Calendario

April 2020
M T W T F S S
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Misión Martí

El médico personal de los dictadores Fidel Castro y Hugo Chávez, ambos fallecidos, da una entrevista muy reveladora.


Esta entrevista al doctor Roberto Castellanos Gutiérrez aparece publicada en un sitio web de temas cubanos. En efecto en ella se asegura que este médico tuvo a su cuidado a los dictadores Fidel Castro y Hugo Chávez. Recuerdo que en ocasión de la enfermedad del dictador cubano, escribí un artículo titulado: ¿Qué tiene Fidel? Una opinión sobre la situación actual de salud del dictador cubano; que por cierto no me equivoqué. Días después, un periodista argentino  se comunicó conmigo para preguntarme, quien era el médico personal de Fidel, el  doctor Eugenio Selman-Housein, le contesté. Cuando enfermó Hugo Chávez y ocurrir su muerte indagué sobre el equipo médico que le atendió y fue entonces que apareció el nombre del doctor Castellanos Gutiérrez. Un artículo sobre el equipo de atención del dictador venezolano apareció en la red con el título: Todos los médicos del Presidente, en el, además de analizar el equipo médico, me aventuro en otros datos sobre la enfermedad del dictador. Este artículo que incluyo a continuación aporta muchos datos.

El doctor Roberto Castellanos Gutiérrez, quien fue médico personal de Fidel Castro y Hugo Chávez, reveló que el dictador cubano ponía a prueba todos los días, "una o varias veces" al equipo que lo atendía, y era mejor mostrarle inseguridad sobre algún conocimiento que "tratar de pasarle gato por liebre".

“Aprendí mucho, porque con el Jefe se aprendía, se aprende, de todo. Todo lo preguntaba", dijo Castellanos en una larga entrevista con el periódico oficialista Trabajadores. "Todos los días nos ponía a prueba, una o varias veces. Era mejor decirle que uno no estaba seguro de algo y que debía revisar, que tratar de pasarle gato por liebre".

Dr. Roberto Castellanos Gutiérrez.Condecorado por el dictador sustituto

"A ese grupo médico lo distinguió la fidelidad, la entrega; fueron momentos muy difíciles, mucho más porque coincidieron las enfermedades de ambos [Fidel y Chávez] y teníamos que interactuar y atender a los mayores líderes mundiales de las últimas décadas. Fueron muchas cosas juntas, cosas que no se enseñan en la carrera",
relató Castellanos, condecorado con el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba en 2017.Castellanos, de 51 años, es actualmente director general del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ), institución dedicada a la atención de altos dirigentes y figuras de la élite gubernamental cubana. Asumió esa responsabilidad tras tener a su cargo la atención médica del presidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en 2013.
Con 36 años, Castellanos pasó a formar parte del equipo médico que de manera directa atendía a Fidel Castro y asumió la jefatura del grupo luego que su director, el doctor Eugenio Selman-Housein fuera sustituido por supuestamente errar en el diagnóstico de la enfermedad de su ilustre paciente en 2006.

También a partir de 2011 dirigió el grupo médico que atendió a Chávez tras ser diagnosticado de cáncer en el CIMEQ. A la muerte del gobernante venezolano, Nicolás Maduro condecoró con la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela a Castellanos junto a un grupo de siete médicos por su labor en la Unidad Médica Presidencial.

Es la primera entrevista personal a Castellanos en la prensa oficial cubana en relación con sus responsabilidades de atención a Castro y Chávez, y como director del CIMEQ.

"En ese trabajo tiene que predominar la profesionalidad; tienes que ser capaz de contener los afectos, abstraerte y cumplir con tu función profesional. Pero somos humanos y no pocas veces las lágrimas te inundan, entonces tienes que dejar el llanto y ser un profesional. Para eso estás ahí", sostuvo Castellanos.

Respecto a Fidel Castro, el médico dice que nadie estaba preparado para el deterioro físico y los quebrantos de salud del dictador.

Te puedo asegurar que ningún revolucionario estaba preparado para asistir a la involución biológica, a las complicaciones o limitaciones físicas de Fidel, aunque felizmente mantuvo en todo momento su capacidad mental, tanto que él mismo fue preparando al pueblo e informó a todos de su enfermedad”, confesó el médico militar.

Él mismo no puede sustraerse de la nostalgia castrista: "El que no esté el Jefe es muy duro, durísimo, pero extraño aquel trabajo de médico personal, de asistencia".

Según él, Castro era "muy exigente, con los demás y con él mismo".

"Exigía el dominio de las cosas. Estando enfermo trabajaba mucho, un montón de horas cada día. Estuvimos muchos años juntos; y le aseguro que llegamos a tener una gran comunicación”, agregó.

En su afán de control, Fidel Castro no solo quería conocer sobre las decisiones de su salud, sino que se inmiscuyó en el tratamiento médico de Chávez en Cuba. El propio mandatario venezolano lo comentó en una de sus intervenciones públicas: "Fidel tomó el mando".

En realidad, desde mayo del 2003, la salud de Chávez estuvo en manos de la llamada Misión Martí, una unidad especial de médicos militares cubanos que fueron enviados directamente por Fidel Castro con la tarea suprema de cuidar al presidente venezolano.

Como "médico superior"-según lo definió entonces Chávez-, Castro estuvo a cargo de la supervisión del tratamiento médico y los cuidados ofrecidos a Chávez en Cuba, y se involucró en los pormenores de la intervención quirúrgica como si fuera una tarea de Estado.

Castellanos es especialista en segundo grado en Medicina Intensiva. Antes de graduarse como médico pasó a las filas de las Fuerzas Armadas y desde 1992 pertenece al Ministerio del Interior (MININT). Ostenta grado militar de Teniente Coronel.

Su dedicación al CIMEQ parece ser total, a juzgar por sus confesiones: “A veces duermo aquí. De hecho, cuando me voy a la casa monto allá el Puesto de Mando. Es que son muchas cosas, muchos criterios y decisiones. Pero no es ningún mérito; es mi obligación".


Continue reading

Construyen reclusos edificios de apartamentos para médicos cubanos que atendieron a Hugo Chávez, ¿Quién financia?

En este Blog dimos a conocer la información de que, “un equipo especial de médicos militares cubanos atendió al presidente Hugo Chávez los últimos 10 años. Salud de Chávez estuvo en manos de médicos militares cubanos desde el 2003 .Desde mayo del 2003, la salud de Hugo Chávez estuvo en manos de una unidad especial de médicos militares cubanos, que fueron enviados directamente por Fidel Castro con la misión de cuidar al presidente venezolano. A esto se denominó “Misión Martí” , Un grupo de estos médicos recibieron una alta condecoración del gobierno venezolano…, ahora todo parece indicar que médicos y paramédicos que atendieron a Hugo Chávez recibirán un apartamento , para lo cual ya se construyen dos edificios en La Habana con mano de obra esclava que provee los  reclusos. Es de suponer que este debe ser un “estímulo material” que paga el gobierno venezolano, lo construyen los  presos cubanos y lo disfrutaran los médicos y paramédicos militares que atendieron a Hugo Chávez….,

Esta es la información que llega desde La Habana:

Cuba noticias, San Miguel del Padrón, La Habana, (PD) Según una fuente de información que pidió a esta reportera que no mencionara su nombre, en el exclusivo reparto Flores, del municipio capitalino Playa, se construyen dos edificios que están asignados para los médicos y paramédicos que atendieron en Cuba al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Según la fuente, estos edificios tienen 12 apartamentos cada uno y se entregarán amueblados. Cada apartamento tiene tres habitaciones de 4x4.


Los edificios son construidos por reclusos. Estos son dirigidos por presos de los llamados cuellos blancos. La comida que les suministran a estos cuellos blancos es distinta a la de los demás presos.

Continue reading

Misión Martí o “misión martirio” fue una acción efectuada a un paciente, a quien había que extenderle la vida a toda costa.

Por: Gustavo Coronel

Según Nicolás Maduro la Misión Martí fue “un programa social de alto nivel y lleno de amor que permitió proteger al hombre más importante para Venezuela”. Maduro agregó: “Hoy podemos decir: Misión cumplida”. Cuando pensamos que el resultado de la misión fue la muerte del difunto debemos concluir que esta última declaración sonó, casi, a una confesión. CLIC AQUI
Esto lo dijo Maduro en el acto en el cual impuso la Orden Generalísimo Francisco Miranda en su Primera Clase a ocho médicos militares cubanos, encargados de velar por la salud de Chávez durante los últimos 10 años de su vida, entre ellos cuatro jefes de la Misión en distintos momentos. Maduro también dijo que el proceso médico aplicado a Chávez “tiene impreso la huella del comandante Fidel Castro”. Considerando que el paciente se murió, esta nueva declaración de Maduro suena a incriminación contra el autor intelectual.

El emocionado Ibrahim Guilbeaux Gala  (Foto a la derecha) , vocero del grupo homenajeado, dijo: “Este compromiso, si usted nos lo permite señor presidente [Maduro], va más allá del mero hecho de curar el cuerpo y el alma. Estamos hablando de médicos, hombres y mujeres combatientes que crecidos en el enfrentamiento al poderoso vecino del Norte, saben de qué lado está la verdad, cuál es la dirección correcta”. Esta fue un aseveración extemporánea porque, ¿qué tiene que ver el tratamiento que se aplicó al difunto con el enfrentamiento con el poderoso vecino del Norte? Se podría pensar que este enfrentamiento los llevó a hacerle al pobre paciente lo contrario de lo que le hubiesen hecho en USA. Y ya vemos cual fue el resultado.
Agregó el militar-galeno que por el respeto a “nuestros héroes y mártires” y las “enseñanzas de nuestros comandantes Chávez, Fidel y Raúl”, los médicos cubanos van a permanecer al lado de Maduro “hasta las últimas consecuencias”. Sabiendo que es lo que le sucedió al difunto, a Maduro se le debe haber enfriado el guarapo al oír esto, que más que una promesa de ayuda sonó como una amenaza macabra.

Y es que la Misión Martí fue, más bien, la Misión Martirio, efectuada a (o en contra de) un paciente, a quien había que extenderle la vida a toda costa, paradójicamente a costa de su óptima expectativa de vida. Porque un protocolo correctamente aplicado hubiese quizás logrado que el paciente viviera más tiempo, aunque estuviera menos involucrado en las cuestiones urgentes e inmediatas de gobierno que iban a favorecer al régimen, no al país. La Misión Martí pareció tener el propósito de poner al paciente en condiciones de trabajar a tiempo completo por un corto tiempo, a pesar de que ello abreviara su expectativa de vida. Puede que esto, inicialmente, haya sido el deseo del paciente, pero pensamos que es un mal médico quien trata al paciente en base a consideraciones impersonales y no como debiera ser tratado desde el punto de vista médico. Cuando un médico se encuentra con un entorno familiar o político que impone el tratamiento que debe seguirse, debe decirles que se busquen otro médico. El silencio médico que caracterizó el proceso, las largas semanas sin una información profesional y oportuna, apuntan a una grave irresponsabilidad por parte del equipo integrante de la llamada Misión Martí. La condecoración para este grupo no fue, entonces, para los médicos como médicos, sino para los miembros cómplices del proceso político que se llevó a cabo en perjuicio último del paciente.

Para mí la llamada Misión Martí debe rebautizarse como la Misión Martirio. Y ahora el mismo grupo amenaza a Maduro con lo que podría ser una misión de corta duración, ya que Maduro es menos duro.

Continue reading

Un equipo especial de médicos militares cubanos atendió al presidente Hugo Chávez los últimos 10 años.

Desde mayo del 2003, la salud de Hugo Chávez estuvo en manos de una unidad especial de médicos militares cubanos, que fueron enviados directamente por Fidel Castro con la misión de cuidar al presidente venezolano.

"La Misión Martí ha sido un programa social de alto nivel y lleno de amor que permitió proteger al hombre más importante para Venezuela", dijo este sábado el presidente Nicolás Maduro en un acto para condecorar a los médicos y médicas integrantes del selecto grupo. “Hoy podemos decir: Misión cumplida”.

Maduro impuso la Orden Generalísimo Francisco Miranda en su Primera Clase a ocho médicos militares cubanos, encargados de velar por la salud de Chávez durante los últimos 10 años de su vida, entre ellos cuatro jefes de la Misión en distintos momentos.

El acto de condecoración tuvo lugar en el Cuartel de la Montaña 4 de Febrero, frente a la llamada “Flor de los Cuatro elementos”, lugar donde reposan los restos de Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo.

La actividad comenzó con la proyección del documental Para el amigo sincero, que narra las vivencias de Chávez con Fidel Castro respecto a la Misión Martí y a los cuidados recibido por el líder venezolano en su lucha contra el cáncer que terminó con su vida en menos de dos años.

La huella de Fidel Castro


Foto a la derecha: El presidente venezolano Nicolás Maduro (izq.) condecora al Capitán Carlos Guilbeaux Cala, jefe de la Misión Martí, en un acto en el Cuartel de la Montaña en Caracas.
Maduro afirmó que el proceso médico aplicado a Chávez "tiene impreso la huella del comandante Fidel Castro".
Los primeros médicos de la Misión Martí llegaron a Venezuela el 6 de mayo de 2003  para el cuidado directo de Chávez y  la instalación del primer Centro de Diagnóstico Integral (CDI), que fue situado en las áreas del Palacio Presidencial para la atención médica de todo el entorno presidencial.

Hasta el momento se desconocían los principales detalles de la Misión Martí y sus integrantes. La revelación confirma que Chávez estaba siendo monitoreado por médicos cubanos mucho antes de que se le detectara el "absceso pélvico" de origen canceroso en junio del 2011.

La distinción fue recibida por el Teniente Coronel Ibrahim Fernández Rodríguez, antiguo jefe de la Misión Martí; la Teniente Coronel Marisabel González Quintana, vicedirectora del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ) de La Habana y coordinadora de Misión Martí; el Teniente Coronel Luis Ernesto López González, anterior jefe de la Misión Martí; el Mayor Guillermo Díaz Piloto, jefe del Grupo Especial de Atención; el Mayor Néstor Azcano González, cirujano del grupo principal; Capitán Carlos Guilbeaux Cala, actual jefe de la Misión Martí; el Teniente Coronel Omar Herrera Barrios, anterior jefe de la Misión Martí; y el Capitán Federico Córdoba Novo, encargado de Tecnología y Servicios de Atención Presidencial.

La prensa cubana reportó este domingo la celebración del acto, pero sin mencionar la lista de condecorados.

Otros condecorados

No es la primera ocasión que Maduro entrega distinciones a integrantes del equipo médico a cargo de Chávez. El pasado 19 de marzo, un decreto gubernamental había concedido  la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela a siete profesionales médicos por su labor en la Unidad Médica Presidencial, Misión Martí, que atendió al presidente enfermo.

Entre los condecorados este sábado, solo el Teniente Coronel Ibrahim Fernández Rodríguez fue reconocido en la anterior oportunidad, junto a los doctores Roberto Castellano García, Jorge González Pérez y José I. Fernández Cuesta, y los licenciados Midiala Rodríguez Calvo, Laura Hernández Vidal y Pedro Águila Griñan. Excepto el doctor Fernández Rodríguez, ninguno de los demás fue mencionado en el acto en el Cuartel de la Montaña.

En el acto, el doctor Guilbeaux Cala dijo que había otros miembros de la Misión Martí que no se encontraban allí porque habían regresado ya a Cuba tras el cumplimiento de la tarea encomendada.

Pero el actual jefe de la Misión Martí fue mucho más allá en sus palabras de agradecimiento, sazonadas con marcados tintes políticos en respaldo de Maduro y con un cierre de "Patria o Muerte, ¡Venceremos!

Aritmética de doctores

"Este compromiso, si usted nos lo permite señor presidente [Maduro], va más allá del mero hecho de curar el cuerpo y el alma. Estamos hablando de médicos, hombres y mujeres combatientes que crecidos en el enfrentamiento al poderoso vecino del Norte, saben de qué lado está la verdad, cuál es la dirección correcta", declaró Guilbeaux Cala al agradecer la distinción otorgada.

El militar dijo que por el respeto a "nuestros héroes y mártires" y las "enseñanzas de nuestros comandantes Chávez, Fidel y Raúl", los médicos cubanos van a permanecer al lado de Maduro hasta las últimas consecuencias.

"Los números en ocasiones no son absolutos, señor presidente. No son siete millones, no son siete millones 300 mil, se trata de todo el pueblo venezolano que merece luchar. Además, olvidaron 11 millones de cubanos y millones más de nuestra Patria Grande que es la América toda", agregó el médico cubano en relación con los votos obtenidos por Maduro.

Esperando por la orden

Y concluyó: "Díganos, Comandante Fidel Castro, Comandante Raúl [Castro], presidente y Comandante Maduro, cuál es la orden y este ejército digno de batas blancas sabrá cumplirla. Hasta la Victoria siempre. Patria o Muerte, Venceremos".

En reciprocidad, los médicos cubanos entregaron el Sello del X Aniversario de la Misión Martí a Rogelio Polanco, embajador de Cuba en Venezuela; Alexis Frutos, ministro Consejero de la Embajada de Cuba en Venezuela; teniente Juan Escalona; Jessie Chacón, ministro de Energía Eléctrica; Carmen Meléndez, ministra del Despacho de la Presidencia; Cilia Flores, calificada de "Primera combatiente de la República"; y Maduro.

Maduro aprovechó el momento para fustigar a  los sectores de la oposición que -según las versiones del oficialismo- arremetieron contra personal médico cubano adscrito a la Misión Barrio Adentro y ocasionaron daños a varios locales de CDI.

"Cuando uno le ve la cara a la maldad de la oligarquía que odia, la oligarquía fascista, que atacó a los CDI y al pueblo cubano, uno dice: tu maldad es la causa de nuestro amor, para que no exista tu odio ni tu xenofobia", manifestó Maduro.

La Misión Martí le entregó también a Maduro una escultura con la firma de Chávez.

Fuente:Café fuerte.

Video del acto de condecoración de la Misión Martí:
Continue reading