Calendario

April 2020
M T W T F S S
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Hugo Chavez

El médico personal de los dictadores Fidel Castro y Hugo Chávez, ambos fallecidos, da una entrevista muy reveladora.


Esta entrevista al doctor Roberto Castellanos Gutiérrez aparece publicada en un sitio web de temas cubanos. En efecto en ella se asegura que este médico tuvo a su cuidado a los dictadores Fidel Castro y Hugo Chávez. Recuerdo que en ocasión de la enfermedad del dictador cubano, escribí un artículo titulado: ¿Qué tiene Fidel? Una opinión sobre la situación actual de salud del dictador cubano; que por cierto no me equivoqué. Días después, un periodista argentino  se comunicó conmigo para preguntarme, quien era el médico personal de Fidel, el  doctor Eugenio Selman-Housein, le contesté. Cuando enfermó Hugo Chávez y ocurrir su muerte indagué sobre el equipo médico que le atendió y fue entonces que apareció el nombre del doctor Castellanos Gutiérrez. Un artículo sobre el equipo de atención del dictador venezolano apareció en la red con el título: Todos los médicos del Presidente, en el, además de analizar el equipo médico, me aventuro en otros datos sobre la enfermedad del dictador. Este artículo que incluyo a continuación aporta muchos datos.

El doctor Roberto Castellanos Gutiérrez, quien fue médico personal de Fidel Castro y Hugo Chávez, reveló que el dictador cubano ponía a prueba todos los días, "una o varias veces" al equipo que lo atendía, y era mejor mostrarle inseguridad sobre algún conocimiento que "tratar de pasarle gato por liebre".

“Aprendí mucho, porque con el Jefe se aprendía, se aprende, de todo. Todo lo preguntaba", dijo Castellanos en una larga entrevista con el periódico oficialista Trabajadores. "Todos los días nos ponía a prueba, una o varias veces. Era mejor decirle que uno no estaba seguro de algo y que debía revisar, que tratar de pasarle gato por liebre".

Dr. Roberto Castellanos Gutiérrez.Condecorado por el dictador sustituto

"A ese grupo médico lo distinguió la fidelidad, la entrega; fueron momentos muy difíciles, mucho más porque coincidieron las enfermedades de ambos [Fidel y Chávez] y teníamos que interactuar y atender a los mayores líderes mundiales de las últimas décadas. Fueron muchas cosas juntas, cosas que no se enseñan en la carrera",
relató Castellanos, condecorado con el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba en 2017.Castellanos, de 51 años, es actualmente director general del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ), institución dedicada a la atención de altos dirigentes y figuras de la élite gubernamental cubana. Asumió esa responsabilidad tras tener a su cargo la atención médica del presidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en 2013.
Con 36 años, Castellanos pasó a formar parte del equipo médico que de manera directa atendía a Fidel Castro y asumió la jefatura del grupo luego que su director, el doctor Eugenio Selman-Housein fuera sustituido por supuestamente errar en el diagnóstico de la enfermedad de su ilustre paciente en 2006.

También a partir de 2011 dirigió el grupo médico que atendió a Chávez tras ser diagnosticado de cáncer en el CIMEQ. A la muerte del gobernante venezolano, Nicolás Maduro condecoró con la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela a Castellanos junto a un grupo de siete médicos por su labor en la Unidad Médica Presidencial.

Es la primera entrevista personal a Castellanos en la prensa oficial cubana en relación con sus responsabilidades de atención a Castro y Chávez, y como director del CIMEQ.

"En ese trabajo tiene que predominar la profesionalidad; tienes que ser capaz de contener los afectos, abstraerte y cumplir con tu función profesional. Pero somos humanos y no pocas veces las lágrimas te inundan, entonces tienes que dejar el llanto y ser un profesional. Para eso estás ahí", sostuvo Castellanos.

Respecto a Fidel Castro, el médico dice que nadie estaba preparado para el deterioro físico y los quebrantos de salud del dictador.

Te puedo asegurar que ningún revolucionario estaba preparado para asistir a la involución biológica, a las complicaciones o limitaciones físicas de Fidel, aunque felizmente mantuvo en todo momento su capacidad mental, tanto que él mismo fue preparando al pueblo e informó a todos de su enfermedad”, confesó el médico militar.

Él mismo no puede sustraerse de la nostalgia castrista: "El que no esté el Jefe es muy duro, durísimo, pero extraño aquel trabajo de médico personal, de asistencia".

Según él, Castro era "muy exigente, con los demás y con él mismo".

"Exigía el dominio de las cosas. Estando enfermo trabajaba mucho, un montón de horas cada día. Estuvimos muchos años juntos; y le aseguro que llegamos a tener una gran comunicación”, agregó.

En su afán de control, Fidel Castro no solo quería conocer sobre las decisiones de su salud, sino que se inmiscuyó en el tratamiento médico de Chávez en Cuba. El propio mandatario venezolano lo comentó en una de sus intervenciones públicas: "Fidel tomó el mando".

En realidad, desde mayo del 2003, la salud de Chávez estuvo en manos de la llamada Misión Martí, una unidad especial de médicos militares cubanos que fueron enviados directamente por Fidel Castro con la tarea suprema de cuidar al presidente venezolano.

Como "médico superior"-según lo definió entonces Chávez-, Castro estuvo a cargo de la supervisión del tratamiento médico y los cuidados ofrecidos a Chávez en Cuba, y se involucró en los pormenores de la intervención quirúrgica como si fuera una tarea de Estado.

Castellanos es especialista en segundo grado en Medicina Intensiva. Antes de graduarse como médico pasó a las filas de las Fuerzas Armadas y desde 1992 pertenece al Ministerio del Interior (MININT). Ostenta grado militar de Teniente Coronel.

Su dedicación al CIMEQ parece ser total, a juzgar por sus confesiones: “A veces duermo aquí. De hecho, cuando me voy a la casa monto allá el Puesto de Mando. Es que son muchas cosas, muchos criterios y decisiones. Pero no es ningún mérito; es mi obligación".


Continue reading

Construyen reclusos edificios de apartamentos para médicos cubanos que atendieron a Hugo Chávez, ¿Quién financia?

En este Blog dimos a conocer la información de que, “un equipo especial de médicos militares cubanos atendió al presidente Hugo Chávez los últimos 10 años. Salud de Chávez estuvo en manos de médicos militares cubanos desde el 2003 .Desde mayo del 2003, la salud de Hugo Chávez estuvo en manos de una unidad especial de médicos militares cubanos, que fueron enviados directamente por Fidel Castro con la misión de cuidar al presidente venezolano. A esto se denominó “Misión Martí” , Un grupo de estos médicos recibieron una alta condecoración del gobierno venezolano…, ahora todo parece indicar que médicos y paramédicos que atendieron a Hugo Chávez recibirán un apartamento , para lo cual ya se construyen dos edificios en La Habana con mano de obra esclava que provee los  reclusos. Es de suponer que este debe ser un “estímulo material” que paga el gobierno venezolano, lo construyen los  presos cubanos y lo disfrutaran los médicos y paramédicos militares que atendieron a Hugo Chávez….,

Esta es la información que llega desde La Habana:

Cuba noticias, San Miguel del Padrón, La Habana, (PD) Según una fuente de información que pidió a esta reportera que no mencionara su nombre, en el exclusivo reparto Flores, del municipio capitalino Playa, se construyen dos edificios que están asignados para los médicos y paramédicos que atendieron en Cuba al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Según la fuente, estos edificios tienen 12 apartamentos cada uno y se entregarán amueblados. Cada apartamento tiene tres habitaciones de 4x4.


Los edificios son construidos por reclusos. Estos son dirigidos por presos de los llamados cuellos blancos. La comida que les suministran a estos cuellos blancos es distinta a la de los demás presos.

Continue reading

¿Fue una decisión correcta la de Hugo Chávez el tratarse en Cuba?

UNA DECISIÓN EQUIVOCADA.
El mito de la medicina cubana: Chávez no murió solo...
"La decisión de Chávez fue equivocada. Cuba no es el mejor lugar parar tratar este tipo de tumores. Lo político le impidió tomar una decisión acertada, que le hubiese dado una expectativa de vida mayor", sentenció el periodista y médico neurólogo, Nelson Castro. A diferencia del ex presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva, y de Paraguay, Fernando Lugo, que aún siguen vivos, el venezolano se trató fuera de su país y murió. Pero no se fue solo. Con él se llevó el mito de la medicina cubana.

Leer todo el artículo haciendo CLIC AQUI

Continue reading

Cero tolerancia cubana; váyanse a Varadero…..,

Elogio del aprovechado…

Los demócratas deberíamos decretar cero tolerancias cubanas; váyanse a Varadero...

Desde la primera vez que pisé tierra cubana en la década noventa me percaté que era una isla de aprovechados. Se las echaban, pero no tenían nada que enseñar cómo no fueran las consecuencias de la falta de libertad, el hambre galopante, la mentira continuada para poder sostenerse y el fraude. Lo de la medicina cubana era puro cuento, lo vi y lo sé; grandes edificios con mueblería de acero inoxidable y muy poca sofisticación clínica. Rapaces, se apoderaban de todo cuanto los médicos de una misión humanitaria habíamos llevado, mis diapositivas fueron ¨fusiladas¨ sin mi consentimiento. Eran pedigüeños, los niños querían chicles, las jóvenes una cerveza a cambio de favores y los médicos la información – cualquiera que fuera- que el estado no les proveía. Desvalidos ante su ignorancia, nada podían hacer.

Se necesitó un estado de enamoramiento agudo para que Chávez se prendara de la medicina cubiche. No le sirvió de escarmiento tanto equívoco, tanto charlatanería sin máscara, un dolor referido a una rodilla y un taimado tumor pelviano, es decir, un dolor que no estaba en la rodilla, el drenaje de un ¨absceso¨ que no era absceso con biopsias sin tino, tomadas en sitios no aptos, y  a cuatro cirugías fallidas conducidas por mamelucos, siguieron sufrimiento, infección e insuficiencia respiratoria aguda, ventilación artificial, traqueotomía… todo arrastrándose en una pesada cadena de actos iatrogénicos –inducidos por los médicos- durante más de 2 meses y el sujeto embarbascado que no cambia de médico…
Los demócratas deberíamos decretar cero tolerancia cubana; váyanse a Varadero, si es que les permiten pasar; váyanse con su prepotencia y su medicina primitiva donde no se privilegia el examen ni la historia clínica, ¡aprendan algo de la medicina venezolana forjada en libertad…! 

Continue reading

Elogio del secuestro…

Rafael Muci-Mendoza
Con toda la fuerza de la Constitución exigimos la conformación de una junta médica

Reconociendo o no queriendo reconocer el carácter torvo de sus secuestradores, hace años que el Presidente se entregó a ellos; se auto secuestró y de paso, regaló a  Fidel y su camarilla roja la soberanía y los haberes de la nación venezolana como si fuera hacienda propia; peor aún, transformó nuestro territorio en dependencia neocolonial de un país esclavizado y quebrado. Su salud tiene por tanto que ser materia de interés público y particularmente de los médicos venezolanos, nunca consultados.
Luego de prolongada tragedia con actos e intermedios, el tratamiento de su cáncer  -nunca avalado por información médica en términos que lo hicieran fidedigno-, parece haber sido signado por la iatrogenia de una medicina atrasada, enmarcada en un ámbito de bruma, mentira y misterio. Los informantes no han sido siquiera médicos locales afectos al Presidente: ni la ministra de salud ni otros que gozan de sus favores. Han sido individuos de muy poca cultura médica, y es así, como luego de muchos días aún se habla de insuficiencia respiratoria, lo que implica el empleo de traqueostomía, respiración asistida y sin duda, un efecto deletéreo sobre múltiples órganos y sistemas, por seguro ya harto presente.

No hay que ser muy sagaz para entender que el secuestrado viva aunque no viva, pues su desaparición significaría al mismo tiempo, la pérdida de un incondicional y ciego aliado, y la interrupción de un flujo de cerca de diez mil millones de dólares por año para mantener la isla a flote sin permitir su rendición.

Para la presidenta del TSJ la petición de una junta médica constituida por médicos venezolanos carece de fundamento. Desde la Constitución y con toda la fuerza que nos da, exigimos su conformación. La Academia Nacional de Medicina reitera sus buenos oficios. 

Continue reading