Calendario

September 2019
M T W T F S S
« Aug    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Yudith Madrazo Sosa

El cuidado por vocación (+ Audios)

Annia Iglesias, asesora de Enfermería en Cienfuegos, se siente realizada con su profesión.

No figuraba en sus sueños ser enfermera, veía a esta profesión como a una opción secundaria, tercera quizás, siempre después de la Medicina. Pero la vida tejes sus propios caprichos y no fue por azar que Annia Iglesias Armenteros ingresó, en septiembre de 1990, en la carrera de Licenciatura en Enfermería. Sin sospecharlo, la vocación por esa disciplina dormía en su interior y solo despertó cuando iniciaron las primeras clases en la otrora Facultad (hoy Universidad) de Ciencias Médicas, de Cienfuegos.

"Desde que comencé a estudiar percibí la vocación por la Enfermería y en esta profesión me siento realizada. Creo que, hasta ahora, he alcanzado todas las metas que me he propuesto".

En audio, entrevista a Annia Iglesias Armenteros

Lleva 20 años y varios meses de ejercicio. Se estrenó en el Hospital Pediátrico, donde laboró durante cinco lustros. De ahí pasó a trabajar al Hospital Provincial por  otros tres años hasta el presente, cuando funge como asesora de Enfermería en la dirección provincial de Salud, atendiendo la labor hospitalaria.

Más de dos décadas en la labor de cuidado dotan a Annia de las cualidades que ella misma asegura requiere un profesional de su rama: "vocación, sentir respeto hacia los pacientes, tener conciencia a la hora de tratarlos y sobre todas las cosas, brindarle mucho amor y pensar que ese que está atendiendo es como un familiar, que necesita de su asistencia para recuperar su salud e incorporarse a la sociedad".

Como asesora ¿cuáles consideras los principales retos que tiene el personal de Enfermería respecto de la capacitación, la autopreparación?

"Capacitarnos cada día, pues en estos momentos tenemos enfermedades emergentes, las cuales ya se habían erradicado y a las que quizás en un momento determinado no se les había prestado la atención o el estudio necesarios. El presente exige prepararnos más para aportar lo mejor a la sociedad y hacer en los hospitales cuanto sea necesario para encarar la situación".

Y el relevo, ¿está garantizado?¿Qué estrategia siguen para estimular a los estudiantes de la enseñanza media a ingresar en la especialidad?

"Casi siempre lo hacemos a través de las 'Puertas Abiertas', los Círculos de Interés...También las enfermeras que laboran en centros educacionales hacen labor de promoción, con la finalidad de que entren mayor cantidad de jóvenes con valores a nuestra especialidad".

Cuando hablas de valores, ¿a qué te refieres?

"A aquellos principios que a veces se dicen están perdidos, pero el personal de Enfermería los necesita: los valores éticos, morales, revolucionarios…

Al inicio expresabas satisfacción por tu carrera y por haber podido llenar tus expectativas. ¿Cuáles figuran entre tus conquistas?

"Una de ellas, el haberme podido dedicar siempre a la investigación. He realizado varios diplomados, cursé la Maestría en Salud Pública, en la Universidad de Villa Clara y ahora aspiro al doctorado. Por eso digo que he cumplido todos mis retos".

Dentro de esa arista ¿hacia dónde has encaminado los trabajos y cómo han aportado al desarrollo de tu profesión en la provincia?

"Casi todos han estado dirigidos hacia la evaluación de la calidad en la atención de Enfermería en los pacientes, en la evaluación del clima organizacional, que ha sido mi tema de la Maestría y ello ha ayudado a mejorar la calidad del servicio de nuestros profesionales".

Luego de tantos años de entrega, interminables noches de estudio, horas robadas al descanso y al trabajo para la dedicación a tu hija…¿tu consejo para los (as) jóvenes que ingresan a la especialidad sería:…?

"Que no tengan miedo, que la Enfermería es una profesión de mucha dedicación, humanismo, respeto…Que se sientan bien, así como nos sentimos muchos de quienes ejercemos este perfil de la Salud".

La sonrisa de Annia sella sus palabras, corrobora el placer que le suscita contarse entre quienes ejercen el cuidado como profesión, a la cual se llega por vocación aun cuando, como en su caso, esta permanezca aletargada hasta que el curso de los eventos la haga despertar.

En audio, entrevista a Annia Iglesias Armenteros

Continue reading

La Enfermería también se expresa en masculino (+Audio)

Con el paso del tiempo ha aumentado la presencia masculina en el sector.

Vladimir Barco Díaz sabe de noches en velas, en lidia constante contra la agonía y el dolor. Fue en la adolescencia cuando comenzó una relación de amor con su profesión: la Enfermería y, aunque ese matrimonio supera los 34 años, no resultan pocos los escollos que ha debido sortear en virtud de conducir la nave de su vocación hacia puertos seguros.

¿Cómo surgió en ti la idea de estudiar esa carrera?

"Estando en la Secundaria, médicos y enfermeros fueron captando muchachos para un Círculo de Interés de enfermería. Venían una o dos veces a la semana al policlínico del Área No.2 y con ellos aprendimos a tomar la presión y otras tareas…poco a poco me fue gustando. Hasta ese momento no tenía idea de sobre qué trataba la profesión. No había enfermeros en aquella época; fue entonces cuando por primera vez entraron hombres a la carrera...Así comenzó todo".

¿Resultó difícil insertarte en una ocupación tradicionalmente femenina?

"Sí. Fue duro enfrentar los prejuicios, incluso,  de los propios compañeros de aula, los vecinos... Pero tuve el apoyo de mis padres, quienes habían trabajado en el Hospital Provincial y estaban familiarizados con las labores del personal de la Salud. Y nada, lo asumimos con valentía y todo salió bien".

Sin dudas, con el paso del tiempo ha aumentado la presencia masculina en el sector. ¿Crees que persistan en la sociedad recelos respecto de los enfermeros?

"No como antes, pero todavía existen. También considero que los medios no hacen todo lo posible por dignificar esta profesión. En algunos programas, se estereotipa la figura del enfermero, al presentarlo casi siempre como el homosexual; en otros, la enfermera no da la mejor imagen: es la promiscua, la irresponsable...".

Sus palabras llevan el acento de quien ha escogido ejercer una función que cristaliza en el servicio a los demás, en el olvido de las penas propias para acallar las ajenas, en noches de vigilias contra la enfermedad. Llevan el aliento de quien está convencido de que sin valores como el humanismo, la solidaridad, la responsabilidad, resulta imposible ser un buen enfermero o enfermera.

¿Satisfecho?

"Sí, no había otra carrera para mí. Si tuviera que volver a tomar la decisión, sin duda, me decidiría otra vez por esta".

Su prole, sin embargo, se enrumbó hacia otras direcciones. Ninguno de los dos hijos siguió los pasos de sus padres -médica la madre- en las veredas de la Salud. "Ellos han visto en nosotros el sacrificio que entraña la labor sanitaria y decidieron optar por otras profesiones", comenta.

Sin hacer caso de los prejuicios, hace más de 30 años, Vladimir Barco Díaz decidió contarse entre los primeros enfermeros de la provincia. /Foto: CedeñoAunque resulta paradójico, existe entre la población la tendencia a menoscabar el papel de la Enfermería. ¿Qué importancia le concedes dentro del sistema de Salud?

"Es primordial. Hay quienes acostumbran a decir que el enfermero es la mano derecha del médico, y eso no nos gusta. Consideramos que el binomio es fundamental. Pero en determinadas circunstancias un enfermo, si tiene un buen enfermero al lado, puede prescindir del médico. Sin embargo, un médico sin enfermero se ve limitado. Algunos mientras estudian aprovechan la estancia que hacen en esta disciplina y aprenden a inyectar, canalizar venas; otros, en cambio, se limitan a diagnosticar e indicar".

Profesor de Enfermería de Urgencia y Enfermería Médico-quirúrgica en la Filial de la Universidad Médica del territorio, Vladimir incursiona también en la labor científica e investigativa, desempeño que –confiesa- le fascina. Fruto de este quehacer resultó el estudio sobre cómo contribuye la capacitación a la calidad del servicio de cuidado en el Hospital.

Pero no solo pacientes y alumnos en Cuba conocen del amor, la entrega que consagra este cienfueguero a su tarea. En Etiopía habrá quienes recuerden al entonces joven practicante quien, apenas graduado, imprimió conocimiento y pasión al cuidado de los enfermos allá.

Vladimir es un cubano atado con lazos de amor a Cienfuegos, ciudad donde nació y vive, y a la cual, asegura, no cambia por ninguna otra en el mundo. Su hoja de servicio por más de tres décadas dignifica la profesión escogida y hace ver, a quienes dudan, que la Enfermería también se expresa en masculino.

Continue reading

En Cienfuegos: elogio de la constancia (+Audio)

Néstor Pared Correa mereció recientemente la Orden Lázaro Peña de III Grado por su relevante trayectoria.

Con 76 años de peregrinar y 40 y tanto en el ejercicio de la profesión, la vida del Dr. Néstor Pared Correa constituye un canto a la constancia y el denuedo en la consecución de un sueño. Nacido en una época cuando en Cuba la aspiración de alcanzar el título de Doctor en Medicina constituía una quimera para personas de escasos recursos como él, la perseverancia devino eficaz asidero para cristalizar aquel anhelo, luego de transitar por un camino angosto.

“Yo provengo de la Facultad Obrero-Campesina (FOC), en La Habana. Por eso comencé a estudiar la carrera ya de adulto, a los 27 años, a una edad cuando nuestros médicos hoy son especialistas. En el capitalismo no pude hacerme médico, aunque siempre quise serlo. Con el triunfo de la Revolución, llegó la oportunidad de convertir en realidad ese deseo. Por eso he seguido trabajando y continuaré mientras tenga ánimos. Para mí la jubilación no existe, borré esa palabra, la olvidé…”.

Semejante convicción, junto a otros logros, justifica el otorgamiento de la Orden Lázaro Peña de III Grado a este galeno, recibida en el contexto de las celebraciones por el Primero de Mayo en Cienfuegos.

“Mi familia había emigrado a La Habana debido a la difícil situación económica que teníamos aquí en Cienfuegos. Allá hice de todo: fui bodeguero, aprendiz de tapicero, cobrador de una mueblería…así, hasta que pude estudiar. Me hice enfermero en el Hospital de Mazorra y fui a cumplir mi postgraduado en Baracoa, Oriente, donde me casé. Luego regresé con mi familia a La Habana. Empecé en la FOC para luego hacerme médico”, rememora Pared Correa y trasluce así los comienzos de lo que luego se convertiría en una fructífera hoja de servicios.

Acaba de recibir la Orden Lázaro Peña de III Grado, ¿algún sentimiento especial?
“A decir verdad, para mí significa el más alto honor que haya recibido como trabajador de la Salud, pues en él se concreta toda una serie de esfuerzos. La figura de Lázaro Peña, el invencible ‘capitán de la clase obrera’, fue siempre una guía para mí, sobre todo durante el tiempo en que fungía como dirigente sindical.

“Para un revolucionario, la imagen de otros revolucionarios que han tenido una vida digna y cumplido hasta la última hora con su deber de defender a los trabajadores, se torna el mayor paradigma. Hoy tener en el pecho la medalla que lo representa es una gran honra. Implica un retoñar, un estímulo, un acicate para seguir las tareas que tengo por delante. Cada día aparecen más y resulta necesario estar dispuesto a acometerlas”.

La humildad asoma en cada frase de este cienfueguero, quien en el presente se desempeña como profesor en la Universidad de Ciencias Médicas, en la disciplina de Farmacología, aunque su especialidad básica es la de anestesiólogo y reanimador, además de la terapia intensiva.
Pared Correa no solo ha contribuido a salvar vidas en su suelo natal, pues en varias ocasiones colocó sus conocimientos al servicio de otros pueblos. Ciudadanos de Perú, Nicaragua, Angola, Zimbagüe y Venezuela conocieron de su pericia.

“Esa experiencia me ayudó a ser más humano y ver las razones justas de la revolución. Cuando uno vuelve de una misión, ama más y entiende mejor al proyecto social cubano. Por eso, a los jóvenes les digo que si se les presenta la oportunidad salgan a cumplir una misión, pero con Cuba y su revolución en el pensamiento, para poder transmitir nuestra realidad, nuestros valores”.

En la opinión del galeno, quienes sigan sus pasos en la actualidad deben observar los principios de su profesión: curar, aliviar o consolar. “Siempre se puede hacer algo por el paciente y el médico cubano no puede olvidar eso”, es una de sus máximas.

Continue reading

Apuntan a mayor calidad servicios hospitalarios de Cienfuegos

Mejorar los servicios y la satisfacción de los pacientes figura entre las proyecciones de la atención hospitalaria en Cienfuegos.

Directivos y trabajadores del Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Dr. Gustavo Aldereguía Lima (GAL), de Cienfuegos, apuntan a una mayor calidad en los servicios y a incrementar los niveles de satisfacción de la población.

Así lo manifestaron al hacer un recuento de su desempeño durante 2014, período en el cual dicha instalación sanitaria de la Perla del Sur se sometió a un amplio proceso inversionista, encaminado a la ampliación de sus capacidades y a aumentar el confort.

"Nos sentimos satisfechos, porque a pesar de existir algunas inconformidades y necesidades no bien suplidas, hemos cumplido con la misión de ser el hospital de la familia cienfueguera, centrado en contribuir a recuperarle la salud", expresó el Dr. Moisés Santos Peña, vicedirector del GAL.

Según informó, 2014 resultó el año de mayor número de ingresos desde su fundación en 1979, con 30 000 pacientes hospitalizados. Además, y no obstante ciertas limitaciones de recursos, cumplieron el plan de la actividad quirúrgica, mientras realizaron ajustes internos para facilitar el tratamiento ambulatorio del paciente y la continuidad de dicho proceder en el hogar, gracias a las buenas coordinaciones con la Atención Primaria de Salud.

"El hecho de que los consultorios de la provincia estén cubiertos con personal médico y los equipos básicos completos, facilita el trabajo del Hospital. Hemos logrado indicadores del Programa Materno Infantil nunca antes pensados y, por tanto, la provincia ostenta la mortalidad infantil más baja de Cuba, en tanto el GAL presenta la mortalidad neonatal más baja de la historia", precisó Santos Peña.

Los servicios de la institución, añadió, se llevan a acabo a la par de la colaboración médica en diferentes países del mundo, donde laboran más de 200 profesionales del "Gustavo Aldereguía Lima".

"Otros logros radican en la apertura y permanencia de nuevos servicios, como el de cirugía bariática, el cual agradece mucho la población; el del Centro de Reproducción Asistida, que en 2014 logró más de 120 embarazos; y la cirugía de columna vertebral. Junto a eso, tenemos la gran aceptación entre los pacientes de la Medicina Regenerativa —inserción de células madres— para afecciones en el orden ortopédico, hematológico o angiológico", comentó el galeno.

Tal como anunció, entre las proyecciones para el presente período, figura una mayor conexión con el nivel primario de atención, encaminada a brindar mayores bondades en la especialización. También tienen en perspectiva abrir un servicio para pacientes con trastornos mentales e incursionar en la cosmetología médica.

"Nuestra aspiración es mantener y ampliar los servicios, construir un ambiente en el cual, tanto trabajadores como la población, se sientan satisfechos, así como garantizar el futuro y el relevo. Por tal motivo, el Hospital funciona como una gran aula universitaria, con más de 3 500 estudiantes de pregrado y más de 300 de postgrado, a lo añadimos la acogida de educandos de 26 nacionalidades.

"De igual forma, esperamos que la instalación mejore con el proceso inversionista, el cual incluye la reconstrucción del edificio que alojará al nuevo Centro Materno Infantil", agregó el directivo.

En su opinión, las funciones del Centro Especializado Ambulatorio (CEA) han facilitado los servicios del GAL y gozan de magnífica reputación entre los cienfuegueros.

Continue reading

Celebran cumpleaños de Centro Médico Psicopedagógico de Cienfuegos (+ Audios)

Ver actuar a los residents en el Centro Médico Psicopedagógico de Cienfuegos habla del amor recibido allí de parte de los trabajadores.

Al calor de la Jornada del Educador, el Centro Médico Psicopedagógico Gregorio Toribio Morgan Hernández, de Cienfuegos, celebra este 22 de diciembre su aniversario 32. Fundado en 1982, se encarga de la atención integral a las personas con discapacidad severa y profunda y constituye una especie de hogar donde se cobijan los sueños y suplen las carencias de quienes necesitan mucho más que educación o salud.

Observar los rostros alegres de sus residentes, verlos cantar, bailar y compartir con sus compañeros, educadores y padres en un día de festividad habla de cuánto amor, entrega y dedicación les otorgan los más de 180 trabajadores con que cuenta la institución.

Así lo constata Roberto García Cabrera, jefe del Departamento Psicopedagógico y fundador del Centro, para quien laborar durante más de tres décadas con personas con discapacidad intelectual representa la consecución de un sueño. "Esta ha sido como mi casa. Eso de estar con ellos, darles amor, sensibilidad, intentar cambiar el rumbo de sus vidas, me ha aportado mucho. Son como si fueran hijos o hermanos y el tiempo pasado aquí me ha fortalecido como ser humano", comentó.

Para Niukmila Calaña Mejías, trabajadora social, también resulta gratificante formar parte del colectivo de la institución. "Me gusta defenderlos, apoyarlos para que salgan adelante, pues su discapacidad intelectual no les permite actuar por sí solos", argumentó.

De acuerdo con Luis González Ercia, director, el Centro proporciona atención preventiva, de promoción, asistencial, habilitación y rehabilitación, a través de acciones médicas, psicopedagógicas, psicológicas y sociales a los cientos de residentes que allí acogen.

La existencia de un plantel como este, otorga a los padres de los alumnos la  confianza de una custodia constante y una atención esmerada. Tal es el sentir de Dinora Fuentes Hevia, madre de uno de los muchachos matriculados allí. "Estoy muy orgullosa de este centro, por el gran amor que brindan aquí a nuestros niños. Sé que cuando ya yo no esté, él estará bien cuidado", manifestó.

Afecto, paciencia, profesionalismo, aderezan el quehacer de quienes escriben desde hace 32 años la historia de esta institución donde cada día brota la ternura.

 En audio, declaraciones de Niukmila Calaña Mejías

 

 En audio, declaraciones de Dinora Fuentes Hevia

 

 En audio, declaraciones de Roberto García Cabrera

Continue reading

Día Mundial del Donante de Sangre: Heroicidad escrita en el silencio

Día Mundial del Donante de Sangre: heroicidad escrita en el silencio

Acuden de mañana a la cita, que se repite tres o cuatro veces al año, o dos al mes. Quizás en otras circunstancias los distingan sus nombres, grados de escolaridad, ocupación, situación económica o posición social, pero en aquel recinto se arropan bajo el manto de la unicidad al compartir un mismo apelativo: donantes de sangre.

Tal vez no lo saben, ni se lo cuestionan, mas su proceder los eleva a la condición de héroes y heroínas, aunque sus proezas transcurran en el silencio de las instalaciones de salud y las batallas que libran no causen bajas, sino aporten vida a sus semejantes. Trabajan, estudian, aman, cantan, bailan, lloran, ríen, tejen sus sueños…y con ese gesto signado por la generosidad ayudan a perpetuar sonrisas y sueños ajenos.

En Cienfuegos ya se aproxima a 8 mil el número de dadores, integrados en 29 destacamentos. Esos hombres y mujeres entregan una porción de su sangre sin conocer a quién y sin esperar más recompensa que el bienestar de otros hombres y mujeres, ancianos (as) y niños (as) que aguardan en un quirófano, o sobreviven a un accidente, o se complican mientras dan a luz a sus retoños, o acuden a la transfusión como terapia para su enfermedad.

No hay trofeo, ni dinero, ni elogios capaces de coronar dicha acción. Por eso les basta el reconocimiento en labios de sus vecinos y compañeros de clases o labor, la sonrisa agradecida y la certeza de que con su práctica no pocas vidas continúan su curso, se fabrican medicamentos, se garantizan vacunas… 

"De no ser por los donantes de sangre, hace rato ya yo no estaría aquí", expresó en cierta ocasión un paciente. Y es la magnitud de tamaña declaración la razón por la cual aquellos brazos generosos se rejuvenecen y continúan allí. Y también la razón por la que el mundo los exalta cada 14 de junio.

Continue reading

Una Heroína apasionada del trabajo

Doctora Gloria Lara Calderín, recientemente galardonada con el Título Honorífico de Heroína del Trabajo.

No hacen falta colosales batallas para arroparse en la piel del heroísmo. Algunos hombres y mujeres lo alcanzan con su obra diaria, cuando la realizan con generosidad, efusión y la mirada puesta en el bienestar ajeno. Así sucede con la Doctora Gloria Lara Calderín, recientemente galardonada con el Título Honorífico de Heroína del Trabajo.

Especialista de primer grado en Medicina Interna y de segundo en Medicina General Integral, con 38 años de labor ininterrumpida, la facultativa tiene el beneplácito de ser, hasta ahora, la única mujer de la provincia en alcanzar la prestigiosa condecoración. La “estrella dorada” corona su palmarés, donde figuran, además, las órdenes Lázaro Peña y otros lauros.

"Recibir este título ha sido demasiado emocionante para mí. Jamás lo imaginé. Soy muy apasionada por mi trabajo y aunque ya tenía las otras medallas, no esperaba esto. Cuando mi esposo me avisó que lo había obtenido, comencé a llorar. No lo creía", expresa la médica.

Las llamadas de su hijo desde Brasil, donde colabora como galeno, junto a la lluvia de felicitaciones de parte de antiguos alumnos, se añadieron a esas lágrimas, nacidas de la humildad, alejadas de vanagloria.

¿Se siente satisfecha con lo logrado hasta ahora?

"Sí, pero creo que debo seguir haciendo mucho más. En ese empeño, la familia me ha ayudado sobremanera. Si no fuera por ellos, hubiera sido difícil llegar a estos resultados".

¿Cuáles considera los momentos más significativos de su vida laboral?

"Cuando me gradué el 22 de diciembre de 1975, precisamente la misma fecha del Primer Congreso del Partido. Para mí ese fue un gran día. Otro instante especial llega cada vez que salvo el pie a un diabético. ¡Para mí es algo tan importante…! Mi padre era diabético y estuvo 15 años padeciendo de una extremidad que nunca pude curar. Sin embargo, hoy yo aplico el Heberprot y resulta gratificante ver la mejoría de los pacientes".

Su hoja de servicios incluye la incursión en el ámbito investigativo, reconocido varias veces por la Asociación Nacional de Investigadores y Racionalizadores (ANIR).

¿Cuáles han sido sus principales resultados en este frente?

"La Consulta de Atención al Diabético, pues a través de ella se evitan ingresos hospitalarios al paciente y mejora su calidad de vida. Este trabajo ha dado cuantiosos aportes económicos al país, al lograr el ahorro de 43 mil 387 pesos".

El estudio sobre el cáncer y su incidencia sobre la población cienfueguera ocupa también las horas de la doctora Lara Calderín. Como coordinadora del Grupo de Control del Cáncer en su área de Salud, exhibe logros en la pesquisa activa de las personas con riesgos y en el diagnóstico precoz a pacientes con cáncer de pulmón, colon, próstata, cérvico-uterino y de mama, por lo cual la ha reconocido el Centro de Ingeniería Genética y Biomolecular.

En su opinión, ¿cuáles son las cualidades que deben definir a un joven aspirante a convertirse en médico?

"La responsabilidad y la consagración al trabajo. El médico no tiene horario, siempre ha de estar dispuesto a atender a sus pacientes; ellos son nuestra prioridad. Quien se inicie en estos caminos, necesita tener conciencia de ello".

¿Tiene algún imposible?

"Me siento una persona feliz y si me veo así es porque creo haber logrado todo. Tengo una familia bien constituida, cuento con el respeto y cariño de mis compañeros de trabajo, no solo con los colegas, sino también con el resto del colectivo".

La Heroína del Trabajo cienfueguera ha participado en diversos eventos nacionales e internacionales, como el XVI Congreso Latinoamericano de Nutrición, el encuentro Pedagogía 2013 y el V Encuentro Hispano-Cubano en Ciencias de la Salud 2013.

De niña, mientras vislumbraba su futuro, jamás se vio ataviada con la bata blanca inherente a los de su profesión. Mas, por seguir la sugerencia del padre, fue infiel a su vocación primera, la de maestra, para echar a andar el camino pavimentado por Galeno e Hipócrates.

No se equivocó. Hoy Gloria Lara se cuenta entre esos facultativos paradigmáticos, a quienes sorprende el sol en la consulta y reciben como honorario la sonrisa de satisfacción de los pacientes. Lo mejor, puede combinar sus funciones médicas con la docencia y cristalizar así su antiguo sueño.

¿Cómo se definiría a sí misma?

"Como una mujer amante del trabajo y de la casa".

Continue reading