Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

¿De médico a editor científico?

Alain Morejón Giraldoni, editor científico de la Universidad de las Ciencias Médicas Raúl Dorticos Torrado.

Una camisa rosada se esconde debajo de una chaqueta negra. Todo lo contrario a lo que debía ser. En otros tiempos la entrada sería algo así: una camisa rosada se esconde debajo de una bata blanca, pero la vida profesional de Alain Morejón Giraldoni cambió como su ropa.

Ahora es editor científico de la Universidad de las Ciencias Médicas Raúl Dorticos Torrado, de Cienfuegos. Su rutina asiste a pacientes-escritores, o mejor, a artículos que necesitan de sus cuidados para que luego puedan ser disfrutados por quienes visitan las revistas electrónicas Medisur y Finlay, ambas de un notable reconocimiento internacional.
No dejó de ser médico.

¿Cuánto le aporta a un investigador tener contacto cotidiano con una publicación?

"Dentro del ciclo de una investigación lo último es su salida. A través de ello le puede mostrar a la comunidad científica sus resultados y, muchas veces, expande esa experiencia hacia otras regiones o territorios. A mi modo de ver la investigación termina con una publicación que avale sus resultados".

¿Lo ves así porque estuviste relacionado con estudiosos como el Dr. Alfredo Espinosa Brito o porque trabajaste en el Hospital Provincial? ¿En la Atención Primaria de salud los médicos lo ven así, es así?

"Eso se aprende en la Universidad de las Ciencias Médicas Raúl Dorticos Torrado de Cienfuegos. Desde el comienzo de la carrera ya conoces cuál es el ciclo de un proyecto. Eso no significa que todos lo interpretemos igual. La mayoría de los autores de la atención primaria no sociabilizan sus resultados, y  ahí está el reto. A diferencia de la atención secundaria, y muy específicamente, del Hospital Provincial que tiene una historia de publicaciones, el Centro de Innovación Tecnológica,  el Premio CITMA (...)

"La ciencia se mueve a una velocidad increíble y resulta elemental que uno esté informado. Si esperamos por el libro impreso puede durar hasta cinco años y en ese tiempo cambió mucho la concepción de un grupo de cuestiones relacionadas con la salud o el mundo. Y te quedas atrás. Si uno no utiliza la publicación científica y los resultados de otros investigadores para fortalecer sus conocimientos, lamentablemente, se queda atrás.

"Las revistas tienen espacios bien definidos, uno que ningún médico debía de obviar son las guías de prácticas clínicas, esa es la actualización para enfrentar un problema X, ya sea una enfermedad, un proceso quirúrgico, una epidemia. Otro espacio de obligatoria visita está suscrito a la educación médica continua, ahí pueden encontrar conferencias, evidencias, eventos (…) Hoy Cienfuegos tiene una situación privilegiada con las dos publicaciones: Finlay y Medisur. La primera es histórica y ha acompañado a generaciones de estudiantes en esta escuela, y donde se ha logrado publicar varios artículos y guías clínicas que permiten enfrentar no solo enfermedades crónicas, sino situaciones epidemiológicas, de pediatría y hasta para los colaboradores.

"Ambas siempre están en red y se pueden consultar desde el exterior también. Los contenidos no se borran, permanecen desde el primer número. Otra de las cosas buenas es que la plataforma permite el intercambio entre el editor y el autor, además de la intervención del sistema de arbitraje".

Nosotros en el periódico hablamos de colchón editorial cuando nos referimos a la cantidad de trabajos por publicar. ¿Diagnostica cómo está la salud de ese colchón para ambas revistas?

"Medisur es más estable, alrededor de 60 por asignar, otros 30 en revisión y 22 en edición que son los que saldrán en la próxima publicación. Quizás porque presenta temas generales y abarca todos los programas de las ciencias médicas. Mientras Finlay tiene un perfil estrecho y por tanto casi siempre hay menos materiales a evaluar, pero siempre ha salido cada tres meses. A partir de que pertenecen al nivel II varios investigadores de otras universidades colaboran con nosotros.

Medisur, revista de Ciencias Médicas de Cienfuegos

Revista de Ciencias Médicas de Cienfuegos

"La mayor audiencia la tenemos en España, y en segundo lugar está Cuba. Lo más importante es llegar al nivel I este año. Y mantener la política editorial, basada en la seriedad y profundidad de lo publicado".

¿Es un trabajo reposado o bien dinámico?

"Lleva tiempo, mucho tiempo. Siempre me gustó la parte de la Editorial, a pesar de trabajar en la Dirección Municipal de Salud, en el Hospital…, viene de la época de estudiante.

"Siempre se extraña al médico que soy…", agrega en plena confianza. Y los colores se trastocan, su personalidad deja ver a un hombre que nació para las ciencias médicas, con ética y modestia incluidas. Alain Morejón Giraldoni no ha dejado de ser aquel galeno que camina por los pasillos del Hospital, aun cuando ahora su función tiene otro nombre: editor científico.

Finlay, revista de enfermedades no transmisibles

Finlay: revista de enfermedades no transmisibles

[source: http://www.5septiembre.cu/sociedad/salud/item/60809-de-medico-a-editor-cientifico]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *