Calendario

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Daily Archives: March 6, 2016

Los vectores se atrincheran en el edificio Tavel

Los vectores se atrincheran en el edificio Tavel
PABLO PASCUAL MÉNDEZ PIÑA | La Habana | 6 Mar 2016 - 12:36 am.

Más de 9.000 multas y la apertura forzosa de 10.000 locales cerrados, so
pena de encerrar a los infractores si fuera necesario, fueron algunas de
las medidas coercitivas dadas a conocer oficialmente el pasado jueves en
la Mesa Redonda informativa, en pos de garantizar el éxito de la cruzada
contra el mosquito Aedes aegypti, el agente trasmisor del virus zika.

Como respuesta gubernamental, 9.000 soldados y oficiales del ejército
que permanecían ociosos en sus unidades militares, recibieron la orden
de cambiar sus fusiles de asalto por moto/fumigadoras, para combatir
manzana por manzana al minúsculo insecto, que se ha hecho fuerte en la
capital y otras provincias, gracias a la falta de higiene y la
indolencia de gobernantes y pobladores.

Sin embargo, el edificio Tavel —una mole de mampostería y vigas de
acero, que pervive bajo un inconcluso proceso de demolición— localizado
en la calle 21 Nº 559 entre C y D en El Vedado, se convirtió en un
bastión inexpugnable para las tropas del MINFAR que asaltaron con humo e
insecticida las viviendas colindantes, pero se replegaron ante el
gigante de seis pisos y media cuadra de largo. Morada donde los vecinos
aseguran: "proliferan los mayores focos de vectores en toda la
circunscripción Nº 29, y, quién sabe, si en todo el municipio o la
provincia".

Derrumbe de quejas

Vadín Larramendi, bailarín de la televisión, residente en la calle D, en
una vivienda colinda con el Tavel, asevera que ha contemplado
atónitamente cómo las ratas corretean sobre las cañerías de desagüe del
inmueble en ruinas. "Y, es de suponer —aclara― que en los interiores
existen charcas repletas de focos de mosquitos y otras plagas
indeseables, puesto que los exterminadores de Salud Pública no se
arriesgan a penetrar en el recinto a causa del peligro de desplome".

Larramendi alega que desde hace aproximadamente diez años, las quejas de
la comunidad se han elevado desde la delegada de circunscripción hasta
el departamento de atención a la población del Consejo de Estado.

Por igual se han efectuado innumerables reuniones con funcionarios del
Partido Comunista y el Poder Popular del municipio; Instituto Nacional
de Planificación Física, Empresa de Demoliciones, Sector de la
Construcción (SECONS), Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y otros
organismos, pero las soluciones para demoler el Tavel y sanear el área,
"son babaza y más babaza".

Cuenta Larramendi que al mudarse para la zona a finales de la década del
80, ya el Tavel (erigido en el primer tercio del siglo XX) estaba
declarado inhabitable por fallos estructurales, pero muchos vecinos se
resistían a abandonarlo. Por fin, entre los años 2005 y 2006, fue
evacuado totalmente.

Posteriormente los saqueadores se encargaron de sustraer los muebles
sanitarios, balaustres, mármoles de las escaleras y ladrillos que
después eran vendidos en el frontis del edificio, o sea, en las propias
narices de la unidad de la Policía Especializada, sita en la esquina de
21 y C.

En 2014 se inició la demolición y para ello fue empleada una grúa de la
que pendía una cesta, desde donde los trabajadores—a cincel y mandarria—
demolían manualmente las paredes. Pero no se tomaron las precauciones
debidas para ejecutar el derribamiento, y los desprendimientos afectaron
a los vecinos más próximos. Ante las protestas, la empresa de
demoliciones suspendió las labores. Algunos vecinos sospechan que la
fuerza de trabajo la componían reclusos.

"Pero el Tavel no solo representa un peligro para la salud —enfatiza
Larramendi—, los desprendimientos también amenazan la vida de los
vecinos colindantes y los transeúntes". Como experiencia personal, narra
que un pedazo de fachada de por lo menos un metro cuadrado, cayó sobre
su garaje causando daños estructurales. "Cada vez que observo el grado
de deterioro del Tavel —apunta— lo comparo con el menoscabo que sufre la
sociedad cubana".

Según el testimonio de Digna Hierrezuelo, una farmacéutica residente en
la calle 21 Nº 557 (altos) —a solo 75 centímetros del Tavel—, ella y uno
de sus hijos sobrevivieron a un derrumbe. Nunca olvidará que aquel día
cayó una arenilla sobre su hombro, creyó que era ceniza del cigarrillo
que fumaba, pero fue un error, súbitamente la techumbre se vino abajo y
quedaron atrapados bajo los escombros.

Los rescatistas los extrajeron a través de un hoyo que hicieron en una
pared contigua, y la huella dejada en su cuerpo por el siniestro se le
revela en forma de cicatriz a lo largo del mentón, herida que suturaron
con decenas de puntadas.

Tiempo después le asignaron su actual vivienda, pero con serios
problemas en la cubierta. Su esposo, que es albañil, la reparó en el
término de un año, límite de tiempo exigido por Instituto Nacional de la
Vivienda, bajo condiciones de ultimátum.

Al iniciarse la demolición del Tavel, no se tomaron las precauciones
necesarias. A manera de protección, solo tendieron una malla semejante a
las del voleibol, pero la caída de una porción de pretil que coronaba el
sexto piso se proyectó contra la cubierta, causando considerables rajaduras.

Hoy por hoy, la casa de Hierrezuelo está apuntalada totalmente, tiene
múltiples filtraciones, y se interrumpió el servicio eléctrico en una
sesión. El esfuerzo de un puntal colocado en el baño desarticuló una
tubería sanitaria y las aguas albañales filtran hacia los bajos.

Otros residentes de la calle 21 Nº 561 y 563 han sufrido afectaciones
tanto en techos como en bolsillos, como es el caso de un arrendador, que
no ha podido alquilar más sus habitaciones. Y, para ponerle la tapa al
pomo, la Empresa de Demoliciones no carga con la responsabilidad de las
compensaciones.

La otra cara del problema

Buscando en internet, no se halló alguna norma o reglamento nacional que
regule la actividad de demoliciones. Sin embargo, en otros textos se
plantea preliminarmente la elaboración de un proyecto técnico que tome
en cuenta las características constructivas del inmueble a demoler, la
proximidad de otras edificaciones, las vías de acceso para evacuar los
escombros y otros desechos, la protección del medio ambiente y la salud
e integridad física de los trabajadores y transeúntes.

De acuerdo a las características del Tavel —referido a las normas
consultadas— en primer lugar debió diseñarse una estructura de perfiles
y mallas de acero resistentes a los impactos y las cargas para proteger
las edificaciones colindantes.

El siguiente paso sería ejecutar la demolición de arriba hacia abajo y
de forma manual, pero auxiliados con martillos neumáticos o eléctricos.
También debe proveerse la debida protección a los trabajadores. Por este
método, el costo por cada metro cúbico de demolición puede llegar a los
180 CUC, según presupuestos consultados.

Atendiendo a un cálculo a priori, que contempla los alquileres de
andamiajes, contenedores para escombros, transportaciones, salarios y
otros gastos, el presupuesto para demoler el edificio Tavel no rebasaría
el 0,5% del costo de un campo de golf con infraestructura incluida.
Inversiones, las del golf, que el Estado fomenta para satisfacer las
demandas del turismo.

Fuentes de la Empresa de Demoliciones que hablaron bajo anonimato,
plantean que la empresa tiene un plantilla de 260 trabajadores,
agrupados en 30 brigadas —una de ellas permanece 24 horas de guardia—.
Su salario está vinculado a la productividad y el monto más alto que han
podido devengar ronda los 1.000 CUP mensuales, de lo recibido tienen que
entregar el 5 % a la burocracia. El pago por condiciones anormales de
trabajo o peligrosidad es de 20 centavos CUP por hora.

Los trabajadores carecen de equipos de protección para acometer sus
labores, las herramientas son de baja calidad y no resisten los
regímenes de trabajos pesados; los vagones comprados por la entidad
están diseñados para labores de jardinería y no para cargar escombros,
que entre otros tantos inconvenientes, asoman como algunos de los
problemas revelados por los trabajadores de la citada empresa.

Lo cierto es que en tiempos del zika, el edificio Tavel se mantiene en
pie e imbatible, ante un ejército profesional que estará obligado a
acometer una operación comando para eliminar los vectores que se
parapetaron en sus ruinas.

Source: Los vectores se atrincheran en el edificio Tavel | Diario de
Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1457208986_20716.html Continue reading

Nos están haciendo la vida leña

'Nos están haciendo la vida leña'
MARÍA MATIENZO PUERTO | La Habana | 6 Mar 2016 - 10:58 am.

Decenas de médicos de la familia esperan la revisión de sus títulos por
no tener los papeles de sus pacientes actualizados, o por prácticas que
los inspectores, quienes no siempre son médicos, consideran dudosas.

Funcionarios de las direcciones municipales de Salud Pública agobian a
los médicos de la familia, exigiéndoles trámites burocráticos. El modo
de protestar de los médicos se expresa en el ausentismo y la petición de
traslados a centros de salud pública con menos responsabilidad.

"Todos los días tenemos que hacer terreno, acompañar a los fumigadores,
entregar un informe sobre los casos de fiebre, ir a reuniones con la
campaña antivectorial del municipio, atender la consulta y atender en
sus casas a los pacientes habituales que no pueden desplazarse. Entonces
calcula qué tiempo tenemos para llenar papeles", enumera una doctora MGI.

"La médico de aquí explotó", cuenta María, quien debe acudir con
frecuencia a su consultorio para renovar el tarjetón suyo y de su
esposo. "Nunca la había visto así. El miércoles la sacaron del
consultorio porque debía ir a una reunión en el policlínico. El jueves
éramos el doble de pacientes y entonces llegó la inspección del
municipio y empezó a revisar papeles. En una de esas ella salió y nos
dijo a los que quedábamos que no vendría al día siguiente ni al otro día
tampoco."

El doctor Ray se graduó pensando que la especialidad en MGI le daría una
casa en consultorio y la posibilidad de acomodar "más o menos a mi
familia", pero tuvo que dejar la práctica en el municipio Playa porque
según declara la funcionaria del policlínico no lo dejaba en paz.

"Cada vez que nos veíamos era una exigencia nueva. Me vi convertido en
un represor de las embarazadas, de los lactantes y del resto de la
población que atendía. Me exigía por los que no querían donar sangre,
por los ancianos y sus familias irresponsables. Antes de perder los
estribos, decidí que era mejor olvidarme de la posibilidad de tener casa
un día."

Y termina acotando: "pero eso no era conmigo nada más. Eso es con todos
los médicos de este país, lo que algunos están más dispuestos a bajar la
cabeza que otros".

En Alamar, otra doctora fue revisada sin previo aviso y resultó que unos
de sus pacientes, a quien había diagnosticado con amigdalitis, también
tenía dengue.

"A nadie le importó que el virus haya mutado lo suficiente como para que
se confundan los síntomas con otras dolencias. Al paciente no le pasó
nada, pero ellos quieren ver la sangre correr", comenta una colega en
práctica, por lo que prefirió permanecer en el más absoluto anonimato.

"Nos están haciendo la vida leña. Con nosotros los médicos se ensañan. Y
aquí en Alamar los supuestos especialistas que nos controlan a nosotros
son sicólogos."

La campaña contra el mosquito agrava la situación. Una vecina del Vedado
cuenta que al ver cómo fallaba la fumigación llamó al Partido Municipal
y al parecer no fue la única, porque la doctora de su cuadra fue "regañada".

"Pasé tremenda pena con la doctora, me contó que la llamaron para
preguntarle por qué la gente los estaba llamando. Y yo me imagino en el
tono que lo hicieron, pero si no es con ellos, con quién nos quejamos."

Source: 'Nos están haciendo la vida leña' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1457257366_20723.html Continue reading

Garantizan atención a pacientes con lesiones bucales premalignas

bucal1Casi una centena de pacientes con lesiones premalignas no alarmantes han sido atendidos en la consulta de Prevención de Cáncer Bucal (PDCB) desde inicios de 2016, como resultado del pesquisaje realizado por el personal de estomatología en todas las áreas de salud de la provincia para detectar la enfermedad durante los primeros estadios.

Aunque la actual situación muestra una discreta mejoría en la detección temprana de esta patología, los especialistas aseguran que no es suficiente. "Cuando se busca se encuentra y el hecho de que hayan municipios sin casos reportados devela una insuficiente búsqueda", explicó José Luis Acuña Pérez, especialista de primer grado en cirugía maxilofacial."

Continue reading

Tropas Guardafronteras de Nuevitas reafirman compromiso con las conquistas de la Revolución

Nuevitas, 5 mar.- En ocasión del aniversario 53 de la creación de las Tropas Guardafronteras (TGF), los integrantes de ese Destacamento de centinelas de las costas de Camagüey, con sede en esta ciudad, reafirmaron el compromiso patrio con las conquistas revolucionarias.

Continue reading