Calendario

October 2019
M T W T F S S
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Cuba Higiene

Plomo y Premio


En mayo del 2016 escribí un extenso artículo titulado: Intoxicación por plomo en  comunidades suburbanas en La Habana, Cuba. Publicado en el Blog de Medicina Cubanay en  la página web de temas cubanos Cuba Encuentro. (https://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/intoxicacion-por-plomo-en-comunidades-suburbanas-en-la-habana-325724).

 Señalé a modo de conclusión lo siguiente:

En las comunidades cubanas de Yuca 1 y 2, no ha ocurrido nada de esto. Tal vez arrastrando una prolongada y peligrosa contaminación por plomo; la única respuesta de los autoridades han sido los procedimientos sesgados, el comprometido silencio, la anulación de algunos que disienten y sobre todo; el velado y ruin desempeño que hacen dudar de los más simples propósitos  de los proveedores de salud;  que deben ser el cuidar de una comunidad que le es parte,  en tanto que asumen una innoble tarea que no entendemos que pretenden y a donde esto les conduce.

Ahora un artículo titulado “La sangre nunca fue amarilla” publicado en el sitio web de periodismo alternativo: Periodismo de Barrio  @periodibarrio, de la periodista Mónica Baro @Mona_Cuba, sobre el tema de la intoxicación por plomo en una barriada de San Miguel del Padrón en La Habana; gana un prestigioso premio internacional de periodismo (Premio Gabo).

Tal vez ahora las autoridades de la Salud de Cuba @MINSAPCuba presten mejor atención a estos problemas relacionados con la contaminación del medio u otros que no superan el simple escrutinio científico.

Dr. Eloy A González



Continue reading

Situación inusual de salud en el municipio cubano de San Juan y Martínez.

San Juan y Martínez en crisis de salud

Por: Irina León Valladares y Lisandra Orraca Guerra 
Todo comenzó a principios del mes de marzo cuando un niño de once años, que cursaba el 6to grado en el seminternado Antonio Guiteras Holmes, con residencia en la calle Ruiz Calderón, en el municipio de San Juan y Martínez, provincia de Pinar del Río; fue enviado de vuelta para su casa -por sus maestras  porque tenía fiebre. Ya en su hogar, lo atendió el tío, pues los padres estaban trabajando y le suministró una Dipirona en tableta, para que le bajara la fiebre, porque también el niño estaba afectado por gripe.

En horas de la noche -de ese mismo día- ya cuando los padres habían llegado a la casa, se percataron de que la fiebre no había disminuido, al contrario, había aumentado a 45 grados, la criatura estaba de forma literal “hirviendo”. De inmediato se dirigieron con él hacia el Policlínico Municipal donde el médico de guardia, sin realizar siquiera un diagnóstico, o hacer algún tipo de análisis, lo remitió para el Hospital Pediátrico León Cuervo Rubio. Esta acción es indicativa de que quiso librarse de responsabilidad.

Ya con la remisión en la mano, su papá trata de buscar la ambulancia de guardia del establecimiento de salud, pero no estaba, lo que implicó que no tenían ningún transporte para trasladar a pacientes de urgencia. Desesperado el hombre ante esta situación, salió a buscar por el pueblo un carro particular para llevarse a su hijo y cuando lo encontró, con un valioso tiempo perdido, tuvo que pagar al chofer 15 cuc (375 pesos moneda nacional) para que los trasladara a la cabecera provincial.

Para la desgracia del niño, cuando llegaron al Hospital Pediátrico ya era tarde, el aumento de su temperatura corporal, muy por encima de lo permitido, combinado con una crisis respiratoria, le ocasionó un paro cardíaco y no tuvieron tiempo suficiente, ni siquiera para entubarlo.

A primera hora los médicos pensaban que esta muerte se debía a una meningitis fulminante, pero después de haberle realizado la prueba –una vez fallecido- dio negativa a esta enfermedad. Se quedaron los médicos sin explicar cuál fue la causa del deceso.

Al día siguiente la niña que se sentaba junto a él, en el aula, también fue llevada para el policlínico con una fiebre muy alta, que no podían hacer descender, la trasladaron al Hospital Pediátrico y la ingresaron de inmediato. También le hicieron las pruebas para detectar si era meningitis y dieron negativas.

Todo parece indicar que a partir de ese momento se percataron que podía ser algo contagioso y médicos del municipio, de la provincia y del IPK (Instituto Pedro Kourí), se personaron en la casa del niño fallecido. Algún que otro “sanjuanero”, se aventuró a decir que incluso estuvo allí el Ministro de Salud Pública.

Estos hechos desataron el caos y el miedo en toda la localidad; se podía aplicar el dicho de “pueblo chiquito, infierno grande”. Pero lo que, sí abrió la Caja de Pandora, fue el hecho de que tuvieran que ingresar otros 7 niños de la misma aula que los dos anteriores (sexto grado).

Se personaron en el colegio médicos y enfermeras, un team de la provincia de Salud Pública y durante dos días dieron a los niños sendas tabletas de color rojo que los hacían orinar de ese tono, les causaba dolor de estómago y el lagrimal también entintado. Pero esto se dejó de hacer.
La mayoría de los padres de los alumnos de esa escuela que estudian seminternados, decidió no llevar a los hijos a recibir la docencia, por miedo a que se contagiaran de la desconocida enfermedad. Ello dio lugar a que se celebraran dos reuniones, presididas por el Director de la Escuela y la Directora de Salud Pública Provincial, para exigirles a los padres que llevaran a sus hijos a clases, porque no podían dejar de recibir los conocimientos necesarios para cursar el grado.

Se garantizó que en cada aula estaría un médico pendiente de ellos. Estas reuniones no tuvieron el éxito esperado porque los menores siguieron ausentándose del centro de estudios, a diario eran reportados de 6 a 7 niños con los mismos síntomas (fiebre y eritema en el cuerpo). Algunas personas observaron que los niños con padres vinculados a la Salud Pública, fueron los primeros que dejaron de asistir.

Entonces en ese momento, se comenzaron a aplicar medidas represivas con los progenitores, amenazándoles con ponerles multas si no permitían que sus hijos fueran a la escuela e incluso que los educandos serían sancionados.

Mientras pasaban los días y aumentaban los casos, las enfermeras y médicos comenzaron un pesquisaje por la mayoría de las casas midiéndoles la temperatura a todas las personas de la localidad.

Hasta el momento, no se sabe a ciencia cierta la causa de todo esto, ya que las autoridades sanitarias no han informado a la población el origen de esta epidemia. No obstante, por los síntomas que presentan los niños (e incluso la maestra de segundo grado, también enferma) y las secuelas articulares con las que quedó la segunda niña ingresada, algunos se atreven a afirmar que es chinkungunya.

Es importante que se conozca que la escuela donde todo esto comenzó esta en pésimas condiciones constructivas; las paredes de las aulas están húmedas, en la cocina son visible los insectos y roedores, la cisterna está al lado de una fosa y ambas tienen roturas estructurales, para colmo a unos metros del local existe un vertedero, la mayoría del tiempo abarrotado de basura. Pero no solo los alrededores de la escuela están así, el municipio en general sufre de esta contaminación y las autoridades estatales no hacen nada al respecto.

Todos los niños e incluso adultos que llegan al hospital, al menos con 37 grados de temperatura, son ingresados, primero los mantuvieron por seis días; pero en estos momentos tienen que permanecer durante diez, bajo mosquitero; los acompañantes mantenerse todo el tiempo en el hospital –sin salir- con tapabocas. Al décimo día les hacen análisis de sangre y si todo sale negativo, son dados de alta.

Aún en estos momentos, más de 20 días después hay unos 50 niños ingresados en el Hospital Municipal de San Juan y Martínez, en difíciles condiciones de hacinamiento, para lo cual han tenido que poner camas en los pasillos porque las salas no dan abasto. Por su parte los niños que presentan síntomas y estudian en la Escuela Antonio Guiteras -si se sienten enfermos- son remitidos de forma directa al Hospital Pediátrico.

Esta es -a grandes rasgos- la situación de salud del municipio que se ha mantenido en silencio, no solo para los locales, pero para todo el país.

Pinar del Río, 30 de marzo de 2017.


Recibido desde Cuba por correo electrónico.


Continue reading

Intoxicación por plomo en comunidades suburbanas en La Habana, Cuba.

El 25 de abril del presente año una nota informativa en la prensa acompañada de un video ponía en alerta a los medios sobre una grave contaminación ambiental por plomo en dos comunidades pertenecientes a la localidad de Guanabacoa, una extensa suburbanizacion de La Habana, la nota dice así:

Las comunidades Yuca 1 y 2 en Guanabacoa, ciudad de La Habana, han tenido que protestar utilizando carteles y pinturas en las paredes para que las escuchen. Sin embargo, las autoridades no han resuelto la contaminación por plomo con la que conviven. (Santelli, 2016)

Ampliando la información el sitio independiente Cibercuba, señalaba que, “el origen del problema puede encontrarse en que la comunidad fue creada sobre vertederos de ácido de baterías, lo que tiene un alto contenido de plomo. El conjunto de viviendas fue construido en 1998 para albergar a familias afectadas por ciclones y derrumbes. De momento, las autoridades no han divulgado el caso de contaminación, a pesar de la gravedad del asunto, y de que puede acabar perjudicando a buena parte de los residentes en el lugar, especialmente a los niños. Las familias viven temerosas de que sus hijos pierdan la vida a corta edad a causa de los efectos dañinos del plomo en la sangre, que en algunos alcanza más del 20%, cuando un 10% es el  valor considerado normal”. (Baluja, 2016)

Este y otros temas relativos a la contaminación ambiental en Cuba son conocidos, cuando el trabajo paciente y profesional de los comunicadores independientes logran superar la censura del régimen y el secretismo de los funcionarios de la salud en el país; para darnos una información veraz  que al compartirlas, se convierten en ciudadanos que no solo reportan esas incidencias sino que se hacen parte de la solución del problema.

La intoxicación por plomo en estos dos asentamientos no es nada nuevo. Desde abril del año 2013 el conocido periodista independiente, Augusto Cesar San Martin en un extenso artículo señalaba los inconvenientes que han pasado los habitantes de estas comunidades después de expresar sus quejas a las autoridades competentes. El artículo muestra que el problema es de larga data y que no hay soluciones a mediano o corto plazo. Algunas notas del comunicador señalan:


Hice varias peticiones de análisis de sangre a los niños de la comunidad, a la doctora Annia Lemus, directora del Policlínico Machaco Ameijeiras entonces y actual Presidenta del Poder Popular en Guanabacoa. Después de un año,  tomaron muestras a los niños que sólo  llevaban meses en el albergue. Los análisis resultaron negativos pero nunca los mostraron. Cuando solicité la comprobación por escrito, se había perdido el documento”. “Dijeron que no había problemas de contaminación pero nunca mostraron los resultados”, tomaron las muestras de los recién albergados, ninguna de los que llevamos tiempo expuestos a la contaminación”. Los resultados escritos en una Inspección sanitaria ejecutada en el 2009, a cargo de especialistas de Salud Pública, constatan “grandes saturaciones higiénico sanitarias con peligro eminente para los moradores”. La inspección detalla los riesgos epidemiológicos que existen  por desechos en los alrededores y anuncia los riesgos de brotes epidémicos,  pero no menciona la contaminación del plomo. “Lo que más me ha causado desesperanza es la respuesta ofrecida de un titulado máster del tema medioambiental”, explica Vivian. “Ese funcionario nos recomendó no comer frutos del patio y no caminar descalzos por la tierra. Le dije que debían tomar otras medidas, de lo contrario elevaría las quejas y me respondió: Si escribe la queja  la carta llega a mis manos y yo le doy la respuesta que quiera”. (Albistur, 2013)



Hace 6 meses la comunicadora independiente, Alicia Fernández, retoma el tema del posible envenenamiento por plomo en las comunidades Yuca 1 y 2, en un artículo publicado en la red donde señala entre otras cosas lo siguiente:

Los asentamientos se levantaron hace más de 20 años sobre terrenos en los que antes Cubana de Bronce arrojaba residuos de su producción. La idea inicial era que fueran albergues "transitorios", destinados a acoger damnificados de ciclones, derrumbes y otras desgracias. Sin embargo, algunos de sus habitantes llevan décadas allí. "Hay plomo por todas partes", asegura. "Si vas al patio y remueves un poco la tierra empiezas a encontrar los pedazos. Y los niños juegan con ellos”. En la misma tierra donde juegan los niños, se siembran plátanos, calabazas y boniatos que los vecinos consumen. "Hace un tiempo una madre mejor informada consiguió que, a través de amistades, le hicieran a su hija unos análisis de sangre. Los resultados confirmaron las sospechas, tenía envenenamiento por plomo. El caso fue silenciado y a la familia, milagrosamente, le dieron un apartamento", relata una mujer. "Así fue como nos enteramos de que el plomo en sangre mata". (Fernandez, 2015)

Por la misma fecha en que esta periodista independiente informó del problema en el asentamiento de Yuca 1 y 2; un hecho circunstancial se produjo en el barrio de Parraga, cuando  un número no precisado de niños se intoxicaron con plomo después de un vertimiento irresponsable de un reparador de baterías (acumuladores) en esa localidad. La nota apareció en el sitio web Cubanet.

Antes de continuar con este problema de contaminación medioambiental que afecta una comunidad dada, sería bueno aclarar que la intoxicación o envenenamiento por plomo es un problema muy serio de salud que debe comprometer, cuando se presenta, a las autoridades y profesionales de la salud y a las grupos expuestos. Deben establecerse medidas inmediatas que puedan eliminar o paliar los efectos que se presentan y que afectan de manera grave la salud de un conjunto de personas que realmente han sido expuestos al contacto con este metal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su última nota sobre la intoxicación por plomo señala entre otros asuntos, lo siguiente:

El plomo es una sustancia tóxica que se va acumulando en el organismo afectando a diversos sistemas del organismo, con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad. El plomo se distribuye por el organismo hasta alcanzar el cerebro, el hígado, los riñones y los huesos y se deposita en dientes y huesos, donde se va acumulando con el paso del tiempo. Para evaluar el grado de exposición humana, se suele medir la concentración de plomo en sangre. No existe un nivel de exposición al plomo que pueda considerarse seguro. La intoxicación por plomo es totalmente prevenible. (N°379, 2015)

En la comunidad científica cubana se ha considerado el problema de la contaminación y posible envenenamiento por plomo, sobre todo en los niños. Situación que no es privativa de país alguno.

·         En Cuba se realizó en el año 1992 un estudio donde se determinó el plomo en sangre en niños entre 1 y 4 años de edad, que vivían en zonas de alto tráfico. El porcentaje de niños con plomo en sangre por encima de 10 µg/dl fue sólo del 16 % en la zona expuesta y del 6 % en la no expuesta. (Cañas RC, 1992)

·         En el año 2003 se realizó un estudio de niveles de plomo en sangre y otros factores asociados a niños residentes en el municipio de Centro Habana. Las madres respondieron un cuestionario acerca de hábitos y conductas que exponen a los niños a la intoxicación con plomo; 40 % de ellos tenían el plomo en sangre superior a 10 µg/dl. Los factores asociados fueron, entre otros: no lavarse las manos antes de alimentarse, jugar con juguetes de plomo, llevarse juguetes a la boca y comer tierra. En los niños expuestos resulta frecuente encontrar niveles elevados de plomo en sangre. Los hábitos, las conductas riesgosas y el hacinamiento fueron los factores que mayores asociaciones tuvieron con los niveles altos de plomo en sangre, señalaron los autores. (Aguilar Valdés, Juan, Más Bermejo, Pedro, Romero Placeres, Manuel, García Roche, René, Sardiñas Peña, Olivia, & Orris, Peter, 2003)

·         Entre los años 1986-1992 se desarrolló un estudio sobre los niveles de plomo en las aguas de consumo humano en Cuba. El objetivo del trabajo fue determinar sus concentraciones en aguas de las principales fuentes de abastecimiento en Cuba, y comprobar el cumplimiento de la concentración máxima admisible establecida. Los autores señalaron en ese estudio que: de forma general, puede considerarse que no existen condiciones propicias para la contaminación del agua con plomo en el sistema de distribución de acueductos para localidades de más de 5 000 habitantes, ya que no se han detectado valores de pH y dureza total en las aguas que propicien la migración del plomo de las tuberías. Ambos parámetros son controlados periódicamente mediante el sistema de alerta en la Vigilancia de la Calidad del Agua que lleva a cabo el Ministerio de Salud Pública. (Maricel García-Melián, María Teresa Hernández-Peñalver, 2003)

 Pero lo que sorprende de este problema es que, presentándose la grave realidad de un conjunto de personas afectadas por esta contaminación, se asumen posiciones y actitudes indolentes  e irresponsables; conductas que  socaban el buen nombre y la dedicación honesta de la práctica médica y muestran un accionar imprudente de las autoridades de salud que comprometen a personas a las cuales, en tanto deben de proteger, las exponen a riesgos de salud de graves consecuencias.

La posible intoxicación colectiva por plomo de las comunidades Yuca 1 y 2 en la cercanías de Guanabacoa, esto en la Ciudad de la Habana, debe ser objeto de inmediata atención por las jurisdicciones de salud a los cuales les compete y son responsables del cuidado de estas personas en número tal que constituyen una población de 427 habitantes, de ellos, 126 niños de 0 a 16 años, 262 personas de 17 a 60 años  y 39 de 60 o más. En pocos años se amplió con una  población similar creándose Yuca 2, lo que quiere decir que la población afectada puede superar el millar.

Las personeros del régimen, debemos de suponer que fueron los funcionarios de la Oficina de la Vivienda; nunca debieron de asentar tal número de personas en terrenos que  habían sido utilizados por una fábrica de baterías para autos (acumuladores), fuente primaria de contaminación por plomo y que también fue utilizada por una empresa de trasformación del cobre (Cubana de Cobre).

La conducta y desempeño de las autoridades de salud son reprobables y engañosas. Algunos habitantes que se quejan son trasladados a otros lugares en tanto que una inspección sanitaria del 2009 señalaba  “grandes saturaciones higiénico sanitarias con peligro eminente para los moradores” sin mencionar el envenenamiento por plomo. Un especialista de alta calificación recomienda a los vecinos “no comer frutos del patio y no caminar descalzos por la tierra”…, si se quejan  la carta llega a mis manos y yo le doy la respuesta que quiera”. Como pueden apreciar, es una forma indigna de dar respuesta a un problema apremiante de salud colectiva.

En algunos casos se hizo examen en orina pero no en sangre para determinar los niveles de plomo. Cuando se realiza los exámenes no son concluyentes en tanto que algunos se han buscado la forma de hacerse estas investigaciones mediante gestiones personales; cuando hay alguna confirmación de algún caso que surgiere la intoxicación por plomo se asume el secreto y las soluciones individuales. Todo esto cuando se sabe que un problema como este conlleva concientización y participación de las comunidades afectadas.

En la posible contaminación o envenenamiento por plomo en las comunidades Yuca 1 y 2 ha habido y aún hay un comportamiento irresponsable y reprobable de las autoridades del régimen como son los funcionarios  de la Oficina de la Vivienda, los funcionarios del Poder Popular y en particular las autoridades de salud locales  (MINSAP) ;que han minimizado el problema al punto que desde el año 2009  hasta donde llega la informaciones, han obviado los procedimientos para establecer una intervención ambiental ante este problema de salud que empezó cuando cientos de personas fueron asentados sobre un terreno ya envenenado.

Hasta donde sabemos no hay una intervención ambiental por intoxicación por plomo como ser recomienda (Ceto, 2003). Los elementos fundamentales de un programa efectivo se caracterizan por incluir estrategias para:  reducir la exposición a los medios ambientalmente contaminados, educar de manera amplia a la comunidad respecto del riesgo que representa el plomo, proporcionar servicios de intervención en materia de salud a las poblaciones potencialmente expuestas , desarrollar una infraestructura comunitaria para proporcionar un apoyo a largo plazo a través de los elementos de programas de intervención ambiental ,llevar a cabo monitoreo para evaluar la efectividad del programa y modificarlo en caso necesario.

Los especialistas en el control del envenenamiento por plomo en comunidades, donde el suelo o el agua entre otros están contaminados por este metal señalan que , el éxito en el manejo de los sitios contaminados por plomo puede alcanzarse si los encargados de aplicarlo trabajan de manera conjunta con las autoridades locales en la identificación de las metas adecuadas del proyecto, diseñando y ejecutando seguidamente estrategias de intervención ambiental y programas de intervención en salud y educación que respondan a dichas metas.

En las comunidades cubanas de Yuca 1 y 2, no ha ocurrido nada de esto. Tal vez arrastrando una prolongada y peligrosa contaminación por plomo; la única respuesta de los autoridades han sido los procedimientos sesgados, el comprometido silencio, la anulación de algunos que disienten y sobre todo; el velado y ruin desempeño que hacen dudar de los más simples propósitos  de los proveedores de salud;  que deben ser el cuidar de una comunidad que le es parte,  en tanto que asumen una innoble tarea que no entendemos que pretenden y a donde esto les conduce.

* Dr. Eloy A. González (Buenavista, VC. Cuba, 1949). Médico Especialista en Oncología. Profesor Instructor de Farmacología de la UH. Consultor de GLG. Blogger. Exiliado y radicado en Fort Worth, TX. Contribuye con artículos de opinión sobre Cuba en distintos sitios Web sobre Salud y DDHH, entre otros. Colabora con el Semanario Panorama de Fort Worth, TX, de forma regular y sus contribuciones abarcan temas variados. E-mail: eloy_gnzlz@yahoo.com. Web: http://medicinacubana.blogspot.com

Referencias:

Aguilar Valdés, Juan, Más Bermejo, Pedro, Romero Placeres, Manuel, García Roche, René, Sardiñas Peña, Olivia, & Orris, Peter. (2003). Niveles de plomo en sangre y factores asociados, en niños del municipio de Centro Habana. . Revista Cubana de Higiene y Epidemiología, 41 (1), 41 (1).

Albistur, A. C. (2013, 4 30). Noticias de Cuba. Retrieved 5 3, 2016, from CUBANET: https://www.cubanet.org/noticias/contaminados-con-plomo/

Baluja, M. (2016, 4). Cibercuba Videos. Retrieved 5 3, 2016, from Cibercuba.com: https://www.cibercuba.com/videos/noticias/2016-04-26-u74-preocupacion-por-grave-contaminacion-con-plomo-en-comunidades-de-la

Cañas RC, P. G. (1992). Exposición a plomo en población infantil de 1 a 4 años residentes en zonas de Ciudad de La Habana. In XXIII Congreso Interamericano de Ingeniería Sanitaria Ambiental. Trabajo completo publicado en libro de Memorias (pp. T.3; Cuba, 1992:297-305).

Ceto, N. (2003, 1). Intervención ambiental en sitios contaminados por plomo: la experiencia en los Estados Unidos de América . Retrieved 5 2, 2016, from scielo.org.mx: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342003000800010

Fernandez, A. (2015, 10 17). Sociedad.Retrieved 5 2, 2016, from Diario de Cuba: http://www.diariodecuba.com/cuba/1444664002_17462.html

Maricel García-Melián, María Teresa Hernández-Peñalver. (2003, 1). Estudio de los niveles de plomo en aguas de consumo humano en Cuba . Retrieved 5 2, 2016, from scielo.org.mx: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342003000800013

N°379, O. M.S (2015, 8). Centro de Prensa. Retrieved 5 1, 2016, from WHO.int: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs379/es/


Santelli, A. M. (2016, 4 25). TV Marti. Retrieved 5 3, 2016, from Martinoticias: http://www.martinoticias.com/a/tv-marti-exigen-ayuda-gobierno-cubano-alto-plmo-sangre/120544.html

Continue reading

Instituciones de Salud en Cuba no establecen las condiciones de trabajo ni proporcionan los recursos adecuados para disminuir el riesgo laboral.

Riesgo laboral en la atención de salud en Cuba.

Por Dr. Eduardo Herrera.*

Trabajar en un Hospital sin tener los medios de protección adecuados, es costumbre en Cuba. La mayoría del personal que labora en las instituciones de atención de salud no cuenta con los aditamentos necesarios para garantizar su propio bienestar.

La ausencia de guantes, gafas y ropas adecuadas, se suma al desinterés de los directivos en proporcionarlos y del personal en utilizarlos. Otros medios y medidas de protección también son deficientes, pero estos son los más notables.

Se puede observar, a simple vista, cuando acudimos a muchas unidades que prestan servicios de salud a la población, como se realizan extracciones de sangre sin que los técnicos usen guantes. El lavado de las manos también se dificulta porque muchas veces no hay agua o jabones, mucho menos gel desinfectante.

Solo a veces existe una pequeña toalla, con la que todos se secan las manos, en vez de servilletas o papel higiénico. Lo que sería, en todo caso, una medida paliativa de no existir un secador.

En los salones de operaciones donde se realizan grandes intervenciones, en las cuales los cirujanos se ponen en contacto directo con la sangre de los pacientes, a riesgo de contagio de alguna enfermedad, no se utilizan los medios de protección que se requieren.

Fundamentalmente en las urgencias, a los pacientes con SIDA, Hepatitis B o C, entre otras que pudieran trasmitirse, no se le realizan exámenes con los que pueda detectárseles.

Muchas personas, sobre todo VIH positivos, no informan sobre su padecimiento, debido al stress psicológico a que son sometidos y temen hablar de lo que padecen para no ser rechazados. Se pone así en riesgo el personal de salud, que no usa la protección debida.

Los hospitales y otros centros de atención de salud, no proporcionan las condiciones de trabajo adecuadas para disminuir el riesgo laboral en estos casos. Lo particular es que no solo se pone en riesgo la salud del trabajador, sino también la de otros pacientes. 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), es el principal organismo internacional encargado de la mejora permanente de las condiciones de trabajo. Cuba sería un caso pendiente en cuanto al tema, con respecto a los que laboran en la Salud Pública.


*Dr. Eduardo Herrera Duran, es médico especialista en Cirugía. Reside en la ciudad de la Habana, Cuba y trabaja en el Hospital Universitario “Calixto García”. Colabora con la agencia cubana de prensa independiente, Hablemos Press, sobre temas de Salud. Muchos de sus artículos aparecen en el Blog de Medicina Cubana.

Continue reading

El problema del destino de los desechos biológicos en Cuba. Un trabajo de periodismo de investigación en Holguín pone al descubierto una situación muy alarmante.

En el conocido canal en línea de videos, You Tube, ha sido colocado un video de jóvenes realizadores cubanos, radicados en la ciudad de Holguín, donde abordan el complejo tema de la situación del cementerio de Mayabe, en la localidad  y las critica situación del mismo agravada por el tratamiento y destino de los desechos biológicos que provienen del cercano Hospital Clínico Quirúrgico y probablemente de otras facilidades hospitalarias de esta ciudad.
El documental de 18 minutos de duración fue realizado por: Nairovis Zaldívar Peña, Yainiel Diamela Pérez Escofet y Rosaida Checa Castillo; el documental con el título de: “Que en paz descansen” puede verse  haciendo CLIC AQUÍ

El manejo de los residuos hospitalarios, sobre todo los desechos biológicos, son un problema de máxima prioridad de los sistemas de Salud y de los organismos e instituciones encargados del manejo y destino final de los mismos.

Los residuos generados por los servicios de salud se diferencian por lo menos en cuatro categorías generales. Hay subcategorías adicionales, pero en general se pueden clasificar de la siguiente manera:

Residuos Sólidos Generales, residuos químicos peligrosos, residuos radioactivos y por último los residuos infecciosos. Estos últimos son los que caen en la categoría que toma en cuenta las indagaciones de los jóvenes que incursionaron en un trabajo de periodismo de investigación en la ciudad de Holguín, Cuba.

Los residuos de infecciones o digamos potencialmente infecciosos, son los generados en los diagnósticos o tratamientos directos con pacientes que se supone contienen patógenos (bacterias, virus, parásitos u hongos) en cantidad, concentración o virulencia suficiente como para causar enfermedades en las personas susceptibles. Esto incluye a los cultivos y "stocks" de laboratorios, sangre, elementos punzantes y restos humanos o animales ("pathological waste". De manera que los restos humanos provenientes de autopsias, accidentes, abortos, amputaciones etc. provenientes de los hospitales locales son basura patológica que puede ser peligrosa si no se hace los procedimientos que están establecidos para tal fin.[1]

Insisto se trata de residuos de cirugía y autopsias realizadas a pacientes con enfermedades infecciosas (por ej. tejidos y materiales o equipos que han estado en contacto con sangre u otros fluidos corporales); residuos patológicos o restos humanos o animales, tales como los tejidos, órganos, secciones del cuerpo, fetos humanos o cadáveres de animales, sangre y fluidos corporales. Dentro de esta categoría, las secciones de cuerpo humano o animal que son reconocibles son también denominados residuos anatómicos. Esta categoría debería ser considerada como una subcategoría de los residuos infecciosos, si bien puede incluir también secciones de cuerpo sanas. Esto no es solo los desechos biológicos pero son los que aparecen en la indagación que muestra el material del video publicado.

Cuando el sistema de salud y las autoridades locales se enfrentan a un problema como este lo que debe hacerse es lo siguiente; sobre todo en la relativo a los residuos biológicos.

Debe definirse el problema con claridad y clasificarlo. Debe mantenerse el acento en reducir los desechos biológicos en lo posible  en tanto que se garantiza la seguridad de los trabajadores. Para el manejo de los desechos debe proveerse de un sistema de recolección y trasporte adecuado  estableciéndose programas bien definidos; aplicar la tecnología apropiada de disposición final de  los residuos patológicos  que sean ambientalmente seguros y económicamente razonables. No se puede andar por ahí en los cementerios tirando los desechos biológicos, sin apenas enterrarlos y donde al poco tiempo los perros callejeros y las aves carroñeras dan cuenta  de partes anatómicas que vienen de un hospital. ¿Es que ya no hay incineradores en los hospitales en Cuba?

Cuando admitimos semejante conducta irresponsable y peligrosa, no podemos aceptar la idea de que en nuestro país no exista conciencia y conocimientos adecuados como para saber de este problema  y conocer de sus soluciones. Un simple vistazo demuestra que especialistas cubanos conocen de este problema de salud y saben de su manejo.

Se conoce del riesgo en el manejo de estos desechos para el personal de salud:

Los desechos peligrosos de las instituciones de salud constituyen un factor importante de riesgo para el personal que interviene en su manipulación, y al mismo tiempo contribuyen al deterioro del medio ambiente. En este trabajo se realizó una revisión de los riesgos ocupacionales y del personal asociado al manejo de los desechos peligrosos. Se analizaron las prácticas adecuadas y otras técnicas de manipulación que permiten la reducción de dichos riesgos, con el objetivo de que el personal proteja su salud y pueda desarrollar su labor con mayor eficiencia. Se hizo un análisis de la legislación existente en el país para garantizar la protección y la seguridad de los trabajadores durante el manejo de los desechos peligrosos provenientes de instituciones de salud, y se pudo apreciar que es aún insuficiente y que expresa de forma muy general las obligaciones para la protección y seguridad de los trabajadores.[2]

Hay información sobre el problema y la búsqueda de soluciones. En un trabajo de la Dra. Silvia Álvarez Rosell de la Dirección de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente con el título de “Manejo de desechos peligrosos en cuba. Situación actual y perspectivas”,  la autora señala lo siguiente:

El adecuado manejo de los desechos peligrosos se ha convertido en un tema de alta prioridad para todos los países y en especial para aquellos en vías de desarrollo que en general, carecen de infraestructura técnica sólida, tecnologías idóneas y recursos humanos debidamente capacitados para llevar a cabo esta labor sin causar impactos negativos sobre el medio ambiente. Para estos países, este asunto representa un verdadero desafío, requiriéndose disponer de recursos financieros para crear capacidades y adquirir tecnologías, lo cual debe ser hecho realidad con el apoyo de los países desarrollados, pero que hasta ahora no deja de ser un compromisos sin que en la práctica se materialice de forma efectiva. La colaboración y la cooperación entre los países en desarrollo es también una vía útil que debe potenciarse más. Este trabajo pretende exponer como Cuba ha enfrentado este reto, presentando las acciones realizadas, las dificultades confrontadas y las acciones futuras que deberán acometerse para que el manejo de desechos peligrosos no constituya un problema ambiental a resolver. [3]


Con fecha 15 de febrero del año 1999, aparece en la edición ordinaria de la Gaceta Oficial de la República de Cuba  correspondiente al  añ XCVII, Numero 7 en la Página 11ª el Decreto –Ley No. 190 de la Seguridad Biológica. En el capitula VII señala lo siguiente:

DE LOS DESECHOS BIOLOGICOS PELIGROSOS.

ARTICULO 15.- Los titulares de las entidades que tienen a su cargo instalaciones y áreas de liberación, cuyas operaciones generen desechos biológicos peligrosos, entendiéndose por éstos, los que contienen agentes biológicos, organismos y fragmentos de éstos con información genética, que representen un peligro real o potencial para la salud humana y el medio ambiente en general, serán responsables por su uso, tratamiento, transportación y disposición en condiciones de seguridad y en correspondencia con las disposiciones ambientales vigentes, de forma que se garantice la protección del medio ambiente y en particular de la población y los trabajadores.

ARTÍCULO 16.- Las autoridades referidas en el artículo anterior que están responsabilizadas con el uso, tratamiento, transportación y disposición de desechos, deberán planificar dentro de su presupuesto de gastos los recursos financieros necesarios, a los efectos de garantizar la cobertura de los costos que generen dichas operaciones.


Es decir que existe una base legal establecida en Cuba para la seguridad biológica y el problema de los desechos biológicos.

Los jóvenes en Holguín que hicieron posible este trabajo de periodismo de investigación han mostrado algo que todos conocen: el  terrible abandono de los cementerios en Cuba, la actitud indolente de tantos que han convertido los cementerios en lugares donde se roba  y se ultraja  la memoria de los que allí ya hacen. Pero el asunto que muestran en el Video va más allá del destrozo ambiental de los cementerios cubanos; se trata de mostrar que esos lugares y en particular el Cementerio de Mayabe en la ciudad de Holguín, es un vertedero de residuos biológicos donde no se cumplen ni las más elementales normas establecidas para tales fines.

 No culpemos ahora a los especialistas de la salud, en este asunto está la desidia de un gobierno que no prioriza asuntos tan relevantes como es el cuidado de estas instalaciones y el cumplimiento de políticas establecidas para el transporte y manejo de los residuos hospitalarios. Se trata de peguntarnos si un camposanto debe ser el vertedero de los desechos biológicos de las facilidades hospitalarias de la localidad.

Urge tomar las medidas adecuada para que políticas y normas conocidas y aplicadas por muchos sean instrumentalizadas en Cuba…, también en Holguín.

Nota del Editor: Una información inicial fue publicada con un enlace al video en la página web de temas cubanos: Cuba en vivo.




[1] Manejo de los residuos hospitalarios. Por Hollie Shaner, N.R. y Glenn McRae .Traducción inglés-español: Daniela Montalto y Elba Stancich .2ª edición revisada, Julio 2002. En línea. Consultada 28/6/15. Disponible en: http://www.alihuen.org.ar/coalicion-ciudadana-anti-incineracion/manejo-de-los-residuos-hospital.html

[2] Dra. Raquel de los A. Junco Díaz y col. Seguridad ocupacional en el manejo de los desechos peligrosos en instituciones de salud. Rev Cubana Hig Epidemiol 2003; 41(2). En línea. Consultada 28/6/16. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/hie/vol41_01_03/hie07103.htm#cargo

[3] Dra. Silvia Álvarez Rossell. Manejo de desechos peligrosos en cuba. Situación actual y perspectivas .Cub@: Medio Ambiente y Desarrollo; Revista electrónica de la Agencia de Medio Ambiente

Año 5, No. 9, 2005. En línea. Disponible en: http://ama.redciencia.cu/articulos/9.06.pdf

Continue reading

Hospitales, sálvese el que pueda.

Unos 50 mil pacientes anuales contraen infecciones. Faltan agua en los baños, sábanas, guantes sanitarios, hasta escobas

Por: Julio Cesar Álvarez.*      

Un aproximado de 50 mil pacientes anuales atrapa una infección en los hospitales cubanos. 16 500 podrían morir a causa de ella. Es más peligroso ingresar en un hospital que volar en un avión, asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más de ocho millones de pacientes mueren de una infección grave cada año en todo el mundo vinculadas con la atención sanitaria, lo que aproximadamente significa una persona cada cuatro segundos. Cada año en Estados Unidos se contraen 1,7 millones de infecciones en el hospital, lo que lleva a 100 mil muertes. En Europa, 4,7 millones de infecciones intrahospitalarias causan 37 mil muertes, según la OMS.

Todos los años se publica en Cuba la baja cifra de mortalidad infantil en la isla, dato que deja bien parado al sistema de salud cubano. Sin embargo no se publican de igual forma las cifras de infectados, o de muertes causadas por las infecciones intrahospitalarias, un indicador que también mide la calidad de los servicios de salud.
No se considera eficiente un hospital que tiene una alta incidencia de infecciones adquiridas durante la estadía de los pacientes en él. A pesar de no contar con el dato oficial, el Dr. Rafael Nodarse Hernández, especialista de II grado en microbiología del Hospital Militar Central Dr. Luis Díaz Soto, en La Habana, afirmaba en la Revista Cubana de Medicina Militar, que en Cuba las infecciones intrahospitalarias afectaban aproximadamente a 50 000 personas cada año.

Esa afirmación parece encontrar validez en un estudio provincial de los Master en Ciencias Luis Eugenio Valdés García y Tania Leyva Miranda, del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Santiago de Cuba.

En un artículo titulado “Prevalencia de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria en hospitales provinciales de Santiago de Cuba”, publicado por el sitio digital Infomed, los Master afirmaban: “La provincia Santiago de Cuba no escapa de esta situación y como promedio entre 2500 y 3000 personas de las que ingresan en unidades hospitalarias adquieren una infección asociada a su atención en estas unidades. Así, durante el 2011 se registraron 2717 episodios de este tipo para una tasa de incidencia de 2,4 por cada 100 egresos hospitalarios”.

Pero si se toma como referencia el 33 por ciento de mortalidad por infecciones intrahospitalarias que señala la Master en Ciencias en Epidemiología Ileana Frómeta Suárez, del Hospital Hermanos Ameijeiras, tendríamos una mortalidad anual de 16500 muertes.

Algunos médicos consultados consideran un poco elevada esa cifra, pero confiesan que no tienen idea de la cantidad de muertes causadas por las infecciones intrahospitalarias, ni la cifra de los que se infectan en sus propios hospitales.

La higiene

Baño-Hopital-Freyre-Andrade - Foto de Julio Cesar Álvarez

Uno de los elementos que interviene en el surgimiento de las infecciones intrahospitalarias es, entre otros, el entorno hospitalario. La higiene es el talón de Aquiles de los hospitales cubanos. No sólo la higiene que atañe al instrumental médico y al personal sanitario, sino fundamentalmente la que se asocia a los locales de las instituciones sanitarias en donde convalecen los pacientes ingresados, principalmente aquellos con heridas producto de una cirugía o accidentes, quemaduras, etc..

Con mayor incidencia en el deterioro higiénico están aquellas instituciones de salud donde no se atienden dirigentes políticos o turistas. Con bastante frecuencia falta el agua en esos hospitales. Los familiares de los pacientes tienen que cargarla de los tanques habilitados para su recolección, en caso de que los haya.

Así descargan los baños, o bañan o lavan a sus familiares enfermos. En no pocas ocasiones son los propios familiares quienes limpian los locales dada la falta o negligencia del personal de limpieza. Productos claves escasean, como la ropa de cama para los pacientes, los guantes para el personal sanitario, y los instrumentos de limpieza para el hospital.

A la mala higiene de los locales se une el hecho de que las infecciones relacionadas con la atención sanitaria se producen principalmente a través de las manos de los trabajadores de la salud. Ellos son quienes trasmiten los gérmenes cuando tocan a los pacientes. También inciden en las infecciones las manos de los familiares, quienes muchas veces hacen de enfermeros improvisados como alternativa a la mala atención sanitaria.

Según un informe conjunto realizado en 2010 por la Sociedad Americana de Microbiología y el Instituto Americano de Limpieza, la probabilidad de lavado de manos es mayor en un baño público que en un hospital. Y si como señala la OMS, que el 60% de los profesionales de la salud incumple el requisito de lavarse las manos, se podrá tener una idea del por ciento de los familiares que lo incumple también, ya sea por falta de publicidad o porque no existe una cultura higiénica al respecto.

Con un cuadro higiénico tan desfavorable, como el que existe en nuestros hospitales, no sería exagerado afirmar que la infección intrahospitalaria es quizás uno de los problemas más serios de salud en los hospitales cubanos, a pesar de que el gobierno no hable de ello, y no emita cifras al respecto.

*Julio César Álvarez López (1968) Graduado en 1990 de la Escuela Superior de Contrainteligencia Hermanos Martínez Tamayo. Detenido en 1992 por colaborar con los Grupos de Derechos Humanos y sancionado por un Tribunal Militar a 19 años, de los que cumplió 16, siete de ellos en la Prisión de Máxima Severidad de Camagüey. Salió en libertad condicional en abril de 2008 y cursó estudios de computación y fotografía digital en la iglesia San Juan Bosco. Sabe Inglés y en la actualidad estudia Alemán. Reside en La Habana.
Fuente: Cubanet.
Continue reading

Médicos cubanos obligados a mentir a los familiares de los fallecidos sobres las causas de muerte cuando se trata de infecciones como el Cólera o el Dengue.

"Mentiras piadosas"

Vladimir Turró Páez.

Médicos del hospital Salvador Allende (Covadonga), son obligados a mentirles a familiares de pacientes que están falleciendo por Cólera o Dengue.

Altos dirigentes del Partido, se reunieron, este viernes 4 de octubre, con directivos del Hospital Clínico Quirúrgico Salvador Allende, ubicado en el municipio Cerro, para comunicarles, que bajo ningún concepto, se podía informar a los familiares de pacientes fallecidos por Cólera o Dengue, las causas verdaderas de su fallecimiento, que debían de decirle alguna mentirita piadosa.
Informa la fuente, que pidió no ser identificada, que algunos médicos protestaron, ya que no estaban de acuerdo con engañar a los familiares de los difuntos, haciéndoles creer que fue otra enfermedad la que acabó con la vida de su ser querido, a lo que los directivos respondieron, que por razones de seguridad nacional, no se debía hacer público la causa de fallecimiento, ya que cundiría el pánico en la población y traería consecuencias mayores para la revolución cubana.

Cuenta además la fuente, que Ramón Agüero Guedes, paciente de 72 años, que se encontraba ingresado en el hospital, con dengue, falleció el 5 de octubre y fue entregado a la familia como fallecido por Neumonía, enfermedad que ataca los pulmones. En estos momentos, todos los pacientes que lleguen a este hospital, con síntomas que se parezcan a los de estas enfermedades, están siendo remitidos al hospital conocido como Emergencias, que radica en la calle Carlos III, ya que la Covadonga no tiene capacidad en ninguna de sus salas.

*Periodista independiente. Radica en Ciudad de la Habana, Cuba es el Presidente de la “Asociación Humanitaria Seguidores de Cristo Rey”; edita el Blog personal con su nombre.


Continue reading

Cólera en Cuba: un pedido a la secretaría ejecutiva de la CEPAL.

Secretaria Ejecutiva de la CEPAL

Respetada señora Bárcena:

El pueblo cubano está esperando que usted se manifieste sobre la epidemia de cólera que sufre, gracias al régimen totalitario que usted tanto admira.
Señora Bárcena, le brindo más información sobre el cólera en la Cuba de los hermanos Castro. 

Más de 400 contagiados con el cólera en Güines, población cercana a la capital cubana, señora Bárcena:
Señora Bárcena, ¿por qué después de ciento treinta años sin cólera, Cuba lo sufre oficialmente desde mediados de 2012?

Continue reading

Cuba: La falta de higiene generalizada…,

…, la miseria en que vivimos hace que las enfermedades proliferen cada día más en nuestro pueblo.

Por: Dr. Eduardo Herrera.*

De algún tiempo a la fecha vemos en Cuba la falta de higiene generalizada, sin que las autoridades tomen preocupación por ello. A mi criterio porque realmente no les interesa el pueblo.

Cerdos en un Mercado habanero listos para ser vendidos
Hemos observado como el ciudadano cada día se preocupa menos por la higiene en general. Muchas veces por la miseria en que viven  gran parte de los cubanos, que a diferencia de los pobres del mundo estos pueden ser médicos, abogados, ingenieros, maestros y otros profesionales, con un salario miserable que no llega al dólar diario.
Tratan de subsistir a como dé lugar, olvidando muchas veces reglas elementales de higiene.

Y qué decir del aparato gubernamental que se hace el de la vista gorda para no gastar en recursos y evitar  que estas  calamidades sucedan.

Basurero en una calle habanera

A diario, vemos en las calles desechos sólidos acumulados por la falta de contenedores para recogerlos; además de la negligencia de algunas personas. Y qué decir de los alimentos que se transportan y se depositan de forma  totalmente inadecuada  para ser vendidos  a la población,  quién por sus carencias objetivas está prácticamente obligada a comprar sin poner reparo alguno a las compras realizadas, arriesgándose así la salud de muchas personas.

Los transportes colectivos, autobuses (popularmente conocidos en Cuba por guaguas) transportan números exagerados de pasajeros.  Sin tener en cuenta las normas higiénicas que rige para el transporte urbano, ya sea por la falta de seguridad; no tener una salida emergente para caso de accidentes y el hacinamiento a que son sometidos los pasajeros, los cuales pueden contraer o diseminar cualquier enfermedad respiratoria de las que abundan en nuestro medio.

Cerdos para vender 

Estos son algunas observaciones hechas por mí, aunque hay muchísimas más, pero creo que con estas sobran las razones para repudiar al que pregona por el mundo que Cuba es potencia médica, por los niveles de salud alcanzados, gracias a la medicina preventiva.

Me pregunto, ¿qué prevención es esa? cuando la miseria en que vivimos hace que las enfermedades proliferen cada día más en nuestro pueblo.

Este gobierno nos tiene sumido en la miseria, por los pocos recursos que emplea en el bienestar verdadero del pueblo sin escatimar esfuerzos en los gastos para reprimirnos y controlarnos, lo que los hace mantenerse en el poder.


*El Dr. Eduardo Enrique Herrera Durán, Médico Cirujano es también reportero del Centro de Información Hablemos Press(CIHPRESS). Radica en la ciudad de la Habana, Cuba. Fotos del sitio web Hablemos Press

Continue reading

Epidemia de cólera en Cuba

Continue reading

Epidemia de paludismo en el centro de Cuba

Por Jaime Leygonier.*

La Habana,  19 de Junio.- Una epidemia de paludismo (malaria) se desató desde el mes de Mayo en la provincia de Sancti Spiritus, zona central de la isla, informan vecinos del pueblo de Guayo, de donde refieren unos 30 casos y que las autoridades toman medidas sanitarias extraordinarias.

No hay declaración oficial sobre esta epidemia de una enfermedad erradicada de  Cuba desde fines del siglo XIX y de la que la prensa independiente informó diversos casos en años recientes.

Los casos detectados antes de la actual epidemia correspondieron a cubanos que trabajaron en países donde el paludismo es endémico, o a extranjeros; las autoridades observaron secreto sobre los hechos y aislaron a estos enfermos impidiendo, aparentemente, que extendieran el contagio.

La epidemia actual en Sancti Spiritus transcurre bajo el usual secreto oficial, excusándose  verbalmente las autoridades con los familiares de los pacientes diciéndoles que no pueden establecer aún si es paludismo o no porque demora días el análisis en el Instituto Pedro Kourí, en La Habana.

Las autoridades  detectaron en la Provincia la presencia del mosquito Anopheles, agente transmisor de la enfermedad y emprenden en los pueblos tareas de fumigación, desbroce de malezas, recogida de basuras y tratamiento de aguas estancadas.

En esta época del año comienza la temporada de calor y  lluvias favorable a la cría de mosquitos y al brote de ésta y otras enfermedades; entre ellas las gastro-intestinales por contaminación de las aguas.

Y la más preocupante: El cólera, que el Ministerio de Salud Pública declaró erradicado el año pasado y desde entonces se extiende por todo el País, ocasiona muertes y se hace endémico.
En el pueblo de Guayo, del municipio Cabaiguán, refieren unos 30 casos de paludismo, de los cuales unos fueron remitidos a La Habana, al Instituto Pedro Kourí de Medicina Tropical y otros permanecen en observación en sus domicilios.

Los síntomas más comunes son fiebre, escalofríos con sudoración, dolores musculares y de cabeza; en ciertos casos nauseas, vómitos, tos, defecaciones con sangre,  insuficiencia renal y hepática. Accesos de fiebre cíclicos cada dos o tres días.

Personas provenientes de áreas geográficas donde la enfermedad es endémica, y que fueron infectados, aparentan estar sanas porque desarrollan inmunidad, pero son portadores del parásito, y si la hembra del mosquito Anopheles los pica, luego con sus picadas contagia la enfermedad a otras personas.

Fuentes médicas suponen que ese es el mecanismo de importación del paludismo y del cólera a Cuba, por el tráfico de contingentes humanos -estudiantes extranjeros (y hasta guerrilleros)- desde áreas donde el paludismo es endémico.

Aunque tampoco descartan la introducción de enfermedades por los contingentes cubanos que trabajan en esos países y por vectores como mosquitos o ratones llegados a la Isla en transportes y contenedores.

El paludismo o malaria la producen parásitos del género plasmodium, es la primera en importancia entre las enfermedades debilitantes, calculan que provoca anualmente en el mundo más de 210 millones de casos con 2  o' 3 millones de muertes, hay una vacuna colombiana.

No existía en Cuba desde fines del siglo XIX, al igual que el cólera, y ahora el Ministerio de Salud Publica debe lidiar con las dos peligrosas epidemias "secretas" con doctores sin experiencia en tales enfermedades y escasez de personal médico, por alquilarlo al extranjero en grandes contingentes.


*Jaime Leygonier Fernández, Periodista Independiente del Centro de Información Hablemos Press (CIHPRESS)

Continue reading

Del Hospital Docente Territorial de Cárdenas en Cuba, dos fotos.


Estas fotos las recibí vía Twitter y son tomadas en el Hospital Docente Territorial “Julio M Aristegui Villamil” en la ciudad de Cárdenas, Matanzas, Cuba. En este hospital trabaje durante 8 años. El hospital es una estructura obsoleta y anticuada de las década de los 50’s a la cual se le añadió una y otra construcciones dado la cantidad de pacientes que allí se atienden. Contaba con un excelente equipo médico y paramédico cuando allí trabajé. En los 80’ s se recomendó construir otro hospital más moderno y disponer de estas instalaciones ya inútiles para otros objetivos, participé en esas discusiones, finalmente nunca se construyó un hospital nuevo. Estas fotos fueron tomadas por un periodista independiente e incluidas en su página de Twitter.

Cuba Higiene "gratuita de la potencia médica castrocomunista" en Hospital de Cárdenas en Matanzas .
Cuba Hospital Municipal d Cardenas, Matanzas y que la tiranía ofrece "gratis" para cubanos, mesa para enfermos. ( Notas del autor de las fotos- Ivan libre) 

Continue reading

SECRETISMO EN TIEMPO DE CÓLERA.

Por: Dr. Nelson Páez del Amo.*

Desde las aulas universitarias, cuando en la década de los años sesenta estudiaba la carrera de medicina en la antigua Unión Soviética, y luego, cuando cursaba los estudios para la especialidad de cirugía en Cuba, siempre me insistieron mucho en la tremenda importancia que revestía la educación para la salud durante un brote epidémico de cualquier enfermedad que apareciera en una comunidad.

Mis profesores hacían hincapié en las enormes posibilidades educativas de los medios masivos de comunicación, capaces llegar hasta cada hogar u ostugo del país con consejos prácticos, orientaciones esclarecedoras y medidas a tomar. Ellos constituyen una invaluable herramienta en el enfrentamiento contra cualquier episodio epidémico que afecte a la población.

Según la nota informativa emitida por el MINSAP el martes 15 de enero del 2013, desde el día seis del mes en curso, se comenzaron a detectar, en varios municipios de nuestra populosa capital , casos confirmados de cólera, señalando como agente causal al Vibrio Cholerae 01 El Tor enterotoxigénico serotipo Ogawa.

Durante diez días la habitantes de La Habana han tenido, estoicamente, que escuchar las más inverosímiles “bolas” sobre el brote epidémico de marras, han sido testigos de la movilización del personal de la salud en todas direcciones, han escuchado charlas sobre las medidas a tomar contra el cólera, han visto repartir tabletas de Doxiclina, sin que los agobiados médicos y enfermeras de la familia pudieran esclarecerle sobre el estado, desarrollo y pronóstico del brote en cuestión, mientras los medios masivos de la información hacían mutis sobre la situación real, propiciando un incremento de las trasmisiones de la “Radio Bemba” y el reguero de “bolas” de todo género.
Sé que no faltará un ortodoxo que me diga que la política educativa de salud es constante y sistemática y que nuestro pueblo posee un alto nivel de información sanitaria; no es lo mismo nadar en la orilla que donde no se dé pie. La percepción de riesgo no es la misma cuando hablamos de algo que pudiera ocurrir o cuando lo hacemos sobre algo que está ocurriendo y puede afectarte de forma real y tangible.

Pregúntele a cualquier persona de su comunidad cuales son las características del vibrión colérico que nos afecta, que significa enterotoxigénico, que es una cepa bacteriana, como se trasmite, cuales son los signos y síntomas de la afección, cuales son las medidas preventivas y de tratamiento fundamentales… y podrá comprobar que la realidad es, que un alto porcentaje de la población ignora las cosas más elementales sobre la enfermedad, ergo, la percepción de riesgo es muy baja.

Otro gallo cantaría si a través de los medios se pudieran aclarar todos estos aspectos y otras aristas concernientes a la afección, tales como explicar el peligro real que representa un brote de cólera en la actualidad, como evitar su propagación, como prevenirlo de forma efectiva… A través de la TV, la radio o la prensa escrita un solo especialista pudiera asumir el trabajo de cientos de trabajadores de la salud y les ahorrarían a estos la ardua tarea de educar, consejo por consejo, a toda una localidad, lo que puede y debe hacerse con la ayuda de los medios de difusión y así ellos, médicos y enfermeras, puedan dedicar todo su esfuerzo a la ejecución de medidas concretas para la prevención, detección y el tratamiento de los pacientes en el terreno y la educación cara a cara

¿Hasta cuándo vamos a seguir con el malsano hábito del secretismo? tantas veces criticado por nuestro presidente. Seguir omitiendo información, aun cuando vaya en detrimento de la salud de la población, es una práctica nociva y hay que erradicarla.

No solo no es necesaria, sino contraproducente y dañina. Esta actitud pasiva de los sectores periodísticos impide el uso de una de las más efectivas armas para enfrentar un brote epidémico; la educación para la salud a través de los medios de difusión masiva, capaces de llevar hasta el último rincón del país el necesario mensaje educativo.

Lo único que verdaderamente crea el pánico, la incertidumbre y la zozobra entre la ciudadanía es la falta de una información veraz, correcta y autorizada, la que siempre será un antídoto contra los rumores infundados, alarmistas y malintencionados.

*Médico, especialista y profesor auxiliar de cirugía general, radica en Ciudad de la Habana, Cuba.

Continue reading

¿Continua o se puso fin a la epidemia de Cólera en Cuba?


De nuevo las autoridades de salud en Cuba mienten. Se trata de no reconocer una epidemia que puede poner en serio peligro el turismo en Cuba. Los mentirosos contumaces que gobiernan a Cuba solo les interesan el dinero que entra del turismo y no la salud de la población. Niegan toda enfermedad epidémica que aparece en la Isla y cuando no pueden ocultarla manipulan la información. Cuando apareció el brote de Cólera en el oriente del país lo negaron hasta donde pudieron y declararon que estaba controlado aunque seguían reportándose pacientes. El Cólera llegó a la Habana y cuando no podían seguir escondiendo el problema de salud que esto representaba, reportaron 51 casos, cuando ya la prensa independiente, desde 2012, venía haciéndolo. Ahora dicen que está controlado el Cólera también en La Habana.

A continuación incluimos algunos artículos y reportajes de periodistas independiente en Cuba sobre el tema. A nuestros lectores les recomendamos que lean estos reportajes y dejen a un lado las mentiras de los funcionarios del Partido comunista y de Ministerios de Salud Pública.
Lea…,


Continue reading

La epidemia de Cólera en Cuba llega a La Habana.

Limitada a la provincia oriental de Granma, días después de su aparición se reportaban pacientes en las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo. Más tarde se diagnostican reos en el sistema carcelario de la Isla afectados de Cólera  y en... Continue reading