Calendario

November 2020
M T W T F S S
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Archives

ONU

Carta a la Alta Comisionada de ACNUDH del científico cubano Ruiz Urquiola donde denuncia al régimen Castro comunista de haberle inoculado el VIH y de usar un placebo en sustitución a la terapia especifica de su hermana enferma de Cáncer bilateral de Mama.

He leído con interés la carta presenta por el científico cubano, Dr. Ariel Ruiz Urquiola, a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos…, después de esto el disidente inicio una huelga de hambre frente a las oficinas de ACNUDH en Ginebra.

El científico es un destacado biólogo y activista medio ambientalista que fue condenado por desacato a un año de cárcel. Su hermana, también activista, fue profesora del Instituto Superior de Diseño de La Habana. Siendo una paciente con cáncer, ha entablado en más de una ocasión una disputa con los funcionarios de Instituto de Oncología (INOR) en relación con los tratamientos específicos para su enfermedad.


Ambos han sido objeto de represión sistemática por parte del régimen.

Desde el punto de vista médico hay dos situaciones muy preocupantes:

El Dr. Ruiz Urquiola, ha planteado que existen fuertes indicios de que fue objeto de inoculación con intenciones criminales de una cepa de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) cuando fue encarcelado y atendido en facilidades de salud en ocasión de una huelga de hambre.

La profesora, Omara Ruiz Urquiola, con diagnóstico de un carcinoma ductal infiltrante de mana bilateral HER2+++, se le administró un placebo en lugar del tratamiento con Inmunoterapia que se le había indicado, esto en las instituciones del Sistema de Salud en Cuba.

A continuación, la carta en cuestión:

Información relacionada:
Les dejo un Video que aparece en una pagina web de temas cubanos.
Continue reading

La Dra. Yiliam Jiménez Expósito, de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, incluida en la categoría de represora de cuello blanco.


Desde el 6 de noviembre del 2019, los Mandatosde la Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y de la Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños. Se le hicieron llegar al desgobierno de Cuba. Sin que aun tengamos respuesta.

Tenemos el honor de dirigirnos a Usted en nuestra calidad de Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, de conformidad con las resoluciones 33/1 y 35/5 del Consejo de Derechos Humanos.

Estamos preocupados por las alegaciones que nos fueron remitidas, dice el documento y señala las situaciones en que los médicos cubanos en misiones internacionalistas son objeto de trata y esclavitud moderna.

Esta doctora que incluimos aquí; es una de las funcionarias cubanas que deben responder a las alegaciones y remitir a la ONU su respuesta. Ni el gobierno de Cuba ni la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos SA, ni el Ministerio de Salud Publica; han prestado atención a los mandatos de la ONU.

Por esto y más la Dra. Jiménez  Expósito ha sido incluida en la categoría de:


La Doctora Jiménez Expósito fue Directora General de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos SA., entidad gubernamental que se encarga de la exportación de médicos y paramédicos cubanos, que ha sido cuestionada como una forma de esclavitud moderna y manipulación política por organizaciones vigilantes de los derechos humanos e importantes medios internacionales como The New York Times, Wall Street Journal, BBC, The Guardian, Miami Herald y Time.

Para el Departamento de Estado de EE.UU. y las relatoras especiales de la ONU sobre las formas contemporáneas de la esclavitud y sobre la trata de personas esta práctica del gobierno cubano podría catalogarse como tráfico humano.

Nacida en Vueltas, municipio Camajuani, Villa Clara, y con domicilio en Cuba en Marianao, La Habana, la doctora Jiménez Expósito se relocalizó en diciembre de 2019 en Luanda, Angola, donde desde la entidad Cubacoopera Angola  lleva el control de la Brigada Médica Cubana en ese país.

Antes de dirigir la Comercializadora de Servicios Médicos, previamente Unidad Central de Colaboración Médica, Jiménez se desempeñó entre  2005 y 2008 como Viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba para la Cooperación Internacional, cargo desde el cual impulsó el lucrativo tráfico de personal de la salud cubano que ha permitido al gobierno embolsarse hasta el 90% de los salarios de estos profesionales.

Fuentes:


Continue reading

La contratación de médicos cubanos en el contexto de la actual pandemia de COVID19 y los mandatos y alegaciones sobre prácticas de esclavitud y trata de personas por la ONU.


Las apresuradas revitalización de las misiones medicas cubanas, maltrechas en los últimos tiempos por el termino de las mismas en Ecuador, Brasil y Bolivia , y las múltiples demandas de individuos, grupos de individuos y organismos de las Naciones Unidas ; hace que la nueva realidad de una pandemia de proporciones sino catastróficas, al menos , para los medios, apocalípticas ; hace que el gobierno comunista de Cuba se aferre a este drama para vender su producto estrella en el mercado del dolor: las brigadas médicas cubanas.

Han llegado a Italia, Nicaragua y también a Venezuela, donde ha estaban. Se han brindado para regresar a Brasil, Bolivia y eventualmente a Ecuador, de donde salieron. Es posible que también lleguen a la Argentina.

A modo de recordatorio, dejo a continuación el texto con los mandatos de la ONU sobre la   situación de los médicos cubanos enviados a misiones internacionalistas y, sobre todo, un bien documentado anexo con las argumentaciones legales sobre estos pedidos.

Dejo a la consideración el hecho de que, independiente de las circunstancias que hace que algunos países con eventual reclamo de ayuda por la actual pandemia de COVID19, el establecer negociaciones y contratar a profesionales de la salud cubanos constituye, un peligroso precedente toda vez que existen reclamos en la actualidad en tribunales internacionales.

Los países e intuiciones deben leer con detenimiento el presente Anexo antes de firmar cualquier acuerdo para la contratación de médicos cubanos.



Informaciones recomendadas:


El gobierno de Cuba NO ha dado respuestas a los mandatos de la Relatoría Especial de la ONU sobre la trata de personas y las formas contemporáneas de la esclavitud.


Continue reading

Mandatos de la ONU sobre abusos de derechos humanos sufridos por médicos de Cuba que participan en misiones internacionalistas.

PALAIS DES NATIONS • 1211 GENEVA 10, SWITZERLAND

Mandatos de la Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y de la Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños.

REFERENCIA: AL CUB 6/2019 

 6 de noviembre de 2019  

Excelencia,  

Tenemos el honor de dirigirnos a Usted en nuestra calidad de Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; y Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, de conformidad con las resoluciones 33/1 y 35/5 del Consejo de Derechos Humanos.  

En este contexto, quisiéramos señalar a la atención urgente del Gobierno de Su Excelencia la información que hemos recibido en relación con presuntos abusos de derechos humanos sufridos por médicos de Cuba que participan en “misiones de internacionalización”.  

Según información recibida, incluyendo de primera mano:  

Desde 1963, el Gobierno de Su Excelencia envía brigadas médicas al extranjero. Según cifras gubernamentales, más de 600 mil trabajadores de la salud han prestado servicios médicos en más de 160 países. Actualmente, unos 30 mil médicos cubanos estarían activos en 67 países. Los estudios universitarios en Cuba son gratuitos, incluyendo para estudiantes extranjeros.   

Los médicos y otros profesionales cubanos trabajan en distintos países a nivel internacional en “Misiones de Internacionalización” por un período promedio de 3 años. Dichas misiones están reguladas en su legislación con la definición de trabajo de civiles por cuenta del Estado. La Resolución No. 168 de 2010 emitida por el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba establece el régimen disciplinario de los trabajadores civiles cubanos que prestan servicios en el exterior.   

En las últimas décadas, Cuba ha creado y consolidado el Sistema Nacional de Salud (SNS) que incluye un enfoque internacionalista, además de varios principios rectores adicionales.  

Entre 2011 y 2015 los profesionales contratados en el exterior habrían aportado un promedio anual de más de 11 millones de dólares. De esa cantidad, al menos un 80% habría sido tributado por los especialistas de la salud.  

Sin duda, las misiones médicas han aportado tratamiento médico a un alto número de personas que de otra manera no hubieran tenido acceso a servicios de salud.   

Sin embargo, quisiéramos expresar nuestra preocupación por las condiciones de trabajo y de vida que estarían afectando a los médicos cubanos enviados al exterior para prestar sus servicios.  

Muchos médicos cubanos que trabajan en el exterior estarían expuestos a condiciones de trabajo y de vida explotadoras, pagos salariales inadecuados. Además, muchos de estos profesionales estarían sometidos a presiones y a seguimiento por parte del Gobierno de Su Excelencia.   

En particular, estamos preocupados por las siguientes alegaciones que nos fueron remitidas:  

·       Si bien la participación en las misiones de internacionalización es oficialmente voluntaria, muchos médicos se sienten presionados para acogerse a dichas misiones y temen represalias por parte de Gobierno de Cuba si no participan;   

·       En muchos de los países que se benefician de una misión de internacionalización, los médicos cubanos no recibirían un contrato de trabajo o si los tuvieran no siempre recibirían una copia del mismo;  

·       El Gobierno de Cuba recibiría una suma de dinero de los gobiernos anfitriones y pagaría a los trabajadores una parte de dichos fondos. Sin embargo, el Gobierno de Su Excelencia retendría un porcentaje significativo del salario que los países anfitriones pagan por los profesionales cubanos que hacen parte de una misión de internacionalización. En los países donde el gobierno anfitrión paga directamente al trabajador cubano, éste debe devolver al Gobierno de Cuba un porcentaje de su salario que aumentaría al 75% o hasta el 90% de su salario mensual. En muchos casos, el salario entregado a los trabajadores médicos no permitiría vivir dignamente; Además, el Gobierno de Cuba estaría “congelando” una parte del salario que los médicos pueden acceder únicamente tras su regreso al país pero, según información recibida, muchas veces no reciben de la totalidad del monto que les corresponde;   

·       Los médicos trabajarían 48 horas por semana más 16 adicionales de guardia, lo cual aumenta a un total de 64 horas semanales, muchas veces incluyendo sábados y domingos. El exceso de horas trabajadas ilustra la explotación laboral a la cual estarían sometidos los médicos cubanos en el exterior;  

·       La libertad de movimiento de los trabajadores cubanos en el país de destino estaría restringida y bajo vigilancia por funcionarios del Gobierno;  

·       El derecho a la privacidad estaría limitado por el control y seguimiento efectuado a los médicos, incluyendo la comunicación y las relaciones sostenidas con personas nacionales y extranjeras durante las misiones de internacionalización;   

·       En principio, los profesionales podrían regresar a Cuba de vacaciones una vez por año pero que dicho viaje sería muchas veces considerado como premio o según las circunstancias, podría ser negado como una forma de castigo;   

·       Si un profesional decide retirarse del trabajo en el exterior, se califica como “abandono de misión de trabajadores civiles” bajo del Código Penal de Cuba que en su artículo 135 (1) estipula que “el funcionario o empleado encargado de cumplir alguna misión en un país extranjero que la abandone, o, cumplida ésta, o requerido en cualquier momento para que regrese, se niegue, expresa o tácitamente, a hacerlo, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años”. Las mismas sanciones son aplicadas a profesionales que después de cumplir una misión en el extranjero deciden establecerse en otro país. Como consecuencia, muchas familias están separadas lo cual tiene un fuerte impacto negativo en su bienestar. Los médicos considerados desertores no están autorizados de regresar a Cuba durante ocho años y los familiares que permanecen en Cuba estarían sujetos a señalamientos y repercusiones por parte de entidades gubernamentales. Según anunció el vicepresidente del Consejo de Estado de Ministros, Roberto Morales Ojeda en febrero de 2019, el retorno de los médicos que se quedaron en Brasil desde la descontinuación del programa Mais Médicos está autorizado. Sin embargo, muchos de los profesionales afectados temen represalias si vuelven a Cuba.  

·       Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual mientras se encontraban participando en misiones de internacionalización.   

Otros profesionales, entre ellos maestros, ingenieros o artistas estarían sometidos a condiciones de trabajo y de vida parecidas.   

Las condiciones de trabajo reportadas podrían elevarse a trabajo forzoso, según los indicadores de trabajo forzoso establecidos por la Organización Internacional de Trabajo. El trabajo forzoso constituye una forma contemporánea de esclavitud  

En relación con las alegaciones arriba mencionadas, sírvase encontrar adjunto el Anexo de referencias al derecho internacional de los derechos humanos el cual resume los instrumentos y principios internacionales pertinentes.   

En particular, quisiéramos llamar la atención del Gobierno de su Excelencia sobre las normas fundamentales establecidas en la Convención sobre la Esclavitud de 1926, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 4) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 8), que prohíben la esclavitud, la trata de esclavos y el trabajo forzoso en todas sus formas. A este respecto, también quisiéramos llamar su atención sobre el Convenio Nº 29 de la OIT sobre el trabajo forzoso y el Convenio Nº 105 de la OIT sobre la abolición del trabajo forzoso, en los que se pide que se suprima el uso del trabajo forzoso u obligatorio. Quisiéramos mencionar, además, los artículos 7 y 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que reconocen, respectivamente, el derecho a condiciones de trabajo justas y favorables y a un nivel de vida adecuado. Además, quisiéramos señalar el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, relativo al derecho de toda persona a la libertad de circulación y a la libertad de elegir su residencia, así como los artículos 17 y 19, que protegen el derecho a la libertad de opinión y de expresión, así como a la intimidad y prohíben la injerencia arbitraria en la correspondencia. Por último, quisiéramos recordar al Gobierno de Su Excelencia el artículo 4 de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, en el que se establece que los Estados deben aplicar sin demora, por todos los medios apropiados, una política para eliminar la violencia contra la mujer.   

Es nuestra responsabilidad, de acuerdo con los mandatos que nos han sido otorgados por el Consejo de Derechos Humanos, intentar clarificar las alegaciones llevadas a nuestra atención. En este sentido, estaríamos muy agradecidas de tener su cooperación y sus observaciones sobre los asuntos siguientes:  

1. Sírvase proporcionar cualquier información o comentario adicional en relación con las alegaciones mencionadas arriba.  

2. Sírvase proporcionar información detallada acerca de las medidas que el Gobierno de Su Excelencia ha adoptado o está planeando adoptar para garantizar a todos los médicos y otros profesionales cubanos que trabajan en el extranjero condiciones de trabajo y de vida dignas.   

3. Sírvase indicar de qué manera el Gobierno de Su Excelencia está evitando la separación familiar prolongada entre médicos que trabajan en el exterior y sus familiares que permanecen en Cuba.  

4. Sírvase indicar si el Gobierno de Su Excelencia tiene la intención de firmar el P029 - Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930.  

5. Sírvase proporcionar información sobre los mecanismos de queja existentes para profesionales cubanos que quieran denunciar abuso o explotación laboral y de qué manera dichos canales o mecanismos puedan ser accedidos desde el extranjero.   

Agradeceríamos recibir una repuesta en un plazo de 60 días. Transcurrido este plazo, esta comunicación y toda respuesta recibida del Gobierno de su Excelencia se harán públicas a través del sitio web de informes de comunicaciones. También estarán disponibles posteriormente en el informe habitual que se presentará al Consejo de Derechos Humanos.  

A la espera de su respuesta, quisiéramos instar al Gobierno de su Excelencia a que adopte todas las medidas necesarias para proteger los derechos y las libertades de las personas mencionadas e investigar, procesar e imponer las sanciones adecuadas a cualquier persona responsable de las violaciones alegadas. Quisiéramos asimismo instarle a que tome las medidas efectivas para evitar que tales hechos, de haber ocurrido, se repitan.  

Acepte, Excelencia, la expresión de nuestra más distinguida consideración.  

Urmila Bhoola

Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias  

Maria Grazia Giammarinaro

Relatora Especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niño

Fuente: https://spcommreports.ohchr.org/TMResultsBase/DownLoadPublicCommunicationFile?gId=24868
Continue reading

Pedido de gestión de solidaridad a la organización Health and Human Rights Info (HHRI) y a la asesora de DDHH de la ONU , Nora Sveaass.


Ayer un activista DDHH en Cuba, Guillermo del Sol Pérez, que está en huelga de hambre desde hace 40 días, su salud se deteriora día a día. No hay un solo gesto de solidaridad que venga desde UE. El jueves 19 un agente de la policía política fue a la casa solo a hostigar a la familia. Fue llevado por su hijo este viernes en estado critico al Hospital General “Arnaldo Milian” en Santa Clara, Cuba.

Guillermo del Sol Perez , activista de DDHH
40 dias en huelga de hambre
Al respecto Leonardo Rodríguez, defensor DD.HH  Instituto PATMOS, ha alertado “Santa Clara #Cuba 21 d Septiembre 5:20 pm. Hablé con Guillermo del Sol: “Se lanzaron sobre la cama, me sacaron el móvil, me llevaron arrastras hasta la guagua, me soltaron en la casa. Tenemos órdenes del General de dejarte morir, yo le acepto el reto” Que Dios lo guarde”.
A esta hora del domingo, Rodríguez, ha actualizado la información: Ayer 21 de septiembre un hombre muy debilitado por 40 días en huelga de hambre, fue llevado por su hijo a un hospital de #Cuba. Agentes del G2 lo sacaron por la fuerza, le quitaron sus móviles y los botaron en su casa para que muera. Están incomunicados.
Hay una clara negación de atención médica en tanto que los sicarios de Departamento de la Seguridad del Estado (G2) han actuado de manera cruel hostigando, reprimiendo a la familia y finalmente expulsándolo del Hospital de forma violenta.

Tomen nota que hoy otros dos activistas de la UNPACU detenidos en Santiago de Cuba están en una protesta similar ante sus carceleros.

En el orden personal mediante un mensaje en Twitter he pedido a este digno y valiente compatriota que cese su huelga de hambre, respetamos su decisión pero cubanos así los necesitamos vivos. No podemos esperar, cuando Cuba sea libre, para regresar a llorar por tantos ausentes.

Hago un pedido a Health and Human Rights Info (HHRI) @HealthandHumanRightsInfo  en la persona de Nora Sveaass, quien es experta de la ONU para DDHH, con la finalidad de que interceda de alguna forma por la situación del activista de DDHH, Guillermo del Sol Pérez.

Esperamos que ustedes, que están leyendo esta nota, se sumen a esta solicitud a través de las redes sociales.

Dr. Eloy A González

@DrCubanMed


Continue reading

La trata de batas blancas.

Por: Pedro Campos.*

Una ONG advierte a la relatora de la ONU de que no visita "una sociedad abierta"

La relatora de la ONU sobre la trata de personas visitará Cuba la próxima semana.

La trata de negros o mercado de esclavos traídos de África desarrollado por los colonialistas europeos quedó establecido como un claro crimen contra la humanidad ante todos los seres civilizados contemporáneos sin la más mínima duda. Se trataba de "vender" a seres humanos como mercancía para servir de meros instrumentos de producción, especialmente en las plantaciones azucareras, cafetaleras y algodoneras del Nuevo Mundo.

En los siglos XX y XXI la trata de personas adquirió otras connotaciones que hicieron a la ONU abordar el tema como un crimen internacional porque se ha seguido usando, aunque con formas distintas a aquella esclavitud, pero esencialmente con la misma connotación de someter a las personas a la explotación de la prostitución u otras formas de explotación sexual, los trabajos forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos. Las víctimas han sido fundamentalmente mujeres y niños.

El Gobierno cubano capta, transporta, traslada a médicos y paramédicos cubanos recurriendo al abuso de poder que tiene sobre sus ciudadanos y especialmente a la situación de vulnerabilidad económica de esos trabajadores

Por estos días visita Cuba María Grazia Giammarinaro, relatora especial de la ONU sobre la trata de personas. A fin de que la distinguida visitante conozca un aspecto que debería investigar en Cuba, expongo el caso de la "trata de batas blancas", que de una u otra forma muchos venimos denunciando en Cuba hace años.

Al respecto, es preciso acudir a la definición de trata de personas para la ONU.
El Protocolo de la ONU contra la trata de personas se refiere a la misma como "la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación".

Tras leer esta definición, ¿alguien tiene alguna duda de que las operaciones del Gobierno cubano para enviar médicos y paramédicos cubanos a distintos países del mundo a "cumplir misiones internacionalistas" constituyen verdaderos tráficos de personas, con fines de explotación?

El Gobierno cubano capta, transporta, traslada a médicos y paramédicos cubanos recurriendo al abuso de poder que tiene sobre sus ciudadanos y especialmente a la situación de vulnerabilidad económica de esos trabajadores a los que se brindan determinados beneficios ínfimos, dado el bajo nivel de los salarios establecidos por el propio Gobierno para sus asalariados, por medio de los cuales obtiene el consentimiento de los mismos para ser explotarlos, en tanto que se apropia entre el 70% y el 90% de los salarios que pagan los gobiernos de otros países o las propias instituciones de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La medicina es una de las labores que el Estado prohíbe para el ejercicio por cuenta propio, lo cual es otro factor de presión para obligar a los profesionales a "aceptar" misiones internacionalistas. Si el trabajo por cuenta propia les fuera permitido sus ingresos aumentarían y no tendrían que verse obligados a "cumplir misión".

A esos profesionales se les impide viajar con sus familias, para mantener a sus hijos y cónyuges en calidad de rehenes que los obligue a regresar al país, por lo cual también son víctimas de coacción extraeconómica

Además, a esos profesionales se les impide viajar con sus familias, para mantener a sus hijos y cónyuges en calidad de rehenes que los obligue a regresar al país, por lo cual también son víctimas de coacción extraeconómica. El engaño también ha sido usado para lograr el reclutamiento de galenos cubanos para estos fines, pues se les ha ofrecido prebendas que nunca fueron satisfechas, como la venta de autos.

Para que se tenga una idea de la magnitud de este programa del Gobierno cubano, de acuerdo con su Ministro de Salud Pública, Roberto Morales, Cuba tendría unos 50.000 profesionales del ramo trabajando en más de 66 países y, según el periódico oficial del Partido Comunista, Granma, el Gobierno recibiría cerca de 8.000 millones de dólares por este trabajo esclavo. Es la mayor entrada de divisas al país, solo comparable a las que vienen vía remesas y gastos de cubanoamericanos en sus envíos de alimentos, medicinas, ropas, electrodomésticos y viajes.
Estos elementos son suficientes para acusar al Gobierno cubano de operar un enorme sistema internacional de trata de batas blancas en varios continentes que incluyen violaciones flagrantes y masivas de los derechos humanos de esos ciudadanos en tanto son forzados por la realidad de la economía a servir de esclavos al Estado cubano, no recibir salarios justos por su trabajo y ser sometidos a coacción por la situación de rehenes en que quedan sus familiares.

La muestra más reciente de que se trata de un gran negocio del Gobierno es su reciente decisión de impedir a los médicos salir del país libremente como al resto de los ciudadanos

La muestra más reciente de que se trata de un gran negocio del Gobierno es su reciente decisión de impedir a los médicos salir del país libremente como al resto de los ciudadanos, salvo que lo hagan por medio de esas "misiones internacionalistas"

Si la relatora desea tener una información completa sobre este asunto, además de oír lo que tiene que decir el Gobierno cubano sobre esto, debería reunirse con algunos de los cientos de médicos que han decidido abandonar su misión y residen en EE UU u otros países.

Las organizaciones cubanas de derechos humanos, los grupos opositores y disidentes seguramente estarán atentos a que este tema sea debidamente investigado por la honorable relatora especial de la ONU para la trata de personas, con motivo de su viaje a Cuba.

Fuente: 14yMedio


*Pedro Campos Santos. 1949. Holguín. Lic. en Historia. Ex-Diplomático cubano y colaborador del sitio web Diario de Cuba defensor del socialismo democrático en Cuba; con misiones en México y ante la CDH en Ginebra. Analista de política internacional. Investigador Jefe de Proyecto en el CESEU (Centro de Estudios sobre Estados Unidos) de la Universidad de La Habana.

Continue reading

La OPS-OMS y los acuerdos de triangulación que comprometen al gobierno de Cuba.

La firma y puesta en práctica de un convenio de colaboración entre Brasil y Cuba, por el cual, unos 4 000 médicos cubanos irían a trabajar al Brasil dentro  del programa conocido como “Mais Médicos” ha ocasionado no pocas especulaciones. Lo que primero fue una noticia en mayo del presente año, que fue desmentida en julio, se hace certeza cuando el 26  agosto arribaban los primeros 400 médicos cubanos al Brasil. Fue, como señalamos, una operación discreta que buscaba objetivos que se concretaron. (Médicos cubanos al Brasil. ¿Por qué el silencio? Por: Dr. Eloy A González).

A las citadas manifestaciones de rechazo de las organizaciones médicas brasileñas, la propaganda negativa de buena parte de la prensa de ese país y la información irrefutable de la prensa independiente cubana, se sumaron argumentos que sucumben muchas veces por la exaltación que se pone en la consideraciones políticas de convenios como estos; que pueden ser estimables entre naciones, organismos  o profesionales, estos últimos  a título personal, que ven posible ir a trabajar a otros países porque así lo demanda el mercado laboral. Los primeros que ven como efectiva la manipulación política de estas colaboraciones o convenios son los gobernantes cubanos, erigidos en empleadores  por derecho de pertenencia, mayorales de ocasión y esclavistas de nuevo tipo.
Uno de los asuntos que más encono produjo en este convenio y  la subsecuente llegada de los médicos cubanos al Brasil fue el papel que jugaba o juega la Organización Panamericana de la Salud (OPS)en la gestión y consecución de este convenio. Un destacado periodista llegó a preguntarse, si en realidad con este convenio la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fomentaba el trabajo esclavo; todo esto porque la OPS-OMS son organizaciones que forman parte del organigrama de las Naciones Unidas. Pero veamos con menos agitación este asunto.

La primera información que se desprende de esta participación viene del propio Ministerio de Salud Publica en Cuba; se trata de una nota daba a conocer a la prensa ante el inminente  arribo de los médicos cubanos al Brasil, la nota dice así:

El Ministerio de Salud Pública de Cuba, firmó un convenio de cooperación con la OPS/OMS para la prestación de servicios en la atención básica de salud en la República Federativa de Brasil, enmarcado en los principios de cooperación Sur-Sur.  Mediante este convenio llegarán a dicho país este fin de semana 400 médicos, que forman parte de un contingente de 4 mil profesionales que arribarán hasta el final del 2013.

Es la primera vez que se señala en una nota de prensa o se hace público, al menos que conozca, la participación de la OPS-OMS en un convenio de colaboración; en tanto que puede notarse que el convenio se firmó con la OPS-OMS…, esto dentro de los principios de cooperación Sur-Sur. Debemos aceptar que todos los términos, discusiones y texto final de este convenido son del conocimiento y obra en poder de la OPS-OMS.
No debe sorprender que sea la Organización Panamericana de la Salud parte en convenios de colaboración que se establezcan entre países que son miembros de esta organizaron regional. La OPS-OMS ha establecido premisas sobre su participación en los programas de colaboración Sur-Sur, los programas de triangulación y cooperación entre estados, organizaciones de salud y otras instituciones afines; es parte de su política y de necesario desempeño para la consecución de sus objetivos. La cooperación Sur-Sur (Unidad Especial de Cooperación Sur-Sur del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD), cooperación  triangulación y cooperación técnica entre países es parte de su trabajo y tiene  la finalidad, según señalan un documento  consultado, en lo siguiente:

En este sentido, la cooperación toma aún más relevancia y necesita ser promovida como una herramienta efectiva para crear, adaptar, transferir y compartir conocimientos y experiencias, tanto para beneficio mutuo como para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). (Cooperación Sur-Sur. PAHO)

Noten que debemos de señalar que se trata de colaboración técnica y no sabemos cuánto trasgrede este concepto el firmar o ser parte de la firma de un convenio que si bien es de colaboración lleva una intencionalidad económica y de ganancia, en este sentido muy favorable. Cuba, en ese caso, no colabora para ayudar de manera desinteresada, en el marco de la política de la OPS-OMS sino que es parte de un convenio por el que se paga y se paga muy bien. Brasil no recibe esta ayuda internacionalista, fraternal y desinteresada…, paga por ella.

Los convenios de cooperación triangular no son nuevos en el contexto de las relaciones entre Cuba y la OPS-OMS. Un artículo sobre este tema puede ser consultado . Tomamos dos ejemplos que muestran la cooperación triangulada:

La Cooperación Triangulada no ha estado fuera de esta ayuda, como máxima expresión de la Cooperación Sur-Sur, ejemplos que se mantienen vigentes hasta estos momentos, lo constituyen la Cooperación Cuba-Libia-Nigeria, que comenzó a ejecutarse en el año 2001 donde Cuba aporta los recursos humanos y Libia y Nigeria el financiamiento para la sostenibilidad del Programa de Colaboración Sur-Sur, el mismo beneficia a los siguientes países: Sierra Leona, Burkina Fasso, Chad y Níger con las Brigadas Médicas Cubanas, que mantienen un promedio de 177 profesionales de la Salud por año. Otro ejemplo es el de Cuba-Sudáfrica-Ruanda, cooperación iniciada en el año 2005 donde Cuba aporta el recurso humano en salud conformado por 34 profesionales, Sudáfrica el financiamiento y Ruanda es el receptor de esta ayuda. (Desafíos y estrategias futuras de la Cooperación. • Cooperación Triangular Cuba-OPS/OMS-)

Hay varios convenios de colaboración que implican más de dos países como hemos podido conocer.

Brasil, Cuba y Haití con la gestión de la OPS-OMS han establecido un  Centro de Tratamiento del Cólera en la ciudad de Correfour, en Haití; esto con un convenio previo entre Cuba y Universidades brasileñas. Los convenios están destinados a la elaboración de protocolos, formación de agentes comunitarios y la creación de un centro de tratamiento del cólera en Haití, precisa la información.

También, dentro del acuerdo tripartito Brasil-Cuba-Haití; dos nuevos laboratorios de Microbiología,  comenzaron a prestar servicios a pobladores de las ciudades de Cabo Haitiano y Les Cayes, con el objetivo de detectar las enfermedades trasmisibles, muy frecuentes en Haití, y hacer estudios microbiológicos. Esto según información que se origina en Cuba. En tanto que una notasobre esta colaboración señala que los gobiernos participantes, “acordaron la organización en Haití  del sistema nacional de ambulancias e instituir un programa de salud mental que tenga una proyección comunitaria”.
Una cooperación de triangulación que compromete a los gobiernos de Cuba, Haití y Noruega se ha hecho manifiesto en el año en curso, pero esta cooperación venía desde hace algún tiempo. Esto se produjo durante la visita a La Habana de la viceministra de Asuntos Exteriores de Noruega, Gry Larsen. En ocasión de esta visita se dio a conocer una nota diplomática que señala:

Cuba y Noruega firmarán un nuevo acuerdo de cooperación sanitaria en Haití y abrirán un centro regional para la prevención de desastres en el Caribe. Larsen firmará mañana miércoles con la viceministra cubana de Salud Pública, Marcia Cobas, un nuevo acuerdo por tres años para continuar el apoyo a las brigadas médicas cubanas que prestan colaboración en Haití…,  Desde el terremoto del año 2010 Noruega ha subvencionado un tercio de las gastos anuales de ayuda médica del Gobierno cubano a Haití con 800.000 dólares por año…, También tiene previsto asistir a la apertura de un Centro Regional para la Creación de Capacidades para la Reducción de Riesgos de Desastres y Adaptación al Cambio Climático que es parte de un programa cubano-noruego en esa área por un monto de 1,3 millones de dólares anuales. Está previsto que ese Centro se convierta en un espacio de experimentación y recursos para la prevención de desastres en la región del Caribe.

Hemos mostrado varios ejemplos y suficiente información que permiten afirmar que en nada debe sorprendernos el involucramiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en convenios de cooperación entre estados, instituciones y organizaciones que promuevan los objetivos de lograr condiciones favorables para que la salud  sea accesible, en lo posible, para comunidades que así lo requieran.

El punto que compromete la gestión de la OPS-OMS cuando del gobierno cubano se trata, es que implica el relacionarse con un régimen que si bien es parte y miembro de la organización de las Naciones Unidas controla, como gobierno totalitario, la sociedad cubana en su conjunto; tiene el poder patrimonial sobre toda la fuerza laboral del país y ejerce un poder  absoluto sobre todos los profesionales del país, incluyendo los profesionales de la salud. Se erige en empleador único, en capataz cruel y explotador feroz. Una dictadura que mantiene el control sobre todos los medios de producción y servicios, en la cual, no es ocioso hablar de una suerte de esclavitud moderna.  

Los médicos cubanos en número tal suponen una fuerza laboral que va a otros países con las mejores intenciones de atender a amplios sectores de la población que no cuentan con asistencia medica básica, se sienten útiles y favorecidos por haber sido escogidos para una misión que les permite salir de la modorra colectiva que se vive en Cuba, tendrán beneficios económicos muy por encima de la media de los trabajadores calificados del país ; todo esto a pesar de los salarios de miseria que reciben y las escasas pagas en dólares adicionales por cumplir una “ honrosa misión internacionalista” .

Una clara advertencia 

Los funcionarios de la OPS-OMS deben saber que cuando participan en un convenio de cooperación triangular donde esta comprometido el gobierno comunista cubano y los profesionales de este país; están promoviendo una relación de trabajo marcada por la explotación extrema del profesional de la salud, la violación de las  Normas Internacionales de la Organización Internacional del Trabajo por parte del gobierno de Cuba. Los términos del  Convenio No. 95 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relativo a la protección del salario, entre otros, son letra muerta en manos de los funcionarios cubanos.
Es precisamente el Convenio 95 de la OIT el principal escollo a la hora de contratar médicos cubanos para trabajar en otro país; es que este convenio  establece las premisas sobre  salario entre el empleador  (país contratante) y el empleado (médico cubano) y esto  no es posible porque hay un intermediario, controlador dictatorial y explotador que hay que tener en cuenta: el gobierno cubano y sus secuaces a saber, el Ministerio de Salud Pública y la Unidad Central de colaboración médica.

El punto que precisamente retoma el conocido periodista, Andrés Oppenheimer, para preguntarse que la conformidad de la OPS-OMS como facilitador de los convenios mediante los cuales profesionales de la salud cubanos van a trabajar a otros países, puede ser una forma de fomentar el trabajo esclavo. Este se pregunta… ¿Fomenta la ONU el trabajo esclavo? . Algunos han argumentado que esto es exagerado, porque los médicos cubanos aceptan estos compromisos, asumen que van a recibir mejores beneficios y se sienten privilegiados por la Revoluciónque les da la oportunidad de servir y ganar algo…, algo es algo en medio de tanta pobreza, dirán.

No hay nada de trabajo esclavo, es una forma nada sutil por la cual el empleador, que aquí se erige en intermediario, se queda con la mayor parte del salario del médico, en tanto que este acepta un salario menor  porque ya recibe un salario ridículo en su país. Pero pronto el médico  podrá enviar algunas remesas a sus familiares en Cuba, le será depositada una cantidad mucho menor en una cuenta bancaria y podrá enviar y llevar a la isla la consabida pacotilla que tanto interesa a los cubanos en el exterior. Todo esto bajo la mirada complaciente de una organización de las Naciones Unidas, la OPS-OMS, que en nada le importa lo que puede establecer otra organización, también de las Naciones Unidas como es la OIT. Entre siglas queda la cosa.

Perdió el tiempo el periodista cuando trato de buscar información en la Organización Panamericana de la Salud, le dijeron: “los médicos cubanos son funcionarios del gobierno cubano”, y que por lo tanto son pagados por el gobierno cubano con un sobresueldo “según las leyes de su país”. Es que no hay trasparencia en esto, ¿por qué la OPS no da a conocer el texto completo del convenio?. No es conviene ya con lo que se saber los términos escandaloso y disparatado empleados por el periodista mencionado son suficientes.

No hay nada de reprobable de parte de Brasil  o cualquier otro estado que busque contratar médicos cubanos; ellos buscan solucionar un problema de salud que les afecta. Las críticas de los profesionales de esos países y las organizaciones médicas no son todo lo justas y realistas que deben ser. La aceptación de una “esclavitud llevadera” por parte de los médicos cubanos no debe sorprendernos, buscan algún beneficio aunque sea limitado.

Sí, creo que es inmoral que una organización de las Naciones Unidas se preste para promover y suscribir convenios que compromete una fuerza laboral cuyos derechos son constantemente conculcados por un estado-patrón que se constituye en un inmisericorde explotador. Los funcionarios de la OPS-OMS deben de consultar con los expertos de la OIT antes de promover convenios como estos donde estén comprometidos profesionales que no disponen de derechos.

Los organismos de las Naciones Unidas deben ser cuidadosos en negociar acuerdos entre naciones que pueden ser violatorios de acuerdos y convenios bien establecidos por esta organización en lo que a legislación y derechos laborales se refieren. Si quieren negociar que negocien los estados entre sí,  allá ellos si violan los derechos o se equivocan.


24.10.2013©

Continue reading