Calendario
February 2016
M T W T F S S
« Jan   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

La confianza, un sendero peligroso

Un paciente viviendo con VIH nos cuenta su historia: diagnóstico, apoyo familiar, aceptación y esperanza

¡Me impresionó tanto conocer a Samir! Tiene 32 años y desde hace nueve vive con VIH (Virus de Inmunodeficiencia Adquirida), por eso mantengo el secreto de su verdadero nombre. Me contó extraordinarios episodios de su vida con tal naturalidad, como si pertenecieran a una piel diferente.

Cada cual vive su propio drama, en esta suma de horas y días, resultado de la existencia, tendemos a exagerar los problemas y enfatizar las necesidades; pero cuando encontramos a ese ser, con una historia tan difícil como inspiradora, nuestros conflictos individuales se simplifican. Hoy comparto solo algunas de sus anécdotas.

UNA NOTICIA FUNESTA

"Me estaba preparando para las pruebas de ingreso por concurso, conocí un muchacho de la Universidad Central de Las Villas y empezamos una relación; nunca nos protegimos, no lo creí necesario, entonces tenía 23 años. Él estaba presentando una otitis recurrente y nos hicimos las pruebas. Me dijo: el diagnóstico es positivo, todavía éramos pareja y fue un detonante para terminar la relación.

"No sabía lo que me estaba diciendo, como cuando te dan una noticia y no la asimilas, es como un shock. Te lo dicen y, bueno, ya. Luego con el tiempo me fui dando cuenta de la gravedad del asunto.

"Tenía mucha información sobre el tema y conocía mis posibilidades, por eso no pensé en la muerte. Desde el punto de vista profesional sí vi cerrase algunas puertas; me hubiese gustado ser cirujano, maxilofacial, pero hay perfiles en la medicina donde no se permite, por el riesgo del intercambio de fluidos y la utilización de objetos punzocortantes. Fue frustrante".

ENFRENTAR A LA FAMILIA

"Fue difícil. En ese momento mi mamá estaba operada de una radical de mama. Nunca pensé en el rechazo; la familia, tanto como la pareja y los amigos, lejos de aceptarte deben respetarte y yo sabía que mi familia me iba a respetar. Soy el más pequeño de los tres (mi mamá, mi hermano y yo) y me tienen como el niño de la casa; pero no sentía que mi mamá estuviera preparada para un golpe como ese.

"Mentí en mi casa, todavía existía el sistema sanatorial y pasaba ahí toda la semana pasando cursos de todo tipo. Era muy joven, estaba solo y no podía decirlo. Ya después, me senté con ellos y les expliqué: lo sufrieron muchísimo, todavía les duele. He tenido problemas de salud bastante delicados, al borde de ciertos límites, y siempre han estado conmigo".

CARTA DE PRESENTACIÓN

"No veo mi enfermedad como un dato a decir cuando conoces a alguien, sino en un momento específico; es como decirle a los familiares de un paciente que tiene cáncer, es una noticia impactante y quien la va a recibir debe estar en un ambiente de confianza, muy diferente a cuando yo te cuento: 'me gusta la lectura o el chocolate', no se dice con facilidad.

"Cuando conozco a alguien y tiene características especiales siento que le puedo contar algo así, muchas veces la estudio o le hablo del tema para ver su reacción. Ya la humanidad está más sensibilizada con este asunto".

¿LA DISCRIMINACIÓN?

"La universidad es una etapa difícil, convives con diferentes caracteres y yo, además, estaba becado. Doy gracias a Dios porque tuve amigos excelentes, nunca sufrí bullying, conocían mi condición y no fui discriminado con el uso de un vaso, una cuchara, o el baño; nunca nadie quiso ser trasladado de mi habitación. La institución (Universidad de Ciencias Médicas Raúl Dorticós Torrado) me apoyó, de hecho me pusieron en el comedor de estudiantes autofinanciados, donde la alimentación era mejor. Nunca sentí menosprecio o aislamiento por temor al contagio.

"En una ocasión tuve una hemorragia, un sangramiento digestivo, al punto de necesitar ingreso y una transfusión. Mis compañeros fueron increíbles conmigo, no tuvieron miedo de mi sangre ni nada; me llevaron con urgencia al hospital. No sabes cómo van a reaccionar las personas en momentos tan críticos".

PAREJAS SERODISCORDANTES, ¿MODA?

"Hoy día se le ha perdido el miedo a la enfermedad, por muchas razones, ya no es necesariamente un sinónimo de muerte, la esperanza de vida es alta, lleva terapia y mucho cuidado. Yo te lo digo, tú lo aceptas y nos protegemos. Quizás dentro del círculo homosexual es donde más se ve el fenómeno; hoy cuando alguien te interesa no hay limitaciones y el VIH era siempre una barrera. Hay quien lleva más de 10 años viviendo en estas condiciones.

"Si yo lo quiero, lo voy a cuidar. Es un voto de confianza contarle mi condición; esa otra persona tiene familia y en ocasiones se prefiere  mantenerlos al margen y evitar conflictos. En mi caso, él lo sabía desde antes y al principio siempre hay temor. Yo sé cuánto he pasado y, por supuesto, quiero evitarle eso. Proteger a esa otra persona en tu deber, no solo como miembro de la pareja, sino como ser humano.

"¿Precauciones? Siempre debes tener el condón listo y a la mano, para evitar lo irremediable; chequearse prudencialmente e intentar llevar tu carga viral a indetectable, a través del tratamiento con antirretrovirales, y gracias a esto el riesgo de transmitir el virus es mucho menor. Las relaciones sexuales son un momento del día y compartes muchas otras cosas con esa persona fuera de lo carnal".

ESCARMENTAR EN CABEZA PROPIA

"Se dice que los padres deben dejar tropezar a los hijos, no obligarlos a seguir los pasos supuestamente correctos. Pero en este caso no es factible escarmentar después, debemos pensar, estar alertas, después no hay remedios, para el SIDA no hay marcha atrás.

"De estudiante realicé muchísimas investigaciones sobre el tema, con estrategias de comunicación. Las habitaciones en la universidad son temáticas y la mía se llamaba Por los caminos de la salud, donde tenía un sitial completo sobre VIH. Cuando tengo la oportunidad aconsejo a la gente joven, incluso cuando hice una especialidad docente en la facultad y tenía estudiantes, yo les contaba mi experiencia de vida, para que no cometan el error de CONFIAR, para mí esa es la palabra clave".

¿CURA PARA EL SIDA?

"Llevamos mucho tiempo esperando, pienso que hemos avanzado con el tratamiento antirretroviral y gracia a eso, hay pacientes con más de 20 años viviendo con VIH, antes se decía que tenía un tiempo de vida corto, por la presencia de enfermedades oportunistas. La industria farmacéutica del mundo capitalista es muy ambiciosa y tiene una alta demanda de estos medicamentos.

"Se ha especulado que la cura nunca va a llegar y no espero una vacuna para curar el virus; pero ojalá la ciencia encuentre una algo para evitar que las personas contraigan el virus. La esperanza aparece de primera cuando todo está perdido".

Lea también >> El VIH, una enfermedad social

Datos estadísticos sobre pacientes seropostivos en Cienfuegos.

[source: http://www.5septiembre.cu/sociedad/salud/item/60669-la-confianza-un-sendero-peligroso]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *