Calendario

December 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Cuba

De nuevo se prohíbe la legalización de documentos académicos y laborales a profesionales y técnicos de la salud en Cuba.

El régimen de Cuba, prohibió nuevamente la legalización de documentos académicos a los médicos cubanos que trabajaron bajo el mando del Ministerio de Salud Publica en Cuba. La prohibición incluye a médicos en misión de colaboración, eventos internacionales en cualquier parte del mundo y a los que se les dio permiso para un viaje temporal al extranjero. Las medidas en realidad intentan obstaculizar que los médicos cubanos revaliden sus títulos fuera de la isla.
En días recientes el Coordinador de los Bufetes (BES) en nota enviada a todos los bufetes en Cuba informo que el Ministerio de Salud Publica nuevamente prohibió la legalización de una serie de documentos académicos y de otros tipos. La información aparece en la prensa digital pero la nota y algunos datos que la encabezan no son nítidos en la foto pero el texto si y lo estamos incluyendo en el Blog a continuación: 

Encabezamiento del correo electrónico no leíble
A DIRECTORES DE BUFETES:
El Ministerio de Salud Publica nuevamente prohibió las LEGALIZACIONES DE DOCUMENTOS ACADEMICOS Y DE TODO TIPO  de los profesionales y técnicos de la salud  EN CUMPLIMIENTO DE ALGUNA MISION DE COLABORACION  o en  EVENTOS INTERNACIONALES EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO  y a los que se le  HAYA OTROGADO PERMISO PARA VIAJE TEMPORAL AL EXTERIOR.
También se prohibió – para esas personas- la expedición de los documentos que confecciona la Dirección Nacional de Recursos Humanos del MINSAP (certificaciones: de habilitación, de cumplimiento de servicio social, de años de trabajo y de experiencia laboral).
POR LA IMPORTANCIO DEL TEMA DEBEN INFORMARLO DE INMEDIATO A TODOS LOS JEFES DE EQUIPOS, ABOGADOS Y TECNICOS DE LOS BUFETES, PARA IMPEDIR QUE SE CONTRATEN ESOS ASUNTOS
Atentamente.
M.Sc. Luis Cesar Rodríguez
Coordinador BES




Continue reading

El médico y psiquiatra cubano, Dr. Sergio A Pérez Barrero expresa en carta abierta al Presidente del Parlamento del régimen en Cuba la violación de sus derechos constitucionales.

Después de sus declaraciones publicadas en este Blog, el Dr. Sergio A Pérez Barrero, médico psiquiatra cubano, cansado de los múltiples actos de hostigamiento laboral y profesional por parte de las autoridades del régimen en Cuba, se dirige en carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Esto es, tratando de exponer sus argumentos sobre la violación de sus derechos constitucionales. A continuación la carta que recibimos por correo electrónico pero que puede ser citada en la red.
Noviembre 05, 2017
A: Esteban Lazo Hernández
    Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular
    República de Cuba.
Asunto: Violación de mis derechos constitucionales
Estimado Presidente:
Un cordial saludo. Le escribo para poner a su conocimiento que el Dr. Roberto Morales Ojeda, Ministro de Salud Publica viola la Constitución de  la República de Cuba con un decreto mediante el cual solamente puedo salir del país si recibo su autorización.
Yo quiero que la ley primera sea el culto a la dignidad plena del hombre” sentencio José Martí, el más universal de los cubanos. Sin embargo, mediante este absurdo decreto o resolución o cualquiera sea su nombre, el Dr. Morales me sitúa en desventaja con respecto  a la prostituta cubana quien no tiene que ser autorizada por funcionario alguno para ejercer su legítimo derecho de viajar al país que considere.  No tengo dignidad plena cuando esa libertad se me niega...
Dr Sergio A Perez Barrero
Mediante este absurdo decreto se vulneran también mis derechos constitucionales a la cultura pues no puedo llevar mi saber a quienes lo requieren. El derecho a la cultura no se limita a adquirirla en Cuba sino a difundirla a otros países.  Parafraseando a José Martí, para ser genuinamente cubano hay que ser universal pues “El cubano ama la gloria porque es capaz de ella: ama a los que pasean por el mundo la gloria de su patria”
Ese decreto es una forma encubierta de moderna esclavitud pues según la definición martiana “Esclavo es aquel que trabaja para otro que tiene dominio de él”. Y evidentemente mediante ese decreto el Dr. Morales tiene dominio de mí, pues estoy a su merced. Si firma voy, si no firma no voy, así es el dominio que tiene sobre mí. 
No es de personas inteligentes creer en las razones que se han esgrimido para refrendar esa muestra de violencia institucional. Hay una formula muy sencilla para lograr lo mismo y el único que la desconoce es el Dr. Roberto Morales Ojeda. Los médicos que trabajamos en difíciles condiciones, la mayoría de las veces con muy pocos recursos y con salarios que no satisfacen nuestras necesidades la sabemos perfectamente. (“Verde con punta que sirve para hacer champola… La guanábana”)
Cuba nunca será un buen país, si los que la dirigen continúan tomando decisiones que dañan a las personas y a las familias que la habitan. Las personas y las familias que vivimos en Cuba no creeremos en quienes la dirigen si continúan tomando decisiones que nos afectan.
Mendingar derechos es propio de cobardes” sentencio el Titán de Bronce. No mendigo, sino exijo a través suyo, que ese decreto sea abolido cuanto antes para que realmente haya en mi país “Justicia y Libertad plenas”.
Sinceramente suyo,
Prof. Dr. Sergio Pérez.
Fundador de la Sección de Suicidiología de la Asociación Mundial de Psiquiatría. Fundador de la Red Mundial de Suicidiólogos.


Continue reading

El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.

Buscando información sobre los médicos que participaron en la etapa insurreccional en la Sierra Maestra y su relación con el Partido Médico de la Revolución, creado al inicio del gobierno revolucionario (1959), encontramos esta información que resulta de interés y la incluimos como entrada en el Blog.
El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.[1]
Por Dr. Julio Martínez Páez.*
El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde se inició con el viaje del "Granma" desde México, teniendo como  único medico al Dr. Ernesto Guevara, a quien nosotros sustituimos, para que el valioso "Che" Guevara se diera por entero a las funciones militares.
Poco después que actuamos como único médico del Ejército Rebelde, con el grado de soldado, fue incorporado el doctor Sergio del Valle, valioso colaborador, quien paso a prestar  servicios con la tropa del Che Guevara, y nosotros seguimos con las de Fidel Castro.
A esto siguió la llegada de los doctores  Vicente de la O y Manuel Fajardo Rivera, los que fueron destinados a trabajar con nosotros.
Dr. Julio Martínez Páez junto a “Cenizas” en la Sierra Maestra
 En diciembre del año 1957 se incorporó el doctor José Ramón Machado, quien paso a prestar servicios con las fuerzas del comandante Raúl Castro. Seguían  entonces las incorporaciones de profesionales de la medicina cuando llegaron los doctores Rene C. Vallejo, Oscar Fernández Mell, Ivieta Torremendia, Eduardo Bernabé Ordaz, Raúl Trillo y algunos otros, fueron destinados a los distintos cuerpos del Ejercito. EI doctor Ivieta Torremendia  fue destacado a las fuerzas que mandaba el Comandante Juan Almeida
Otro médico que era figura sobresaliente en el Ejército Rebelde fue el Dr. Faustino Pérez, hoy Ministro de Recuperación de Bienes, uno  de los que vino a Cuba en el "Granma" siendo uno de los combatientes de la Sierra, y destinado después por el Comandante en Jefe, Dr. Fidel Castro, para que regresara a La Habana y asumiera la dirección de la resistencia revolucionaria en la capital, donde permaneció hasta después, de la huelga de Abril en que volvió a retornar a la Sierra, pero no ejerció su profesión de médico, sino que actuaba en la población civil del territorio libre.
El estudiante de  medicina, el valiente joven Omar Fernández, del Ejército Rebelde, fue otra de las incorporaciones de la Sierra, pero actuó como combatiente dirigiendo una escuadra en La Plata.
Los equipos médicos de Cirugía de los hospitales, parte del cual lo  llevamos nosotros cuando salimos de La Habana, así como una gran cantidad de anestesia y antibióticos que se fueron agotando según pasaban los días, eran utilizados no solamente por nosotros sino por todos los médicos que actuábamos en los distintos cuerpos de Ejército Rebelde. 
De La Habana se nos envió un equipo instrumental de Ortopedia. Este magnífico instrumental tiene su historia y nosotros la vamos a relatar: con noticias del envío estábamos ansiosos de que llegara pues hacía mucha falta para la atención de los lesionados de guerra. Las comunicaciones entre la Sierra y La Habana no tardaban nunca menos de quince días, desde luego utilizando los canales y los guías del "Movimiento 26 de Julio", que eran unos "correos" magníficos. No obstante, transcurrió más de un mes sin que llegara a nuestro poder el instrumental. 
Cuando un día nos enteramos que en la Armería de la Sierra, había un equipo similar al que esperábamos. Comenzamos las investigaciones y el armero creyó que eran instrumentos de mecánica y los tratos de utilizar en los distintos trabajos que realizaba. Aclarado el hecho le pedimos que enviara al hospital el instrumental en cuestión y cumplió nuestra orden, pero faltaba un "taladro" entre las piezas. Nueva  rec1amacion al armero, y nada. La respuesta fue que la necesitaba  como herramienta pues era muy útil, sin darse cuenta de que ese instrumento era para taladrar huesos.
La situación se puso tirante y dimos cuenta al Jefe de Auditoria. Comandante Humberto Sori Marín, quien cumpliendo las leyes de la Sierra. Ordeno  el arresto del armero  y se inició la correspondiente investigación, devuelto el taladro ortopédico al Hospital, se liquidó el incidente.
Los grados entre el Cuerpo Facultativo fueron pocos. En el Ejército Rebelde había que ingresar de soldado y los ascensos eran por méritos de guerra, por las actuaciones desarrolladas y los servicios prestados. La prueba de estos merecimientos para ascender lo denuesta el caso personal de nosotros, que tuvimos necesidad de servir un año justo de simple soldado, participando en la mayoría de los combates que se registraron, haciendo ,grandes marchas, pues en aquella etapa el médico jamás estaba estacionado sino en pleno movimiento. 
Al final de uno de los combates de "Pino del Agua" estando acampados en el lugar denominado "La Jeringa" fue cuando el Comandante en Jefe Doctor Fidel nos ascendió al grado de capitán. Más  tarde chanclo se terminó la ofensiva  de La Plata, promovió a capitanes a los doctores Eduardo Bernabé Ordaz, Raúl Trillo y Rene C. Vallejo y a nosotros nos ascendió nuevamente elevándonos al grado de Comandante. Fue un alto honor para nosotros esa distinción. Era el grado más alto del Ejercito Rebelde. 
Manteníamos por órdenes superiores la dirección de la Sanidad Militar del Ejército Rebelde en la Sierra, pudiendo como tal hacer resaltar la brillante labor que los médicos realizaron durante su actuación en toda la campaña. No los rindió la fatiga, siempre estaban prestos al servicio, y en más de una ocasión muchos de ellos quisieron hacer prácticas militares pero se les prohibió. Ellos eran médicos solamente. Recordamos el caso del doctor Machado que con mucha vehemencia y pasión, pidió ser combatiente y lucho  en varios combates; sin embargo, se le ordenó que actuara solo como médico. Se alegó que había muchos soldados y pocos médicos. 
En uno de los últimos movimientos de médicos en los distintos  Cuerpos del Ejército Rebelde se destinó al doctor Sergio del Valle, que pasara a prestar servicios con la tropa del Comandante Camilo Cienfuegos y el doctor Machado con la del comandante Raúl Castro.
* Dr. Julio Martínez Páez (1908-2000) fue Director del Hospital Ortopédico Docente Fructuoso Rodríguez por más de 40 años. Desarrolló y aportó a la Ortopedia y a la Traumatología todos sus conocimientos y experiencias; asumió la dirección de los Servicios de la Sanidad Militar del Ejército Rebelde y fue ascendido a Comandante. Fue un ferviente alabardero del régimen Castro comunista que se consolidó en el poder como la más prolongada dictadura de Latinoamérica.  
Nota del editor: Esta entrada al Blog corresponde al capítulo VII del folleto: Médicos en la Sierra Maestra del Dr. Julio Martínez Páez. Cuadernos de Historia Sanitaria No 14. 1959



[1] Martínez Páez, J. (n.d.). El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra. Retrieved Octubre 28, 2017, from http://www.latinamericanstudies.org/cuban-rebels/Medicos-Sierra-Maestra.pdf Del folleto: Médicos en la Sierra Maestra . Cuadernos de Historia Sanitaria 14. 1959
Continue reading

El equipo médico investigador del régimen Castro comunista sobre los ataques acústicos a los diplomáticos estadounidenses, que dijeron y quiénes son.

La investigación realizada por funcionarios de Cuba sobre los llamados "ataques acústicos" a diplomáticos estadounidenses no ha hallado evidencias que corroboren esos hechos, insistió el Gobierno de Raúl Castro en un documental emitido el jueves por la televisión estatal. Encargados de la investigación que aparecen en el audiovisual Presuntos ataques acústicos, publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), se quejan de "la falta de voluntad" de las autoridades de EEUU para cooperar en el esclarecimiento de los hechos. "El equipo médico y científicos cubanos luego del análisis técnico pericial a las muestras sonoras entregadas por EEUU, certificaron la imposibilidad de que estas causaran las afectaciones a la salud descritas por los diplomáticos.[1]
Equipo Médico investigador de los ataques acústicos por parte del régimen
Castro comunista de izquierda a derecha: Msc.Martha Beatriz Martínez Torres,
Dra Alida Suárez Landrián y Dr. Manuel J Villar Kuscevic.
Entre los cientos de especialistas, se llega a afirmar que fueron miles, que participaron por parte del rgimen de La Habana para rgumentar sobre los ataques acústicos y los daños a la salud que estos pudieron producir se encuentran varios especialistas médicos cubanos que ha opinado así del asunto:
MsC. Martha Beatriz Martínez Torres, Especialista en Otorrinolaringología:
Y hasta ahora a ninguna unidad de nuestro sistema de salud, ningún paciente nos ha llegado con esa sintomatología asociada a que ha sido supuestamente agredido por un arma sonora”, confirmó la Dra. Martha Beatriz Martínez Torres, quien es especialista en Otorrinolaringología e integrante del comité de expertos creado para la investigación.
Tampoco hemos tenido la posibilidad de hacerle un examen físico-otorrinolaringológico y además de manera general no conocemos todo el entorno sanitario que rodea a estas personas”, afirmó la Dra. Martha Beatriz Martínez Torres.
Dra. Alida Suárez Landrián, Audióloga, Especialista en Medicina General Integral:
…., afirma que si en el interior de una vivienda o un local hay más de 90 decibeles, el exterior tiene que tener un número mayor en la frecuencia auditiva. “¿Qué es lo que estamos diciendo con esto? Quiere decir que no solamente sería afectada la persona que esté en una vivienda o un local, sino que todo el entorno, todas las personas que están en el medio exterior, también sufrirían”, 
Lo único que hemos recibido de la contraparte han sido dictámenes nada específicos. Se realizaron estudios vestibulares, estudios audiométricos, pero ¿dónde están los estudios?, ¿dónde están los resultados de esos estudios? Si nosotros no vemos los estudios, no vemos el resultado de los estudios ¿cómo podemos hablar que existió tal daño o que no existió? No tenemos una base científica, ni una base sólida para poder dar un diagnóstico”.
Dr. Manuel Jorge Villar Kuscevic, Especialista de II grado en Otorrinolaringología y Cirugia de Cabeza y Cuello.
“Nosotros estuvimos todo el tiempo dispuestos a atender a esos pacientes, a investigar qué era lo que había pasado. El Sistema de Salud cubano cuenta con todos los recursos, pero realmente la cooperación fue nula y solamente hemos tenido comunicaciones, que en nuestro criterio no son expertas, sobre lo que había sucedido”
Añadió el Dr. Villar Kuscevic que desarrollaron toda la investigación a partir de datos incompletos. “No hemos tenido realmente una información que sea científica y fidedigna para nosotros poder llegar a una conclusión en cualquier sentido”,aclaró.

El equipo médico y científicos cubanos luego del análisis técnico pericial a las muestras sonoras entregadas por Estados Unidos, certificaron la imposibilidad de que estas causaran las afectaciones a la salud descritas por los diplomáticos. [2]

El Dr. Manuel J Villar Kuscevic que dirige el equipo médico para la investigación de los “ataque acústicos”por parte del gobierno cubano es miembro suplente de la Sociedad Cubana de Otorrinolaringología y Cirugia de Cabeza y Cuello y trabaja en el Hospital General Docente “Enrique Cabrera” en La Habana Cuba. Email: kuscevic@infomed.sld.cu
No hay información adicional sobe la Msc. Martha Beatriz Martínez Torres, Especialista en Otorrinolaringología.
No hay información agregada sobre la Dra. Alida Suárez Landrián, Audióloga.

Nota del Editor: Cualquier información de interés sobre estos temas o colaboración puede ser enviada a cubanmedicine@yahoo.com



[1] D. (2017, Octubre 27). Equipo investigador de La Habana: 'No hay evidencias de los alegados ataques acústicos'. Retrieved October 27, 2017, from http://www.diariodecuba.com/cuba/1509096079_34913.html
[2] R. (2017, Octubre 27). La verdad detrás de los supuestos ataques acústicos. Retrieved October 27, 2017, from http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/la-verdad-detras-de-los-supuestos-ataques-acusticos/
Continue reading

Opinión del periodista independiente Jaime Leygonier desde Cuba en ocasión de la muerte del Dr. Darse Ferret.


   Colabore con el Dr. Darsi Ferret, desde que conocí de él, por el primer "mitin de repudio", es decir, escandalo publico organizado por la policía política, que le dieron por una exposición de fotografías en su minúsculo apartamento. Vivíamos a pocas cuadras de distancia y coincidíamos en opiniones sobre la acción pacífica. Algún periodista radial me creía vocero de Ferret,  yo lo negaba, colabore como periodista, sin pertenecer al Centro de Salud y Derechos Humanos "Juan Bruno Zayas".
El Dr. Darsi Ferret atendiendo una paciente en su casa aun cuando ya había sido expulsado del Sistema Nacional de Salud en Cuba

El Dr. Ferret fue muy valiente, tenía la cualidad de escuchar y luego decidir, de origen muy humilde, era un líder que lo mismo hablaba con el universitario que con el marginal del barrio. Amaba su profesión y dos veces lo expulsaron del Ministerio de Salud Pública, pese a la escasez de médicos. Padeció prisión y Amnistía Internacional, lo considero preso de conciencia. Conocido por sus siempre reprimidas pequeñas manifestaciones por el 10 de diciembre, hizo análisis y encuestas de  gran valor, como el "Informe sobre la tortura en Cuba". Encuestas bien diseñadas que recogieron la opinión sobre diversos temas, como el racismo, del cual, era entonces  "tabú" hablar en Cuba, como aún lo es hablar de la tortura sistemática y las infrahumanas condiciones en las prisiones.
Por su opinión sobre acudir a acciones de calle para ganarse al pueblo, molesto o fingieron ignorarlo algunos líderes (tragedia de Cuba la dificultad de hacerlos cooperar en la causa común). Cuando los de la cúpula de poder desaparecieron a Fidel Castro y hubo una especie de parálisis en la oposición, fue el único o uno de los pocos, me incluyo, que abogo por no dejar perder el momento de crisis de la Dictadura, sino hacer acciones que estorbaran el continuismo, el establecimiento de la dinastía que hoy sufrimos.
Como todo ser humano, tenía defectos y podía ser agresivo, tal vez ese rasgo se volvió contra él. Su hijo menor, era su adoración; al hijo mayor, intento infructuosamente y a un alto costo económico y emocional, entrarlo a los Estados Unidos.
En visitas a su madre, Mercedes y en Internet, supe noticias contradictorias sobre las circunstancias de su muerte y de la presión a la cual estaba sometido. Creo que debemos centrarnos en su vida: Sus rebeldías meritorias son indispensables como ejemplo para muchos cubanos. 
Que Dios tenga misericordia de su alma.
Continue reading

Cuando el Dr. Darsi Ferret informó desde La Habana del ataque que fue objeto el Centro de Salud y Derechos Humanos.

En ocasión de la noticia del fallecimiento del Dr. Darsi Ferret Ramírez, médico  y destacado activista de DDHH en Cuba, nada mejor que señalar su dedican a la causa de la libertad de Cuba y de los derechos de toso los cubanos. En el archivo tengo no pocos intercambios con el Dr. Ferret cuando se encontraba en Cuba y algunas de las informaciones cuando establecimos una línea de trabajo para incluir en el Blog de Medicina Cubana sus informaciones desde Cuba. Pero he encontrado no pocas informaciones que el Dr. Ferret me hizo llegar cuando comenzamos nuestra labor en el sitio web de temas cubanos: NotiCubaInternacional. A modo de homenaje incluimos aquí tal vez la primera colaboración y denuncia que nos envió el Dr. Ferret desde Cuba.


Atacado el Centro de Salud y Derechos Humanos en Cuba. El Dr. Darsi Ferret, fue lesionado

Por: Dr. Eloy A González.


En el día de hoy 19 de marzo del presente año, y relacionado con las actividades que han venido produciéndose en Ciudad de la Habana, Cuba, en ocasión de un nuevo aniversario de las detenciones del grupo de disidentes conocidos como los 75. El Dr. Dersi Ferrer, Director el Centro de Salud y Derechos Humanos, “Juan Bruno Zayas’ puso un mural gigante en la pared de su casa (donde también radica el Centro de referencia)  con fotos de los presos y para rendir homenaje a seis colegas suyos de los 61 que aún permanecen encarcelados.

Pasado el mediodía, la vivienda donde está ubicado el Centro de Salud y DDHH, en la barriada de Santos Suárez fue atacada por un centenar de personas que entraron con dos palos negros recubiertos de caucho, rompieron una verja y también dieron golpes al Dr. Ferret.


En la trifulca,- según informo la agencia AP -, el Dr. Ferret resultó herido, le abrieron unas lastimaduras que aseguró tener, de otro ataque similar realizado durante la mañana, cuando convocó una reunión opositora.

“Vamos a seguir haciendo esto hasta que nos maten” aseguró el galeno, Dr. Darsi Ferret, mientras algunos hombres le rasgaban su bata de médico.

Identificados como “vecinos” de la zona, algunas personas gritaban enfurecidos  ¡Viva Fidel! “Es el pueblo de Cuba defendiendo su Revolución” dijo uno de los esbirros de nombre Daniel Luís Díaz. “El Dr. Ferret  provocó a todos los que estamos aquí”, agregó otro de los esbirros de nombre, Ariel Ulloa, para quien “la calle es de los revolucionarios”.

El Dr. Darsi Ferret es el Director del Centro de Salud y DDHH “Juan Bruno Zayas”; radicado en la dirección donde fue atacado por las turbas castro-comunistas en la barriada de Santos Suárez.[1]


Los objetivos y líneas de acción del Centro de Salud y Derechos Humanos son:

Entre sus objetivos se destacan:

Mantener la solidaridad y demanda de excarcelación de todos los opositores y disidentes presos, en particular de los galenos que se cuentan entre ellos.
  • Monitorear el cumplimiento de las regulaciones de la ONU y las disposiciones de los organismos multilaterales de la Salud para el tratamiento de pacientes en general.

  • Coordinar ayuda a pacientes que por causas diversas no reciben en el país el tratamiento adecuado a su enfermedad.

  • Por los análisis del Sistema de Salud vigente; hacer propuestas de mejoramiento del mismo o de alternativas viables que lo complementen.

Así mismo propone las siguientes líneas de acción:

  • Desarrollar acciones cívicas periódicamente que mantengan la demanda de excarcelación de todos los opositores y disidentes presos, en particular los médicos incluidos entre ellos.

  • Establecer redes para la identificación de presumibles incumplimientos de las regulaciones y disposiciones de los organismos multilaterales referentes a la Salud; en vista de influir en el mejoramiento de la misma a través de la comunicación de las deficiencias y la presentación de propuestas de solución a las partes interesadas.

  • Localizar en Cuba a los pacientes cuyas enfermedades requieren de medios de diagnóstico y tratamiento deficientes en el país para facilitar el conocimiento de los mismos a quienes desde el exterior pueda contribuir a solucionarlos.

  • Dirigir a las autoridades cubanas propuestas que pudieran mejorar la efectividad y eficiencia del Sistema de Salud en Cuba.

  • Desarrollar desde posiciones propias de la Sociedad Civil, acciones que contribuyan a suplir deficiencias del sistema de salud.

Frente a estos hechos de tratos crueles y degradantes protagonizados por las hordas  amaestradas de la policía política en Cuba; esperamos que se promueva acciones de Solidaridad con el Dr. Ferrer y el Centro que él dirige por parte de las organizaciones de DDHH y profesionales.

19 de marzo de 2005

Fuente: Archivo de NotiCubaInternacional




[1] Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”.Director: Dr. Darsi Ferrer. Dirección: San Bernardino No. 265.E/Serrano y Durenge.  Santos Suárez.10 de Octubre. CH, Cuba. 10500.



Continue reading

Fallece en el exilio en Dr. Darsi Ferrer, fundador y director del Centro de Salud y Derechos Humanos en Cuba.

Ayer, tarde en la noche conocimos a través de la red social (Twitter) de la muerte en circunstancias aún no esclarecidas del Dr. Darsi Ferrer, esto en West Palm Beach, Florida. El Dr. Ferrer fue un destacado opositor al régimen Castro comunista; fundó y dirigió el Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”.

Captura de pantalla de la primera colaboración del Dr Ferrer con el Blog de Medicina Cubana.

Desde su inicio como opositor y en su desempeño como  Director de este centro de promoción de la salud y los derechos humanos el Dr. Ferrer mantuvo una fructifica colaboración con el Blog de Medicina Cubana coincidiendo con la aparición en la red de este Blog en el año 2005.
Un breve vistazo solo a las entradas (post) del año 2005 muestra que la segunda entrada (post) que aparece en el Blog, después del primero de presentación o editorial, corresponde a un comunicado que el Dr. Ferrer envió al editor del Blog.
Están por aclararse las causas de tan repentino deceso.

Continue reading

The 2018 World Conference on Movement and Cognition.


El Blog  de Medicina Cubana, en mi persona, ha recibido la invitación para la conferencia Mundial sobre Movimiento y Cognición, que por si se explica. La incluimos como post en el Blog

The 2018 World Conference on Movement and Cognition.[1]

Dear colleagues,
We are honored to invite you to the 2018 world conference on Movement and Cognition to be held at Harvard University’s School of Medicine 27-29 July 2018 in Boston, USA.

The purpose of the conference is to share knowledge of all those whose interests lie in the nature of human movement and its relation to cognitive function.

Among the broad topic areas in this call for abstracts include Cognitive-Movement applications in: rehabilitation, sports, human development, gerontology, genetics/genomics, technologies and measurement, science of aesthetics, behavioral and communication sciences, occupational and physiotherapy, and biomedical engineering.

Among the other institutions involved in this event include the Harvard University School of Medicine’s affiliated hospitals Spaulding Rehabilitation, McLean, and Beth Israel-Deaconess, as well as the M.I.N.D. Institute at M.I.T., the Hebrew University of Jerusalem, the University of Haifa, the Wingate Institute for Sports and Exercise Science, the National Institute for Brain and Rehabilitation Sciences, Nazareth, Israel, the Institute for Neurology and Neurosurgery, Havana, the University of the Medical Sciences Facultad ‘Manuel Fajardo’ Havana, the School of Public Health of the University of Havana, and Bielefeld University in Germany.
We welcome your participation in this event that addresses the relationship between movement and cognition, and I personally welcome your enquirers and suggestions. In the meantime, please check out our website for more details: www.movementis.com
The abstracts of the conference as well as selected principal papers will be proceedings will be published in volume 8 of the journal Functional Neurology, Rehabilitation, and Ergonomics.

We welcome your participation in this event that addresses the relationship between movement and cognition, and I personally welcome your enquiries and suggestions. In the meantime, please check out our website for more details:

Should you have any questions about the nature and form of the abstracts or pertaining to the larger papers, please feel free to connect with me at: g.leisman@welfare.haifa.ac.il

We hope to meet each of you at Harvard University in July 2018.

With very best wishes,
 Gerry Leisman                                                                        

Chair, Scientific Committee, MOVEMENT-2018 .Professor Neuro and Rehabilitation Sciences School of Health Science University of Haifa. Director, The National Institute for Brain and Rehabilitation Sciences, Nazareth, Israel. Profesor de Neurología Restaurativa   Universidad de Ciencias Médicas de la Habana. Facultad Manuel Fajardo, Havana, Cuba 
León Morales-Quezada

Co- Chair, Scientific Committee, MOVEMENT-2018   Assoc. Director Neuromodulation Center Spaulding Rehabilitation Hospital.  Integrative Medicine Fellow, Beth Israel Beth Israel Deaconess Medical Center Harvard University School of Medicine.
Harvard University, admin@mailconvention.com


[1] Leismam, G. (2017, September 28). Movement conference - Harvard University 2018 [E-mail to the author].

Continue reading

Una niña cubana con diagnóstico de Neuropatía sensitiva autonómica hereditaria tipo IV, enfermedad rara que requiere atención especial.

La niña  Yahaira Naila Diéguez Naranjo de 4 años de edad  al año y ocho meses de nacida, y después de realizarle exhaustivos chequeos, un equipo médico del hospital pediátrico de Centro Habana diagnosticó la enfermedad .Es  el único caso en Cuba y que en el mundo solamente se habían reportados unas decenas de personas con este raro padecimiento.

Yahaira Naila Diéguez Naranjo 
Las afectaciones que la neuropatía sensitiva autonómica hereditaria tipo IV provoca en la niña el síndrome febril intermitente, la anemia ferropénica, la inmunodeficiencia combinada severa, la epilepsia asintomática y el retraso en el desarrollo psicomotor y del lenguaje. Entre las recomendaciones de los médicos, cuando les preguntamos sobre la esperanza de vida de mi nieta, están darle una mejor calidad de vida. Esto no es posible en Cuba donde hay serias limitaciones para crear las condiciones apropiadas para el cuidado de la niña.
Más que hacer énfasis en las limitaciones y los problemas que han afrontado la familia y de lo cual se ha hecho eco el diario digital Diario de Cuba. Tratamos en esta nota de hacer llegar la información de esta rara enfermedad, compartir esta y permitir que alguna personal profesional o no se solidarice y comparta la experiencia de esta rara enfermedad, que muy pocas personas la padecen.


La Neuropatía sensitiva autonómica hereditaria (HSAN4, por sus siglas en inglés) es un trastorno hereditario caracterizado por anhidrosis, insensibilidad al dolor, comportamiento de automutilación y episodios de fiebre. Se han publicado varios cientos de casos. La enfermedad aparece durante la primera infancia. El tratamiento es de apoyo y está orientado a controlar la hipertermia, evitar la automutilación y tratar problemas ortopédicos que pueden causar potencialmente deformidades graves e invalidantes. Es necesario ayudar a las familias a afrontar los problemas conductuales y educativos. El pronóstico para las funciones independientes depende del grado de expresión de la enfermedad y la capacidad para controlar los problemas clínicos secundarios.

El diagnostico de esta niña cubana ha sido posible por el desempeño de médicos cubanos especialistas del Hospital Pediátrico de Centro Habana  y posiblemente intervención de otros especialista formando un equipo multidisciplinario. Pero de lo que se trata es de mejorar las condiciones de vida de la niña para que pueda sobrellevar esta enfermedad grave e invalidante, que requiere de atención y cuidados especiales.

Esperamos que todo el que lean esta nota haga llegar esta información a aquellas personas e instituciones  en otros países que prestan especial atención a los pacientes, sobre todo niños(as) con enfermedades raras. Ellos también requieren de intercambiar con otros pacientes y familiares sobre cómo afrontar la enfermedad.

Siempre es posible hacer hago para mejorar la calidad de vida de aquellos pacientes en la primera infancia con enfermedades raras.

No tenemos la dirección de la familia en La Habana, como sea manténganse intercambiando información y tal vez la niña en alguna medida pueda ser beneficiada.

Dr. E A González.



Continue reading

La emigración médica en los primeros años de la Revolución.

En la mañana  del primero de enero del año 1959 nos llegó la revolución. El regocijo colectivo alcanzó a todo un pueblo. El juglar alborozado dijo que las sombras habían dado paso a la luz, los héroes triunfantes eran semejantes a palomas armadas y bravas; las hieles se convirtieron en miel, la ortiga en clavel y ya la Patria toda no sería más un cuartel..., así nos dijeron y nos cantaron. La sociedad de asombro quedó exhausta y prontamente expuesta. Nos llegó una revolución tan revolucionaria que nos endilgo una tiranía y un socialismo cuartelero. Así estamos aún lapidados y agónicos.

De esa sociedad de cubanos entregados a un devenir incierto e intensamente politizado eran parte unos 6261 médicos , agrupados en una organización gremial bien establecida, de dedicación honrada y excelencia cívica. Muchos de ellos dados a la práctica y la enseñanza de la Medicina en una Universidad considerada entre las mejores.

Se repite hasta el cansancio que la primera víctima de una guerra es la verdad, durante el periodo insurreccional ya la verdad había sido atormentada, con lo que venía después…, el asalto al poder. Definitivamente la verdad fue la primera víctima de la dictadura.

Para ello se re escribe la historia, se cambia esta si es necesario y se inventan informaciones que seduzcan  a una sociedad  entusiasmada por el triunfo y proclive a la mentira. De inmediato se dio la noticia – fraude de los 20 mil muertos causados por el régimen de Batista[1]. Verdadera aberración informativa lo fue aquella noticia del padre que le daba los cráneos a su hijo para que jugara, con foto incluida, que trataba de mostrar todo lo cruel que fueron los perdedores[2]. Una de las informaciones que más influyó en la conciencia colectiva, fue la noticia de que en los primeros años de la revolución Cuba fue despojada, por el imperialismo, de la mitad de sus médicos. Es así que la naciente revolución y su recién estrenado sistema de salud se topaba con un problema de emigración médica de tal envergadura que ponía en peligro la salud del pueblo. “Nos dejaron con 3000 médicos”  dijeron y aun dicen sin reparos.
En este artículo tratare esta información, sus implicaciones y las razones que han tenido y aún tienen los médicos cubanos para decidir emigrar del país que estableció desde enero de 1959 la dictadura del proletariado; sus razones, frustraciones y temores.

Es el  artículos de los doctores Araujo Bernal y Rodríguez Cavaldá (1968)[3] en primer término y el otro artículo del doctor Rojas Ochoa (2015)[4]; el primero contaminado por la ideológica y el segundo más reciente y revelador; es que disponemos de datos precisos sobre los médicos cubanos que emigraron en los primeros años de la Revolución. Los autores se remiten a datos del Colegio Médico entre los años 1953-1965.
Entre los años 1953-1956 emigraban de Cuba un promedio anual de 34 médicos. En los años 1957 y 1958 estuvo cerrada la Escuela de Medicina y al reiniciarse las actividades de esta, en el año que nos liberaron, solo emigraron 42 médicos. A partir del 1960 aumenta la emigración médica, siendo el año de 1961 cuando emigran el mayor número de médicos (778). A partir del 1962 desciende el número de médicos que emigran porque la recién estrenada dictadura socialista echo el cierre, así de sencillo.

Al déficit de médicos que emigraban se sumaban las graduaciones de nuevos médicos  que venían ocurriendo y los médicos que llegaron a Cuba provenientes de otros países, latinoamericanos o de Europa del Este. De acuerdo al doctor Rojas Ochoa, nunca hubo una pérdida de la mitad de los médicos cubanos, ni se originó un éxodo masivo ni asistimos a un colapso del sistema de salud. Vean los datos y pueden sacar sus propias conclusiones.
Ahora bien, ¿que  ocasionó una emigración súbita de médicos cubanos en el 1961 (778) cuando en los años de los cincuenta solo emigraban, en promedio, unos 34 médicos cada año? La respuesta es sencilla: había llegado la revolución, socialista, ésta, y los aprendices de comunistas empezaron a hacer de las suyas.

Con la llegada de los libertadores, se crea de inmediato el Partido Médico de la Revolución, especie de Brigada de Respuesta Rápida conformada por médicos procastristas que tenían como primer objetivo controlar y acabar con el Colegio Médico Nacional de Cuba. Es así que los médicos cubanos ven de inmediato que su organización gremial comenzaba a ser acosada por los médicos revolucionarios y el gobierno. Se trató de eliminar la Inamovilidad Médica que era un logro del gremio ante las arremetidas del gobierno de Batista para quitar y poner funcionarios médicos a su antojo. Se aplicó la coacción militar previa a las elecciones del Colegio Médico de La Habana. Se produjo un verdadero asalto a la organización médica cuando los retorcidos miembros del Partido Médico de la Revolución con el apoyo del gobierno lograron el control total en la Asamblea Médica Nacional en diciembre de 1959. Necesitaron solo un año para dar cuenta del Colegio Médico Nacional.[5]

En este mismo año de la liberación comenzaron las depuraciones de los profesores de Medicina de la Universidad de la Habana. Entre los depurados, jubilados y renunciantes; el claustro había perdido 74 profesores que representaban el 47% del claustro que había reiniciado sus labores en enero de 1959. En una segunda limpieza académica entre los depurados  y los renunciantes, fueron 80 profesores que dejaron la Facultad de Medicina. Cuando se aplica la Reforma Universitaria en el año 1962 quedaban en la Facultad de Medicina, entre profesores antiguos y contratados, 23 profesores en las diferentes cátedras. [6]
Bajo el control de los forajidos de bata blanca se acordó impedir la salida a los médicos sin previo permiso del Comité Ejecutivo del Colegio Médico Nacional, designaron a dedo el director del Seguro Médico y se robaron el  edificio del Colegio Médico Nacional donde ha estado el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Trataron sin conseguirlo de obligar que los médicos  apoyaran  y firmaran  la “Declaración de La Habana”. Se obligó a los médicos a incorporase al Sindicato de Trabajadores de la Salud, dejando a un lado el Colegio Médico Nacional que más tarde sería disuelto. Todas las sedes locales del Colegio Médico Nacional fueron “donados” a la Revolución. Dieron cuenta de la Ley de colegiación médica, establecieron la obligatoriedad del servicio médico social, la modificación del juramento hipocrático y la abolición de la práctica de la medicina privada. El 1º de mayo de 1966 se decide la disolución del Colegio Médico Nacional.[7]

La revolución se estableció como una dictadura totalitaria y de vocación criminal, todos los derechos fundamentales han sido vulnerados. Desde  enero de 1959 vivimos  bajo una satrapía en un país donde nadie quiere vivir.
Considerando todo lo anterior podemos entender por que los médicos cubanos comenzaron a emigrar a partir del año 1960, éxodo tan prolongado que no se ha detenido en más de medio siglo.

Pero explicaciones como esta no las proporciona del doctor  Araujo Bernal. Este retorcido personaje, que en el año 1940 participaba en el “Tren de la Victoria” durante la campaña presidencial de Batista, y que en 1958 sirvió de corre ve y dile de la fracción comunista del Colegio Médico Nacional cuando progresaban las gestiones del denominado Conjunto Cívico de Instituciones Cubanas; en los años sesenta, metido de lleno en la estructura administrativa-ideológica de la revolución señalaba las características y motivaciones de los médicos cubanos que emigraban en número tal que supuso una preocupación para la dirigencia de la revolución.

Entre los factores que considera  para explicar la emigración médica en los años sesenta están : la procedencia y pertenencia de clase, la concepción capitalista de la Medicina, el papel del médico en la sociedad, la referencia a la práctica médica de excelencia en los EEUU y las consideraciones de que este país tiene, para todos, el modo de vida americano[8]. Olvidan los justificadores de la dictadura que las gentes vive y trabaja en libertad y que la tiranía, el desprecio al derecho y la dedicación cautiva de la práctica médica no le interesa a ningún profesional de la salud ni en Cuba ni en ningún otro país. Por eso se iban en los sesenta y por eso se van en el presente.

¿Qué médico quería la revolución socialista y su líder máximo?, el fidelísimo retoño martiano; aquel que siendo un titán de la hazaña, en el enero incierto de 1959, regaba  orquídeas y flores de montaña. No aceptaban a los que traicionaban a su patria que poco  podían hacer para el desarrollo de la medicina, enmarcada en la humana concepción socialista; querían a hombres médicos genuinamente revolucionarios y leales a la medicina y a su patria. [9]

Que los médicos  cubanos se van, desertan, presentan la salida, esperan por el permiso, sufren la espera de la firma del ministro…, de todo hacen; es una realidad que persiste en el tiempo. Solo desde el Brasil, 1 439 médicos cubanos emigraron a Estados Unidos a través de la Cuban Medical Professional Parole (CMPP) en el año 2016, antes del cierre de este programa; varados en Colombia porque no pudieron beneficiarse con este programa, cerca de 300 médicos cubanos esperan. Todo indica que más de medio siglo después de establecerse la dictadura en Cuba estos médicos cubanos no se ajustan a la condiciones de revolucionarios genuinos y leales a la patria socialista.

¿Por qué se van los profesionales médicos cubanos?; por la misma razón por lo que se van en oleadas sucesivas los cubanos, en salidas ilegales que no cesan y en deserciones que no acaban. En un país donde se implantó  un control total por una tiranía comunista, donde el derecho ha sido despreciado y la honradez se ha alejado, donde la miseria se hace ostensible y no hay oportunidad alguna para la dedicación libre; donde la virtud tropieza y hay un desdén a la civilidad y el decoro; no queda otra..., hay que irse.

Cuando termine esta pesadilla, exiliado como somos, regresaremos; que no quepa la menor duda. ¿En qué condiciones vamos a regresar? Ya veremos….,

2017©



                                                                                



  










[1] Lago, A. M. (2002, Octubre 30). El fraude de los 20.000 muertos de Batista. Retrieved August 7, 2017, from http://arch.cubaencuentro.com/sociedad/2002/10/10/10203.html

[2] González, E. A. (2008, Octubre 11). “El Padre le daba los cráneos de sus víctimas para que jugara”. Retrieved August 7, 2017, from https://medicinacubana.blogspot.com/2008/10/el-padre-le-daba-los-crneos-de-sus.html?m=1

[3] Araujo Bernal, L. and Rodríguez Gavalda, R. (1985). Emigración Médica. In: L. Araujo Bernal and J. Llorens Figueroa, ed., La lucha por la salud en Cuba, 1st ed. México: Siglo XXI, pp.232 -255.

[4] Rojas Ochoa, Francisco. (2015). El número de médicos en Cuba 1959-1968. Revista Cubana de Salud Pública, 41(1) Recuperado en 07 de agosto de 2017, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662015000100013&lng=es&tlng=es.

[5] Amado Ledo, E. (1974). El Colegio Médico Nacional de Cuba y la Revolución Castro Comunista (1ra. ed.). Caracas, Venezuela: Dr Hildo Folgar.

[6] González, E. A. (2017, June 19). El cambiante claustro de profesores de la Escuela de Medicina de la Universidad de la Habana en los primeros años de la Revolución. Retrieved August 7, 2017, from http://medicinacubana.blogspot.com/2017/06/el-cambiante-claustro-de-profesores-de.html

[7] Amado-Ledo E, Óp. Cit., pág. 32-69

[8] Araujo Bernal, L. and Rodríguez Gavaldá, R. Óp. Cit.,pág. 254

[9] Idem pag. 254

Continue reading

Cuban doctor refugee Alvin Mena provides healthcare worldwide for the underserved.

MY MISSION POSSIBLE .From Cuba to Cairo

Cuban refugee Alvin Mena Cantero provides healthcare worldwide for the underserved

By Kyra Gemberling

FROM HOUSTON TO CAIRO, DOCTOR IN NURSINGE PRACTICE, ITIONER Alvin Mena Cantero ’15 has provided critical healthcare to more than 6,000 patients in low-income communities and has completed 20 health and wellness clinics around the world. But Cantero’s story begins in his native Cuba, where the seeds were planted for his personal mission of providing healing to those in need.

Certified as a physician specialist in Cuba in 2009, Cantero’s application for the Cuban Medical Professional Parole Program was accepted that same year, granting him refuge in the U.S. Adapting to a new language and culture were hard enough, but Cantero had no idea how difficult it would be to revalidate his status as a physician in the States.

My whole family depended on me to send money back to Cuba, but I was supporting myself with three part-time jobs as a server, bartender, and medical assistant,” he says. “After being denied entry to three physician assistant programs, I felt weak and defeated.”

But soon, Cantero began a nursing program at Sacred Heart University, which he completed in 2012. While working as a nurse for Memorial Hermann & Allergy of Texas in Houston, Cantero had his first experience treating patients living in poverty. He wanted to do more to help these patients, and that’s when he discovered that he could advance his career at Walden.

Cantero earned his Master of Science in Nursing (MSN) in 2015. Just three months later, he enrolled in the Doctor of Nursing Practice (DNP) program so he could provide an even higher level of care to patients in need.
In June 2016, Cantero opened Alvin Clinic Familiar, which he has been running while working on his doctorate. The urgent care and walk-in clinic provides cost-effective care for patients in Houston’s Hispanic and African-American communities.

Our impact on the community has grown by distributing information on vaccinations, risk factor management, and the importance of early detection of chronic diseases,” Cantero says. “We publish in English and Spanish through La Nota Houston, letting families know the importance of proper primary healthcare and prevention.”

Cantero is furthering his clinic’s impact worldwide with traveling clinics, from providing home health visits in rural Texas towns affected by flooding to a community clinic in Cairo, Egypt, where he met with local health providers to educate the poorest populations on risk factor management. His next traveling clinic will be in Haiti this October, providing wellness checks to populations affected by the 2010 earthquake.

Cantero is also serving the next generation of nurses by acting as a preceptor at his clinic for students from Walden, South University, and Chamberlain University. After completing his DNP, Cantero intendeds to re-enroll with Walden for a third degree. He believes a PhD in Leadership will advance his skills in running his clinic and making larger strides toward his mission.

Walden’s social change mission influenced me to adopt a global vision and encourage my students to take their vision, skills, and knowledge to parts of the world where people need us,” he says. “I’m determined to spread Walden's values around the world by providing health services to vulnerable populations. Walden not only gave me an opportunity to become the healthcare professional I always wanted to be but also a leader capable of engaging students and organizations to create global impact in healthcare.”


Note: This article was sent by Dr. Alvin Mena by email to include it as a post on the Cuban Medicine Blog

Continue reading

El cambiante claustro de profesores de la Escuela de Medicina de la Universidad de la Habana en los primeros años de la Revolución.

Por: Dr. Eloy A González.*

Después de publicado en la red el artículo sobre las depuraciones de los profesores de Medicina de la Universidad de La Habana al triunfo de la así llamada revolución; dejé anotado al final lo siguiente: Nunca sabremos cuántos profesores universitarios fueron objetos de estas prácticas que negaban el derecho y discriminaron de manera aviesa a tantos[1]. Fue entonces que  comencé a buscar información sobre lo que se consideró el éxodo de médicos en los primeros años de los 60’s y la adecuación de los planes de estudio de la Carrera de Medicina, lo que se conoció como el “plan Baeza”, entre otros aspectos.

Es así que me encuentro una información sobre los programas de la Carrera de Medicina  y la relación de las cátedras y profesores que componían el  claustro de la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana[2]. Todo esto en  las cambiantes circunstancias de los primeros años de la Revolución, teniendo en cuenta que la Universidad permaneció cerrada durante los años 1957 y 1958. Cuando se reiniciaron los cursos regulares, el claustro de profesores fue objeto de las prácticas infortunadas de los juicios públicos, las depuraciones, las separaciones definitivas, las jubilaciones forzadas y las renuncias. De todo esto quiero tratar en este artículo.

En un documentado libro sobre el sistema de salud en Cuba[3] , encuentro lo que es la opinión de uno de los más conspicuos paniaguados del régimen recién estrenado, tomando partido tan pronto como se produjo el  triunfo revolucionario, esto dice: “Este triunfo significo históricamente la terminación para siempre de cuatro siglos y medio de dominio colonial y neocolonial, de opresión de las masas trabajadoras……, La victoria revolucionaria altero en sus fundamentos la correlación entre las clases sociales del país”. Aquí viene lo mejor: “Al calor de la lucha de clases se produce un éxodo masivo de médicos estimulados por la política agresiva del gobierno de los Estados Unidos. En los primeros años de la revolución abandonan el país cerca de 3 000 médicos. La Escuela de medicina quedaba con solo 13 profesores”[4]. De los argumentos sobre el éxodo médico, será tema de otro análisis. Lo que concierne a este artículo es definir las contradicciones que se produjeron en los primeros años de la revolución; cuando la dirección revolucionaria dio cuenta de tantos profesionales que participaban en la docencia y eran depurados, o eran funcionarios de las instituciones de salud del régimen anterior y habían sido cesanteados. Pero sobre todo muchos, viendo lo que se avecinaba, tomaron las de Villadiego.

Los  mismos razonamientos que emplean Arujo Bernal y Rodríguez Gavaldá para explicar el supuesto éxodo masivo de médicos al triunfo de la revolución, revelan las verdaderas opiniones que de los médicos cubanos se hacían los nuevos detentadores del poder en Cuba; que se hicieron de un gobierno y establecieron muy pronto una dictadura. Esto autores le dan la excelencia y credibilidad a una clasificación que someten y adecuan a lo que consideran subgrupos de profesionales médicos que emigraron o eran posibles emigrantes[5]. En realidad la clasificación  puede muy bien adecuarse a lo que los nuevos ideólogos pensaban de los médicos y como los veían como potenciales enemigos a combatir y dar cuenta de ellos; sujetos además a las depuraciones, jubilaciones forzadas y renuncias que se engendraron entre los profesores de la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana. Aquí la clasificación:

Grupo A: Médicos comprometidos en las actividades delictivas, políticas o no, de la dictadura de Batista.

Grupo B: Médicos que sea por el ejercicio profesional, herencia, matrimonios u otro factor, poseían un capital apreciable invertido en industrias, bienes raíces, a  quienes las leyes revolucionarias afectaron como inversionistas y propietarios.

Grupo C: Médicos que en el desarrollo profesional habían logrado un estatus por el que lograban grandes  ingresos anuales.

Grupo D: Médicos que por su especial y alta calificación o por la relativa escases de sus especialidades en Cuba, o por ocupar cargos de responsabilidad e importancia, fueron tentados y subyugados con el ofrecimiento de grandes ventajas de todo orden en caso de emigrar.

Grupo E: Entendemos que este grupo es el más numeroso y está constituido por médicos que, fijados por su formación, pertenecientes a la pequeña burguesía, sentían la revolución como algo amenazante para ellos y sus familiares. 

Siendo categorizados y clasificados, la revolución, que se afincaba en una ideológica comunista ya había establecido un derrotero que implicaba la sumisión a esta clase que formaba parte de la pequeña burguesía nacional; para la cual no había más alternativas que la de formar parte del proceso revolucionario  o emigrar. A todo esto se suma las falsedades en las acusaciones, la premura en aplicar una reforma universitaria que pusiera a la Universidad como institución, de rodillas ante el poder, y finalmente consolidar un régimen de tal suerte que aun esta inculcado en la sociedad y la conciencia nacional.

Profesor Dr. Ramón Grau San Martin y Profesor Dr. Manuel Costales Latatú,
 dos de los primeros 12 profesores depurados de la Escuela  de Medicina 1959 

Los profesores fueron víctimas de este ruin accionar que pretendía,- y así lo lograron-, consolidar un sistema de educación médica y de salud proclive a los intereses ideológicos del régimen, que traía las ideas del socialismo tropical que nos endilgaron. Esto les llevó poco tiempo.
La Universidad estuvo cerrada desde noviembre de 1956 hasta enero de 1959, por lo que en 1957 y 1958 no hubo graduaciones de médicos. Sí contamos con la relación de profesores que integraban el claustro en el año 1956, lo que sirve como referencia para poder comparar con el cambiante claustro de profesores que quedó de manera definitiva y al servicio de la revolución cuando se establece la Reforma Universitaria el 10 de enero de 1962. Pero veamos algunas particularidades de este variable proceso.

En el año 1956 la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana contaba  con un claustro de 161 profesores titulares, auxiliares y agregados. Cuando se reinician las actividades docenes 4 profesores habían fallecido por lo que el claustro era de 157 profesores distribuidos en las diferentes cátedras. Fue entonces, al comienzo del año 1959, que se procedió a las depuraciones, la primera. En esta se tomaron en cuenta la colaboración con la dictadura batistiana y la participación como candidatos en las elecciones generales de 1954 y 1958; fueron expulsados 12 profesores. Es decir que fueron depuestos por participar en elecciones generales, no sabemos si como candidatos. La libre decisión de participar en unos comicios fue causa suficiente para ser proscritos del claustro, no sin antes ser calificados de “batistianos”. Los primeros profesores depurados, 12 en total, fueron los doctores:  Ramón Grau San Martín, Manuel Costales Latatú, Hugo Hernández Blanco, Enrique Saladrigas Zayas, Alfredo Nogueiras Herrera, Manuel Ampudia González, Félix Hurtado Galtés, Luis Ortega Verdes, Juan J. Castillo Arango, José Iglesias de la Torre, Delio García Romeu y Octavio Iglesias Pérez.

A esto se sumó la reacción de un grupo destacado de profesores que, en desacuerdo con el giro que tomaban los acontecimientos en la Facultad de Medicina, el 2 de febrero de 1959 seis de ellos, considerados de gran prestigio científico y que no habían sido acusados, presentaron las renuncias irrevocables a sus cátedras. Este hecho se conoce como: "la renuncia de los puros”. Es decir que se les consideró  como “puros”en tanto se establecía  un neto distingo con los anteriores depurados que fueron supuestos “colaboracionistas”. Los profesores renunciantes-puros fueron los doctores: Ricardo Núñez Portuondo, Gustavo Cuervo Rubio, Pedro M. Castillo Martínez, José Bisbé Alberni, Vicente Pardo Castelló y Roberto Varela-Zequeira Rodríguez.

Un grupo numeroso de profesores, 44 en total,  se acogieron a la jubilación por la edad ante  el temor de lo que veían venir, un nuevo proceso de depuraciones; donde serían sometidos a juicios públicos y sujetos a contravenciones de incumplimientos e incapacidad que bien podían no ser ciertos. Algo así como..., “me voy antes que me depuren”. También una Ley del año 1960 (Ley No. 859), -que establecía la jubilación obligatoria-, le fue aplicada a 12 profesores de la Facultad de Medicina. Esto significa que, entre los depurados, jubilados y renunciantes; el claustro había perdido 74 profesores que representaban el 47% del claustro que había reiniciado sus labores en enero de 1959.

Profesor Dr. Ricardo Núñez Portuondo y Profesor Dr. Gustavo Cuervo Rubio,
 dos de los profesores “puros” que renunciaron en solidaridad con los depurados.

Entre el año 1959 y1960 con la intención de cubrir las plazas de estos profesores, fueron contratados 28 médicos que habían desempeñado o desempeñaban las plazas formadoras de la carrera docente: adscriptos, instructores y asociados. Solo que esto vino a complicarse, porque en una reunión del claustro de la Facultad de Medicina el 29 de julio de 1960 la mayoría de los profesores presentes, no aceptaron la nueva forma de cogobierno entre profesores y alumnos, ni la disolución del Consejo Universitario para ser sustituido por una Junta Superior de Gobierno, ni la sustitución de los Decanatos por Juntas de Gobierno en las Facultades. Entonces los nuevos mandamases  los declararon en “rebeldía contrarrevolucionaria” y fueron depurados 46 profesores. Un grupo de profesores que no habían estado presentes en la reunión mencionada, en solidaridad con los expulsados, renunciaron a sus cátedras; estos fueron 34 en total. Entre los depurados en esta segunda limpieza académica y los renunciantes, fueron 80 profesores que dejaron la Facultad de Medicina. Cuando se aplica la Reforma Universitaria en el año 1962 quedaban en la Facultad de Medicina, entre profesores antiguos y contratados, 23 profesores en las diferentes cátedras.
Resulta sorprendente que las autoridades revolucionarias que habían hecho suyas las proyecciones del programa del Moncada y que buscaban crear un sistema de salud que alcanzara a mucho después de un reordenamiento de las políticas de salud y de novedosos programas de educación médica; ahora se dedicaban a la lucha ideología. Estos  nuevos líderes y funcionarios de ocasión no  vacilaron en despreciar la justicia, cuestionaron la rectitud de muchos y dejaron a un lado la  honradez ciudadana. Se emplearan a fondo en controlar a la Universidad en tanto que institución y en esta la Escuela de Medicina. Fue así que arremetieron, inhabilitaron, mintieron y agraviaron el decoro de muchos, para expulsar a tantos profesores con una bien ganada reputación como médicos y educadores; lo que en realidad ponía en peligro sus propios planes dirigidos a los más desfavorecidos.

Pero estos nuevos autoritarios, ávidos de poder, le echaron mano a la represión y la exclusión social. Terminaron fusilando, llenando las cárceles de presos, promoviendo el éxodo y alimentando el odio entre los cubanos. Con lógica razón muchos se preguntaron: ¿cómo proscribir a tantos profesores que podían formar las nuevas generaciones de médicos que reclamaba la revolución para sus planes de salud? Años después de las depuraciones  y jubilaciones forzadas le  preguntaron al doctor Roberto Guerra Valdés, sobre la aplicación de estas jubilaciones obligatorias y contestó que “esos profesores constituían un obstáculo a la aplicación de la reforma” universitaria que se buscaba imponer. Es decir, eran los que no entraban ni iban a entrar por el aro ideológico, por lo tanto había que eliminarlos.

La Revolución había llegado; su ideología sin lugar a dudas de corte socialista pretendía, sin cortapisas, establecer una sociedad que trasformara la estructura económica y social del país. Que esta se adecuara a un programa impuesto, donde se instaurara la dictadura del proletariado, que era decir la dictadura Castro comunista. En poco tiempo se estableció y se apuntaló al punto de que lleva más de medio siglo de autoritarismo. Para lograr esto había que asaltar el poder, desmantelar lo que quedaba del estado de derecho y conculcar las libertades que recién se habían rescatado.

Por aquellos días en la Universidad de La Habana enterraron de manera simbólica un medio periodístico de la época. En son de fúnebre pachanga, señalaba un conocido  periodista[6]. Esto dijo en aquella ocasión el comunicador: Ustedes nos plantean la disyuntiva que hay que estar con o contra la Revolución. Pero habrá que preguntarles con cuál Revolución. Si con la Revolución Cubana que depuso a un tirano y planteó de inmediato la liquidación del peculado, la reparación de viejas injusticias y la afirmación de nuestras esencias patrias, o la Revolución de los excesos, de las mentiras, del odio, de los asaltos……”, y sí, se produjo un asalto; la nación toda fue ocupada y las conciencia colectiva  adormecida; la sinceridad tropezó en la plaza pública  y la honradez  nunca más pudo presentarse.

6.9.2017©

*Médico Especialista de I Grado en Oncología. Profesor Instructor de Farmacología de la Universidad de la Habana.  Asesor Nacional del Colegio Médico Independiente de Cuba. Columnista del Diario Digital Independiente cubano, NoticubaIntenacional y del Periódico Panorama de Fort Worth, Texas. Contribuye con artículos de opinión sobre Cuba en distintos sitios Web con temas de Salud y DDHH entre otros. Consultor para Gerson Lehrman Group. Ha trabajado como Oncólogo para la Secretaria de Salud del Estado de Tamaulipas, México. Edita el Blog de Medicina Cubana. E mail:cubanmedicine@yahoo.com

  



[1] González, E. A. (2007, April 18). Las depuraciones de profesores en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana en el Año de la Liberación. Retrieved April 30, 2017, from http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/las-depuraciones-de-profesores-de-la-escuela-de-medicina-329146

[2] Planes de estudios de la carrera de medicina de 1959 a 1966 y cambios en el profesorado. (n.d.). Retrieved May 18, 2017, from http://bvs.sld.cu/revistas/his/his_107/his06107.htm . No aparece el nombre del autor, tampoco la fecha de publicación; se trata de Cuadernos de Historia de la Salud Pública No. 107

[3] Llorens, J. (1985). La lucha por la salud en Cuba (Primera Edición ed.) (L. Araujo, Ed.). México: Siglo XXI editores. Los editores aparecen como coordinadores.

[4] Araujo L, Llorens J., Óp. Cit., p. 20

[5] Araujo, L., & Rodríguez, R. (1985). Emigración Médica. En La lucha por la salud en Cuba (Primera Edición ed., pp. 232-257). Mexico: Siglo XXI Editores. Pag. 246-247

[6] Medrano, E. (1960, May 14). Los Enterradores. Prensa Libre. El 16 de mayo de 1960, Prensa Libre fue invadido y confiscado.

Continue reading

Redición del libro, “La Habana bien vale unos Títulos”. Una selección de artículos sobre Salud, Medicina y Educación Médica en Cuba.

                                            

“La Habana bien vale unos Títulos”. Una selección de artículos sobre Salud, Medicina y Educación Médica en Cuba.  Por: Dr. Eloy A González.   
                 
 Se trata de una selección de artículos que iniciaron la publicación  sobre temas de Salud, Medicina y Educación Médica en Cuba en el sitio Web: Diario NotiCubainternacional. Los artículos fueron apareciendo más tarde en otros sitios de temas cubanos  y en la página de opinión del Periódico Panorama de Fort Worth, Texas. Fueron también parte de los principales artículos  que conformaron el Blog de Medicina Cubana, actualmente en la Red. El libro fue publicado en su primera edición por Bubok Publishing S.L. Ahora es presentada en una reedición por Alexandria Library Publishing House. 
1.      Cuba-Salud. 2. Cuba-Medicina. 3. Cuba-Educación Médica. No ficción. I. Title.

Palabras claves: Cuba, Salud, Medicina, Educación Médica, Sociedad, Derechos Humanos, Historia, Misiones médicas cubanas, políticas de salud.

Selección de artículos sobre Salud, Medicina y Educación Médica en Cuba. 
Usted puede comprar el Libro en  CreateSpace. También en Amazon si usted tiene una cuenta en este sitio de compras online. 



Si usted decide no comprar el libro…., pues al menos haga Like – me gusta- en el botón de Facebook que aparece en la página de venta online. 


También puede enviarle la información a quien usted considere que le  interese.

Continue reading

Descender al infierno sin escalones.

Los más viejos recordamos todos los procesos por los que han pasado los horarios de trabajo, incluyendo el momento en que se tuvo “horario de conciencia” y no se marcaba tarjeta en los centros laborales, hasta que después surgió el extremo de descontar en la nómina los minutos de llegada tarde. Con posterioridad se planteó la aplicación de los horarios escalonados, lo que permitía quitar un poco la cantidad de personas que salían a la calle por diferentes motivos de una sola vez; pero igual que todo no duró lo suficiente, porque aquí nada tiene fijador.
En el salón de espera de un hospital del municipio Plaza, una señora le daba el almuerzo a su mamá y al ver que todos la miraban, comentó: ¨Nosotras salimos desde las 6 de la mañana de la Lisa en un carro que nos costó 5.00 CUC (125 pesos moneda nacional), llegamos aquí sobre las 6:30 y mira la hora que es y aún estamos esperando. Por eso yo le traigo su desayuno, almuerzo y merienda pues no sabemos a qué hora entraremos a la consulta”. Por su parte la anciana madre postrada en un sillón de ruedas enfatizó: “Cada vez que ella me trae, pierde el día de trabajo, pues como pueden ver me falta un brazo y una pierna; soy diabética y por eso tengo que asistir a consultarme con el angiólogo. Además tenemos un gasto muy alto que no podemos permitirnos pues somos pobres, solo por traerme y llevarme tenemos que gastar 10 CUC, porque los almendrones (taxis colectivos) no pasan por mi casa, aunque tampoco cargarían con el sillón de ruedas”.
     Pacientes en el salón de espera de una facilidad hospitalaria en La Habana, Cuba
Este es uno de los casos en que vendría muy bien aplicar el uso del horario escalonado para los enfermos, y así se evitaría que se acumulen en los salones de espera y además pierdan su tiempo y dejen de ser pacientes para convertirse en impacientes.
Por su parte, el médico en cuestión, me explicó al respecto: ¨El horario escalonado es muy cómodo porque no se acumulan los pacientes, pero comienza a las 8:00 de la mañana y termina a las 4:30 de la tarde; se supone que yo concluya la consulta al medio día. Cuando nos tenemos que transportar  desde nuestras casas a policlínicos lejanos, porque los médicos especialistas que trabajamos en hospitales, atendemos también a la toda la  población que pertenece a ese centro médico, para nosotros también es una tortura”.
Este mal no es solamente de la capital de todos los cubanos; es algo generalizado en todo el país y si se repartieran los turnos por horas los salones de espera no estarían en las condiciones que se ven, llenos de personas y sería también mucho más fácil el transporte y las personas accederían a los servicios sin perder tanto tiempo.
A veces, es incluso un problema de la empleada  que otorga el turno, que le dice al paciente por ejemplo: “le toca a las 11 de la mañana, pero le recomiendo que venga temprano”.
No hay ni que explicar que por esta mala organización los trabajadores pierden el día completo cuando tienen una consulta médica, lo que sin lugar a dudas es otro aspecto más que se añade a los graves problemas que hay en la economía.
Todo esto forma parte del desorden que existe en la economía y en particular en los servicios médicos y la corrupción que propicia el abandono en el cumplimiento de las funciones de los que se suponen que dirigen el país. Es el círculo vicioso en que comienza y termina todo en Cuba.
La Habana, 6 de junio de 2017
*Periodista independiente. Estudio en el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona. Vive en la Ciudad de la Habana, Cuba.
Nota: Información recibida desde Cuba por correo electrónico
Continue reading

Un Hospital no provincial.

Un Hospital de la red de salud en Cuba que debiendo ser Provincial (esto en la Provincia de Ciego de Ávila) no es provincial en el sentido de la palabra y en su funcionamiento. Esta nota la recibimos por correo electrónico desde Cuba y la incluimos en nuestro Blog. La información dice así:

En el directorio de Instituciones de salud de la red Infomed del Ministerio de Salud Pública de Cuba, definen el  Hospital General Provincial Docente de Ciego de Ávila, Antonio Luaces Iraola, y el Hospital General Docente Provincial de Morón, ambas instituciones encargadas de bridar asistencia médica especializada, preventivo curativa a la población en todas las especialidades y todas las especialidades quirúrgicas. Sin embargo, es algo que precisamente no funciona así.

El Hospital General Provincial Docente “Antonio Luaces Iraola”  es el único hospital localizado en una cabecera provincial ( ciudad principal )  que no brinda el Servicio de Neurocirugía; los pacientes deben ser trasladados al Hospital General  “Roberto Rodríguez”  de Morón, donde se brinda el servicio para toda la provincia.

El Hospital General Dicente “Roberto Rodríguez “en  Morón, Ciego de Ávila,  fue diseñado y construido con los materiales destinados a un Hospital Provincial para esta provincia en la década de los 80; para ello la dirección política del Partido Comunista en la provincia de Ciego de Ávila determinó que se construyese en la ciudad de  Morón debido a que más del 50 % de la población de la provincia radicaba en el norte y los  municipios estaban bien comunicados con la ciudad de Morón. De esta forma la construcción del Hospital  General Provincial Docente “Antonio Luaces”  se retardó y paralizó en diversas ocasiones. Desde hace algunos años se han acometido obras de ampliación y modernización del Hospital “Antonio Luaces” , sin embargo, no brinda servicios de Neurocirugía a pesar de contar con el Centro Oftalmológico Provincial y la Unidad Pediátrica Provincial, hecho que limita su denominación de Hospital General. En la ciudad de Ciego de Ávila se localizan además, la Universidad de Ciencias Médicas José Assef Yara, el Centro Auditivo Provincial y el Laboratorio Provincial de Ortopedia.

Hospital General Provincial Docente “Antonio Luaces Iraola
La población en la provincia de Ciego de Ávila  según se estimaba en 431 048  habitantes en 2014. De ellos, 151 010 habitantes en la ciudad de Ciego de Ávila, lo que representa  un 35% del total, mientras 67 875 en la ciudad de Morón, para un 16%. El Hospital moronense atiende actualmente a pacientes de los municipios: Florencia, Chambas, Ciro Redondo, Primero de Enero, Bolivia y el propio Morón, cuya población total asciende a 194 720 habitantes, el 45 % de la población de la provincia. El Antonio Luaces atiende a pacientes de los municipios: Majagua, Venezuela, Baraguá y el municipio cabecera, cifra que asciende a 236 328 habitantes, el 55% del total. A pesar de ello, el Servicio de Neurocirugía se brinda a toda la provincia en la ciudad de Morón, a donde han tenido que mudarse especialistas formados fuera de la provincia y con residencia en la cabecera provincial – ciudad de Ciego de Ávila-  para evitar los viajes diarios entre ambas ciudades distantes algo más de 35 kilómetros.
Hospital General Docente “Roberto Rodríguez “en  Morón
La planificación actual del Ministerio de Salud Pública y la Dirección Provincial de Salud en la provincia, han concebido, unido a la mejora constructiva del Centro de Especialidades del Hospital Antonio Luaces, la introducción de una consulta de Neurología y un laboratorio de Neurofisiología. Sin embargo, no prevén la introducción de la actividad quirúrgica de esta especialidad en este Hospital. Ello limita la asistencia urgente de este centro hospitalario, ubicado en la cabecera provincial y a escasos metros de la carretera central nacional, en la que numerosos accidentes tienen lugar cada año. Por ello, es el primer centro asistencial en recibir estos accidentados, y sin poder atender traumatismos craneoencefálicos se remiten los afectados al  Hospital “Roberto Rodríguez” de Morón, distante en el norte de la provincia, lo que resulta lamentable y contradictorio para los especialistas del Hospital Provincial de la ciudad cabecera. A pesar de ello, la dirección de salud no se hace eco de estos contratiempos.
Con la llegada del Periodo Especial a Cuba, luego de la caída de la antigua Unión Soviética, se paralizó la construcción del Hospital Pediátrico. Una majestuosa estructura convertida hoy en apartamentos familiares. Es así que Ciego de Ávila es la única provincia del país que no cuenta con un Hospital Pediátrico. Los casos son asumidos por ambos hospitales en Ciego de Ávila y Morón. Una provincia además que solo destaca en pocas especialidades, la más destacada: Ortopedia y Traumatología.


El deterioro en todas la instalaciones era patente, por ello el Ministro de Salud en su última visita a las instituciones en la provincia, urgió a mejorar y priorizar el proceso inversionista en obras de la salud e informó de la dotación de nuevo equipamiento para ambos hospitales. Cabe destacar que el Servicio de Urgencias en el Hospital “Antonio Luaces” solo cuenta con un equipo de radiografía, otro de ecografía y un TAC monocorte con la única capacidad de realizar tomografías de cabeza y cuello, lo que obliga a la remisión de pacientes hasta la ciudad de Morón para la realización de tomografías. Mientras, la provincia remite también a hospitales de Camagüey, Villa Clara y La Habana a pacientes necesitados de Radioterapia, casos complejos de Neurocirugía, Pediatría, Oftalmología, Gastroenterología etc.; evidenciado la poca capacidad de los centros asistenciales de la provincia.  

Continue reading