Calendario

July 2020
M T W T F S S
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Archives

esclavitud

Mandatos de la ONU sobre abusos de derechos humanos sufridos por médicos de Cuba que participan en misiones internacionalistas.

PALAIS DES NATIONS • 1211 GENEVA 10, SWITZERLAND

Mandatos de la Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y de la Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños.

REFERENCIA: AL CUB 6/2019 

 6 de noviembre de 2019  

Excelencia,  

Tenemos el honor de dirigirnos a Usted en nuestra calidad de Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, de conformidad con las resoluciones 33/1 y 35/5 del Consejo de Derechos Humanos.  

En este contexto, quisiéramos señalar a la atención urgente del Gobierno de Su Excelencia la información que hemos recibido en relación con presuntos abusos de derechos humanos sufridos por médicos de Cuba que participan en “misiones de internacionalización”.  

Según información recibida, incluyendo de primera mano:  

Desde 1963, el Gobierno de Su Excelencia envía brigadas médicas al extranjero. Según cifras gubernamentales, más de 600 mil trabajadores de la salud han prestado servicios médicos en más de 160 países. Actualmente, unos 30 mil médicos cubanos estarían activos en 67 países. Los estudios universitarios en Cuba son gratuitos, incluyendo para estudiantes extranjeros.   

Los médicos y otros profesionales cubanos trabajan en distintos países a nivel internacional en “Misiones de Internacionalización” por un período promedio de 3 años. Dichas misiones están reguladas en su legislación con la definición de trabajo de civiles por cuenta del Estado. La Resolución No. 168 de 2010 emitida por el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba establece el régimen disciplinario de los trabajadores civiles cubanos que prestan servicios en el exterior.   

En las últimas décadas, Cuba ha creado y consolidado el Sistema Nacional de Salud (SNS) que incluye un enfoque internacionalista, además de varios principios rectores adicionales.  

Entre 2011 y 2015 los profesionales contratados en el exterior habrían aportado un promedio anual de más de 11 millones de dólares. De esa cantidad, al menos un 80% habría sido tributado por los especialistas de la salud.  

Sin duda, las misiones médicas han aportado tratamiento médico a un alto número de personas que de otra manera no hubieran tenido acceso a servicios de salud.   

Sin embargo, quisiéramos expresar nuestra preocupación por las condiciones de trabajo y de vida que estarían afectando a los médicos cubanos enviados al exterior para prestar sus servicios.  

Muchos médicos cubanos que trabajan en el exterior estarían expuestos a condiciones de trabajo y de vida explotadoras, pagos salariales inadecuados. Además, muchos de estos profesionales estarían sometidos a presiones y a seguimiento por parte del Gobierno de Su Excelencia.   

En particular, estamos preocupados por las siguientes alegaciones que nos fueron remitidas:  

·       Si bien la participación en las misiones de internacionalización es oficialmente voluntaria, muchos médicos se sienten presionados para acogerse a dichas misiones y temen represalias por parte de Gobierno de Cuba si no participan;   

·       En muchos de los países que se benefician de una misión de internacionalización, los médicos cubanos no recibirían un contrato de trabajo o si los tuvieran no siempre recibirían una copia del mismo;  

·       El Gobierno de Cuba recibiría una suma de dinero de los gobiernos anfitriones y pagaría a los trabajadores una parte de dichos fondos. Sin embargo, el Gobierno de Su Excelencia retendría un porcentaje significativo del salario que los países anfitriones pagan por los profesionales cubanos que hacen parte de una misión de internacionalización. En los países donde el gobierno anfitrión paga directamente al trabajador cubano, éste debe devolver al Gobierno de Cuba un porcentaje de su salario que aumentaría al 75% o hasta el 90% de su salario mensual. En muchos casos, el salario entregado a los trabajadores médicos no permitiría vivir dignamente; Además, el Gobierno de Cuba estaría “congelando” una parte del salario que los médicos pueden acceder únicamente tras su regreso al país pero, según información recibida, muchas veces no reciben de la totalidad del monto que les corresponde;   

·       Los médicos trabajarían 48 horas por semana más 16 adicionales de guardia, lo cual aumenta a un total de 64 horas semanales, muchas veces incluyendo sábados y domingos. El exceso de horas trabajadas ilustra la explotación laboral a la cual estarían sometidos los médicos cubanos en el exterior;  

·       La libertad de movimiento de los trabajadores cubanos en el país de destino estaría restringida y bajo vigilancia por funcionarios del Gobierno;  

·       El derecho a la privacidad estaría limitado por el control y seguimiento efectuado a los médicos, incluyendo la comunicación y las relaciones sostenidas con personas nacionales y extranjeras durante las misiones de internacionalización;   

·       En principio, los profesionales podrían regresar a Cuba de vacaciones una vez por año pero que dicho viaje sería muchas veces considerado como premio o según las circunstancias, podría ser negado como una forma de castigo;   

·       Si un profesional decide retirarse del trabajo en el exterior, se califica como “abandono de misión de trabajadores civiles” bajo del Código Penal de Cuba que en su artículo 135 (1) estipula que “el funcionario o empleado encargado de cumplir alguna misión en un país extranjero que la abandone, o, cumplida ésta, o requerido en cualquier momento para que regrese, se niegue, expresa o tácitamente, a hacerlo, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años”. Las mismas sanciones son aplicadas a profesionales que después de cumplir una misión en el extranjero deciden establecerse en otro país. Como consecuencia, muchas familias están separadas lo cual tiene un fuerte impacto negativo en su bienestar. Los médicos considerados desertores no están autorizados de regresar a Cuba durante ocho años y los familiares que permanecen en Cuba estarían sujetos a señalamientos y repercusiones por parte de entidades gubernamentales. Según anunció el vicepresidente del Consejo de Estado de Ministros, Roberto Morales Ojeda en febrero de 2019, el retorno de los médicos que se quedaron en Brasil desde la descontinuación del programa Mais Médicos está autorizado. Sin embargo, muchos de los profesionales afectados temen represalias si vuelven a Cuba.  

·       Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual mientras se encontraban participando en misiones de internacionalización.   

Otros profesionales, entre ellos maestros, ingenieros o artistas estarían sometidos a condiciones de trabajo y de vida parecidas.   

Las condiciones de trabajo reportadas podrían elevarse a trabajo forzoso, según los indicadores de trabajo forzoso establecidos por la Organización Internacional de Trabajo. El trabajo forzoso constituye una forma contemporánea de esclavitud  

En relación con las alegaciones arriba mencionadas, sírvase encontrar adjunto el Anexo de referencias al derecho internacional de los derechos humanos el cual resume los instrumentos y principios internacionales pertinentes.   

En particular, quisiéramos llamar la atención del Gobierno de su Excelencia sobre las normas fundamentales establecidas en la Convención sobre la Esclavitud de 1926, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 4) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 8), que prohíben la esclavitud, la trata de esclavos y el trabajo forzoso en todas sus formas. A este respecto, también quisiéramos llamar su atención sobre el Convenio Nº 29 de la OIT sobre el trabajo forzoso y el Convenio Nº 105 de la OIT sobre la abolición del trabajo forzoso, en los que se pide que se suprima el uso del trabajo forzoso u obligatorio. Quisiéramos mencionar, además, los artículos 7 y 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que reconocen, respectivamente, el derecho a condiciones de trabajo justas y favorables y a un nivel de vida adecuado. Además, quisiéramos señalar el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, relativo al derecho de toda persona a la libertad de circulación y a la libertad de elegir su residencia, así como los artículos 17 y 19, que protegen el derecho a la libertad de opinión y de expresión, así como a la intimidad y prohíben la injerencia arbitraria en la correspondencia. Por último, quisiéramos recordar al Gobierno de Su Excelencia el artículo 4 de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, en el que se establece que los Estados deben aplicar sin demora, por todos los medios apropiados, una política para eliminar la violencia contra la mujer.   

Es nuestra responsabilidad, de acuerdo con los mandatos que nos han sido otorgados por el Consejo de Derechos Humanos, intentar clarificar las alegaciones llevadas a nuestra atención. En este sentido, estaríamos muy agradecidas de tener su cooperación y sus observaciones sobre los asuntos siguientes:  

1. Sírvase proporcionar cualquier información o comentario adicional en relación con las alegaciones mencionadas arriba.  

2. Sírvase proporcionar información detallada acerca de las medidas que el Gobierno de Su Excelencia ha adoptado o está planeando adoptar para garantizar a todos los médicos y otros profesionales cubanos que trabajan en el extranjero condiciones de trabajo y de vida dignas.   

3. Sírvase indicar de qué manera el Gobierno de Su Excelencia está evitando la separación familiar prolongada entre médicos que trabajan en el exterior y sus familiares que permanecen en Cuba.  

4. Sírvase indicar si el Gobierno de Su Excelencia tiene la intención de firmar el P029 - Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930.  

5. Sírvase proporcionar información sobre los mecanismos de queja existentes para profesionales cubanos que quieran denunciar abuso o explotación laboral y de qué manera dichos canales o mecanismos puedan ser accedidos desde el extranjero.   

Agradeceríamos recibir una repuesta en un plazo de 60 días. Transcurrido este plazo, esta comunicación y toda respuesta recibida del Gobierno de su Excelencia se harán públicas a través del sitio web de informes de comunicaciones. También estarán disponibles posteriormente en el informe habitual que se presentará al Consejo de Derechos Humanos.  

A la espera de su respuesta, quisiéramos instar al Gobierno de su Excelencia a que adopte todas las medidas necesarias para proteger los derechos y las libertades de las personas mencionadas e investigar, procesar e imponer las sanciones adecuadas a cualquier persona responsable de las violaciones alegadas. Quisiéramos asimismo instarle a que tome las medidas efectivas para evitar que tales hechos, de haber ocurrido, se repitan.  

Acepte, Excelencia, la expresión de nuestra más distinguida consideración.  

Urmila Bhoola

Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias  

Maria Grazia Giammarinaro

Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niño

Fuente: https://spcommreports.ohchr.org/TMResultsBase/DownLoadPublicCommunicationFile?gId=24868
Continue reading

Intensa confrontación, por la trata humana esclavista de los médicos cubanos, entre el régimen Castro comunista y el gobierno estadounidense. Lo que dice la tiranía.


Hay un intenso cruce de sables entre el gobierno de Cuba y el gobierno de los Estados Unidos. Los primeros  quienes hacen uso de la Comercializadora de Servicios Médicos SA, la pandilla de capataces del Ministerio de Salud Pública, encargados de la explotación de los siervos de la gleba, estos los de batas blancas que sirven a la dictadura como médicos en cerca de 60 países. Explotadores y explotados amparados por oscuros contratos con países que sirven de cómplices a esta trata humana.

Por otro lado el gobierno de los Estados Unidos, que ya había empleado el Programa  para profesionales médicos cubanos (Cuban Medical Professional Parole (CMPP) Program) que habían salvado de la esclavitud a más de 6 000 médicos y que fue abortado por Barack Obama; ahora vuelve a la carga, ante tantas tropelías puesta en evidencia por los médicos que dejaron las misiones médicas, y ahora exponen las condiciones de semiesclavitud que padecieron. Hay denuncias, litigios en curso y una intensa campaña de información en las redes. Ahora los funcionarios del Departamento de Estado se reunieron con los médicos que escaparon del barracón. (Twitter) .Aquí dejamos la declaración oficial del Ministerio de Salud Pública de Cuba sobre el asunto:

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

MINREX: Gobierno de EEUU destina fondos millonarios para obstaculizar cooperación médica cubana

El Ministerio de Relaciones Exteriores denuncia y condena enérgicamente la reciente agresión contra Cuba del Gobierno de los Estados Unidos mediante un programa de la USAID destinado a financiar acciones y búsqueda de información para desacreditar y sabotear la cooperación internacional que presta Cuba en la esfera de la salud en decenas de países y para beneficio de millones de personas. Es un empeño que se suma a las groseras presiones ejercidas contra varios gobiernos para obstaculizar la cooperación cubana y a esfuerzos anteriores de igual propósito como el programa especial de “parole” dirigido al robo de recursos humanos formados en Cuba.

El centro de la inmoral calumnia consiste en alegar, sin fundamento alguno, que Cuba incurre en la trata de personas o la práctica de la esclavitud y en pretender denigrar la meritoria labor que voluntariamente desarrollan y han desarrollado a lo largo de la historia cientos de miles de profesionales y técnicos de la salud cubanos en varios países, particularmente del Tercer Mundo.


Se trata de una injuria contra los programas bilaterales e intergubernamentales de cooperación, todos legítimamente establecidos entre el gobierno cubano y gobiernos de decenas de países, que han sido consecuentes con las pautas de las Naciones Unidas referidas a la cooperación Sur-Sur y han respondido a los requerimientos de salud que esos propios gobiernos han definido soberanamente.

Es un atentado contra un esfuerzo solidario que ha recibido el reconocimiento de la comunidad internacional y el elogio específico de los más altos directivos de las Naciones Unidas, de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud.

Estas mentiras son reveladoras de la baja catadura moral del gobierno de los Estados Unidos y los políticos que se dedican al negocio de la agresión a Cuba. La campaña cuenta con fondos millonarios y la complicidad de varios de los grandes medios de difusión y, en particular, de reporteros inescrupulosos que sacrifican su supuesta imparcialidad y objetividad al servicio de los intereses políticos del gobierno de los Estados Unidos.

Durante décadas y hasta hoy, en aquellas naciones con condiciones económicas más desfavorables, esa cooperación se ha brindado y se brinda como gesto solidario, cuyos gastos cubre Cuba prácticamente en su totalidad. De igual modo y en línea con las concepciones de las Naciones Unidas sobre la cooperación entre países en desarrollo, esta se ofrece en varias naciones sobre la base de la complementariedad y la compensación parcial por los servicios prestados.

Consiste en un intercambio totalmente justo y legítimo entre países en vías de desarrollo, muchos de los cuales cuentan con riquezas naturales, dimensiones económicas o grados de desarrollo industrial superiores al de Cuba, pero carecen de los recursos humanos que nuestro Estado ha logrado generar; de profesionales abnegados y humanistas dispuestos por su propia voluntad a trabajar en las condiciones más difíciles; y de las concepciones de cobertura de salud que años de experiencia exitosa nos han permitido edificar.

Los técnicos y profesionales cubanos que participan en esos programas lo hacen absolutamente de manera libre y voluntaria. Durante el cumplimiento de su misión, continúan recibiendo íntegramente su salario en Cuba y disponen, además, de un estipendio en el país de destino, junto a otras formas de compensación.

En los casos en que Cuba recibe compensación por la cooperación prestada, esos colaboradores tienen el mérito de brindar un aporte altamente valioso, justo y totalmente legítimo para el financiamiento, la sostenibilidad y el desarrollo del sistema de salud masivo y gratuito que es accesible a todos y a cada uno de los cubanos, así como para los programas de cooperación que se despliegan en muchas partes del mundo.

El acceso a la salud es un derecho humano y Estados Unidos comete un crimen al pretender negarlo u obstaculizarlo con motivos políticos o de agresión.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

La Habana, 29 de agosto de 2019


Continue reading

La trata de batas blancas.

Por: Pedro Campos.*

Una ONG advierte a la relatora de la ONU de que no visita "una sociedad abierta"

La relatora de la ONU sobre la trata de personas visitará Cuba la próxima semana.

La trata de negros o mercado de esclavos traídos de África desarrollado por los colonialistas europeos quedó establecido como un claro crimen contra la humanidad ante todos los seres civilizados contemporáneos sin la más mínima duda. Se trataba de "vender" a seres humanos como mercancía para servir de meros instrumentos de producción, especialmente en las plantaciones azucareras, cafetaleras y algodoneras del Nuevo Mundo.

En los siglos XX y XXI la trata de personas adquirió otras connotaciones que hicieron a la ONU abordar el tema como un crimen internacional porque se ha seguido usando, aunque con formas distintas a aquella esclavitud, pero esencialmente con la misma connotación de someter a las personas a la explotación de la prostitución u otras formas de explotación sexual, los trabajos forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos. Las víctimas han sido fundamentalmente mujeres y niños.

El Gobierno cubano capta, transporta, traslada a médicos y paramédicos cubanos recurriendo al abuso de poder que tiene sobre sus ciudadanos y especialmente a la situación de vulnerabilidad económica de esos trabajadores

Por estos días visita Cuba María Grazia Giammarinaro, relatora especial de la ONU sobre la trata de personas. A fin de que la distinguida visitante conozca un aspecto que debería investigar en Cuba, expongo el caso de la "trata de batas blancas", que de una u otra forma muchos venimos denunciando en Cuba hace años.

Al respecto, es preciso acudir a la definición de trata de personas para la ONU.
El Protocolo de la ONU contra la trata de personas se refiere a la misma como "la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación".

Tras leer esta definición, ¿alguien tiene alguna duda de que las operaciones del Gobierno cubano para enviar médicos y paramédicos cubanos a distintos países del mundo a "cumplir misiones internacionalistas" constituyen verdaderos tráficos de personas, con fines de explotación?

El Gobierno cubano capta, transporta, traslada a médicos y paramédicos cubanos recurriendo al abuso de poder que tiene sobre sus ciudadanos y especialmente a la situación de vulnerabilidad económica de esos trabajadores a los que se brindan determinados beneficios ínfimos, dado el bajo nivel de los salarios establecidos por el propio Gobierno para sus asalariados, por medio de los cuales obtiene el consentimiento de los mismos para ser explotarlos, en tanto que se apropia entre el 70% y el 90% de los salarios que pagan los gobiernos de otros países o las propias instituciones de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La medicina es una de las labores que el Estado prohíbe para el ejercicio por cuenta propio, lo cual es otro factor de presión para obligar a los profesionales a "aceptar" misiones internacionalistas. Si el trabajo por cuenta propia les fuera permitido sus ingresos aumentarían y no tendrían que verse obligados a "cumplir misión".

A esos profesionales se les impide viajar con sus familias, para mantener a sus hijos y cónyuges en calidad de rehenes que los obligue a regresar al país, por lo cual también son víctimas de coacción extraeconómica

Además, a esos profesionales se les impide viajar con sus familias, para mantener a sus hijos y cónyuges en calidad de rehenes que los obligue a regresar al país, por lo cual también son víctimas de coacción extraeconómica. El engaño también ha sido usado para lograr el reclutamiento de galenos cubanos para estos fines, pues se les ha ofrecido prebendas que nunca fueron satisfechas, como la venta de autos.

Para que se tenga una idea de la magnitud de este programa del Gobierno cubano, de acuerdo con su Ministro de Salud Pública, Roberto Morales, Cuba tendría unos 50.000 profesionales del ramo trabajando en más de 66 países y, según el periódico oficial del Partido Comunista, Granma, el Gobierno recibiría cerca de 8.000 millones de dólares por este trabajo esclavo. Es la mayor entrada de divisas al país, solo comparable a las que vienen vía remesas y gastos de cubanoamericanos en sus envíos de alimentos, medicinas, ropas, electrodomésticos y viajes.
Estos elementos son suficientes para acusar al Gobierno cubano de operar un enorme sistema internacional de trata de batas blancas en varios continentes que incluyen violaciones flagrantes y masivas de los derechos humanos de esos ciudadanos en tanto son forzados por la realidad de la economía a servir de esclavos al Estado cubano, no recibir salarios justos por su trabajo y ser sometidos a coacción por la situación de rehenes en que quedan sus familiares.

La muestra más reciente de que se trata de un gran negocio del Gobierno es su reciente decisión de impedir a los médicos salir del país libremente como al resto de los ciudadanos

La muestra más reciente de que se trata de un gran negocio del Gobierno es su reciente decisión de impedir a los médicos salir del país libremente como al resto de los ciudadanos, salvo que lo hagan por medio de esas "misiones internacionalistas"

Si la relatora desea tener una información completa sobre este asunto, además de oír lo que tiene que decir el Gobierno cubano sobre esto, debería reunirse con algunos de los cientos de médicos que han decidido abandonar su misión y residen en EE UU u otros países.

Las organizaciones cubanas de derechos humanos, los grupos opositores y disidentes seguramente estarán atentos a que este tema sea debidamente investigado por la honorable relatora especial de la ONU para la trata de personas, con motivo de su viaje a Cuba.

Fuente: 14yMedio


*Pedro Campos Santos. 1949. Holguín. Lic. en Historia. Ex-Diplomático cubano y colaborador del sitio web Diario de Cuba defensor del socialismo democrático en Cuba; con misiones en México y ante la CDH en Ginebra. Analista de política internacional. Investigador Jefe de Proyecto en el CESEU (Centro de Estudios sobre Estados Unidos) de la Universidad de La Habana.

Continue reading

Ciencia y poder en Cuba: Racismo, homofobia, nación, un libro de Pedro Marques de Armas.

Ciencia y poder en Cuba. Racismo, homofobia, nación pretende establecer un mapa de las relaciones entre ciencia y poder en Cuba desde finales del siglo XVIII hasta 1970. Para ello, el autor acomete una genealogía de la figura del “anormal” que supone a la vez un lúcido y  detallado análisis de los contextos, discursos y prácticas que modelaron al “individuo peligroso” en una sociedad sumamente compleja como la cubana.
Marqués de Armas divide el libro en tres partes (El hombre/mujer; De la esclavitud a la nación y El nudo de la higiene) ricamente interrelacionadas entre ellas, así como con las fuentes primarias que incluye a manera de archivo, algunas muy poco conocidas.


Aun cuando no tengo a mano el libro si he podido leer algunas notas al prologo escrito por el propio autor. Que pueden leerse AQUÍ. También en Google Books usted puede encontrar algunas páginas de este libro que puede leer haciendo CLIC AQUÍ

Continue reading

Elogio del Cerebro Primitivo.

Rafael Muci-Mendoza
¿Comprenden pues la incapacidad para el sentir genuinamente humano?

El cerebro primitivo, llamado también paleocórtex o reptiliano, surgió en la bruma de tiempos inmemoriales del desarrollo del hombre. Alberga lo instintivo y animal del ser. Allí radican las emociones primarias: No aprende de errores, no tiene capacidad para sentir o pensar, puede ser manipulado y sin el filtro del intelecto se activa con violencia, pues toma el comando sobre los cerebros emocional (arquicórtex) y racional (neocórtex) impidiendo la adaptación y la evolución creadora.

Su signo es el frío, la rigidez, la agresividad, la esclavitud, el autoritarismo y el delirio persecutorio. Por ello, perversamente, las cúpulas de poder han diseñado y conducido diabólicamente la intención de vida de las masas. Su naturaleza reptiliana mantiene al ser humano apartado de la verdad, y sólo despertando el neocórtex o cerebro genuinamente humano, el hombre será capaz de defender su libertad y alcanzarla.
Lo que ha hecho el chavismo con sus seguidores, ha sido el mismo sistema de Fidel con los pobres cubanos, una estrategia macabra para con la pobrería, manteniéndola en la dependencia abyecta, verdadera exclusión, cerviz inclinada e ignorancia; han lanzado jaurías de criminales contra la población inerme con el abierto fin de dominarlas y mantenerlas en el coto de sus domicilios, todo fríamente calculado.

El neocórtex de la oposición está aterrado, desconectado, pasivo, incapaz del claro pensar; no acierta, no habla claro, no exige sus derechos, no activa el cerebro racional y se deja manipular, manteniéndose alejada de su verdad ¡Caramba!, somos la mitad de la población.      

El reptiliano cerebro ha tronado al negar al dolor de Ivanna Simonovis el calor de la cercanía de su padre enfermo; ¿comprenden pues la incapacidad para el sentir genuinamente humano?

Continue reading