Calendario

June 2020
M T W T F S S
« May    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Archives

Monthly Archives: June 2020

Carta a la Alta Comisionada de ACNUDH del científico cubano Ruiz Urquiola donde denuncia al régimen Castro comunista de haberle inoculado el VIH y de usar un placebo en sustitución a la terapia especifica de su hermana enferma de Cáncer bilateral de Mama.

He leído con interés la carta presenta por el científico cubano, Dr. Ariel Ruiz Urquiola, a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos…, después de esto el disidente inicio una huelga de hambre frente a las oficinas de ACNUDH en Ginebra.

El científico es un destacado biólogo y activista medio ambientalista que fue condenado por desacato a un año de cárcel. Su hermana, también activista, fue profesora del Instituto Superior de Diseño de La Habana. Siendo una paciente con cáncer, ha entablado en más de una ocasión una disputa con los funcionarios de Instituto de Oncología (INOR) en relación con los tratamientos específicos para su enfermedad.


Ambos han sido objeto de represión sistemática por parte del régimen.

Desde el punto de vista médico hay dos situaciones muy preocupantes:

El Dr. Ruiz Urquiola, ha planteado que existen fuertes indicios de que fue objeto de inoculación con intenciones criminales de una cepa de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) cuando fue encarcelado y atendido en facilidades de salud en ocasión de una huelga de hambre.

La profesora, Omara Ruiz Urquiola, con diagnóstico de un carcinoma ductal infiltrante de mana bilateral HER2+++, se le administró un placebo en lugar del tratamiento con Inmunoterapia que se le había indicado, esto en las instituciones del Sistema de Salud en Cuba.

A continuación, la carta en cuestión:

Información relacionada:
Les dejo un Video que aparece en una pagina web de temas cubanos.
Continue reading

Un grupo de médicos cubanos en un hospital Militar, en una inusual decisión, se pronuncian sobe la Pandemia de COVID 19.


Médicos cubanos escriben conmovedora carta a quienes, erróneamente, pudieran considerar terminada la pandemia. En crudos términos describen procederes y consecuencias para que nadie minimice la amenaza

Un grupo de médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Militar, alarmado por la gravedad del covid-19 y la percepción de que la población ha dejado de temerle, dirigió una carta de alerta al diario Tribuna de La Habana que el periódico Granma reprodujo pocas horas después, replicándose por el resto de los medios oficiales y llegando a redes sociales de ministerios. Sin embargo, horas después, el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba había retirado la misiva y, a estas horas, la página muestra un error.

La información se refiere a una carta colectiva de la Unidad de cuidados Intensivos del Hospital Militar. ¿Cuál hospital militar? Me pregunto porque hay mas de un hospital militar y en cada uno de ellos una unidad de cuidados intensivos. Como sea es inusual que los médicos de instituciones militares se pronuncien abiertamente sobre cualquier problema. Aquí toman el toro por los cuernos y esto es lo que opinan:

CARTA DE LOS MÉDICOS DE LA UCI DEL HOSPITAL MILITAR.

Queremos hacer un llamamiento cordial al sentido común de las personas que han tomado el desconfinamiento como si se hubiese terminado la pandemia y como si hubiésemos vuelto a la normalidad anterior al comienzo de esta crisis.

Infectarse con el nuevo coronavirus NO es un resfriado común: hay fiebres altas, dolores de garganta y opresión en el pecho a tal punto que se siente como si se le fuera la vida y ahí llega lo peor: se necesita reanimación.
Se habla de ventilación, pero NO es una máscara de oxígeno puesta en boca y nariz, mientras usted disfruta acostado pensando en su vida, ¡no!

La ventilación invasiva para la COVID-19 es la intubación que se hace bajo anestesia general y que consiste en quedarse mínimo dos a tres semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (decúbito prono), con un tubo en la boca hasta la tráquea, que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que se está conectado.

Usted no puede hablar, ni comer, ni hacer nada de manera natural porque la molestia y el dolor que siente necesitan de la administración de sedantes y analgésicos para asegurar la tolerancia al tubo.

Durante el tiempo que el paciente necesite la máquina para respirar, estará en un coma inducido, esto es un coma artificial.

En 20 días con este tratamiento, un paciente joven llega a tener una pérdida de masa muscular de un 40% y la posterior reeducación será de seis a 12 meses, asociado a traumatismos severos de la boca o de las cuerdas vocales.

Es por esta razón que las personas ancianas o frágiles en su salud, no aguantan.

Si llegaron a leer este mensaje hasta aquí, le agradeceríamos que lo compartiera para que entre todos nos tomemos en serio esto, ahora que se está volviendo a salir. Sigan por favor las indicaciones y recuerden que es necesario que se lo tomen mucho más en serio.

Esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna, NO ANTES.

MÉDICOS DE LA UCI DEL HOSPITAL MILITAR

Nota: La foto corresponde a la publicación, pero no podemos afirmar que se trata de los médicos firmantes. Si usted tiene la información del hospital militar en cuestión póngala en los comentarios.


Continue reading

Se piro la doctora.


Una notaperiodística. Una medico cubana destacada en la Brigada Médica cubana en Ciudad de México abandono la brigada y se encuentra el un “lugar desconocido”.

A.M se llama la doctora originaria del oriental poblado de Mayarí que decidió poner pies en polvorosa. Sabido es que 577 médicos cubanos están ubicados en ciudad de México trabajando en labores relacionadas con la pandemia de COVID 19 en ese país.

L a misma fuente de la información asegura que son 15 médicos los que ya han tomado las de Villadiego y fueron en pira. Chao Pesca’o dijeron.

Es lógico suponer que siendo una brigada medica tan numerosa, y la cercanía a la frontera sur de los EE. UU., el ansiado territorio de La Yuma, muchos prueben suerte y abandonen los predios de la brigada y dirijan a la frontera en procura de buscar asilo político. Algo por cierto muy difícil en los tiempos que corren.

Voy que jodo, ahí se las dejo.

Esto tipo de dejación – que así les llamo- de las misiones internacionalistas, son catalogadas por el régimen como deserciones, muy a tono con el lenguaje militar. La doctora en cuestión ya no es una medico cubana, menos aun una profesional en misión internacionalista sino una: desertora. Como tal no podrá regresar a la Isla en 8 años y de tener familia no podrá reunirse con ella hasta pasado 8 años. Es decir que al drama del desarraigo propio del que emigra se suma la obligada separación familiar.
Un funcionario dijo, en relación con esta dejación, que: “ahora los enemigos de la revolución se aprovecharan de esta situación”.

¿Dónde está, esta y otros médicos cubanos? En alguna ciudad de la extensa frontera México-EE. UU., como otros tantos cubanos, profesionales o no; a la espera de la primera oportunidad para solicitar asilo político.

Les deseamos lo mejor,

Eloy A Gonzalez


Continue reading

CUBAN POLITICAL PRISONER SILVERIO PORTAL CONTRERAS FACING EXTREME HEALTH RISKS.


The International Institute on Race, Equality and Human Rights demands the Cuban government produce information about Silverio Portal Contreras, a political prisoner in the 1580 Prison in San Miguel del Padron, Havana. Lucinda Gonzalez Gomez, Mr. Portal Contreras’ spouse, has not heard from Mr. Portal Contreras since April 23 and fears for his life. Mr. Portal Contreras is an independent activist who has supported various movements in Cuba, including the Ladies in White and the Opposition Movement for a New Republic (MONR).

Mr. Portal Contreras has been deprived of his liberty since July 2018, serving a four-year prison sentence for public disorder and contempt. He was arrested after participating in a protest the Cuban government’s failure to address the collapsing of buildings in disrepair, where he shouted, “down with Fidel Castro, down with Raúl,” contributing to the “contempt” charge, which criminalizes insults of public officials. Mr. Portal Contreras has been declared a prisoner of conscience by Amnesty International.
While in prison, Mr. Portal Contreras’ health has suffered greatly. He is 56 years old. Early in his prison sentence, he collapsed from a seizure after not receiving medical attention despite asking for it for four hours. It was later discovered that he had a blood clot. Since then, he has had many ischemic strokes and transient ischemic attacks (TIA), resulting in partial paralysis of the left side of his body.
Mr. Portal Contreras requested medical parole, which is permitted under the Cuban Penal Code under certain circumstances. Despite recognizing that Mr. Portal Contreras suffers from several serious health conditions, including ischemic cerebrovascular disease, the Provincial Tribunal of Havana found that his “current state of health is compatible with the penitentiary regime,” noting that he requires “specialized follow-up to maintain his illnesses.” Ms. Gonzalez Gomez has also filed an appeal of Mr. Portal Contreras’ conviction with the Supreme Tribunal but has yet to receive a response. Requests to transfer him to a labor camp and to release him on conditional liberty have also been denied, according to Ms. Gonzalez Gomez.

On April 23, 2020, Mr. Portal Contreras suffered another TIA. Ms. Gonzalez Gomez was able to speak on the telephone with him that day and noted that he had extreme difficulty speaking. She believes that he needs urgent medical attention, however, she has not been able to talk to him since that day and fears for his life. She received a telephone call from another prisoner on May 12, 2020, who informed her that Mr. Portal Contreras was alive, but has no further information about his condition. Considering his delicate state of health, he faces extreme risk if he were to contract COVID-19 while in prison.

On May 13, 2020, a State Security Official came to Ms. Gonzalez Gomez’ home to pick up food and medicine that she normally would deliver herself to Mr. Portal Contreras, but cannot do so now because of the COVID-19 pandemic. The official told her Mr. Portal Contreras would call her the following day. However, the expected telephone call never came, causing Ms. Gonzalez Gomez to fear that he has suffered another health crisis or is being denied access to telephone calls.

According to the United Nations Standard Minimum Rules for the Treatment of Prisoners (Nelson Mandela Rules), “the provision of health care for prisoners is a State responsibility. Prisoners should enjoy the same standards of health care that are available in the community and should have access to necessary health-care services free of charge without discrimination on the grounds of their legal status. Furthermore, “prisoners shall be allowed…to communicate with their family and friends at regular intervals.”

Race and Equality is extremely concerned for the health and well-being of Silverio Portal Contreras and calls on the Cuban State to release information about his current state, as well as provide him with medical care and allow him to resume communication with his spouse as required by the Nelson Mandela Rules. Mr. Portal Contreras is a political prisoner who is being deprived of liberty in violation of Cuba’s international human rights obligations. Race and Equality asks the international community to monitor the situation of Mr. Portal Contreras and to urge respect and protection for the human rights of all political prisoners.

Source: Race&Equality.


Continue reading

Médico y Carretonero.


Dr. Eloy A González.

Nuestro admirado y de noble aceptación, el coterráneo de tantos, Osvaldo Sánchez, ha escrito una nota nada desdibujada en el tiempo; sobre los avatares del abastecimiento del arroz en nuestro país.

Nota ágil de acertado tono, donde nos lleva de los tiempos aciagos de los noventas a la actualidad, en una crónica personal e incisiva. Es una de esas notas que nos alejan de las especulaciones, los entresijos y las deformaciones de la realidad. En la crónica sencilla de un aspecto de la vida común, de gente común que solo le toca eso: vivir.

Por esos años de los noventas, en circunstancias personales nada propicias y caminando como tanto el abrupto camino de las privaciones y los sobresaltos viajaba no pocas veces a mi pueblo natal, Buenavista, en procura de alimentos para paliar la situación crítica y desventurada de mi familia en la capital.


Aquí les dejo la foto del Médico, la del Carretonero no la tengo;
 pero con gusto también la incluiría.

Nos empleamos a fondo, esto en los tempranos años de los noventas, en sembrar un amplio campo de arroz en la Finca de la familia; y llegó la cosecha. Ese día fueron convocados todos los que tenían asignados sus surcos del sembrado; el campo traía una abundante cosecha. Todos estaban contentos, todos trabajaban a la par, todos eran solidarios y animados. El preciado cereal, el arroz, estaría garantizado en las mesas de sus familias.

Estaban, entre otros, Juan Calandria que entonces trabajaba allí y el pastor Salomón que le metía duro el hombro al trabajo. Todos trabajaron hasta el final; nadie se fue con su parte hasta que no quedo cegada la ultima espiga y procurado el ultimo grano en los sacos. Cada cual tomó el camino de regreso al pueblo.

El secado llevo algunos días, por lo que tuve que regresar dos semanas después. Al punto para trillarlo, tomé dos sacos los puse en el carretón, que para eso tenia, y a empujarlo hasta la carpintería-trilladora que era conocida en el pueblo.

Cuando superé algunos metros, y ya tempranamente cansado de empujar el carretón, un vecino del pueblo con voz resuelta me dijo: ¡vaya…, un médico carretonero! Sí de eso se trataba y mucho más; un padre en procura de sustento para su familia. Rápido como suelo hacer le contesté: “el mismo médico que hace algunos años procuró y solucionó la atención de su Padre en el Instituto de Oncología”. Nada más me dijo, se dio media vuelta y siguió su camino. Por respeto a su señor Padre omito el nombre.

Tal vez no fue la mejor respuesta, asumo eso. Pero fue muy aleccionador de mi parte que supiera simultanear, por que no, las dedicaciones como Médico y las improvisaciones como Agricultor y Carretonero.

mayo 29, 2020


Continue reading