Calendario

November 2019
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Pinar del Rio

Condiciones deplorables en el servicio de urgencias del Hospital Provincial de Pinar del Rio, Cuba.


¿Dónde están el confort y las buenas atenciones?

Por: Dagoberto Martínez.*

La Salud Pública es uno de los organismos priorizados por el sistema totalitario en el país, según se afirma a través de los medios de información; pero la realidad demuestra que ni siquiera estando entre los favorecidos funciona bien.

Esta afirmación tiene como ejemplo el Hospital Provincial “Abel Santamaría”, ubicado en la occidental provincia de Pinar del Río, al cual se le pueden señalar serios problemas en algunas de sus instalaciones, como es el caso de la Sala de Observación, que de hecho es una de las más importantes del centro hospitalario, por el constante movimiento de pacientes.
Allí se reciben todas aquellas personas con diferentes dolencias, patologías y traumas en el transcurso del día y la noche, su estadía depende de la rapidez y calidad con que realicen su trabajo los especialistas que se encuentren de guardia, además de las condiciones higiénicas organizativas que deben existir en este tipo de centro hospitalario.
Pero la realidad que hay en esta Sala permite decir que es la que peores condiciones posee en todo el hospital. Se pueden ver pacientes en camas y camillas sin sábanas; las camillas con pacientes obstruyendo las vías de acceso, los acompañantes sentados en el piso por no tener donde estar al lado de sus enfermos.

En una visita que hice al lugar, pude constatar que se originaron muchos comentarios sobre la situación real de la sala, por parte de los acompañantes e incluso de algunos enfermos que decidieron aparentar mejoría, para poder retirarse a sus viviendas, donde pensaron estarían mejor atendidos que en ese lugar.

Lo más lamentable de todo esto es que la Jefa de esta Sala tenía a su disposición un estante con algunas sábanas limpias, y según ella, estaban destinadas para aquellos casos más críticos que se podían presentar en el resto de la noche.

Nos encontramos hablando de uno de los temas más importantes y humanos que debe tener cualquier país, en nuestro caso, que tantos médicos y hospitales se han exportado a otras latitudes del mundo, es increíble ver situaciones como esta, en un centro hospitalario.
Nuestro pueblo se merece que al menos la salud pública, y los servicios que se presten en este tipo de centro sean de excelencia, donde el confort y las buenas atenciones colmen a los pacientes y acompañantes por el espacio de tiempo que puedan permanecer en cualquier sitio asistencial de salud.

Para preparar y equipar a los centros de salud no existen los recursos materiales y humanos necesarios, pero solo habría que mirar para hacer una comparación con los centros que atienden extranjeros, que tienen incluso un gran parque de ambulancias nuevas en muy buen estado de conservación. Claro a esos pacientes de otras naciones se les cobra en divisas, y se les da atención personalizada, buena alimentación, aire acondicionado en todas las habitaciones y un trato con la más alta calidad. Pero el cubano de a pie no tiene derecho a ser atendido de la misma manera.

Mientras tanto nuestros enfermos continuarán apilonados en pasillos y recibidores de los centros hospitalarios dedicados a los nacionales, esperando que la máxima dirección del Partido y el Gobierno recuerden todo lo que le han prometido a la sociedad.

Pinar del Río, 18 de enero de 2019

*Periodista independiente. La Coloma, Pinar del Rio.Red Cubana de comunicadores independiente. E-Mail: mbeatrizrcabello@gmail.com, comuni.red.comunitaria@gmail.com


Continue reading

Pinar del Rio, Cuba: “en los hospitales hay más suciedad que en nuestras propias casas”.

Muy lejos de la verdad. 
Por Dagoberto Martínez.* 
Muy lejos de la verdad de lo que sucede en Pinar del Rio, estuvieron los festejos por la celebración del 26 de julio; se puede decir que este es un pueblo lleno de incertidumbres e insatisfacciones.

Ni siquiera convencieron las intervenciones del acto central por la fecha, que se consideran palabras huecas, sin sentido y colmadas de dudas para la población. Todo el mundo está cansado de ver que Pinar del Río continúa igual que las décadas del 60 o el 70, no hay avances.

Muchas son las preocupaciones que tiene la sociedad cubana, de la que formamos parte los pinareños, pero dentro de ellas está la situación de los centros hospitalarios, en particular en nuestra provincia se esperaba que recibieran una amplia reparación con motivo de esa fecha, pero no fue así.

Ejemplo de ello lo tenemos en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente “León Cuervo Rubio”, ubicado en el casco del municipio cabecera, donde las filtraciones, pisos destruidos, baños en pésimo estado, la falta de higiene en los cubículos de las enfermeras, así como en otras áreas, la falta de agua potable, e incluso la presencia de numerosos grupos de insectos, se hacen notar.
Contó la señora Dora Medero, acompañante de un paciente hospitalizado en la Sala C, que es denigrante ver a enfermos y acompañantes a la hora del baño, tener que bañarse en la parte de los inodoros, ya que el piso de las duchas está destruido, al igual que el de la entrada de los baños.

Así también comentó la señora Caridad Acosta -la cual acompaña uno de sus hijos en ese Centro- sobre la higiene del hospital que es una de las más mala en toda la red de hospitales, se manifiesta en la escasez de agua potable para los baños y para asearse; además de las filtraciones en muchos de los techos de los pasillos. “Es lamentable, que en nuestras viviendas los inspectores epidemiológicos, nos exijan tanto, cuando en los hospitales hay más suciedad que en nuestras propias casas”.

Qué tiempo más tenemos que esperar para que la dirección del gobierno ponga carta en la Salud Pública, tan importante para nuestro pueblo, porque no incluyeron los Centros Hospitalarios en el plan de reanimación en saludo al 26 de julio, o es que los pinareños no se merecen una atención médica acorde a los esfuerzos que según el propio régimen han realizado.

Es hora de decir basta ya de  permitir que nuestras riquezas sean empleadas donde menos lo necesitamos y que nuestros esfuerzos sean en vano.

Pinar del Río, 31 de agosto de 2017 
*Comunicador de la Red cubana de comunicadores comunitarios. Reside en La Coloma Pinar del Rio. E-mail:  comuni.red.comunitaria@gmail.com

Continue reading

Situación inusual de salud en el municipio cubano de San Juan y Martínez.

San Juan y Martínez en crisis de salud

Por: Irina León Valladares y Lisandra Orraca Guerra 
Todo comenzó a principios del mes de marzo cuando un niño de once años, que cursaba el 6to grado en el seminternado Antonio Guiteras Holmes, con residencia en la calle Ruiz Calderón, en el municipio de San Juan y Martínez, provincia de Pinar del Río; fue enviado de vuelta para su casa -por sus maestras  porque tenía fiebre. Ya en su hogar, lo atendió el tío, pues los padres estaban trabajando y le suministró una Dipirona en tableta, para que le bajara la fiebre, porque también el niño estaba afectado por gripe.

En horas de la noche -de ese mismo día- ya cuando los padres habían llegado a la casa, se percataron de que la fiebre no había disminuido, al contrario, había aumentado a 45 grados, la criatura estaba de forma literal “hirviendo”. De inmediato se dirigieron con él hacia el Policlínico Municipal donde el médico de guardia, sin realizar siquiera un diagnóstico, o hacer algún tipo de análisis, lo remitió para el Hospital Pediátrico León Cuervo Rubio. Esta acción es indicativa de que quiso librarse de responsabilidad.

Ya con la remisión en la mano, su papá trata de buscar la ambulancia de guardia del establecimiento de salud, pero no estaba, lo que implicó que no tenían ningún transporte para trasladar a pacientes de urgencia. Desesperado el hombre ante esta situación, salió a buscar por el pueblo un carro particular para llevarse a su hijo y cuando lo encontró, con un valioso tiempo perdido, tuvo que pagar al chofer 15 cuc (375 pesos moneda nacional) para que los trasladara a la cabecera provincial.

Para la desgracia del niño, cuando llegaron al Hospital Pediátrico ya era tarde, el aumento de su temperatura corporal, muy por encima de lo permitido, combinado con una crisis respiratoria, le ocasionó un paro cardíaco y no tuvieron tiempo suficiente, ni siquiera para entubarlo.

A primera hora los médicos pensaban que esta muerte se debía a una meningitis fulminante, pero después de haberle realizado la prueba –una vez fallecido- dio negativa a esta enfermedad. Se quedaron los médicos sin explicar cuál fue la causa del deceso.

Al día siguiente la niña que se sentaba junto a él, en el aula, también fue llevada para el policlínico con una fiebre muy alta, que no podían hacer descender, la trasladaron al Hospital Pediátrico y la ingresaron de inmediato. También le hicieron las pruebas para detectar si era meningitis y dieron negativas.

Todo parece indicar que a partir de ese momento se percataron que podía ser algo contagioso y médicos del municipio, de la provincia y del IPK (Instituto Pedro Kourí), se personaron en la casa del niño fallecido. Algún que otro “sanjuanero”, se aventuró a decir que incluso estuvo allí el Ministro de Salud Pública.

Estos hechos desataron el caos y el miedo en toda la localidad; se podía aplicar el dicho de “pueblo chiquito, infierno grande”. Pero lo que, sí abrió la Caja de Pandora, fue el hecho de que tuvieran que ingresar otros 7 niños de la misma aula que los dos anteriores (sexto grado).

Se personaron en el colegio médicos y enfermeras, un team de la provincia de Salud Pública y durante dos días dieron a los niños sendas tabletas de color rojo que los hacían orinar de ese tono, les causaba dolor de estómago y el lagrimal también entintado. Pero esto se dejó de hacer.
La mayoría de los padres de los alumnos de esa escuela que estudian seminternados, decidió no llevar a los hijos a recibir la docencia, por miedo a que se contagiaran de la desconocida enfermedad. Ello dio lugar a que se celebraran dos reuniones, presididas por el Director de la Escuela y la Directora de Salud Pública Provincial, para exigirles a los padres que llevaran a sus hijos a clases, porque no podían dejar de recibir los conocimientos necesarios para cursar el grado.

Se garantizó que en cada aula estaría un médico pendiente de ellos. Estas reuniones no tuvieron el éxito esperado porque los menores siguieron ausentándose del centro de estudios, a diario eran reportados de 6 a 7 niños con los mismos síntomas (fiebre y eritema en el cuerpo). Algunas personas observaron que los niños con padres vinculados a la Salud Pública, fueron los primeros que dejaron de asistir.

Entonces en ese momento, se comenzaron a aplicar medidas represivas con los progenitores, amenazándoles con ponerles multas si no permitían que sus hijos fueran a la escuela e incluso que los educandos serían sancionados.

Mientras pasaban los días y aumentaban los casos, las enfermeras y médicos comenzaron un pesquisaje por la mayoría de las casas midiéndoles la temperatura a todas las personas de la localidad.

Hasta el momento, no se sabe a ciencia cierta la causa de todo esto, ya que las autoridades sanitarias no han informado a la población el origen de esta epidemia. No obstante, por los síntomas que presentan los niños (e incluso la maestra de segundo grado, también enferma) y las secuelas articulares con las que quedó la segunda niña ingresada, algunos se atreven a afirmar que es chinkungunya.

Es importante que se conozca que la escuela donde todo esto comenzó esta en pésimas condiciones constructivas; las paredes de las aulas están húmedas, en la cocina son visible los insectos y roedores, la cisterna está al lado de una fosa y ambas tienen roturas estructurales, para colmo a unos metros del local existe un vertedero, la mayoría del tiempo abarrotado de basura. Pero no solo los alrededores de la escuela están así, el municipio en general sufre de esta contaminación y las autoridades estatales no hacen nada al respecto.

Todos los niños e incluso adultos que llegan al hospital, al menos con 37 grados de temperatura, son ingresados, primero los mantuvieron por seis días; pero en estos momentos tienen que permanecer durante diez, bajo mosquitero; los acompañantes mantenerse todo el tiempo en el hospital –sin salir- con tapabocas. Al décimo día les hacen análisis de sangre y si todo sale negativo, son dados de alta.

Aún en estos momentos, más de 20 días después hay unos 50 niños ingresados en el Hospital Municipal de San Juan y Martínez, en difíciles condiciones de hacinamiento, para lo cual han tenido que poner camas en los pasillos porque las salas no dan abasto. Por su parte los niños que presentan síntomas y estudian en la Escuela Antonio Guiteras -si se sienten enfermos- son remitidos de forma directa al Hospital Pediátrico.

Esta es -a grandes rasgos- la situación de salud del municipio que se ha mantenido en silencio, no solo para los locales, pero para todo el país.

Pinar del Río, 30 de marzo de 2017.


Recibido desde Cuba por correo electrónico.


Continue reading

Una madre en Cuba en condiciones de pobreza solicita ayuda para poder cuidar de su bebe con atresia esofágica.

El bebé necesita un SOS

Por: Daudy Hermelo Lago.*

Al parecer no se ha terminado todavía la generación “Y”, que ha estado presente en la forma de nombrar tanto a hombres como a mujeres, desde la década del 70 del siglo pasado en adelante. Es una avalancha de personas cuyos nombres comienzan con esta letra; y si quiere confirmarlo puede ver un partido de pelota nacional, donde un gran número de los jugadores tienen nombres que comienzan con “Y”.

Ese es el caso de la joven Yasmary Pérez Pérez, de 19 años de edad vecina de la localidad “El Avioncito” ubicada entre la Avenida Borrego y el Km 1 ½ de la Carretera la autopista del municipio cabecera de Pinar del Río.

Esta joven dio a luz un bebé el pasado día 16 de agosto llamado Yankiel Calzada Pérez –también con “y”- el cual por desgracia y de forma inesperada nació con “Atresia Esofágica” y además con un soplo en el corazón, por tal motivo, a la semana siguiente, este niñito fue sometido a una intervención quirúrgica, pero no tuvo éxito.

Yasmary Pérez con su hijo Yankiel 

Con posterioridad fue operado dos veces más, el último día del mes de agosto y el 3 de setiembre; quedando esta última vez con una “sonda nasogástrica” en su estómago para poder pasar el alimento cada tres horas y también con una “traqueoscopia”, lo que significa que el estado de salud del bebé es muy delicado y requiere de una esmerada atención y muchos cuidados especiales para su estabilidad y evolución.
Ello hace que sea necesario trasladarlo al Hospital Pediátrico Provincial Pepe Portilla, para cambiarle la sonda nasogástrica, lo que la mayoría de las veces se dificulta debido que el levine que lleva este procedimiento es el 18 y por encontrarse en falta, le tienen que colocar uno del número 22 que es para mayores y no para niños y mucho menos de tres meses. Habría que adicionar la mala calidad que tienen estos aditamentos.

Esta familia vive a más de 7 km del hospital y no cuentan con un transporte para acudir allí de inmediato, porque el niño -en reiteradas ocasiones- se queda ahogado debido a unas flemas que se le acumulan y para ella es muy difícil salir con rapidez para evitar una complicación mayor.


La muchacha en el período de su embarazo debutó con hipertensión arterial, sumándole que es asmática, lo que requiere de varios medicamentos que tiene que comprar todos los meses y explica que no le alcanza lo que le pagan por la licencia de maternidad que son 200 pesos cup y 8 CUC, el equivalente a unos 16 dólares mensuales.

Ella vive con su bebé en un cuarto de 4 x 4 que le cedió su abuela; su esposo se encuentra sancionado y recluido en una prisión, por lo que no puede ayudar a la economía de la casa, que además no tiene las condiciones necesarias para ser habitada. Entre otros problemas porque no tiene agua potable y el techo es de fibra oscura y se moja; pero por ser muy bajito, el calor es mucho, lo que también afecta al niño; a lo que hay que adicionar la mala higiene de los alrededores.

El régimen no da la opción de comprar módulos de cocción a los nuevos núcleos, motivo por el cual no tiene algún equipo de cocina y tampoco un refrigerador para poder guardar los alimentos; y en específico la leche del niño, que con su situación de salud le es tan necesaria. Tampoco puede molestar a un vecino para que le haga el favor de mantenérsela en el frío, porque el alimento es cada 3 horas, además de que se sentiría preocupada de que fuera seguro que en otro lugar le mantuviera todo el cuidado del que requiere.

Esta desesperada mamá en reiteradas ocasiones se ha quejado al Gobierno y al Partido en sus instancias municipales para solicitar que la ayuden en su problema; le han dicho que la van a visitar, pero hasta el momento solo se ha quedado en palabras y ya lleva esperando dos meses. Explicó de forma textual lo siguiente: “En una visita que hice a “Ritica” la jefa del Departamento de Atención a la Población en el Gobierno Municipal, me dijo que le pidiera a mi abuela que me donara la placa de la sala y el cuarto para ellos darme materiales y construir mi casa, le contesté: se ve bien que ustedes no saben en qué condiciones esta esa placa, ni el tamaño que tiene pues es de una sola habitación y es imposible poder construir”.

Cada día que pasa empeora más mis condiciones de vida y la salud de mi niño se agrava; cada vez que se me queda ahogado tengo el temor de no poder llegar a tiempo al hospital y también me preocupo cuando hay que cambiarle la sonda nasogástrica, no solo porque no hay la que el lleva; sino porque la que le ponen no es de silicona”.

Como madre, ella ha pedido que le sea concedido ver crecer a su hijo, y solo se materializaría si le dieran el amparo que necesita lo antes posible. Al niño hay que someterlo a otra operación, y no cuenta con las condiciones mínimas para darle el cuidado necesario. Siempre recalcó que su deseo no fue tener un niño con problemas, pero que es su hijo y Dios así lo quiso.

La propaganda constante –que hace el régimen por los medios- de las situaciones de enfermedades y mala vida de los niños en distintos lugares del mundo, podría contener los casos de nuestro país, que son equivalentes. ¡Claro! Siempre la culpa la tendría “el bloqueo”

Pinar del Río, 17 de noviembre de 2016  


*Comunicador independiente de la Red cubana de comunicadores comunitarios. E mail: mbrcnuevocorreo@gmail.com, Teléfono: 52486892. 

¿Puede usted ayudar?

Continue reading

¿Dónde están los medicamentos en la Provincia de Pinar del Rio y en Cuba en general?

¿Dónde están los medicamentos? 
Por: Daudy Hermelo Lago.* 
Una persona amiga de la capital del país, comentó conmigo -vía telefónica- que había una gran escasez de medicamentos en La Habana y que se informó que era en parte por problemas de financiamiento lo que hizo que no hubiera materia prima. Ni corta ni perezosa le respondí: “Imagínate tú aquí en Pinar del Río”.

Se puede decir sin temor a equivocarse que en estos momentos la mayor preocupación para la población de la provincia más occidental del país es la falta casi total de medicamentos en las farmacias. Es algo que se viene presentando hace más de un mes y que ha incrementado de forma acelerada su tendencia a cero, porque como es natural todo el que ve que se desaparecen estos productos indispensables de los expendios, quiere tratar de tener en su casa guardados algunos, por si acaso. Es parte del efecto que produce en la sociedad el saber que las cosas merman.

Estanterías de Farmacias en Pinar del Río.

Hay una parte de la población obligada a adquirir diversos medicamentos debido a la enfermedad que padece, como por ejemplo, asma, diabetes, hipertensión arterial, trastornos siquiátricos, migraña, etc., para ello el sistema de Salud Pública ha dispuesto el uso de unas tarjetas que asignan cada cierto tiempo, todo aquello que el facultativo haya recetado y que son conocidas entre el pueblo como: “Tarjetón”; pero ni tan siquiera están garantizados en estos momentos los medicamentos que se venden por este método.
Para los diabéticos tipo II es imposible conseguir la metformina, todos se quejan que hace más de dos meses no “entra” en la farmacia y su sustituta tampoco.

En particular se destaca la ausencia total de medicamentos en crema, según se plantea la industria farmacéutica que los fabrica está cerrada y sin esperanza de cuando reinicie su producción.

Las personas se ven obligadas a acudir de nuevo a remedios caseros o realizar compras de fármacos producidos por laboratorios de Medicina Verde, los que no son siempre eficientes; así como también, los que pueden acuden a las farmacias donde se vende por moneda convertible (CUC), que teniendo en cuenta el cambio con la moneda nacional y los precios muy elevados, para la mayoría resulta imposible.

Estanterías de Farmacias en Pinar del Río.

Aunque hay hospitales como: Abel Santamaría, León Cuervo Rubio y hasta el propio Hospital Pediátrico Pepe Portilla, que tienen sus farmacias, la historia de la escasez se repite en ellos y resulta muy difícil para los médicos poder recetar algún medicamento para aliviar a sus pacientes.
A pesar del gran descontento que este desabastecimiento ha provocado en la población, las explicaciones oficiales han sido mínimas, y mucho menos se ha dicho cuando se solucionará la situación, que incluye el hecho de que la distribución de medicamentos en las farmacias se hacía de forma semanal y ahora la periodicidad es dos veces al mes, e incluso en algunas localidades del interior de la provincia una sola.

Quisiera solo, para dar una idea de la magnitud que esto puede tener, poner el ejemplo de Clara Lago, una señora que padece de dermatitis crónica y hace ya dos meses que no puede comprar la pomada que necesita para que no empeore su situación. Explica que ha tenido que acudir al remedio casero de “hierba de la sangre” que se encuentra en los campo que, aunque le causa algún alivio no le hace mucho efecto; necesita de inmediato: triancinolona y clobetasol en crema, que son los únicos medicamentos que le controlan la dermatitis. Piense usted cómo estará esta mujer.

No hay dudas de que en el país cada día se vuelven más crítica nuestras necesidades como ciudadanos, pero el régimen se empeña en echar la culpa al bloqueo; algún día este método no tendrá resultados.

Pinar del Río, 25 de octubre de 2016.


*Comunicadora independiente. Miembro de la Red cubana de comunicadores comunitarios. Reside en Pinar del Rio, PR, Cuba. Telf.: 52486892

Continue reading

Pedido de acción y solidaridad para con un niño cubano con diagnóstico de Neuroblastoma que requiere de tratamiento.

Hay una información en la red en relación al niño cubano, Alexis Javier Álvarez Chirino, de 10 años de edad que reside en Pinar del Rio al cual le fue diagnosticado un Neuroblastoma y los médicos que le atienden están imposibilitados de tratarlo al no contar con el medicamento que indicaron. Se trata de un medicamento, el topotecan, que puede mejor la calidad de vida del niño ahora enviado a su hogar porque no es posible medicarlo. La información dice así:

Alexis Javier Álvarez Chirino, de diez años, padece de cáncer y carece del medicamento que lo alivia

El sistema de Salud cubano en la provincia Pinar del Río negó poder resolver el único medicamento capaz de aliviar los dolores físicos y alargar la vida de Alexis Javier Álvarez Chirino, niño de diez años enfermo de Neubloblastoma, tipo de cáncer en la sangre que se encuentra en su cuarta y última etapa.

Alexis Javier Álvarez Chirino

(foto del autor del articulo)
Según Leodán Suárez, activista humanitario que denunció el caso ante las autoridades en Pinar del Río, el medicamento que ayudaría a mejorar la condición de salud de Álvarez se nombra: Topotecan.
Yohanka Álvarez Villafranca, madre del menor, informó que el lunes 25 lo ingresaron en estado crítico en el Hospital Pediátrico Pepe Portilla. Después de administrarle varias transfusiones de sangre, los doctores que atienden el caso le dieron de alta en la noche del sábado.

“Me dieron un plazo para ver si yo conseguía el medicamento, no pude y lo mandaron para la casa porque sin él no hay nada que hacer”, dijo.

Amplía que el niño presenta un cuadro febril sostenido, fuertes dolores abdominales, fetidez en el orine y dificultades para caminar producto de deformaciones en las piernas generadas por la enfermedad, diagnosticada en el primer año de vida.

Álvarez Villafranca es madre soltera y tiene dos hijos más, el menor todavía es lactante por lo que no pudo acompañar a Wander –así también llaman a Javier– al hospital en el primer día de ingreso.

“Sus únicas palabras –cuando marchaba al hospital– fueron: denme un beso que ya no voy a regresar”, comentó Yohanka.

Información adicional:

El neuroblastoma es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido nervioso de la glándula suprarrenal, el cuello, el tórax o la médula espinal. A veces, el neuroblastoma se ocasiona por una mutación génica (cambio) que se trasmite de los padres a los hijos. Los signos y síntomas del neuroblastoma incluyen dolor de huesos y una masa en el abdomen, el cuello o el tórax.

Algunos esquema de tratamiento incluyen nuevos inhibidores de la topoisomerasa I (topotecán y irinotecán) en la inducción también han resultado ser efectivos contra la enfermedad recurrente.

El topotecán es un medicamento que se utiliza para el tratamiento del cáncer de ovario, cáncer de pulmón de células pequeñas y cáncer de cuello de útero. Es un derivado de la camptotecina, alcaloide obtenido del árbol Camptotheca acuminata natural de China central y el Tíbet. La camptotecina es efectiva en el tratamiento de diversos tumores; mediante modificaciones de la molécula, se han conseguido otras sustancias derivadas que son más eficaces y tienen menos toxicidad, como irinotecán y topotecán. Actúa produciendo la inhibición de la enzima topoisomerasa-I que está implicada en el desenrollamiento del ADN, proceso previo a su replicación, dificultando de esta manera la división y multiplicación de las células tumorales.

¡AYUDE!

Si ha llegado hasta aquí leyendo, le pedimos que re envíe esta información, o la haga llegar a organizaciones humanitarias y a personas que puedan ayudar a que este niño en Cuba cuente con una cantidad adecuada de este medicamento para luchar contra esta enfermedad o al menos controlar en lo posible los síntomas.


Continue reading