Calendario

October 2019
M T W T F S S
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Negligencia médica

Negligencia médica y/o mala práctica en el Hospital Universitario “Calixto García”, serias implicaciones políticas.


La noticia ocupa los medios de temas cubanos y no es la primera vez que estos admiten casos de negligencia médica o mala práctica con consecuencias lamentables. Esta vez se trata de la esposa de un periodista independiente que se encuentra exiliado en los EEUU. Los hechos fueron así:

En un texto que González hizo llegar a la redacción de 14ymedio, explica que su esposa, Kenya Leyva Rodríguez, de 47 años, fue hospitalizada el pasado 25 de junio e intervenida quirúrgicamente debido a una peritonitis derivada de un quiste de ovario. La operación resultó satisfactoria y dos semanas después los médicos le dieron el alta.

Un mes después, según el testimonio de González, su esposa enfermó de neumonía y los médicos detectaron una metástasis por un tumor previamente no diagnosticado. Al parecer, los médicos nunca recibieron los resultados de la muestra de tejido que se le extrajo en la cirugía previa y que fue, aparentemente, enviada al laboratorio.

Ignacio Gonzalez, periodista independiente
"A mi hija le plantean que sea ella la que busque en el archivo e investigue dónde está ese resultado [el de la biopsia], pasándole la responsabilidad de ellos hacia ella", lamenta el periodista independiente, quien en un video difundido en la red social Facebook también denuncia un acto de "acoso sexual" contra su hija por parte de uno de los enfermeros de guardia.
"Hago responsable al director del Hospital Calixto García, Alberto Martínez, de la vida de mi esposa y de mi hija", aseguró en el video González, visiblemente conmovido, y reclamó que "el responsable de este fatal suceso pague por ello".

Después de muchos años de práctica de Oncología , debo señalar que esta situación es muy inusual y contraviene todos los procedimientos que dicta, no las normas, sino buena práctica diaria; cuando médicos encaran la situación de un tumor tenga o no la presunción de malignidad. L que debe ser corroborado con un diagnostico histopatológico, en el departamento de Anatomía Patológica.

Me sorprende que esto ocurra en el Hospital Universitario Calixto García y demuestra de principio a fin una dedicación a la mala práctica que puede dar al traste con la vida de esta paciente sin lugar a dudas.

Si bien la paciente muestra un cuadro de peritonitis secundario a un quiste de ovario, - un tumor quístico de gran tamaño si consideramos que tiene un diámetro de 10 cm -, hay sobrada presunción de malignidad. Pero es sabido y es práctica de dedicado empeño que toda pieza quirúrgica que es extraída, aun la más pequeña y notoriamente no maligna, debe ser enviad al Departamento  de Anatomía Patológica para los estudios de rigor.

También es un error e imprudencia médica que una paciente con un cuadro clínico agudo a la que se le extirpa un tumor quístico de ovario debe ser atendida en una consulta de seguimiento por el cirujano que la operó  o alguno de los miembros de su equipo. No le dieron cita, apartemente, y solo regresa al Hospital porque tenía una nueva situación clínica: una neumonía. Entonces ya tenía una enfermedad metastásica. Hay que considerar si esta paciente, en el chequeo preoperatorio, se le hizo un estudio radiológico de Tórax lo cual se indica dependiendo de la edad y los antecedentes. Ahora hay que re estudiar a la paciente a partir de un nódulo metastásico del pulmón, si es que no aparece el informe histopatológico  de la pieza quirúrgica.

·         Error 1: Se extravió la pieza quirúrgica de un ovario tumoral quístico (10 cm) con la tropa de Falopio también extraída. Responsable: desde la enfermera encargada del Salón de Operaciones  hasta el Jefe del Departamento de Anatomía Patológica.

·         Error 2: No haber citado en dos o tres semanas a la paciente para consulta post quirúrgica y ver el resultado de la biopsia del tumor – quiste ovárico. Responsable Cirujano Jefe del equipo de Cirugía que hizo la operación y debió de hacer el seguimiento.

La situación de atención de la paciente es apremiante, si no aparece la pieza y/o el informe de la biopsia si esa se hizo; hay que estudiarla como una metástasis de un posible cáncer de ovario, determinar el estadía clínico, (IV, M1), a partir de una enfermedad metastásica (M1).

La paciente y los familiares merecen la mejor atención. Sabemos del probado respeto y la dedicación que siempre han demostrado los médicos de Hospital Universitario “Calixto García”

Para colmo de males, en un video difundido en la red el esposo de la paciente denuncia que su hija, además de las penas que ya tiene, ha sido objeto de acoso sexual por parte de un enfermero de la Sala donde su madre se encuentra hospitalizada.

Muy lamentable todo. Estoy seguro, dada la gravedad del asunto, que el Dr. Alberto Martínez, director del Hospital Universitario “Calixto Gracia” habrá de tomar en cuenta este problema, dedicará la mejor atención a esta paciente y dará respuesta a ella y a los familiares.

Dr. Eloy A González

Médico Especialista de I Grado en Oncología. Profesor Instructor de Farmacología de la UH.

Fuentes de la información: 14yMedio, Diario de Cuba.

Continue reading

Una médico cubana en misión internacionalista en Venezuela ,cuando su hija muere, es objeto de una sucesión de atropellos al denunciar negligencia en la atención médica.


Posible negligencia médica que debe ser objeto de atención legal y no ha sido así. Captura por la fuerza en Venezuela donde trabajaba y deportada a Cuba. Ingresada sin consentimiento de la doctora o su familia en un Hospital Psiquiátrico de La Habana. Maltratos y uso de métodos psiquiátricos sin lugar a duda, como es la reclusión medica obligatoria. Despojada de sus pertenencias en Venezuela y al llegar a Cuba; en la actualidad amenazada de ser despojada de su cuenta bancaria.

La doctora cubana Isabel Cristina Cabello López ha sufrido, más allá de la muerte de su hija y nieta, el abuso de poder por parte de funcionarios cubanos, luego de que la galena denunciara negligencia médica en la cesárea que le practicaron a su hija en el 2015.

Cabello López contó en una entrevista con CubaNet todo lo que ha vivido después de que denunciara lo ocurrido a su hija.


Dra. Isabel C Cabello y su hija.


La mujer, natural de Santa Clara, fue devuelta a su país a la fuerza cuando se encontraba a punto de finalizar una misión en Venezuela el 15 de abril de 2018 porque nunca dejó de acusar a los médicos que maltrataron a su hija y provocaron su muerte.
“Entraron a la fuerza a mi casa en Venezuela, rompieron la puerta con una pata de cabra, y me sacaron sin dejarme apuntar lo que dejaba”, rememora la doctora.

Salió de Venezuela “con lo que tenía puesto” pues no la dejaron ni siquiera recoger las pertenencias que había logrado reunir durante sus años de trabajo en el país suramericano y, al llegar a La Habana, la internaron durante cinco días en el Hospital Psiquiátrico Gali García.

Me trajeron a Cuba y me hicieron pasar por loca, con dictámenes falsos y con lo que tenía puesto. Me dejaron con un taxista en el aeropuerto de La Habana que me llevó al Hospital Psiquiátrico Gali García”, precisó.

“Me quitaron 500 dólares, cadenas, y mis libros, bueno hasta el peine. Estuve 5 días en el Gali entre adictas, esquizofrénicas, bipolares, me trataron mal y después me mandaron sola para mí casa”, añadió.

También relató que la amenazaron con quitarle el dinero del cierre de la misión si continuaba con las denuncias. Además, informa que en el centro médico donde la recluyeron estuvo drogada con medicamentos que le suministraban porque le dijeron que tenía problemas mentales a causa de la muerte de su hija.

La doctora habría denunciado en una carta negligencia médica en el fallecimiento de su hija varios días después de que le realizaran una cesárea, procedimiento durante el cual murió el bebé, en el Hospital Materno de Santa Clara.

Fuente: Cibercuba


Continue reading

Cuba, ¿la salud más cara del mundo?

 “Al menos la salud es gratuita en Cuba, si no, me hubiese muerto” me dijo mi padre mientras conversábamos sobre su enfermedad sentados a la mesa de mi casa. Mi papá tiene 51 años; es un hombre robusto y fuerte, de apariencia saludable, pero tiene cirrosis hepática. Nunca ha sido alcohólico, ni siquiera bebe; pero hace 30 años, por negligencia médica, le contagiaron el virus de la Hepatitis C en una transfusión sanguínea al operarse la garganta. Mi padre desde entonces se convirtió en donante y realizó múltiples donaciones hasta que en una de ellas, 20 años después del contagio, le detectaron la enfermedad. En aquel momento ya su hepatitis era crónica y, desde hace poco, se convirtió en cirrosis. Como “compensación” por la negligencia, el estado le da prioridad en los turnos médicos, algo que mi padre agradece. Este servilismo me inquieta. -“¿Cómo puedes agradecerle a quien te robó la salud?, tú no estarías enfermo si el estado hubiera hecho bien su trabajo. En cualquier país civilizado te indemnizarían y aquí te recuerdan que “te dan prioridad” para que se lo agradezcas.”-

A la conversación se sumó mi abuela de 77 años, que hoy cobra una pensión de 192 pesos cubanos (8 USD) al mes. Ella tiene una úlcera en el estómago. A los pacientes con esta situación los médicos les aconsejan alimentarse con leche y malanga; y se les concede una dieta extra a la canasta básica racionada con un precio reducido. Para poder acceder a esta dieta mi abuela tiene que someterse cada año a una endoscopia donde le introducen por la boca un tubo para ver su úlcera, y sólo así, el médico le autoriza a poder adquirir estos alimentos. Este año, por el dolor tan grande que le causa el endoscopio, ella se negó a realizar la prueba, y a pesar de que los médicos le informaron que su enfermedad no tiene cura, hoy mi abuela no recibe dieta.

Uno de los llamados `logros de la revolución´ fue incrementar el acceso a la sanidad a lo largo del país y hacerlo de forma “gratuita”. La televisión cubana y otros medios de comunicación oficiales se encargan de repetirnos frecuentemente la importancia de este “logro del socialismo”. Yo me pregunto a qué policlínico van los periodistas del Granma, obviamente no debe ser al mismo al que voy yo. Tal vez sea que se refieren al sistema sanitario de los años 70 y 80 que, dicen (yo soy demasiado joven para saberlo), funcionaba.

Hospital en #LaHabana donde no van los extranjeros
ni los militares más “heroicos”. Foto del autor del artículo.

La masificación de la salud ocurrió en mi país hace cinco décadas, a partir de lo que conocemos como el consultorio médico. Este proyecto tenía como objetivo garantizar el acceso de toda la población a la atención médica primaria, por lo que el estado repartió a un especialista de la salud por cada barrio, el médico de la familia. Recuerdo con mucho cariño a Susana, la doctora que vivía en la esquina de mi casa y me atendía cuando era pequeño. Ella conocía a cada vecino a la perfección. A veces no importaba la falta de medicamentos o el mal estado del consultorio o policlínico, ella te inspiraba tanta dulzura y confianza que hasta yo aprendí a no tenerle miedo a las inyecciones. Estos doctores fueron ubicados en los consultorios médicos, construcciones de dos plantas propiedad del estado, donde abajo hay un pequeño local de consulta a la población y arriba una vivienda para que viva el médico con sus familiares.
Muchos de ellos después de tantos años ya se han retirado o bien han dejado de trabajar para Salud Pública, sin embargo, al no tener otra vivienda donde mudarse se han quedado viviendo en estos consultorios. En otros casos después de muchos años de usufructo la ley permite que los médicos obtengan la propiedad de la vivienda, dejando así huérfano el concepto original del proyecto. Hoy, ya Susana no vive en la esquina de mi casa, en el consultorio vive un señor que trabaja en un hotel. Así ha ocurrido en muchos lugares del país. Ese acceso sencillo y cercano a la atención médica primaria ha perdido su masividad.

El punto clave de este tema es la gratuidad aparente con la que el gobierno cubano hace campaña; y justo aquí comienzan los sobornos. Un turno médico puede conseguirse de forma inmediata llevándole un regalo al médico, desde una merienda hasta dinero, en dependencia del caso. “Ayúdame que yo te ayudo” es la frase que se escucha mucho en Cuba cuando alguien quiere sobornar sin tener que decir “te voy a pagar”. Este método funciona en todas las escalas, desde resolver una cama en un hospital hasta la disponibilidad de unos rayos x. Un ejemplo es lo que ocurrió hace poco en el Hospital Maternidad Obrera, el director tenía montado una consulta privada especializada en cirugía estética; por supuesto, usando recursos estatales y cobrando en dólares lo cual, además de ilegal, es una irresponsabilidad social. Este caso terminó con prisión y anulación del título de medicina a los implicados en el tema.

Esta situación es consecuencia directa de los salarios de los médicos y el poco incentivo que reciben del estado. El salario de un médico oscila alrededor de los 600 pesos cubanos (25USD) al mes, que alcanzan para muy poco. Muchos especialistas de la salud se han desvinculado del sistema, algunos se han ido del país y otros trabajan en el sector del turismo, donde gracias a las propinas de los extranjeros, hoy ganan 40 veces más que salvando vidas. Nuestros médicos sueñan con “el viaje” a Venezuela ¡y ahora a Brasil! Es la única forma de ganar algunos dólares. Por supuesto, en la selección para el envío internacional sólo califican los mejores, que dejan un espacio vacío en la atención nacional. Brasil paga por cada médico más de 4000USD al mes, pero este dinero no llega al doctor bien preparado y dispuesto que se fue a trabajar día y noche para ayudar a su familia; este dinero se le entrega al gobierno de Cuba que luego le paga al médico menos del 10%.  Pero claro, este irrisorio 10% representa 16 veces lo que gana en Cuba, y con este mecanismo de explotación, los médicos cubanos sobreviven y el gobierno de mi país recibe la divisa que tanto necesita.

Ante el déficit nacional de médicos, agudizado por estas misiones internacionales, estudiar medicina se convirtió en una carrera priorizada en Cuba.

Hoy en día, hasta los estudiantes preuniversitarios con los promedios más bajos pueden optar por estudiar esta carrera. Los profesores de la universidad se quejan de que no pueden suspender a sus estudiantes en los exámenes cuando no cumplen los objetivos del mismo. Carlos, un profesor de la facultad de medicina me contaba: “Los profesores que suspenden a estudiantes de medicina en Cuba se pueden meter en serios problemas. Lo que importa es la cantidad de médicos graduados y no la calidad de los mismos. El objetivo es exportarlos y mientras más haya: mejor.”  Por supuesto, en Cuba hay excelentes doctores, no es mi intención opacar el mérito que se merecen. Conozco a muchos que les apasiona la medicina, que lo hacen de corazón y que prueban ser excelentes profesionales. Justo eso es lo que necesita mi país, médicos de vocación, no de súper-producción nacional como la papa o la caña de azúcar.

Ya en la mesa de mi casa éramos varios debatiendo. Además de mi padre y mi abuela, se incorporaron mi madre y dos vecinos. Todos coincidimos en un punto. El gobierno de Cuba dice que los bajos salarios estatales son debido a las subvenciones y gratuidades como la salud. Entonces, si mi mamá que es científica y gana 30 USD al mes pero que con sus manos le genera miles de dólares al gobierno… ¡Tenemos el sistema de salud más caro del mundo!


*Bloguero y escritor cubano. Amante de la democracia, la libertad y los Derechos Humanos. Defensor de la pluralidad de criterios y modos de expresión. Vivo en La Habana.

Continue reading

Las negligencias médicas en los hospitales cubanos quedan impunes.

Homo sapiens o Tauros…Por: Alberto Méndez Castelló.La gran mayoría de las negligencias médicas en los hospitales cubanos quedan impunes. Matar a una res podría salir más caro que dejar morir a un ser humano.Piadosa, la muerte puso punto final a... Continue reading

¿Quién o quiénes son los responsables de negligencias médicas en Cuba?

Esta nota que incluyo a continuación  me permite recordar un caso muy similar de un paciente quien fue en los 90’s cuando aún trabajaba en el Hospital Julio Trigo. El paciente era esposo de una enfermera que trabajaba en la consulta exter... Continue reading

La doctora escribe mal

MUEREN RECLUSOS POR NEGLIGENCIA MÉDICA EN LA PRISIÓN 1580

NEGLIGENCIA MÉDICA PONE EN PELIGRO LA VIDA DE NIÑO DE 14 MESES DE EDAD