Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Nos están haciendo la vida leña

'Nos están haciendo la vida leña'
MARÍA MATIENZO PUERTO | La Habana | 6 Mar 2016 - 10:58 am.

Decenas de médicos de la familia esperan la revisión de sus títulos por
no tener los papeles de sus pacientes actualizados, o por prácticas que
los inspectores, quienes no siempre son médicos, consideran dudosas.

Funcionarios de las direcciones municipales de Salud Pública agobian a
los médicos de la familia, exigiéndoles trámites burocráticos. El modo
de protestar de los médicos se expresa en el ausentismo y la petición de
traslados a centros de salud pública con menos responsabilidad.

"Todos los días tenemos que hacer terreno, acompañar a los fumigadores,
entregar un informe sobre los casos de fiebre, ir a reuniones con la
campaña antivectorial del municipio, atender la consulta y atender en
sus casas a los pacientes habituales que no pueden desplazarse. Entonces
calcula qué tiempo tenemos para llenar papeles", enumera una doctora MGI.

"La médico de aquí explotó", cuenta María, quien debe acudir con
frecuencia a su consultorio para renovar el tarjetón suyo y de su
esposo. "Nunca la había visto así. El miércoles la sacaron del
consultorio porque debía ir a una reunión en el policlínico. El jueves
éramos el doble de pacientes y entonces llegó la inspección del
municipio y empezó a revisar papeles. En una de esas ella salió y nos
dijo a los que quedábamos que no vendría al día siguiente ni al otro día
tampoco."

El doctor Ray se graduó pensando que la especialidad en MGI le daría una
casa en consultorio y la posibilidad de acomodar "más o menos a mi
familia", pero tuvo que dejar la práctica en el municipio Playa porque
según declara la funcionaria del policlínico no lo dejaba en paz.

"Cada vez que nos veíamos era una exigencia nueva. Me vi convertido en
un represor de las embarazadas, de los lactantes y del resto de la
población que atendía. Me exigía por los que no querían donar sangre,
por los ancianos y sus familias irresponsables. Antes de perder los
estribos, decidí que era mejor olvidarme de la posibilidad de tener casa
un día."

Y termina acotando: "pero eso no era conmigo nada más. Eso es con todos
los médicos de este país, lo que algunos están más dispuestos a bajar la
cabeza que otros".

En Alamar, otra doctora fue revisada sin previo aviso y resultó que unos
de sus pacientes, a quien había diagnosticado con amigdalitis, también
tenía dengue.

"A nadie le importó que el virus haya mutado lo suficiente como para que
se confundan los síntomas con otras dolencias. Al paciente no le pasó
nada, pero ellos quieren ver la sangre correr", comenta una colega en
práctica, por lo que prefirió permanecer en el más absoluto anonimato.

"Nos están haciendo la vida leña. Con nosotros los médicos se ensañan. Y
aquí en Alamar los supuestos especialistas que nos controlan a nosotros
son sicólogos."

La campaña contra el mosquito agrava la situación. Una vecina del Vedado
cuenta que al ver cómo fallaba la fumigación llamó al Partido Municipal
y al parecer no fue la única, porque la doctora de su cuadra fue "regañada".

"Pasé tremenda pena con la doctora, me contó que la llamaron para
preguntarle por qué la gente los estaba llamando. Y yo me imagino en el
tono que lo hicieron, pero si no es con ellos, con quién nos quejamos."

Source: 'Nos están haciendo la vida leña' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1457257366_20723.html

[source: http://saludcuba.blogspot.com/2016/03/nos-estan-haciendo-la-vida-lena.html]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *