"El hecho de que los consultorios de la provincia estén cubiertos con personal médico y los equipos básicos completos, facilita el trabajo del Hospital. Hemos logrado indicadores del Programa Materno Infantil nunca antes pensados y, por tanto, la provincia ostenta la mortalidad infantil más baja de Cuba, en tanto el GAL presenta la mortalidad neonatal más baja de la historia", precisó Santos Peña.

Los servicios de la institución, añadió, se llevan a acabo a la par de la colaboración médica en diferentes países del mundo, donde laboran más de 200 profesionales del "Gustavo Aldereguía Lima".

"Otros logros radican en la apertura y permanencia de nuevos servicios, como el de cirugía bariática, el cual agradece mucho la población; el del Centro de Reproducción Asistida, que en 2014 logró más de 120 embarazos; y la cirugía de columna vertebral. Junto a eso, tenemos la gran aceptación entre los pacientes de la Medicina Regenerativa —inserción de células madres— para afecciones en el orden ortopédico, hematológico o angiológico", comentó el galeno.

Tal como anunció, entre las proyecciones para el presente período, figura una mayor conexión con el nivel primario de atención, encaminada a brindar mayores bondades en la especialización. También tienen en perspectiva abrir un servicio para pacientes con trastornos mentales e incursionar en la cosmetología médica.

"Nuestra aspiración es mantener y ampliar los servicios, construir un ambiente en el cual, tanto trabajadores como la población, se sientan satisfechos, así como garantizar el futuro y el relevo. Por tal motivo, el Hospital funciona como una gran aula universitaria, con más de 3 500 estudiantes de pregrado y más de 300 de postgrado, a lo añadimos la acogida de educandos de 26 nacionalidades.

"De igual forma, esperamos que la instalación mejore con el proceso inversionista, el cual incluye la reconstrucción del edificio que alojará al nuevo Centro Materno Infantil", agregó el directivo.

En su opinión, las funciones del Centro Especializado Ambulatorio (CEA) han facilitado los servicios del GAL y gozan de magnífica reputación entre los cienfuegueros.

Continue reading

Pedido a los medios de difusión, de los médicos cubanos establecidos en Brasil como parte del programa Mais Médicos, para no ser separados de sus familiares con los que están en ese país.

Este es un documento que circula por internet y que hemos recibido. Lo incluimos aquí tal y como ha sido redactado. Sin incluir una nota introductoria toda vez que este Blog ha dado suficiente información sobre los médicos cubanos enviados por el gobierno de la Isla al Brasil como parte del programa Mais médicos. A continuación el documento recibido :

Cuando se crea el programa Mais Medicos, Brasil como país serio que respeta la familia y da el valor que merece a la unión indisoluble de esta, emite una ley que facilita a la familia de los médicos participantes en el programa tener a su lado la familia por el tiempo que trabajen en Brasil, como hacen la mayoría de los países que contratan personal extranjero.

Es triste que nuestro país, Cuba, que define la familia como Célula Fundamental de la Sociedad y defensor de los derechos humanos sea quien se oponga a que los colaboradores que trabajamos en Brasil y que aportamos cifras importantes de dinero a los cofres del estado cubano, no podamos estar juntos con nuestra familia por el  tiempo que estemos en el exterior.
Es difícil de entender como el país que dice luchar por igualdad social, e iguales derechos de los ciudadanos autoriza que embajadores y personal diplomático pueda estar junto a su familia mientras nosotros, trabajadores dignos que hemos dedicado largos años de nuestras vidas a trabajar fuera del país en misiones convocadas por el gobierno, no podemos tener los mismos derechos que otros cubanos.

¿Qué han hecho por nuestro país más que nosotros,  un cónsul,  un embajador o personal diplomático? ¡Ah! ¡Ellos si tienen ese derecho!

Si de derecho se trata,  nosotros tenemos mucho más, pues inyectamos dinero a nuestro país y que hoy por hoy las misiones médicas son la principal fuente de ingreso al país, gracias a nuestro sacrificio aunque muchos no lo vean de ese punto de vista, es verdad que recibimos un pequeño beneficio pero nunca comparado con lo que aportamos al estado ni con el tamaño de nuestro sacrificio de abandonar hasta nuestra familia por cumplir con la patria.

Es triste ver como a nuestros dirigentes y ministro en particular, que es quien prohíbe esto,  solo nos ven como un medio de producción que ingresa dinero para el país y no como el ser humano, como el trabajador que ya tiene varios años sustentando el país, que muchos tenemos más de 8 años fuera de nuestras casas y unos con menos convicción que otros pero todos trabajamos para el gobierno más que para nosotros mismos ¡eso también se sabe!
Nos tratan como a una propiedad, no como trabajadores dignos que le hemos entregado más de nuestro tiempo al trabajo y a servirle al gobierno que a nuestros hijos y esposa o esposo.

Aquí en Brasil no es prohibido tener relaciones con una brasileña inclusive casarse, ahora vivir aquí con mi legitima esposa de 20 años de casados por más de un mes es una indisciplina según el Ministro de Salud de Cuba. ¡Hasta ahí llega lo absurdo del gobierno cubano!

 Traer a nuestra familia no es ilegal ni por las leyes cubanas ni por la brasileñas solo es ilegal para nuestro ministro de salud pública que solo nos impone esto y sin darnos una razón, pues si no enviamos a nuestros familiares antes del próximo domingo 1ro de Febrero nos será interrumpida la misión, cosa que no fue firmado en nuestro contrato con Cuba, solo que ahora el Ministro de Salud haciendo uso y abuso de su jerarquía y sabiendo que tiene pleno control y dominio sobre nosotros nos impone eso. Esperemos ustedes buenos periodistas se adelanten y publiquen esto o lo pasen al ministerio de Salud Pública como una gran insatisfacción ….y como buenos periodistas busquen ser los primeros con la información antes que en pocos días nos quieran obligar a sacar nuestra familia de aquí para que el mundo se entere de la atrocidades de nuestro gobierno

Les enviamos abrazos de médicos cubanos que nos sentimos apuñalados una vez más por el Ministerio de Salud de Cuba.
Cora Lima (nombre falso de un médico cubano que desea proteger su integridad)

Continue reading

Reconocen software educativo de ciencias médicas de Holguín

El Software Educativo sobre Medios Audiovisuales en Estomatología de la Universidad de Ciencias Médicas Mariana Grajales (UCMMG) de Holguín es utilizado en varias provincias del país, especialmente en La Habana, a partir ... Continue reading

Familiares de médicos cubanos en Brasil obligados a regresar a Cuba

Familiares de médicos cubanos en Brasil obligados a regresar a Cuba
El gobierno cubano, de conjunto con la Organización Pan-Americana de la
Salud (OPAS), estarían presionando a que los familiares de los galenos
cubanos de la misión "Más médicos" en Brasil, regresen a Cuba en el mes
de febrero.
Martinoticias.com
enero 29, 2015

Funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han
visitado a algunos médicos cubanos en Brasil para persuadirlos de que
sus familiares vuelvan a Cuba, según dijo a Martí Noticias el Dr. Carlos
Rafael Jorge Jímenez.

El doctor, quien salió de Cuba en misión médica a Brasil y donde
permaneció por 15 años hasta que logró llegar a Miami, asegura que
conversó con sus colegas en el "gigante del sur" quienes le confirmaron
lo que hasta ahora eran rumores.

"Ayer contacté con unos médicos que tienen familia en Brasil y me dicen
que están siendo 'convidados', de una manera informal y no oficial a que
las familias se retiren hacia Cuba", indicó el Dr. Jorge Jiménez y habló
del caso específico de un médico cubano a quien un funcionario de la
Organización Panamericana de la Salud pidió colaboración para que su
familiar regresara a la isla.

"Era una posición del gobierno cubano", afirmó el galeno citando a este
doctor que prefirió hablar en condición de anonimato.

El argumento de los funcionarios de la misión médica cubana de que los
galenos rinden menos si están acompañados es contraproducente, asegura
el Dr. Jorge Jiménez.

"¿Cómo va a rendir menos una persona que está con su familia, feliz, que
una persona que está sufriendo porque está lejos de su familia? Es un
argumento equivocado, como todas las cosas del gobierno cubano, que
nadie las cree y que ellos las imponen", finalizó.

El portal de asuntos cubanos, Cubanet, citando una fuente sin
identificar explica que el Gobierno de Cuba exige ahora que los
familiares de los médicos deben volver a Cuba alegando que la
Organización Panamericana de la Salud no puede hacerse cargo de los
gastos médicos de los familiares si estos se enferman.

"Como acuerdo del programa Mais Médicos, Brasil le permite a los médicos
de misión, solicitar una visa para sus familiares directos en Cuba por
un período de 36 meses (tiempo que dura el contrato de los médicos) para
que puedan residir sin problemas en el territorio brasileño. Gracias a
esta posibilidad, muchos médicos de Mais Médicos han llevado a Brasil a
sus familiares", asegura Cubanet.

Recientemente una funcionaria del Ministerio de Salud Pública (MINSAP)
de Cuba anunciaba que nuevas resoluciones autorizaban a los médicos
cubanos a viajar con sus familiares para cumplir las misiones.

La Dra. Marina de la Torre, encargada de las misiones médicas al
exterior, dijo al periodista Fernando Ravsberg para el sito OnCuba que
"están tratando de enviar a las parejas juntas y cuando uno de los dos
no trabaja en la salud nadie se opone a que viaje por sus propios medios".

"En el caso de Brasil, por ejemplo, los familiares directos de los
cooperantes cubanos reciben un visado por el tiempo que dura la misión.
Allí los médicos reciben 1250 dólares mensuales, además de la garantía
del hospedaje y los viáticos para cubrir gastos de alimentación y
transporte. Los trabajadores de la salud que se enamoran de un nacional
del país al que fueron destinados pueden formalizar su matrimonio sin
dejar de trabajar en la misión, y cuando esta termina se les da la
posibilidad de optar por reengancharse mientras dure el convenio con ese
país", explicó la funcionaria.

Sin embargo, Cubanet asegura que el Ministerio de Salud Pública de Cuba
trató de frenar la salida de los familiares intentado que Brasil sólo
les diera visa de turismo por un mes. "Esto no ocurrió, pues son
políticas internacionales de Brasil que aplican a todo el mundo. Ahora
se informó que en febrero todos los que ya están aquí tienen que
regresar, y los que recién llegaron, solo pueden estar un mes", explicó
la fuente.

Source: Familiares de médicos cubanos en Brasil obligados a regresar a
Cuba -
http://www.martinoticias.com/content/familiares-medicos-cubanos-en-brasil-obligados-regresar-a-cuba-/85480.html Continue reading

Puedes escoger: morirte de hambre o envenenada

"Puedes escoger: morirte de hambre o envenenada"
"Yo no sé qué será lo que le echan a eso, que le da ese sabor medio
'rancioso', pero a mí tuvieron que pasarme hasta sueros… Por poco me voy
pal otro lado". "Parecemos conejillos de indias del experimento del
gobierno"
viernes, enero 30, 2015 | Miriam Celaya

LA HABANA, CUBA — Son casi las 9:30 am, hora de apertura del Centro
Comercial Carlos III, y la gente se agolpa ante la puerta de entrada
para estar entre los primeros en llegar a la carnicería, ubicada al
final de la planta baja. Es uno de los pocos mercados donde se puede
encontrar por estos días uno de los productos más económicos –o quizás
debiera decir, menos gravosos– para los bolsillos de la mayoría de los
cubanos: muslos de pollo, con un precio de 2,40 CUC por kilogramo.

Los clientes lo prefieren sobre otras ofertas porque aquí lo pueden
adquirir a granel, lo que evita el peso añadido del hielo –uno de los
trucos con el que los empleados suelen timar a los compradores–, además
de la ventaja de que tienen menos piel y grasa que otras piezas. Muchos
aspirantes a compradores son ancianos, cuya salud les impide consumir
alimentos procesados industrialmente, o madres que buscan opciones
aceptablemente sanas para alimentar a sus hijos pequeños. El año 2015 ha
debutado bajo el mismo signo de miseria perniciosa que en Cuba parece
ser una condena eterna.

Ante el mostrador encristalado se forma rápidamente la cola, pero el
tiempo transcurre sin que aparezcan las ansiadas cajas plásticas en las
que transportan los dichosos muslos de pollo hasta el estante de ventas.
La gente comienza a impacientarse y a reclamar, mientras algunos pícaros
aprovechan el bullicio para tratar de colarse en los puestos delanteros.
Aumenta la batahola y los reclamos comienzan a tomar un cariz opositor.
Hay consenso en señalar como culpable de la situación al gobierno, al
que todos califican como autor del verdadero "bloqueo" que se vive al
interior de la Isla, y menudean las críticas, no solo al
desabastecimiento crónico y los elevados precios, sino a todo lo que no
funciona, es decir, al sistema completo.

Un jefecillo aparece para tratar de poner orden y acallar las protestas.
"Aquí no vamos a permitir comentarios políticos", dice el hombrecito,
pero nadie le hace caso y él opta por irse. No aparece ningún
revolucionario intransigente que salga al paso de este enardecido
conglomerado humano. Casi enseguida aparecieron los empleados de
almacén, arrastrando las muy esperadas cajas de muslos de pollo y la
cola se reordenó, pero la gente siguió despotricando.

"En este país solo puedes elegir entre morirte de hambre o envenenada
con las porquerías que te venden", comenta una señora septuagenaria,
quien asegura que las hamburguesas que se amontonaban en una nevera
cercana, al precio de 0,35 CUC la unidad, le habían producido una severa
intoxicación unos meses antes. "Yo no sé qué será lo que le echan a eso,
que le da ese sabor medio 'rancioso', pero a mí tuvieron que pasarme
hasta sueros… Por poco me voy pal otro lado". "Parecemos conejillos de
indias del experimento del gobierno, pero lo jodido es que seguimos
comprando esos inventos y no pasa nada", añade un hombre mucho más joven
que dice comprar allí el pollo para su negocio de comidas para llevar.

Por su parte, una mujer de apenas 30 años exclama lo que siente casi
cada cubano: "¡Yo no sé cuándo llegará el día que uno no tenga que
levantarse pensando en la puñetera comida!".

Menudeaban en el grupo las anécdotas y hasta ciertas remembranzas
traumáticas de los años 90', que afectan todavía la psiquis popular y
constituyen un fantasma nunca totalmente exorcizado de nuestras vidas,
hasta que por fin comenzó la venta, se reorganizó la cola y los ánimos
se fueron calmando a medida que los más recalcitrantes hacían su compra
y se marchaban.

Estas escenas que se repiten a diario revelan la frustración y rencor
acumulados en los cubanos comunes. El tiempo pasa mientras la mayor
parte de las energías de la población se sigue destinando a tratar de
garantizar los alimentos diarios, sin muchas más posibilidades, tal como
si se tratase de una piara de cerdos salvajes en medio de un monte. La
gente está harta de la humillante pobreza que sigue adherida a los
cubanos como una costra, pero nadie espera que el gobierno haga nada
para cambiar este estado de cosas ni se deciden a cambiarlas por ellos
mismos. Las esperanzas más inmediatas de al menos mejorar la capacidad
adquisitiva se cifra en el todavía hipotético comercio con EE UU. "Me
imagino que las cosas serán más baratas si vienen de allá. Ahora hay que
ver si 'esta gente' tiene con qué pagar", dice un señor que parece muy
versado en transacciones comerciales, costos de producción, fletes, etc.

Transcurrido prácticamente todo el mes de enero, en los comercios se
mantiene el desabastecimiento típico de los primeros días del año,
aunque algunos productos de gran demanda –como el muy popular picadillo
de pavo, procedente de EE UU, entre otros– ya habían desaparecido de los
estantes varias semanas antes de que finalizara 2014. En la carnicería
del Centro Comercial Carlos III, reabierta pomposamente a bombo y
platillo, y repleta de los más variados productos hace menos de un año,
numerosas neveras están vacías y cubiertas con una cortina gris. En Cuba
ningún comercio estatal es capaz de sostener la oferta que muestran en
sus aperturas, una tendencia que igualmente afecta a no pocos comercios
particulares.

Descontento, incertidumbre

El descontento popular es creciente y se manifiesta en cualquier sitio:
en los mercados agropecuarios, en las tiendas, en las paradas de
ómnibus, en las oficinas públicas, en los pasillos de los edificios
multifamiliares cuando se encuentran dos o más vecinos. La mayoría de la
población cubana siente el agobio de las permanentes carencias, la
incertidumbre, la inflación y la ausencia de soluciones para los
múltiples problemas que aquejan la vida cotidiana.

La epidemia de carestía ha incidido, a su vez, en un aumento de los
precios de los cárnicos en las tarimas de los agromercados, donde ya
esta semana el valor de la carne de cerdo se ha incrementado en cinco
pesos más por cada libra –de 40 a 45 pesos en moneda nacional (CUP) –,
en tanto se mantienen los precios elevados del resto de los productos
del agro, algunos ya con una nueva ola alcista.

Sale un año y entra otro sin que se perciban mejorías en las condiciones
de vida de los cubanos. Las conversaciones entre los gobiernos de Cuba y
EE UU van para largo, y todavía no se avizora un horizonte muy
prometedor para los "emprendedores" que constituyen hasta el momento la
piedra angular de las transformaciones económicas que deberían remontar
la crisis cubana. De hecho, los más atrevidos de ellos ya han elegido
cuál será su próxima inversión: la vía que resulte más expedita para
escapar lo antes posible de Villa Castro.

Source: "Puedes escoger: morirte de hambre o envenenada" | Cubanet -
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/puedes-escoger-morirte-de-hambre-o-envenenada/ Continue reading

El mosquito tigre en la Habana Vieja

El mosquito tigre en la Habana Vieja
[29-01-2015 18:30:12]
Mario Hechavarría Driggs

(www.miscelaneasdecuba.net).- Larvas del mosquito Aedes albopictus, el
llamado "mosquito tigre" fueron encontradas en una ciudadela de la calle
Zulueta# 57 en la Habana Vieja. Brigadas de la campaña anti vectorial
comenzaron a fumigar toda la zona. Se reportan personas con fiebre y
vómitos.
"La pícada de este mosquito es muy dolorosa, puede atravesar la ropa
fina, de ahí su nombre "tigre". Explica la doctora Caridad Bello
Fernández del policlínico "Antonio Guiteras". "Los síntomas del dengue
pueden ser, vómitos, fiebre y dolor en las articulaciones.

Esta es una especie originaria del sudeste de Asia. Sus huevos son
resistentes por lo que pueden permanecer vivos por largo tiempo sin
entrar en contacto con el agua. Una vez que hacen contacto, explotan y
emergen las larvas.

Se caracteriza por su coloración negra con ornamentación blanca en tórax
y abdomen, patas a bandas negras y blancas y una conspicua línea blanca
longitudinal central en tórax y cabeza. Posee una trompa fina y
alargada, que a modo de estilete, utiliza para picar y extraer sangre.

Source: El mosquito tigre en la Habana Vieja - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/54ca6e243a682e1328dd4d73#.VMtwGmjF9HE Continue reading

Médicos cubanos en Brasil reciben amenazas del Gobierno de Cuba

Médicos cubanos en Brasil reciben amenazas del Gobierno de Cuba
Brasil da visa por 36 meses a familiares de medicos cubanos en misión.
Pero el regimen les exige regresar en un mes. Si no lo hacen, al mèdico
lo separan del programa, sin explicaciones
miércoles, enero 28, 2015 | Yusnaby Pérez

LA HABANA, Cuba . — Hemos contactado con una médico cubana trabajando
para el programa Mais Médicos en Brasil, quien por el momento prefiere
que no publiquemos su identidad, para denunciar nuevas medidas por parte
del Gobierno cubano contra los familiares de los médicos de misión en
este país sudamericano.Como acuerdo del programa Mais Médicos, Brasil le
permite a los médicos de misión, solicitar una visa para sus familiares
directos en Cuba por un período de 36 meses (tiempo que dura el contrato
de los médicos) para que puedan residir sin problemas en el territorio
brasileño. Gracias a esta posibilidad, muchos médicos de Mais Médicos
han llevado a Brasil a sus familiares.

Recientemente, según denuncia la fuente, el Gobierno de Cuba ha
comenzado a amenazar a los médicos advirtiéndoles que sus familiares
tienen que regresar a Cuba después de un mes (sin importar el tiempo
asignado en su visado) de visita en Brasil.
-El Ministerio de Salud Pública de Cuba, intentó frenar la salida de los
familiares intentado que Brasil sólo les diera visa de turismo por un
mes. Esto no ocurrió, pues son políticas internacionales de Brasil que
aplican a todo el mundo. Ahora se informó que en febrero todos los que
ya están aquí tienen que regresar, y los que recién llegaron, solo
pueden estar un mes- resalta.

La razón del Gobierno de Cuba para tal medida, es que cuando los
familiares de los médicos cubanos se enferman en Brasil, la OPAS
(Organización Panamericana de la Salud, mediadora entre Brasil, el
Gobierno de Cuba y los médicos) tiene que cubrir los gastos. Otra razón
expuesta a los médicos por parte de las autoridades cubanas es que estos
no rinden correctamente en su trabajo cuando están en compañía de los
familiares.

-Los médicos en esta situación estamos muy molestos , no estamos de
acuerdo y no pensamos regresar a nuestros familiares- señala la fuente.
Los familiares en Brasil ayudan al médico a estar en los lugares más
remotos donde están trabajando (municipios a más de 500 kilómetros de
las capitales rodeados de montañas). El esposo o esposa del médico ayuda
en las labores de la casa, acompaña y sobre todo brinda apoyo emocional.

¿Cuántos matrimonios han sido disueltos en Cuba producto de la
separación de los médicos que van a misiones internacionales por largos
períodos?
Según la ley migratoria en Cuba, cada cubano tiene derecho de permanecer
legalmente fuera del país hasta 24 meses y el visado otorgado por Brasil
a los familiares de los médicos contempla perfectamente este período de
tiempo."Nosotros pagamos todos los gastos de viaje de nuestros
familiares. El pasaje cuesta más de 1000 dólares. Si el médico no manda
al familiar para Cuba, el Gobierno tomará al médico como desertor",
explica la fuente.Mais Médicos es un programa social de Brasil que
contrata médicos de diferentes países, la mayoría cubanos. Brasil paga
por cada médico 10,000 relaes (unos 4000 dólares). En el caso de los
cubanos, Brasil paga esta suma al Gobierno de Cuba quien se queda con el
70% de esta cantidad y el resto lo entrega al trabajador cubano en
Brasil. Esto sólo ocurre con los cubanos, el resto de médicos de otros
países trabajando para este programa, reciben su salario íntegro.

-El ministerio cubano está presionando a los médicos que no quieren
regresar a sus familiares con desligarlos del programa; así sin más
explicaciones. Creemos que así será, pues en Cuba hay otros miles de
médicos esperando la oportunidad de poder venir. ¿Hasta dónde llegará el
abuso, la desconsideración y la falta de visión humana hacia el personal
médico que aporta tanto al país?-

Source: Médicos cubanos en Brasil reciben amenazas del Gobierno de Cuba
| Cubanet -
http://www.cubanet.org/noticias/medicos-cubanos-en-brasil-reciben-amenazas-del-gobierno-de-cuba/ Continue reading

Diabético en Cuba, castigo doble

Diabético en Cuba, castigo doble
Mi amiga Luisa es diabética "de las malas". Hay varios culpables de su
enfermedad. El primero es su metabolismo, el segundo es su caótica
dieta, el tercero es su condición de ciudadana de a pie en Cuba
martes, enero 27, 2015 | Iris Lourdes Gómez García

LA HABANA, Cuba. -Mi amiga Luisa es diabética "de las malas". Antes de
cada comida debe inyectarse 10 unidades de insulina rápida, y antes de
dormir, 26 unidades de la lenta.

Hay varios culpables de su enfermedad. El primero es su metabolismo,
pues el páncreas no debe estar nada bien. El segundo es su falta de
entendimiento para con su enfermedad, pues se alimenta de manera
incorrecta. El tercero es su condición de ciudadana de a pie en Cuba.

En nuestro país, a los diabéticos les dan —mientras dure, pues han
hablado de quitarla— una "dieta especial" que consiste en permitirles
comprar cada mes, por la libreta de racionamiento, un paquete de leche
descremada, un poco de pollo que incluye carapacho, pellejo y grasa del
animal, y unas escasas viandas que llegan tarde, mal y nunca. Todo esto
lo cobran barato, es decir, acorde al salario o el retiro de los cubanos.

La cosa es que, en estos momentos, a Luisa los niveles de glucosa le
están subiendo a 20, cuando lo normal son 7. Ella ya ha tomado
conciencia de lo mal que se alimenta y quiere comer sano. Ahí es donde
entra a jugarle una mala pasada su condición de cubana.

Primero, para endulzar los jugos no puede comprar edulcorante, pues los
pomitos en la farmacia internacional cuestan más de cuatro dólares, y su
retiro equivale a doce mensuales. Tampoco puede comprar refrescos
dietéticos porque además de ser demasiado caros para una persona
jubilada, nunca los hay. Ni refresco ni ninguna otra cosa dietética.

Para alimentarse no puede comer un pescado a la plancha; en su lugar
tiene que tratar de sacarle la grasa a los picadillos "enriquecidos",
"extendidos" o elaborados con "masa de chorizo" que venden en pesos
cubanos. Ha dejado de consumir "croquetas de pescado" —que son la opción
más barata después del huevo—, pues sospecha que además de contener
mucha harina y absorber mucha grasa al freírse, en su composición no
entra nada que provenga del mar.

Cuando va por la calle a punto de desmayarse y se acerca a una cafetería
particular, lo único que encuentra es pan en distintas variantes con
refrescos muy endulzados en sus diferentes opciones. Lo mismo sucede con
las cafeterías del Estado —los llamados Rápidos—, donde sólo se
encuentran panes, pizzas, dulces, refrescos, maltas, galleticas, en fin,
todo lo necesario para inducir un coma diabético al que padezca de esta
enfermedad.


Desabastecido agromercado

Las frutas no están al alcance de su bolsillo; además, casi siempre
vienen maduradas con un líquido que parece ser cancerígeno y por sí o
por no prefiere no consumirlas. Los vegetales tampoco los puede pagar.
La cebolla —por sólo mencionar uno— llegó a estar a casi dos dólares la
libra.

Por si fuera poco, su diabetes —como casi siempre ocurre— viene
acompañada de hipertensión, colesterol elevado y neuropatía. Además de
la insulina, para la primera le permiten comprar cada mes, a precios
módicos, un pomo de alcohol, un paquete de algodón y cinco jeringuillas
desechables. Cada una de estas últimas debe usarla una semana. Todos
estos artículos los compra cuando hay, antes que se acaben. Por suerte,
la insulina nunca falta.

También puede adquirir cajitas de bio sensores o tiritas del glucómetro.
Las que le corresponden —que le alcanzan para un par de veces al día—
cuestan el equivalente de 1.50 dólares mensuales. Como tiene que
inyectarse cuatro veces al día, tiene que usar más. Por suerte, ella
consigue con sus amistades el doble de las que le tocan.

Para la neuropatía, compra mensualmente un dólar de polivitaminas y dos
de Gabapentina. Cuatro veces al año se inyecta Complejo B. Cada curso de
este último medicamento le costaba "por fuera" seis dólares, pero en
estos momentos no se está produciendo en Cuba, y en la farmacia
internacional es donde único se encuentra al "módico precio" de 13
dólares el bulbo.

Para la hipertensión tiene un tratamiento con Metildopa, y para el
colesterol le han mandado a tomar Atorbastatina que le cuesta otros dos
dólares por mes. También compra una vez al año un pomo de Omega3 que
traen del extranjero y se vende en el portal de ventas Revolico a 12
dólares. Al mismo tiempo adquiere y usa analgésicos para los dolores y
antihistamínicos para las alergias. Todo esto tratando de afrontarlo con
su retiro —bastante alto para Cuba— de doce dólares mensuales. Por más
balances que hace, "la cuenta no da". Por suerte ella tiene "fe"
(familia en el exterior) y no se han olvidado de ella y la ayudan un poco.

La han invitado dos veces a visitar Brasil y allí se ha quedado fría con
la variedad de frutas y vegetales baratos que ha visto. Durante su
visita se le ha estabilizado el azúcar y ha vuelto sin ningún dolor.

Los amigos le aconsejan que emigre, le dicen que en Cuba su caso de
salud no tiene solución. Ella siempre responde que a sus 68 años está
muy vieja para empezar una nueva vida y que se conforma con la que le
tocó. "En definitiva", dice, "en otro país no sé cómo será, por lo menos
aquí en Cuba la medicina es gratuita".

Source: Diabético en Cuba, castigo doble | Cubanet -
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/diabetico-en-cuba-castigo-doble/ Continue reading

Servicio médico en Las Tunas garantiza solución al alcoholismo

alcoholEl alcoholismo enajena a las personas y las aparta de la sociedad. Toda adicción trae consigo  problemas individuales y sociales, muchas veces el implicado piensa que está en medio de un camino sin fin. En el hospital psiquiátrico Clodomira Acosta, de esta oriental provincia, funciona la Sala de Servicios de Alcoholismo que puede ser la solución para muchas familias afectadas.

El experimentado psicólogo Jorge Rueda Gómez desempeña un importante papel en la rehabilitación de pacientes con este tipo de dependencia, que constituye la segunda causa de ingreso en la institución desde el año 2000.

Continue reading

Enfermo del SIDA sigue sin recibir la ayuda prometida

Enfermo del SIDA sigue sin recibir la ayuda prometida
[26-01-2015 11:29:51]
Damarys Moya Portieles

(www.miscelaneasdecuba.net).- Ricardo Soto Carvajal de 45 años de edad,
es un paciente de VIH SIDA desde hace 25 años. Él se mantiene ingresado
desde hace un año en el Hospital Provincial Arnaldo Milián Castro de
Santa Clara, Villa Clara, en la Sala de Medicina B, cama 7.
Cuando su hija tenía 2 años, su esposa falleció de esta misma
enfermedad. Para en aquel entonces vivían con la abuela materna. Hoy la
niña ya tiene 7 años y ha tenido que mandarla con unos amigos para el
poblado de Esperanza, perteneciente al municipio de Ranchuelo, ya que la
abuela es alcohólica y la maltrata constantemente, por lo que está
afectada en su psiquis.

Ellos no tienen donde vivir. A Ricardo le pasan una pensión de 157 pesos
cubanos mensuales para él y la niña, que equivalen a apenas 6 cuc (pesos
convertibles).

Su hija tiene problemas hereditarios con posibilidades de quedar ciega,
aunque no ha sido diagnosticada con el SIDA, pues tiene que esperar
hasta que tenga 10 años, pero está perdiendo clases en su grado 2do.,
por estar matriculada en la escuela Ramón Pando semi-interna, en el
municipio cabecera.

Las preocupaciones de Ricardo llegan, a que está ingresado en una sala
donde hay pacientes con enfermedades con posibilidades de contagio, como
la neumonía y él tiene muy bajas las defensas. También la pérdida del
colegio de la niña y las mentiras constantes que le dicen los órganos
estatales cuando se dirige a ellos.

Por ejemplo el pasado 8 de enero fue a ver al presidente de la Asamblea
Municipal del Poder Popular, de nombre Gustavo, que le ha ofrecido
varias cosas, incluyendo El Cuncuní, una antigua prisión convertida en
albergue para los que no tienen casa, pero hasta el momento no ha tenido
ninguna solución.

Ricardo dice que su vida ha sido una tragedia, máxime por haber
contraído esta enfermedad, por la muerte de su esposa y ahora sin
vivienda y con pocos recursos tiene que mantenerse alejado de su hija.

Source: Enfermo del SIDA sigue sin recibir la ayuda prometida -
Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/54c6171f3a682e0ce8ed5d30#.VMZrBkfF9HE Continue reading

Algo que no tiene solución

Algo que no tiene solución
[26-01-2015 07:43:38]
Juan Carlos Díaz Fonseca
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

(www.miscelaneasdecuba.net).- La indignación, la molestia y el
descontento de varias personas, se muestra en la Clínica "Luis Reynoso",
dedicada a la especialidad de estomatología en el municipio capitalino
de Guanabacoa.
Varios pacientes reclamaban por el mal trabajo y el maltrato que reciben
los que acuden allí a resolver disímiles problemas, pero entre ellos –el
más común- la fabricación de una reemplazo dental.

No son pocos los que han tenido que visitar el lugar más de 3 veces,
para poder obtener la sustitución de sus dientes, y al llegar allí,
reciben un pretexto de los especialistas que tienen esto a su cargo,
como es natural siempre se marchan inconformes por la demora y el mal
trabajo.

La respuesta de que no están o no se han terminado, implica que les
tengan que renovar el turno para 15 o 20 días después, ya cuando llega
el cansancio, es posible que lo hagan esperar por varias horas allí para
poder hacerle al paciente la prótesis al momento.

Ana Vivian Rodríguez, de Minas Barrera, en este municipio, alega que
desde el 2 de diciembre ha acudido a la clínica 5 veces, y cada una de
ella le han cambiado el turno, con el pretexto que tienen mucho atraso
en la elaboración de las prótesis.

Los que hacen el trabajo técnico en esta clínica son 4 personas y es
notable que esta cantidad no es suficiente para cumplir con la cuantía
de trabajo que tienen que realizar para todo el municipio.

A ello hay que agregar que la calidad de las prótesis no es buena,
algunos por no volver a pasar por todo este suplicio de ir en varias
ocasiones, las reciben así mismo. Pero hay dificultades al usarlas,
porque muchas veces la prótesis superior no juega con la inferior y no
en pocas ocasiones los dientes quedan flojos.

Un servicio tan importante como este para las personas, está muy mal
prestado y con una calidad inferior a la necesaria para los que tienen
que reemplazar su dentadura.

Source: Algo que no tiene solución - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/54c5e21a3a682e0ce8ed5d20#.VMZrKUfF9HE Continue reading

Atención médica en Cuba, la realidad de un mito

Atención médica en Cuba, la realidad de un mito
Solo hay que asomarse a los hospitales o clínicas de cualquier ciudad de
Cuba para comprobar que mientras se exportan los servicios médicos a
otros países, al interior de la isla van escaseando las oportunidades de
obtener una atención médica de calidad
lunes, enero 26, 2015 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba. -En Cuba, lograr la atención médica así como someterse
a un examen de salud minucioso no resulta ni tan fácil ni tan gratuito
como pregonan los medios oficiales y algunos otros foráneos que se hacen
eco de las noticias sin tomarse el trabajo de investigar en el terreno.
Solo hay que asomarse a los hospitales o clínicas de cualquier ciudad de
Cuba para comprobar que mientras se exportan los servicios médicos a
otros países, al interior de la isla van escaseando las oportunidades de
obtener una atención médica de calidad.

Ante las puertas de las consultan crecen las colas de pacientes que, al
final del día, solo obtienen un par de recetas y muy poca orientación
sobre cómo enfrentar determinada dolencia debido a que los Cuerpos de
Guardia ya no cuentan con personal debidamente preparado, y se va
volviendo una práctica generalizada que sean los estudiantes de medicina
quienes suplan la falta de personal.

Como consecuencia, se multiplican los diagnósticos errados y las
complicaciones por malas prácticas que han agravado la situación de
caos, al unirse a las prohibiciones de realizar estudios de laboratorio,
el acortamiento de los periodos de ingreso hospitalario (para reducir
los costos de los servicios) y la fatiga de los médicos, que han debido
redoblar sus jornadas de trabajo y reducir los periodos de entre
guardias para infructuosamente lograr paliar la situación.

Testimonios delatan la realidad del sistema de salud cubano

Una joven doctora del Hospital Clínico Quirúrgico de 10 de Octubre,
antiguo Dependiente, en la capital, nos comenta:
"Aquí las condiciones son pésimas y los periodos entre una guardia y
otra son de menos de 48 horas. Hay días en que he tenido que empatar una
jornada con otra y después salir a atender a mis pacientes en sala. La
mayoría de los médicos de aquí están para Brasil y Venezuela y los que
hemos quedado no alcanzamos a cubrir la demanda. Por la situación de
este hospital, recibimos una gran cantidad de pacientes todos los días.
La mayoría vienen con síntomas de dengue y procesos diarreicos y a veces
no hay reactivos para los análisis. No hay capacidad para ingresarlos,
tenemos que mandarlos para la casa. Muchos de ellos no tienen
condiciones ni alimentación suficientes para hacerle frente a la
enfermedad. Así que después, a las pocas horas, vienen peor o casi muertos".

Zaida Luz Castellanos, vecina de Centro Habana, padeció dengue y nos
describe cuánto debió esperar para que la diagnosticaran:

"Llevaba dos días con fiebre de 38 y todos los síntomas que describen en
la televisión y por ahí, aun así me mandaron para la casa porque decían
que tenía que esperar a las 72 horas para hacerme los análisis. Me
atendió una estudiante de medicina de Ecuador, se veía que no sabía qué
hacer. Le dije que me sentía muy mal, que tenía dolores en las
articulaciones y que incluso me estaba saliendo una erupción en los
brazos, que sin dudas era dengue, y me dijo que ella tenía indicado que
los análisis eran solo para aquellos que tenían fiebre durante más de
tres días, que a todos los demás había que mandarlos para la casa a
tomar bastante líquido y Duralgina. Aunque me dio la receta, no pude
comprarla en la farmacia porque no había. Se la compré a un viejito que
las estaba vendiendo en una esquina, a cinco pesos el paquete de diez
pastillas."

"En cuanto al líquido, solo tomé agua porque no tenía ni para hacerme un
jugo. Nadie fue por mi casa a preguntar si me había muerto o me había
curado. Yo no iba a regresar al hospital a hacer una cola para ver si
tenía dengue. Después supe que tuve dengue pero de nada me servía hacer
una cola para verle la cara a una estudiante de medicina. […] Y ni
hablar del Médico de la Familia, el consultorio de por mi casa siempre
está cerrado. Creo que ni vive nadie allí. Al final, fui a ver a una
amiga que trabaja en el [hospital] Julio Trigo y finalmente me hicieron
los análisis. Había tenido dengue y ya llevaba más de una semana con la
enfermedad".

"Potencia médica", inoperante industria

El testimonio de Zaida coincide con cualquiera de las historias que uno
puede escuchar a diario. Ya sea para una simple consulta de
estomatología o para un análisis de rutina con el objetivo de solicitar
empleo, acceder al sistema de atención sanitaria en Cuba y ser atendidos
dignamente se ha convertido en una verdadera proeza.

Los niveles primarios de atención no funcionan y hasta el acto de
obtener el medicamento apropiado para los tratamientos resulta una
odisea, al punto de que una parte de la población, aquella que cuenta
con las posibilidades, casi siempre termina pidiendo los fármacos a los
familiares que residen en el exterior.

La mayoría de los consultorios de aquel antiguo programa de salud de los
años 80 que Fidel Castro nombrara "Médicos de las 120 familias", un plan
de construcción de viviendas-consultorios que atendería a las familias
en los barrios, han caído en el olvido. Como sucede con todo en Cuba,
pasado el furor del momento, muchos de los consultorios han sido
clausurado y los poquísimos que aún funcionan lo hacen unas pocas horas
al día y son locales con pésima iluminación, falta de agua, ausencia de
instrumental adecuado. Las personas solo los usan para pedir una receta
médica cuando llegan los medicamentos a las farmacias o para un servicio
menor.

En cuanto a las farmacias, la mayoría exhiben sus anaqueles vacíos o
anuncian en carteles que han sido clausuradas o que están a la espera de
algún medicamento. Aquellos productos de mayor demanda como los
analgésicos y los antibióticos se agotan al instante y más tarde
cualquiera los encuentra en el mercado negro, a precios prohibitivos
para el ciudadano común. Sin dudas, para los más pobres, es decir, para
la inmensa mayoría de la población cubana, enfermar de un simple catarro
suele ser un proceso muy cercano a la tragedia.

Source: Atención médica en Cuba, la realidad de un mito | Cubanet -
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/atencion-medica-en-cuba-la-realidad-de-un-mito/ Continue reading

Hospital Infantil Pedro Borrás – réquiem por un coloso

Hospital Infantil Pedro Borrás: réquiem por un coloso
Los pasillos, sótanos, galerías, salas, oficinas, consultas y los
vetustos ascensores ya no existen. Lo que fue el Hospital Infantil de La
Habana ha sido reducido a escombros por la ineficacia administrativa,
indolencia e irresponsabilidad de las autoridades cubanas
sábado, enero 24, 2015 | Leonardo Calvo Cardenas

LA HABANA, Cuba. -Los pasillos, sótanos, galerías, salas, oficinas,
consultas y los vetustos ascensores ya no existen. Lo que fue el
Hospital Infantil de La Habana ha sido reducido a escombros por la
ineficacia administrativa, indolencia e irresponsabilidad de las
autoridades cubanas.

En el ya lejano 1988, el hospital insignia de la pediatría
latinoamericana, rebautizado Pedro Borrás Astorga —joven estudiante de
medicina que encontró la muerte en la batalla de Playa Girón— fue
cerrado para una reparación capital con el respaldo de una fundación
creada para los efectos en Asturias, porque precisamente Borrás Astorga
tenía ascendencia genealógica en esa región española.

La historia es la tantas veces repetida: deficiente o inexistente
mantenimiento, deterioro generalizado, reparación capital, ineficiente
gestión, bajísimo control de calidad, inmisericorde desvío de recursos.
En este caso el resultado ni siquiera fue una construcción deficiente.
Según me relata Julio Damián, electricista y vecino de la barriada de El
vedado, donde se ubica el otrora centro hospitalario, los trabajadores
contratados para la obra sustrajeron y vendieron casi todos los
materiales aportados por los donantes asturianos, fueron muchas las
viviendas del entorno que fueron reparadas o remodeladas con estos insumos.

Al percatarse del desastre, los benefactores asturianos, dicho en buen
cubano, levantaron el campamento. Un mal día, varios años después de
"iniciada" la obra, la valla que identificaba a la Fundación Pedro
Borras de cara a la Avenida de los Presidentes, ya descolorida y
deteriorada por el sol, la lluvia y tanto abandono, desapareció
definitivamente y el destino del coloso pediátrico quedó sellado por la
dimensión de la obra, inviable ante el desamparo financiero o tal vez
por la necesidad de construir centros hospitalarios de excelencia en la
lejana Bolivia.

El resto de la historia es simple anécdota, hace pocos años una pared
mal levantada se desmoronó, cobrando víctimas fatales, durante años el
abandonado edificio fue refugio de un número considerable de "homeless"
habaneros y ahora que van desapareciendo los vestigios estructurales del
antiguo hospital la vox populi especula acerca de que harán con el
estratégico y céntrico espacio. Con el entrecejo fruncido Julio Damián
asegura que sería lamentable ver al Borrás, veinte seis años después,
convertido en una Shopping o en otro parque.

Para mí personalmente, resulta impactante pasar por el lugar y ver como
se deshace lo que queda de una institución que guarda tan caros
recuerdos para mí. Yo prácticamente me crié en ese lugar. Mi madre
trabajó quince años en el Infantil y mi padre casi veinte cinco, allí se
conocieron y formaron una familia. Se mezclan en mi memoria el recuerdo
de tanta gente que durante mi infancia me acogió con cariño mientras yo
desandaba con naturalidad cada estancia del hospital. No puedo olvidar
los nombres de galenos ilustres —Codinache, Hernández Calzadilla,
Richard Wells, Benito Bernal, la Dra. Hoan por solo citar algunos—
quienes con su entrega personal y grandeza profesional escribieron
páginas de excelencia en esa época, lejana y casi olvidada, en que al
hospital no entraban alimentos ni ropas de la calle.

A escasas quince cuadras del lugar otra ruina se levanta en lo que fuera
un centro asistencial emblemático de la capital, El hospital
gineco-obstetrico Clodomira Acosta, antigua clínica Cardona. Este es
otro centro hospitalario heredado por la revolución en la barriada de El
Vedado que fue durante décadas modelo de esmerada atención y excelencia
profesional. Las bondades del servicio y las cualidades de especialistas
y técnicos me constan, allí nació mi hija hace veinte dos años.

Hace alrededor de una década el Clodomira, como es generalmente
conocido, cerró para una reparación capital, finalmente la obra no
avanzó y el inmueble se fue deteriorando. A pesar de la baja natalidad
que padecemos la disminución de capacidades hospitalarias provocan
incomodo hacinamiento en los hospitales maternos que prestan servicio.

Llamo la atención sobre el particular por el hecho de que en la capital
cubana con más de dos millones de habitantes haya casi las mismas
instalaciones hospitalarias que cuando éramos setecientos mil hace más
de medio siglo. El gobierno, cubano no contento con sustraer decenas de
miles de profesionales y técnicos del servicio para exportarlos a otros
países, también provoca la pérdida de muy necesarias capacidades
hospitalarias. Lógicamente los gobernantes cubanos no sienten estas
deficiencias o carencias porque ellos tienen sus hospitales exclusivos.

Allí en la transitada esquina habanera en el extremo sur de la Avenida
de los Presidentes, ante los recurrentes comentarios de los transeúntes
va desapareciendo lo poco que queda de uno de los principales escenarios
de mi infancia.

A pocos metros del lugar se levanta, ofensiva y desafiante la estatua
reinstalada del ex presidente José Miguel Gómez (1909-1913), quien en
1912 ordenó la masacre de varios miles de cubanos negros e inocentes. En
unos pocos metros, uno frente al otro, se encuentran los monumentos al
racismo y a la irresponsable desidia de las autoridades cubanas.

Lamentablemente a instancias del gobierno revolucionario la estatua del
general racista y fratricida va a durar mucho más que el viejo hospital
de los niños.

Montesinos3788@gmail.com

Source: Hospital Infantil Pedro Borrás: réquiem por un coloso | Cubanet
-
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/hospital-infantil-pedro-borras-requiem-por-un-coloso/ Continue reading