Calendario

May 2020
M T W T F S S
« Apr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

OIT

La Dra. Yiliam Jiménez Expósito, de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, incluida en la categoría de represora de cuello blanco.


Desde el 6 de noviembre del 2019, los Mandatosde la Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y de la Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños. Se le hicieron llegar al desgobierno de Cuba. Sin que aun tengamos respuesta.

Tenemos el honor de dirigirnos a Usted en nuestra calidad de Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, de conformidad con las resoluciones 33/1 y 35/5 del Consejo de Derechos Humanos.

Estamos preocupados por las alegaciones que nos fueron remitidas, dice el documento y señala las situaciones en que los médicos cubanos en misiones internacionalistas son objeto de trata y esclavitud moderna.

Esta doctora que incluimos aquí; es una de las funcionarias cubanas que deben responder a las alegaciones y remitir a la ONU su respuesta. Ni el gobierno de Cuba ni la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos SA, ni el Ministerio de Salud Publica; han prestado atención a los mandatos de la ONU.

Por esto y más la Dra. Jiménez  Expósito ha sido incluida en la categoría de:


La Doctora Jiménez Expósito fue Directora General de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos SA., entidad gubernamental que se encarga de la exportación de médicos y paramédicos cubanos, que ha sido cuestionada como una forma de esclavitud moderna y manipulación política por organizaciones vigilantes de los derechos humanos e importantes medios internacionales como The New York Times, Wall Street Journal, BBC, The Guardian, Miami Herald y Time.

Para el Departamento de Estado de EE.UU. y las relatoras especiales de la ONU sobre las formas contemporáneas de la esclavitud y sobre la trata de personas esta práctica del gobierno cubano podría catalogarse como tráfico humano.

Nacida en Vueltas, municipio Camajuani, Villa Clara, y con domicilio en Cuba en Marianao, La Habana, la doctora Jiménez Expósito se relocalizó en diciembre de 2019 en Luanda, Angola, donde desde la entidad Cubacoopera Angola  lleva el control de la Brigada Médica Cubana en ese país.

Antes de dirigir la Comercializadora de Servicios Médicos, previamente Unidad Central de Colaboración Médica, Jiménez se desempeñó entre  2005 y 2008 como Viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba para la Cooperación Internacional, cargo desde el cual impulsó el lucrativo tráfico de personal de la salud cubano que ha permitido al gobierno embolsarse hasta el 90% de los salarios de estos profesionales.

Fuentes:


Continue reading

Mandatos de la ONU sobre abusos de derechos humanos sufridos por médicos de Cuba que participan en misiones internacionalistas.

PALAIS DES NATIONS • 1211 GENEVA 10, SWITZERLAND

Mandatos de la Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y de la Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños.

REFERENCIA: AL CUB 6/2019 

 6 de noviembre de 2019  

Excelencia,  

Tenemos el honor de dirigirnos a Usted en nuestra calidad de Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, de conformidad con las resoluciones 33/1 y 35/5 del Consejo de Derechos Humanos.  

En este contexto, quisiéramos señalar a la atención urgente del Gobierno de Su Excelencia la información que hemos recibido en relación con presuntos abusos de derechos humanos sufridos por médicos de Cuba que participan en “misiones de internacionalización”.  

Según información recibida, incluyendo de primera mano:  

Desde 1963, el Gobierno de Su Excelencia envía brigadas médicas al extranjero. Según cifras gubernamentales, más de 600 mil trabajadores de la salud han prestado servicios médicos en más de 160 países. Actualmente, unos 30 mil médicos cubanos estarían activos en 67 países. Los estudios universitarios en Cuba son gratuitos, incluyendo para estudiantes extranjeros.   

Los médicos y otros profesionales cubanos trabajan en distintos países a nivel internacional en “Misiones de Internacionalización” por un período promedio de 3 años. Dichas misiones están reguladas en su legislación con la definición de trabajo de civiles por cuenta del Estado. La Resolución No. 168 de 2010 emitida por el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba establece el régimen disciplinario de los trabajadores civiles cubanos que prestan servicios en el exterior.   

En las últimas décadas, Cuba ha creado y consolidado el Sistema Nacional de Salud (SNS) que incluye un enfoque internacionalista, además de varios principios rectores adicionales.  

Entre 2011 y 2015 los profesionales contratados en el exterior habrían aportado un promedio anual de más de 11 millones de dólares. De esa cantidad, al menos un 80% habría sido tributado por los especialistas de la salud.  

Sin duda, las misiones médicas han aportado tratamiento médico a un alto número de personas que de otra manera no hubieran tenido acceso a servicios de salud.   

Sin embargo, quisiéramos expresar nuestra preocupación por las condiciones de trabajo y de vida que estarían afectando a los médicos cubanos enviados al exterior para prestar sus servicios.  

Muchos médicos cubanos que trabajan en el exterior estarían expuestos a condiciones de trabajo y de vida explotadoras, pagos salariales inadecuados. Además, muchos de estos profesionales estarían sometidos a presiones y a seguimiento por parte del Gobierno de Su Excelencia.   

En particular, estamos preocupados por las siguientes alegaciones que nos fueron remitidas:  

·       Si bien la participación en las misiones de internacionalización es oficialmente voluntaria, muchos médicos se sienten presionados para acogerse a dichas misiones y temen represalias por parte de Gobierno de Cuba si no participan;   

·       En muchos de los países que se benefician de una misión de internacionalización, los médicos cubanos no recibirían un contrato de trabajo o si los tuvieran no siempre recibirían una copia del mismo;  

·       El Gobierno de Cuba recibiría una suma de dinero de los gobiernos anfitriones y pagaría a los trabajadores una parte de dichos fondos. Sin embargo, el Gobierno de Su Excelencia retendría un porcentaje significativo del salario que los países anfitriones pagan por los profesionales cubanos que hacen parte de una misión de internacionalización. En los países donde el gobierno anfitrión paga directamente al trabajador cubano, éste debe devolver al Gobierno de Cuba un porcentaje de su salario que aumentaría al 75% o hasta el 90% de su salario mensual. En muchos casos, el salario entregado a los trabajadores médicos no permitiría vivir dignamente; Además, el Gobierno de Cuba estaría “congelando” una parte del salario que los médicos pueden acceder únicamente tras su regreso al país pero, según información recibida, muchas veces no reciben de la totalidad del monto que les corresponde;   

·       Los médicos trabajarían 48 horas por semana más 16 adicionales de guardia, lo cual aumenta a un total de 64 horas semanales, muchas veces incluyendo sábados y domingos. El exceso de horas trabajadas ilustra la explotación laboral a la cual estarían sometidos los médicos cubanos en el exterior;  

·       La libertad de movimiento de los trabajadores cubanos en el país de destino estaría restringida y bajo vigilancia por funcionarios del Gobierno;  

·       El derecho a la privacidad estaría limitado por el control y seguimiento efectuado a los médicos, incluyendo la comunicación y las relaciones sostenidas con personas nacionales y extranjeras durante las misiones de internacionalización;   

·       En principio, los profesionales podrían regresar a Cuba de vacaciones una vez por año pero que dicho viaje sería muchas veces considerado como premio o según las circunstancias, podría ser negado como una forma de castigo;   

·       Si un profesional decide retirarse del trabajo en el exterior, se califica como “abandono de misión de trabajadores civiles” bajo del Código Penal de Cuba que en su artículo 135 (1) estipula que “el funcionario o empleado encargado de cumplir alguna misión en un país extranjero que la abandone, o, cumplida ésta, o requerido en cualquier momento para que regrese, se niegue, expresa o tácitamente, a hacerlo, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años”. Las mismas sanciones son aplicadas a profesionales que después de cumplir una misión en el extranjero deciden establecerse en otro país. Como consecuencia, muchas familias están separadas lo cual tiene un fuerte impacto negativo en su bienestar. Los médicos considerados desertores no están autorizados de regresar a Cuba durante ocho años y los familiares que permanecen en Cuba estarían sujetos a señalamientos y repercusiones por parte de entidades gubernamentales. Según anunció el vicepresidente del Consejo de Estado de Ministros, Roberto Morales Ojeda en febrero de 2019, el retorno de los médicos que se quedaron en Brasil desde la descontinuación del programa Mais Médicos está autorizado. Sin embargo, muchos de los profesionales afectados temen represalias si vuelven a Cuba.  

·       Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual mientras se encontraban participando en misiones de internacionalización.   

Otros profesionales, entre ellos maestros, ingenieros o artistas estarían sometidos a condiciones de trabajo y de vida parecidas.   

Las condiciones de trabajo reportadas podrían elevarse a trabajo forzoso, según los indicadores de trabajo forzoso establecidos por la Organización Internacional de Trabajo. El trabajo forzoso constituye una forma contemporánea de esclavitud  

En relación con las alegaciones arriba mencionadas, sírvase encontrar adjunto el Anexo de referencias al derecho internacional de los derechos humanos el cual resume los instrumentos y principios internacionales pertinentes.   

En particular, quisiéramos llamar la atención del Gobierno de su Excelencia sobre las normas fundamentales establecidas en la Convención sobre la Esclavitud de 1926, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 4) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 8), que prohíben la esclavitud, la trata de esclavos y el trabajo forzoso en todas sus formas. A este respecto, también quisiéramos llamar su atención sobre el Convenio Nº 29 de la OIT sobre el trabajo forzoso y el Convenio Nº 105 de la OIT sobre la abolición del trabajo forzoso, en los que se pide que se suprima el uso del trabajo forzoso u obligatorio. Quisiéramos mencionar, además, los artículos 7 y 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que reconocen, respectivamente, el derecho a condiciones de trabajo justas y favorables y a un nivel de vida adecuado. Además, quisiéramos señalar el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, relativo al derecho de toda persona a la libertad de circulación y a la libertad de elegir su residencia, así como los artículos 17 y 19, que protegen el derecho a la libertad de opinión y de expresión, así como a la intimidad y prohíben la injerencia arbitraria en la correspondencia. Por último, quisiéramos recordar al Gobierno de Su Excelencia el artículo 4 de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, en el que se establece que los Estados deben aplicar sin demora, por todos los medios apropiados, una política para eliminar la violencia contra la mujer.   

Es nuestra responsabilidad, de acuerdo con los mandatos que nos han sido otorgados por el Consejo de Derechos Humanos, intentar clarificar las alegaciones llevadas a nuestra atención. En este sentido, estaríamos muy agradecidas de tener su cooperación y sus observaciones sobre los asuntos siguientes:  

1. Sírvase proporcionar cualquier información o comentario adicional en relación con las alegaciones mencionadas arriba.  

2. Sírvase proporcionar información detallada acerca de las medidas que el Gobierno de Su Excelencia ha adoptado o está planeando adoptar para garantizar a todos los médicos y otros profesionales cubanos que trabajan en el extranjero condiciones de trabajo y de vida dignas.   

3. Sírvase indicar de qué manera el Gobierno de Su Excelencia está evitando la separación familiar prolongada entre médicos que trabajan en el exterior y sus familiares que permanecen en Cuba.  

4. Sírvase indicar si el Gobierno de Su Excelencia tiene la intención de firmar el P029 - Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930.  

5. Sírvase proporcionar información sobre los mecanismos de queja existentes para profesionales cubanos que quieran denunciar abuso o explotación laboral y de qué manera dichos canales o mecanismos puedan ser accedidos desde el extranjero.   

Agradeceríamos recibir una repuesta en un plazo de 60 días. Transcurrido este plazo, esta comunicación y toda respuesta recibida del Gobierno de su Excelencia se harán públicas a través del sitio web de informes de comunicaciones. También estarán disponibles posteriormente en el informe habitual que se presentará al Consejo de Derechos Humanos.  

A la espera de su respuesta, quisiéramos instar al Gobierno de su Excelencia a que adopte todas las medidas necesarias para proteger los derechos y las libertades de las personas mencionadas e investigar, procesar e imponer las sanciones adecuadas a cualquier persona responsable de las violaciones alegadas. Quisiéramos asimismo instarle a que tome las medidas efectivas para evitar que tales hechos, de haber ocurrido, se repitan.  

Acepte, Excelencia, la expresión de nuestra más distinguida consideración.  

Urmila Bhoola

Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias  

Maria Grazia Giammarinaro

Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niño

Fuente: https://spcommreports.ohchr.org/TMResultsBase/DownLoadPublicCommunicationFile?gId=24868
Continue reading

Documento interno del Ministerio de Salud Pública de Cuba, establece directrices para el control de los médicos cubanos en las misiones y en la Isla.


Un documento que emite el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) para las direcciones provinciales en el más completo secreto, señala una serie de directrices encaminadas a reorganizar la disponibilidad y plazas de Especialistas, la guardias médicas, la misión medica en Angola, el control de los médicos internacionalistas cubanos y la forma de contrarrestar la contratación de estos en clínicas privadas y ostras instituciones. También establecer convenios entre la parte cubana (esclavistas de la Comercializadora de Servicios Médicos…) con clínicas privadas. Depurar e inhabilitar a unos 211 especialistas médicos “por abandonar los servicios” y ponerse al día con las políticas de la OIT, OMS y OPS sobre migración de profesionales de medicina. También inhabilitan a los que violen normas para emigrar (¿?) y controlan y castigan a los que regresan.

Esta información apareció en Twitter como fotos, probablemente tomadas por un teléfono móvil, de los documentos a los que se tuvo acceso en las  dos páginas donde se numeran 18 medidas punitivas contra los profesionales médicos cubanos. Se trata de un documento para consumo interno de las instituciones provinciales de salud. No aparece la página de encabezado y las orientaciones para su divulgación restringida y método de discusión. En parte contactamos con la fuente y estamos a la espera de más. Por lo pronto las 18 medidas y las fotos con el texto los presentamos en el Blog.


Esta información estaría completa si aparece el encabezado del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), la fecha de lo que se nombra el documento como: “nuevas políticas…”, hasta que nivel va dirigido y las orientaciones para su divulgación y discusión. Este, como ocurre con muchos documentos solo se llega a tomar una o dos fotos.

Para los lectores de este Blog de Medicina Cubana, les pedimos que cualquier documento de interés relacionado con temas de Salud, Medicina y Educación Médica en Cuba nos lo hagan llegar, de ser posible de manera íntegra, para poder publicarlo en línea. Se mantendrá el anonimato de la o las personas que lo envíen. Enviar a: cubanmedicine@yahoo.com




Continue reading

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) ordena el regreso a Cuba de un grupo numeroso de médicos cubanos en Brasil.

Una medida que devuelve a cuba a un grupo significativo de médicos que trabaja en el Programa brasileño Mais Medicos que se puede interpretar de muchas formas. Los mecanismos sacan a relucir de nuevo el protagonismo de la Organización Panamericana de la Salud como insinceros colaboradores de los servicios comerciales del régimen de La Habana, haciendo el difícil papel de capataces alternos de los miles de médicos cubanos en Brasil que son empleado y traficados a espaldas de las normas establecidas por la Organización Internacional del Trabajo. La comunicación por si esta ordenada para mantenerse en secreto y que la parte brasileña no conozca.

Con frecuencia vemos informaciones que aparecen en la red y se hacen reiterativas sin tener la información o fuente original de la noticia. Se especula sobre un asunto y se pasa por alto la información en sí. Es por eso que cuando de un documento original se trata, y que afecta o interesa a la comunidad  médica cubana dentro o fuera de la isla, la incluimos y ustedes asumen la información, la interpretan y analizan. Si alguien quiere opinar, use los comentarios; si quiere escribir un breve artículo sobre al asunto envíelo y lo incluimos en el Blog.
Nota Oficial del Ministerio de Salud Pública de Cuba

Los médicos del primer grupo (400) que llegaron en agosto del 2013 y del segundo (2000) correspondientes a octubre de ese mismo año, continuarán trabajando ininterrumpidamente hasta el 31 de octubre del 2016.

Salidas previstas de la siguiente manera:

 Del 1 al 2 de noviembre retornarán a la patria en dos vuelos, uno diario, con fin de misión, los 347 médicos que quedan del grupo de los 400 (algunos ya han retornado a la patria y otros por otras causas ya no están en la misión) – Del 4 al 9 de noviembre saldrán en un vuelo diario de la misma manera los 1325 médicos que restan del grupo de los 2000 (algunos ya han retornado a la patria y otros por otras causas, ya no están en la misión)


Nota aclaratoria: Los fines de misión siempre serán entre los días 1 y 10 del mes correspondiente y los vacacionistas siempre después del 15 del mes en que corresponda.

Todos estos cambios obedecen a razones políticas porque todos conocemos por experiencia en Venezuela, que no es muy positivo que en medio de un evento internacional, como lo es las olimpiadas, se generen manifestaciones por parte de la población en reclamación a atención médica. La otra situación que se nos une es el tema de las elecciones.

Como los colaboradores regresan exactamente con 36 meses de misión, una vez en Cuba no es posible depositarles en su cuenta del Banco Popular de Ahorro, la divisa correspondiente a los 2976 reales de estipendio porque eso sería un décimo tercer salario y no se contempla para una bolsa de estudio. Sólo eso hubiese sido permisible si hubiesen salido a los 35 meses de la misión. Al grupo de los 400 se les continúa pagando a pesar de pasarse de los 36 meses porque se encuentran trabajando en la misión.

·         Es de estricto cumplimiento el control sanitario internacional y declarar casos febriles.

·         Reiteramos que el Tablet entregado, es propiedad del Ministerio de Salud en Brasil y no del colaborador, este junto al RNE (Carné de identificación de extranjero) así como la tarjeta del Banco de Brasil, se entrega en el polo de salida. (Todos los vuelos de fin de misión serán por Brasilia)

·         El hecho de que sea un fin de misión, no altera las normas de peso en Cubana de Aviación. Hemos sido bastante flexibles (40 y 5).

·         Del 5 al 10 de agosto, el grupo de los 400 debe presentarse a la Receita Federal para solicitar un documento de prórroga de VISA temporal y lo mismo es válido para el grupo de los 2000, que debe presentarse del 5 al 10 de octubre. (Al respecto serán orientados por sus coordinadores de OPAS en su debido momento).

·         Queda terminantemente prohibido irse con deudas de Brasil. Para esto las prefecturas depositarán las ayudas de costo.

Todo médico que termine la misión y retorne a la patria, debe esperar un término de 5 años para volver a salir a cumplir misión, lo cual se aclara en la bolsa de colaboración y dicha medida responde a las afectaciones que han existido en el Sistema de Salud Cubano.

Pa' Cuba sin pacotilla
Queda terminantemente prohibido comentarios en presencia del personal brasileiro. Aclaramos que Brasil estuvo en la mejor disposición de prorrogar contrato con los mismos médicos pero debido a estrategias de trabajo, el Ministerio de Salud de Cuba no aprobó que la renovación del contrato fuese con los mismos médicos.
Se adjunta un audio donde se escucha claramente a nuestra viceministra Marcia Cobas, aclarando sobre esta decisión, la cual es irrefutable e irreversible.

En relación a los diplomas del curso de especialización en Salud de la familia, muchos están pendientes de recibirlo pero en caso de que se aproxime el fin de misión, la indicación es que escriban a la Universidad para que les hagan llegar el mismo a la dirección de sus correos de informed en Cuba.

Rogamos de favor que cualquier duda contacten de inmediato a sus coordinadores de OPAS, que son los que pueden darles la información de una forma segura y oficial. Por favor, no hagan uso de las redes sociales para estos fines.

Felicidades por el deber cumplido y retornen a la patria con la gran satisfacción de haber podido ayudar al pueblo brasileiro y mantener en alto el nombre de la patria. 17 Jul. 2016

Información relacionada:


Continue reading

Cuban surgeons rented to Chile.

The Cuban regimen sells qualified health workforce and denied the right to do the same on their own.

By Dr. Eduardo Herrera. *

In the emergency at Department of surgery at the University Hospital "Calixto García", last December 18, informed medical specialists the chance to go to work in Chile for 3 months. The salary offer is thousand dollars a month, according to rinse off the head of the service, informed by the director of the Hospital.

This happens only a few weeks have restricted travel of physicians by announcement. According to the official note, it was a measure that was taken by necessity, since they caused a deficit in attention to the population. However, the official argument does not seem very relevant, especially if they are still devoting thousands of doctors to work in other countries, sent by the same nurture which prohibits such a decision when it is private.

With this measure, the national Government leaves clear how slavery way medical staff has. It offers Governments taking a figure much higher than that paid to the same doctors, even less to those who see a natural counterpart of the country that sent them.

So both Governments with the benefit that produce well-qualified professionals are preferred.

University Hospital "Calixto Garcia" La Habana,Cuba
The Cuban Government gets scandalous profits and the recipient Government indirect advantages in economic, or direct political. In the first case, due to the low wage that perceived labor for rent, pocketing nurture 75% of what you earn. And in the second case, because the cheap coming out to the recipient country improvements in the health service which would offer its citizens.
Different rulers are using this business with huge gains of the Cuban State to succeed in his political campaigns. And they do so without repairing what is subjected to these Cuban professionals in their own country of origin, receiving wages that do not pass 70 dollars a month. It is a figure that would not reach them to lead a life as any industry professional in another nation, even poorer.

Therefore, what the Cuban authorities are trying to prevent is the output of many physicians with personal contracts, by those who perceive much more fair wages. And probably achieve their objectives thanks to coercion imposed to its analogues.

Case, it is the reason that is, is abruptly reduced supply of free private contracting of Cuban specialists had been proposing in countries such as Angola, Ecuador, Trinidad and Tobago, Chile and some more.

Prices for the legalization of titles and notes by the Cuban Ministry of Foreign Affairs (MINREX), as well as the passport and the passages are very high in relation to the salaries that are paid in our country. However, many still try to sell what little they possess in the family to make going out to work to another nation, in search of a decent remuneration.

A lot of doctors in Cuba are ready to be hired in countries where the human work we do is recognized and therefore will pay us fees that really meet our needs. The democratic countries  where reigns the justice independent of the State, should not make deals with modern slavers as the Cuban State. And medical schools or other organizations as the World Labor Organization (ILO online) should prevent to continue with the exploitation of their doctors.

*Dr. Eduardo Herrera Duran is a physician specialist in Surgery. He lives in the city of Havana, Cuba and works at the University Hospital "Calixto García". He collaborates with the Cuban Agency of independent press, Hablemos Press, on health issues. Some of his articles appear in the Blog of Cuban Medicine. (Microsoft translator)


Continue reading

Instituciones de Salud en Cuba no establecen las condiciones de trabajo ni proporcionan los recursos adecuados para disminuir el riesgo laboral.

Riesgo laboral en la atención de salud en Cuba.

Por Dr. Eduardo Herrera.*

Trabajar en un Hospital sin tener los medios de protección adecuados, es costumbre en Cuba. La mayoría del personal que labora en las instituciones de atención de salud no cuenta con los aditamentos necesarios para garantizar su propio bienestar.

La ausencia de guantes, gafas y ropas adecuadas, se suma al desinterés de los directivos en proporcionarlos y del personal en utilizarlos. Otros medios y medidas de protección también son deficientes, pero estos son los más notables.

Se puede observar, a simple vista, cuando acudimos a muchas unidades que prestan servicios de salud a la población, como se realizan extracciones de sangre sin que los técnicos usen guantes. El lavado de las manos también se dificulta porque muchas veces no hay agua o jabones, mucho menos gel desinfectante.

Solo a veces existe una pequeña toalla, con la que todos se secan las manos, en vez de servilletas o papel higiénico. Lo que sería, en todo caso, una medida paliativa de no existir un secador.

En los salones de operaciones donde se realizan grandes intervenciones, en las cuales los cirujanos se ponen en contacto directo con la sangre de los pacientes, a riesgo de contagio de alguna enfermedad, no se utilizan los medios de protección que se requieren.

Fundamentalmente en las urgencias, a los pacientes con SIDA, Hepatitis B o C, entre otras que pudieran trasmitirse, no se le realizan exámenes con los que pueda detectárseles.

Muchas personas, sobre todo VIH positivos, no informan sobre su padecimiento, debido al stress psicológico a que son sometidos y temen hablar de lo que padecen para no ser rechazados. Se pone así en riesgo el personal de salud, que no usa la protección debida.

Los hospitales y otros centros de atención de salud, no proporcionan las condiciones de trabajo adecuadas para disminuir el riesgo laboral en estos casos. Lo particular es que no solo se pone en riesgo la salud del trabajador, sino también la de otros pacientes. 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), es el principal organismo internacional encargado de la mejora permanente de las condiciones de trabajo. Cuba sería un caso pendiente en cuanto al tema, con respecto a los que laboran en la Salud Pública.


*Dr. Eduardo Herrera Duran, es médico especialista en Cirugía. Reside en la ciudad de la Habana, Cuba y trabaja en el Hospital Universitario “Calixto García”. Colabora con la agencia cubana de prensa independiente, Hablemos Press, sobre temas de Salud. Muchos de sus artículos aparecen en el Blog de Medicina Cubana.

Continue reading

La OPS-OMS y los acuerdos de triangulación que comprometen al gobierno de Cuba.

La firma y puesta en práctica de un convenio de colaboración entre Brasil y Cuba, por el cual, unos 4 000 médicos cubanos irían a trabajar al Brasil dentro  del programa conocido como “Mais Médicos” ha ocasionado no pocas especulaciones. Lo que primero fue una noticia en mayo del presente año, que fue desmentida en julio, se hace certeza cuando el 26  agosto arribaban los primeros 400 médicos cubanos al Brasil. Fue, como señalamos, una operación discreta que buscaba objetivos que se concretaron. (Médicos cubanos al Brasil. ¿Por qué el silencio? Por: Dr. Eloy A González).

A las citadas manifestaciones de rechazo de las organizaciones médicas brasileñas, la propaganda negativa de buena parte de la prensa de ese país y la información irrefutable de la prensa independiente cubana, se sumaron argumentos que sucumben muchas veces por la exaltación que se pone en la consideraciones políticas de convenios como estos; que pueden ser estimables entre naciones, organismos  o profesionales, estos últimos  a título personal, que ven posible ir a trabajar a otros países porque así lo demanda el mercado laboral. Los primeros que ven como efectiva la manipulación política de estas colaboraciones o convenios son los gobernantes cubanos, erigidos en empleadores  por derecho de pertenencia, mayorales de ocasión y esclavistas de nuevo tipo.
Uno de los asuntos que más encono produjo en este convenio y  la subsecuente llegada de los médicos cubanos al Brasil fue el papel que jugaba o juega la Organización Panamericana de la Salud (OPS)en la gestión y consecución de este convenio. Un destacado periodista llegó a preguntarse, si en realidad con este convenio la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fomentaba el trabajo esclavo; todo esto porque la OPS-OMS son organizaciones que forman parte del organigrama de las Naciones Unidas. Pero veamos con menos agitación este asunto.

La primera información que se desprende de esta participación viene del propio Ministerio de Salud Publica en Cuba; se trata de una nota daba a conocer a la prensa ante el inminente  arribo de los médicos cubanos al Brasil, la nota dice así:

El Ministerio de Salud Pública de Cuba, firmó un convenio de cooperación con la OPS/OMS para la prestación de servicios en la atención básica de salud en la República Federativa de Brasil, enmarcado en los principios de cooperación Sur-Sur.  Mediante este convenio llegarán a dicho país este fin de semana 400 médicos, que forman parte de un contingente de 4 mil profesionales que arribarán hasta el final del 2013.

Es la primera vez que se señala en una nota de prensa o se hace público, al menos que conozca, la participación de la OPS-OMS en un convenio de colaboración; en tanto que puede notarse que el convenio se firmó con la OPS-OMS…, esto dentro de los principios de cooperación Sur-Sur. Debemos aceptar que todos los términos, discusiones y texto final de este convenido son del conocimiento y obra en poder de la OPS-OMS.
No debe sorprender que sea la Organización Panamericana de la Salud parte en convenios de colaboración que se establezcan entre países que son miembros de esta organizaron regional. La OPS-OMS ha establecido premisas sobre su participación en los programas de colaboración Sur-Sur, los programas de triangulación y cooperación entre estados, organizaciones de salud y otras instituciones afines; es parte de su política y de necesario desempeño para la consecución de sus objetivos. La cooperación Sur-Sur (Unidad Especial de Cooperación Sur-Sur del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD), cooperación  triangulación y cooperación técnica entre países es parte de su trabajo y tiene  la finalidad, según señalan un documento  consultado, en lo siguiente:

En este sentido, la cooperación toma aún más relevancia y necesita ser promovida como una herramienta efectiva para crear, adaptar, transferir y compartir conocimientos y experiencias, tanto para beneficio mutuo como para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). (Cooperación Sur-Sur. PAHO)

Noten que debemos de señalar que se trata de colaboración técnica y no sabemos cuánto trasgrede este concepto el firmar o ser parte de la firma de un convenio que si bien es de colaboración lleva una intencionalidad económica y de ganancia, en este sentido muy favorable. Cuba, en ese caso, no colabora para ayudar de manera desinteresada, en el marco de la política de la OPS-OMS sino que es parte de un convenio por el que se paga y se paga muy bien. Brasil no recibe esta ayuda internacionalista, fraternal y desinteresada…, paga por ella.

Los convenios de cooperación triangular no son nuevos en el contexto de las relaciones entre Cuba y la OPS-OMS. Un artículo sobre este tema puede ser consultado . Tomamos dos ejemplos que muestran la cooperación triangulada:

La Cooperación Triangulada no ha estado fuera de esta ayuda, como máxima expresión de la Cooperación Sur-Sur, ejemplos que se mantienen vigentes hasta estos momentos, lo constituyen la Cooperación Cuba-Libia-Nigeria, que comenzó a ejecutarse en el año 2001 donde Cuba aporta los recursos humanos y Libia y Nigeria el financiamiento para la sostenibilidad del Programa de Colaboración Sur-Sur, el mismo beneficia a los siguientes países: Sierra Leona, Burkina Fasso, Chad y Níger con las Brigadas Médicas Cubanas, que mantienen un promedio de 177 profesionales de la Salud por año. Otro ejemplo es el de Cuba-Sudáfrica-Ruanda, cooperación iniciada en el año 2005 donde Cuba aporta el recurso humano en salud conformado por 34 profesionales, Sudáfrica el financiamiento y Ruanda es el receptor de esta ayuda. (Desafíos y estrategias futuras de la Cooperación. • Cooperación Triangular Cuba-OPS/OMS-)

Hay varios convenios de colaboración que implican más de dos países como hemos podido conocer.

Brasil, Cuba y Haití con la gestión de la OPS-OMS han establecido un  Centro de Tratamiento del Cólera en la ciudad de Correfour, en Haití; esto con un convenio previo entre Cuba y Universidades brasileñas. Los convenios están destinados a la elaboración de protocolos, formación de agentes comunitarios y la creación de un centro de tratamiento del cólera en Haití, precisa la información.

También, dentro del acuerdo tripartito Brasil-Cuba-Haití; dos nuevos laboratorios de Microbiología,  comenzaron a prestar servicios a pobladores de las ciudades de Cabo Haitiano y Les Cayes, con el objetivo de detectar las enfermedades trasmisibles, muy frecuentes en Haití, y hacer estudios microbiológicos. Esto según información que se origina en Cuba. En tanto que una notasobre esta colaboración señala que los gobiernos participantes, “acordaron la organización en Haití  del sistema nacional de ambulancias e instituir un programa de salud mental que tenga una proyección comunitaria”.
Una cooperación de triangulación que compromete a los gobiernos de Cuba, Haití y Noruega se ha hecho manifiesto en el año en curso, pero esta cooperación venía desde hace algún tiempo. Esto se produjo durante la visita a La Habana de la viceministra de Asuntos Exteriores de Noruega, Gry Larsen. En ocasión de esta visita se dio a conocer una nota diplomática que señala:

Cuba y Noruega firmarán un nuevo acuerdo de cooperación sanitaria en Haití y abrirán un centro regional para la prevención de desastres en el Caribe. Larsen firmará mañana miércoles con la viceministra cubana de Salud Pública, Marcia Cobas, un nuevo acuerdo por tres años para continuar el apoyo a las brigadas médicas cubanas que prestan colaboración en Haití…,  Desde el terremoto del año 2010 Noruega ha subvencionado un tercio de las gastos anuales de ayuda médica del Gobierno cubano a Haití con 800.000 dólares por año…, También tiene previsto asistir a la apertura de un Centro Regional para la Creación de Capacidades para la Reducción de Riesgos de Desastres y Adaptación al Cambio Climático que es parte de un programa cubano-noruego en esa área por un monto de 1,3 millones de dólares anuales. Está previsto que ese Centro se convierta en un espacio de experimentación y recursos para la prevención de desastres en la región del Caribe.

Hemos mostrado varios ejemplos y suficiente información que permiten afirmar que en nada debe sorprendernos el involucramiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en convenios de cooperación entre estados, instituciones y organizaciones que promuevan los objetivos de lograr condiciones favorables para que la salud  sea accesible, en lo posible, para comunidades que así lo requieran.

El punto que compromete la gestión de la OPS-OMS cuando del gobierno cubano se trata, es que implica el relacionarse con un régimen que si bien es parte y miembro de la organización de las Naciones Unidas controla, como gobierno totalitario, la sociedad cubana en su conjunto; tiene el poder patrimonial sobre toda la fuerza laboral del país y ejerce un poder  absoluto sobre todos los profesionales del país, incluyendo los profesionales de la salud. Se erige en empleador único, en capataz cruel y explotador feroz. Una dictadura que mantiene el control sobre todos los medios de producción y servicios, en la cual, no es ocioso hablar de una suerte de esclavitud moderna.  

Los médicos cubanos en número tal suponen una fuerza laboral que va a otros países con las mejores intenciones de atender a amplios sectores de la población que no cuentan con asistencia medica básica, se sienten útiles y favorecidos por haber sido escogidos para una misión que les permite salir de la modorra colectiva que se vive en Cuba, tendrán beneficios económicos muy por encima de la media de los trabajadores calificados del país ; todo esto a pesar de los salarios de miseria que reciben y las escasas pagas en dólares adicionales por cumplir una “ honrosa misión internacionalista” .

Una clara advertencia 

Los funcionarios de la OPS-OMS deben saber que cuando participan en un convenio de cooperación triangular donde esta comprometido el gobierno comunista cubano y los profesionales de este país; están promoviendo una relación de trabajo marcada por la explotación extrema del profesional de la salud, la violación de las  Normas Internacionales de la Organización Internacional del Trabajo por parte del gobierno de Cuba. Los términos del  Convenio No. 95 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relativo a la protección del salario, entre otros, son letra muerta en manos de los funcionarios cubanos.
Es precisamente el Convenio 95 de la OIT el principal escollo a la hora de contratar médicos cubanos para trabajar en otro país; es que este convenio  establece las premisas sobre  salario entre el empleador  (país contratante) y el empleado (médico cubano) y esto  no es posible porque hay un intermediario, controlador dictatorial y explotador que hay que tener en cuenta: el gobierno cubano y sus secuaces a saber, el Ministerio de Salud Pública y la Unidad Central de colaboración médica.

El punto que precisamente retoma el conocido periodista, Andrés Oppenheimer, para preguntarse que la conformidad de la OPS-OMS como facilitador de los convenios mediante los cuales profesionales de la salud cubanos van a trabajar a otros países, puede ser una forma de fomentar el trabajo esclavo. Este se pregunta… ¿Fomenta la ONU el trabajo esclavo? . Algunos han argumentado que esto es exagerado, porque los médicos cubanos aceptan estos compromisos, asumen que van a recibir mejores beneficios y se sienten privilegiados por la Revoluciónque les da la oportunidad de servir y ganar algo…, algo es algo en medio de tanta pobreza, dirán.

No hay nada de trabajo esclavo, es una forma nada sutil por la cual el empleador, que aquí se erige en intermediario, se queda con la mayor parte del salario del médico, en tanto que este acepta un salario menor  porque ya recibe un salario ridículo en su país. Pero pronto el médico  podrá enviar algunas remesas a sus familiares en Cuba, le será depositada una cantidad mucho menor en una cuenta bancaria y podrá enviar y llevar a la isla la consabida pacotilla que tanto interesa a los cubanos en el exterior. Todo esto bajo la mirada complaciente de una organización de las Naciones Unidas, la OPS-OMS, que en nada le importa lo que puede establecer otra organización, también de las Naciones Unidas como es la OIT. Entre siglas queda la cosa.

Perdió el tiempo el periodista cuando trato de buscar información en la Organización Panamericana de la Salud, le dijeron: “los médicos cubanos son funcionarios del gobierno cubano”, y que por lo tanto son pagados por el gobierno cubano con un sobresueldo “según las leyes de su país”. Es que no hay trasparencia en esto, ¿por qué la OPS no da a conocer el texto completo del convenio?. No es conviene ya con lo que se saber los términos escandaloso y disparatado empleados por el periodista mencionado son suficientes.

No hay nada de reprobable de parte de Brasil  o cualquier otro estado que busque contratar médicos cubanos; ellos buscan solucionar un problema de salud que les afecta. Las críticas de los profesionales de esos países y las organizaciones médicas no son todo lo justas y realistas que deben ser. La aceptación de una “esclavitud llevadera” por parte de los médicos cubanos no debe sorprendernos, buscan algún beneficio aunque sea limitado.

Sí, creo que es inmoral que una organización de las Naciones Unidas se preste para promover y suscribir convenios que compromete una fuerza laboral cuyos derechos son constantemente conculcados por un estado-patrón que se constituye en un inmisericorde explotador. Los funcionarios de la OPS-OMS deben de consultar con los expertos de la OIT antes de promover convenios como estos donde estén comprometidos profesionales que no disponen de derechos.

Los organismos de las Naciones Unidas deben ser cuidadosos en negociar acuerdos entre naciones que pueden ser violatorios de acuerdos y convenios bien establecidos por esta organización en lo que a legislación y derechos laborales se refieren. Si quieren negociar que negocien los estados entre sí,  allá ellos si violan los derechos o se equivocan.


24.10.2013©

Continue reading

Comunicación emitida por el Centro Cubano de España en relación a la contratación de personal médico de Cuba con destino al servicio del sistema público de salud brasileño.

Institución decana del Exilio cubano

 en España

Fundada en mayo de 1966

Inscrita como O.N.G.

(Organización No Gubernamental)

en el Registro Nacional de Asociaciones

del Ministerio del Interior de España


Oficina de la Presidencia
Correo electrónico: secretaria@centrocubanodeespana.org 
Madrid, 23 de agosto de 2013.

Excmo. Sr. Lic. Paulo Cesar de Oliveira Campos
Embajador de la República Federativadel Brasil

Calle Fernando el Santo, 6

28010 Madrid.

Correo electrónico: consular@embajadadebrasil.es 
Excmo. Señor:

El Presidente del Centro Cubano de España tiene el honor de saludar a la Honorable Embajadade la República Federativadel Brasil,  y le ruega que transmita al Excmo. Sr. Ministro de Asuntos Exteriores de su Gobierno la preocupación de la Comunidad del Exilio cubano, cuya representación ex officio desempeña este Centro en España desde hace ya cuarenta y siete años, ante la noticia de que el Gobierno con sede en La Habana (República de Cuba) ha suscrito un acuerdo de cooperación con el titular del Ministerio brasileño de Salud –Excmo. Sr. Alexandre Padilha- en cuya virtud se trasladará a trabajar en Brasil un total de 4.000 médicos cubanos.

Sabemos que el Gobierno de Brasil lleva varios años dedicado al loable empeño de procurar cubrir el déficit de profesionales de la Medicina en las regiones de mayor vulnerabilidad social del país, a través del programa “Mais Médicos para O Brasil”.

También conocemos el dato de que los médicos extranjeros que se desplacen a Brasil a tenor de este programa tienen derecho a una beca federal de 10 mil Rs. mensuales –en las capitales y regiones metropolitanas- o de 20 mil Rs. –en el Nordeste-Oeste y valle del Jequitinhonha- y excepcionalmente de 30 mil Rs. –en la Amazonía Legal-; además de los gastos de viaje a Brasil y su desplazamiento hasta los municipios donde trabajen que deben asegurarles la vivienda y la alimentación.

Aprovechamos para dejar constancia de nuestra identificación con los puntos de vista expuestos sobre este asunto por la Federación Nacionalde Médicos de Brasil (FENAM).

Naturalmente, desde el punto de la cooperación internacional en materia de salubridad el programa como tal no puede generar rechazo ni discrepancia alguna. Pero el Gobierno de Brasil debería tomar en cuenta que, desde el punto de vista humanitario -en materia de la explotación por la vía de hecho del trabajo en condiciones de inexistencia de remuneración efectiva para el personal sanitario a exportar por Cuba a Brasil- existe una certidumbre prácticamente total de que la implementación del Convenio por parte del Gobierno de La Habana(Convenio al que aparentemente se ha llegado con la interposición instrumental de la Organización Panamericana de la Salud) acarreará la conculcación de la normativa que, entre otros, establecen

(1) el Anexo 2 –aplicable a los trabajadores migrantes reclutados en virtud de acuerdos sobre migraciones colectivas celebrados bajo el control gubernamental-  del Convenio número 97 (revisado en 1949) de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), en virtud de cuyo Artículo 6, párrafo 1, sub-párrafo b), se exige “que el contrato contenga disposiciones que indiquen las condiciones de trabajo y, especialmente, la remuneración ofrecida al migrante”.                  
Sin embargo, dicha previsión es legal es burlada sistemáticamente por el Gobierno de La Habana, porque lo que sucede es que, de la remuneración mensual total que supuestamente debe recibir (de manos de cada Gobierno extranjero) cada profesional médico, éste debe entregar casi la totalidad al Gobierno cubano, permitiendo éste al profesional individual disponer con destino a su persona y familia de apenas el 10 por ciento de esa retribución.

 En mayo de 2013, Cuba tenía destacado en el exterior un total de 38.868 trabajadores sanitarios (de ellos, 15.407 médicos), trabajando en 66 países de América Latina, Asia y África, según los datos de la Unidad Centralde Cooperación Médica (una dependencia subordinada al Ministerio de Salud Pública de Cuba).

Uno de los cometidos legales de esa Unidad Central consta en el siguiente enlace: http://www.ecured.cu/index.php/Unidad_Central_de_Cooperaci%C3%B3n_M%C3%A9dica, y es el de Participar junto a la Dirección de Relaciones Internacionales del Ministerio de Salud Pública, las Direcciones correspondientes del Ministerio del Comercio Interior y la Inversión Extranjeray el Ministerio de Relaciones Exteriores en los análisis y propuestas que procedan de las solicitudes formuladas por los Gobiernos, Organizaciones Internacionales y otras instancias en materia de Cooperación Médica.

Es decir, que las mismas Autoridades de Cuba reconocen y admiten que las actuaciones de “Cooperación Médica” en otros países constituyen fuentes de ingresos tratados y considerados como los réditos de cualquier otra clase de inversión en el extranjero –en este caso, es la mano de obra con especialización médica la que se exporta, para que genere divisas fuertes que deben ser entregadas en su práctica totalidad por los profesionales médicos al Gobierno cubano-.

(2) el Convenio número 95 de la Organización Internacional del Trabajo,

- en cuanto el Artículo 5 del mismo prescribe que “El salario se deberá pagar directamente al trabajador interesado” –enmascarando la expropiación, más exactamente merecedora de esta calificación más que de la de “apropiación”, en un tácito consentimiento, aunque inexistente, del trabajador-;

- y en cuanto su Artículo 9 prohíbe los descuentos a favor del intermediario –que es el papel desempeñado por el Gobierno de La Habana en la concertación de esta clase de “Cooperación Médica”-. 
Esta explotación de la mano de obra médica especializada, a través de la apropiación por parte del Gobierno cubano de la práctica totalidad de las remuneraciones individuales originalmente pactadas (salvo una pequeña “mesada” o “allowance” de la que se le permite disponer a cada trabajador médico migrante) constituye, en consecuencia, una flagrante infracción del Convenio número 95 de la OIT. 
Aparte de que el Gobierno de La Habana, en lugar de “exportar” sus profesionales sanitarios a terceros países, debería dedicar estos recursos a mejorar la ínfima calidad de las prestaciones sanitarias a las que tiene acceso la población, a años-luz de la asistencia que en clínicas exclusivas se presta y se cobra a precio de oro a los extranjeros que vienen de visita a la Isla, sea para realizar turismo de ocio o turismo sanitario.

De la filiación democrática de las Autoridades brasileñas esperamos su atenta consideración de los argumentos que por su mediación, Excmo. Señor Embajador, exponemos, y a quien le reiteramos el ruego de que los traslade a su Ministerio.

Los Servicios Jurídicos del Centro Cubano de España están estudiando esta lamentable situación derivada de la “exportación” de profesionales médicos con la subsiguiente apropiación de gran parte de sus remuneraciones por el Gobierno cubano en funciones de intermediario, con vista a la interposición de las acciones legales que sean oportunas, en defensa de los Derechos Humanos de los colectivos sanitarios que están afectados y en queja por las infracciones a que hace referencia el presente escrito –particularmente, ante la Comisión Interamericanade Derechos Humanos y cuantos otros Organismos internacionales sean jurisdiccionalmente competentes-.

El Presidente del Centro Cubano de España aprovecha la oportunidad para reiterar a la Honorable Embajadade la República Federativadel Brasil el testimonio de su más distinguida y respetuosa consideración. 
En Madrid, a 23 agosto de 2013.                                                                        
                                                                        D. José Óscar Pérez Couce

                                                                                    PRESIDENTE           


     

Continue reading