Calendario

July 2020
M T W T F S S
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Archives

Programa Medico de la Familia

El Programa del “Médico de la familia” en regresión en Cuba, los consultorios son entregados como viviendas.

El médico de la familia

Cuando se concibió la idea de un proyecto de Salud Pública, conocido como “Médico de la Familia”,  la atención médica a la población, mejoró considerablemente a nivel de cuadra.

Los médicos laboraban cerca de los pacientes, y los conocían, estando a la mano –como se dice de forma popular- para cualquier contingencia que tuviera el vecino. Para  ello se fabricaron a todo lo largo del país, miles de consultorios, los que tenían viviendas incluidas en la que vivirían los galenos y en algunos casos las enfermeras.

Estos inmuebles fueron entregados al personal médico como un medio básico del Ministerio de Salud Pública. Con el paso del tiempo en muchas localidades fueron conocidos estos consultorios médicos con el nombre de Postas Médicas, en las cuales siempre estaba un profesional de la salud, dispuesto a brindar atención médica a cualquier hora del día o la noche.

Un consultorio del Programa del
Medico de la familia entregado como  vivienda
Con el transcurso de los años muchas de estas postas médicas, fueron siendo abandonadas tanto por falta de trabajadores, como por no contar con recursos para las mismas. De esta forma un programa tan exitoso como este tocó fondo.
Solo por poner un ejemplo, el Consejo Popular Luyanó Moderno, ubicado en el municipio San Miguel del Padrón, en esta capital, que tiene de superficie terrestre 6,1 Km2 y una población aproximada de unas 40 mil personas, a las que se adicionan más de 3 000 flotantes (residentes que no son legales);   de los 56 consultorios del Médico de la Familia que se construyeron solo están funcionando 21, los que carecen de recursos para atender adecuadamente a los que -por necesidad- acuden a ellos.      

Las postas que continúan brindando servicios a los pobladores, ya no cumplen el objetivo para los que en sus inicios fueron concebidas; dar una mejor atención medica y auxilio médico a personas que se encontraran en diversas circunstancias de salud, en cualquier momento. Y es que ya en su mayoría no viven los galenos cerca de la población  que le fue asignada un consultorio. Además,  los pocos médicos que laboran en ellos tienen la carga de trabajo de todas las otras casitas del médico que están cerradas y tienen la obligación –adicional de brindar servicios médicos en hospitales o policlínicos.

Muchos de estos consultorios médicos que fueron abandonados, debido al deterioro, se entregaron a trabajadores del Ministerio de Salud Pública, no médicos u otras personas que no son trabajadoras de esa entidad; un ejemplo es la casa de la posta médica que se encuentra en calle Sexta, entre Pasaje Generaliti y D, Reparto Luyanó Moderno; que se la cedieron a una miembro de la Policía Nacional Revolucionaria.

No obstante, hay otros de estos medios básicos, que están en un estado deplorable constructivo por falta de mantenimiento por lo que se han convertido en inhabitables. Dejando así ver la ineficiente que resulto el proyecto Médicos de la Familia, a pesar del costo de su inversión.


 *Recibido por correo electrónico desde Cuba. La comunicadora es miembro de la Red cubana de comunicadores comunitarios. La foto también es de la autora. 

Continue reading

¿Dónde están los médicos de la familia en Cuba?

¿Y el médico de la familia?

Menudean las quejas de la población sobre el sistema de salud, que van desde la falta de medicinas hasta la mala atención en hospitales y policlínicos; así como el estado de abandono en que muchas de estas instalaciones se encuentran.

Es sin embargo con los consultorios de los médicos de la familia, donde se produce el mayor descontento, sobre todo por la disminución de los mismos y por la ausencia constante de los galenos.

El viceministro del ramo, Alfredo González Lorenzo, trató de dar una explicación, que no dilucida nada, cuando afirmó: “…el programa del Médico de la Familia surgió con una cobertura de un médico cada 120 familias…podía atender entre 500 y 600 habitantes”. “Luego trabajamos en la reorganización de esos servicios…pudimos valorar que un solo galeno…podía atender en términos prácticos entre 250 y 300 familias sin comprometer la calidad del servicio, es decir en entre mil y 1 200 personas”(1).

Estado actual de un Consultorio del Medico de la Familia
en La Habana, Cuba.
Como se aprecia no indica ninguna razón para incrementar la carga laboral de estos profesionales, solo expresa paradójicamente que ello no compromete la calidad, lo cual se contradice con un planteamiento realizado  en la sesión de diciembre pasado, de la Asamblea Nacional, donde una diputada por la provincia de Mayabeque señaló que en las rendiciones de cuenta “la falta de estabilidad y permanencia del servicio del médico de la familia, la necesidad de reparación de los consultorios médicos, la inconformidad con el servicio del transporte sanitario por lentitud y roturas, el déficit de algunos de los medicamentos  del cuadro básico de salud… concentran el mayor número de planteamientos”(2).
Las estadísticas ofrecen una pista digna de considerar, ya que desde 2008 hasta 2010 la cantidad de médicos de familia estuvo por encima de 30 000, llegando en ese último año a 36 478, pero en 2011 se redujo bruscamente a 13 367, con niveles semejantes en lo adelante, hasta llegar a solo 12 482 en 2014(3). Esta reducción explica la razón del incremento de la carga por médico que el viceministro no quiso o no pudo explicar, pero da luz de la causa de una disminución de 23 636 galenos entre 2010 y 2014.

La clave la dio la doctora Nidia  Márquez Morales, jefa del Grupo Nacional de la Especialidad de Medicina General Integral (MGI) que expresó: “La mayoría de nuestros colaboradores hoy en el mundo son especialistas en MGI (4). Ello quiere decir que de los 25 412 médicos en el exterior a fines de 2013, la mayoría y un número posiblemente cercano a 23 000 son médicos de familia (MGI).

El viceministro trató de esconder la bola, pero no se puede ocultar lo que es evidente y todo el mundo sabe y es que el sistema del médico de la familia está en crisis, solo había que poner en evidencia las causas.

(1)Periódico Juventud Rebelde 01.05.15

(2)Periódico Granma 19.12.14.

(3)Anuario Estadístico 2013 y Panorama Económico 2014. Oficina Nacional de Estadística.

(4)Periódico Granma 14.01.15.

Nota: Recibido por correo electrónico desde Cuba.

*Arnaldo Ramos Lauzurique is a Cuban independent economist.Ramos Lauzerique and Marta Beatriz Roque founded the Instituto de Economía. The group of economists has exposed how the communist government uses false statistics when reporting to the people and to international organizations. He was imprisoned during the Black Spring in 2003 and Amnesty International recognized him as a prisoner of conscience. In August 2005 political prisoners Adolfo Fernández Sainz and Alfredo Domínguez Batista went on a hunger strike after Ramos was beaten by guards. Ramos was freed in November 2010. Currently working with the Red cubana de comunicadores comunitarios and notes can be read on the web

Continue reading

Los médicos cubanos están en cualquier lugar menos en Cuba.

¿Dónde están los médicos cubanos?

La respuesta a la pregunta “¿Dónde están los médicos cubanos?”, es bien sencilla y conocida por todos: “En cualquier lugar menos en Cuba”.

Consultorio # 33. La Cachimba. Guira de Melena.
 Foto de la autora de la nota
En la localidad de “La Cachimba”, en el municipio artemiseño de Güira de Melena,  está ubicado el  Consultorio del Médico de la Familia marcado con el número 33, sito en la calle 5 #34 en la Carretera de Cajío, que se pasa la mayor parte del tiempo cerrado.
La población que debe atender esta Posta Médica está compuesta por más de tres mil personas, entro las cuales se encuentran niños enfermos y ancianos, que han dependido por años de este necesitado servicio y que ahora carecen de él.

No se cuenta con la presencia de un médico, solo en ocasiones está presente una enfermera, que no tiene ni un equipo para medir la presión arterial (esfigmomanómetro y estetoscopio), por lo que es la que tiene que mostrar el rostro de la ineficiencia a los pacientes y recibir todo tipo de quejas de los que en un momento determinado por el resquebrajamiento de su salud, necesitan de la atención médica.

Todo el esfuerzo social que se invirtió en la creación de estos consultorios, se ha revertido y lo que en un momento fue una ayuda para las comunidades, ahora se ha convertido en una verdadera tragedia.

Artemisa, 2 de enero de 2015.


*Miembro de la Red cubana de comunicadores comunitarios. Información enviada desde Cuba.

Continue reading

Cuba: modelo en medicina, educación y deporte.

He recibido en el servicio de alertas, este reportaje sobre la medicina y la educación medica en Cuba. Fue publicado en un sitio web radicado en Sonora, México; se trata de “El reportero de la comunidad”. No he encontrado la línea editorial de esta publicación digital ni datos de sección donde aparece, como sea es interesante leer esta información que incluimos en dos partes y no añadimos comentario alguno…, por el momento. (El Editor del Blog)

Por: Dr. Carlos Rodríguez Candila.

¡Vaya honor y distinción que  don Antonio Elizarrarás Corona me hace! Muchas gracias de antemano.

Y para el caso, lo que voy a exponer tiene muchos elementos que fundamento a raíz del régimen de Fidel Castro como lo que muy en lo particular ha sido un éxito y modelo para Latinoamérica en materia de salud y educación.

Sin mayor fundamento más que el histórico, el mestizaje cubano tiene bases donde el patrón genético de la raza negra juega un papel preponderante en su morfología (musculatura) que no sólo se observa en cubanos sino también en otros países donde raza negra y blanca se mezclaron y el resultado puede distinguirse esa estructura anatómica atlética que solo requiere de alimentación básica y no enfermarse en etapas de desarrollo.
Esto puede ser lo que hizo grandes figuras tanto en béisbol como en el box antes del régimen de Fidel Castro y algunos factores  llamados innatos- que no genético- como sucede en otros países.

Estado actual de un consultorio del Medico de la Familia
semi abandonado. 
En octubre de 1988 y aquí voy a lo que en terreno médico puedo opinar con cierto conocimiento. Fui a Cuba por parte de la Secretaría de Salud de México donde desempeñé labores en materia de enseñanza de posgrado y cuyo cargo desempeñé seis años como Jefe de esa área, principalmente en la formación de médicos especialistas en todas sus disciplinas.
La razón por la que  fui enviado fue  para  ver de qué manera el modelo de formación de Médicos  Familiares,  todo un éxito en Cuba, se podía adaptar al que tenemos en México sin mayores logros por muchas razones.

En primer lugar distinguí que, a diferencia de nosotros, la Medicina Familiar en Cuba se basa en la formación de un equipo de salud tanto en lo rural como en lo suburbano y no sé si funciona hasta la fecha, aunque supongo que sí, conformado primero por el médico familiar, el o la enfermera, un odontólogo (estomatólogo) un trabajador social, un psicólogo y un nutriólogo.

¿Que ha permitido tal logro? pues sencillamente que tiene un modelo de educación que el régimen de Fidel orientó en primera instancia a partir de la instrucción escolar como punto de partida  para erradicar el peor mal de cualquier sociedad y que sencillamente se llama analfabetismo y por consecuencia mayor conciencia del cuidado de la mejor fortuna que se aspira en la vida que es la salud al máximo de su logro.

Servico de Gineco-obstetricia del Hospital donde
trabajaba el editor del Blog.
Hasta donde supe y  pude darme cuenta,  tanto por visitas a provincias como Matanzas, Cienfuegos, Pinar del Río y la misma Habana, visitando centros de atención, instalaciones, universidades,  más el acceso a la información, estadística, planes y programas de enseñanza, proyectos de investigación médica, hago énfasis en esto pues  es frecuente que algunos médicos compañeros en ocasiones que van a congresos no conocen y critican con ligereza que el modelo de salud de Cuba es más mito que real.
Considero que eso y más detalles que quizá sean de orden político-administrativo mejor conducido que en otros países, no incluso se han acentuado y cada vez es mayor. En Cuba supo contenerse y mejorar con mucho menos.

Quizá un indicador en materia de salud y desarrollo son las olimpiadas donde también nos dan una gran muestra del resultado de ese binomio Salud-Educación.

Económicamente son pobres según el parámetro que nosotros los demás latinoamericanos consideramos riqueza, pero ellos ya el hambre como tal no la padecen pues tienen garantía de alimento seguro diario.

Un litro de leche hasta los 7 años de edad.
La libreta sigue para regular la escases y el hambre 
No sé si persista la asignación de obligada de niños  hasta los 17 años de edad de recibir su dotación de leche entre la canasta alimentaria, "La Libreta", como así la llama el pueblo que perciben con diversos granos, pastas etc. de alimentos básicos cada semana según número de elementos por familia y por edades.
Para finalizar considero que la Reunión organizada por la OMS en la población Rusa llamada Alma Ata en 1971 donde acudieron casi la totalidad de las naciones  de nuestro planeta y se convocó con el título de SALUD PARA TODOS EN EL AÑO DOS MILfijó 7 programas prioritarios para alcanzarla y Cuba la logró primero porque ya la había iniciado y segundo, aplicó más del 16% de su PIB para sostenerla.

Hoy varios países contratan médicos cubanos o existen centros de extensión médica como en México (CIREN) donde acuden enfermos a tratamientos sin tener que viajar a Cuba, como ejemplo tiene la vacuna del cáncer pulmonar, curan el vitíligo y otros padecimientos como la Retinitis óptica que no sabemos manejar.

Incluso tengo entendido que ya empresas fabricantes de medicamentos como Glaxo-SKF están ya en Cuba aprovechando sobre todo en materia de medicamentos herbarios y extractos de sustancias que producen insectos u otras especies, como el alacrán azul, que sirven como base genérica para elaborar medicamentos.

No es la panacea como decimos, pero a modo de respuesta de lo que pude darme cuenta por espacio de dos semanas y días fue la experiencia que pude vivir y  que con todo gusto agradeciendo la gentileza y distinción que me hace el maestro Antonio Elizarrarás Corona  para opinar y con gusto comparto.

Mi conclusión final fue que en tanto tengamos un mosaico de formas de asistencia a la salud, por citar desde la llamada medicina privada, la derechohabiencia  como es el IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud con su ya Seguro popular y sistemas parecidos al ISSSTE pero estatales ejemplos como ISEMYN en Estado de México e ISSTESON en Sonora y así en cada estado de las 31 entidades, ese modelo cubano no puede aplicarse. Ah, y agréguese, desempleo, desnutrición, analfabetismo etc., quizá me equivoco y discúlpeme.

*Fuente: la fuente de este artículo es El Reportero de la Comunidad, pero es en la sección Al Bat. Jesús Alberto Rubio .Hermosillo, Sonora, 14 de Junio de 2014 donde aparece. También se encuentra este artículo en  MexicaliSport
Nota: Las fotos son tomadas del archivo de Medicina Cubana Blog y de la red.

Continue reading

Suspenden un servicio de urgencias médicas al no querer pagar el horario de nocturnidad a la enfermera.

Retrocesos en servicios de salud

En el consultorio del Médico de la Familia marcado con el # 1, sito en calle Suárez entre Guadalupe y San Javier, perteneciente al Policlínico Comunitario #3 René Vallejo Ortiz, de Manzanillo, Granma se tomó la decisión de suspender el servicio de guardias médicas nocturnas, lo que afecta a la población de la localidad, vinculada a esos servicios médicos.
La inconformidad que ha generado hizo que indagaran el por qué se produjo esta decisión y la enfermera Dona Mesa Arrieta, explicó que se debe a que los funcionarios de Salud Pública del nivel superior al Policlínico no quieren pagar el horario de nocturnidad al personal de enfermería que allí labora.

Manzanillo, 12 de junio de 2014.


Continue reading

Consultorios, del Programa del Médico de la Familia, sin médicos en Manzanillo, Cuba.

Consultorios sin médicos

Por: José Ramón Ceruto Reyes.*

Existe descontento en Manzanillo, Granma con los servicios de salud en general, pero en particular con los que se prestan en los consultorios del médico de la familia.

Personalmente, acudí al consultorio No.25, sito en la subida de la circunvalación perteneciente al Consejo Popular No.13 y no pude ser atendido porque no había médico. Esto se repite en los consultorios 27 y 28, ubicados en la subida del reparto Caimarí y en los números 29 y 30 en una    avenida del mismo.

La población manifiesta que la dificultad existente con la atención médica ha sido generada por el éxodo masivo de facultativos, muchos de ellos hacia Venezuela y Brasil.


*Información recibida por correo electrónico de la Red cubana de comunicadores comunitarios.

Continue reading

El subsistema de atención primaria en Cuba está deteriorado; el sector médico cuestionado; un recorrido por los consultorios del Médico de la Familia en La Habana.

Por Ernesto García Díaz.

El oficialista periódico Granma, en su edición del pasado 23 de diciembre, resumió la intervención del Dr. Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública de Cuba, bajo el titular “La lucha por la salud es de todos”. Acto seguido,  esbozó: “Cuba cuenta actualmente con 56 mil 600 médicos laborando en el país, sin contar los más de 21 mil que se desempeñan en el exterior, lo cual lo ubica como uno de los mejores en el mundo en cantidad de galenos por habitantes”.

El ministro no dijo la cantidad de habitantes que podían ser atendidos por un médico. Al parecer olvidó los informes emitidos por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) en el 2012, momento en que la población residente en la Isla contaba con 11,163 934 millones de habitantes. Tampoco habló de las causas por la que decreció  en 54 mil 600 personas, con un saldo negativo del 1.5% por habitantes.

La ONE, según informes del propio Ministerio de Salud Pública (MINSAP) indicó en el 2012 la existencia de 82 mil 065, de ellos 13419 médicos de familia, 13 mil 998 estomatólogos, 2916 farmacéuticos y los restantes 51732 facultativos, cuya nomenclatura no se describe, seguramente corresponden a los servicios de especialidades, científicos, docentes, misiones, etc.

La autoridad del MINSAP, en su informe comete errores e imprecisiones sobre las cifras de médicos cubanos dentro y fuera del país. Enmarca una cantidad aproximada de 77 mil 600 galenos y deja de informar la situación laboral de 4 mil 465, según la información brindada por la ONE. El dirigente comunista no precisó en su informe la cantidad de médicos que han sido liberados o que han desertados en las misiones, ¿A caso, serán más de 4 mil médicos?
El ministro debiera aclararle esto al pueblo

El titular del sector reseñó que la atención médica  por habitante es una de las mejores del mundo. Nos imaginamos que los diputados ese día se quedaron dormidos o exhaustos de tanta mentira, pues no se publicó por los medios informativos cuestionamiento alguno. El pueblo comenta una realidad muy distinta a la informada y desconoce los argumentos que utilizó el funcionario para consignar a vuelo de pájaro tamaña mentira.

Las estadísticas de salud del régimen están distorsionadas. La atención primaria que prestan los deteriorados consultorios médicos de familia, no se sostienen con un médico por cada 137 habitantes, como hace ver el régimen, cuando lo cierto es que en la mayor parte del país un médico atiende a más de 831 habitantes.

Es una villanía la información que brindó el burócrata del MINSAP, al dividir la población existente en Cuba entre todos los médicos estén o no prestando servicios en el país, pertenezcan o no al subsistema de atención primaria y me refiero al apabullado “Programa del Médico y la Enfermera de Familia”. Y, no entramos a profundizar los servicios estomatológicos y hospitalarios cuyas cifras son alarmantes. Como la de 1 estomatólogo por cada 804 habitantes.

Queda mucha tela por cortar

Por otra parte, es poco creíble que al cierre del 2013 se hayan prestado 61 millones de consultas médicas y que de ellas 41 millones correspondan a consultas del subsistema de la atención primaria.
Si realmente se refieren a los consultorios médicos, es irritante dicha información; aún más consignar que hay una “recuperación paulatina” de ese importante subsistema de atención al señalar que crecieron en 1 millón de consultas más que en el 2012, cuando el servicio de medicina general integral ese año cerró, según la ONE, con 22 millones 433 mil 396 consultas.

¿El MINSAP llevará una estadística al margen de la oficial?  Según la ONE, en el 2012 se realizaron 81 millón 160 mil consultas médicas, bajo los formatos de las consultas externas; y consultas de cuerpo de guardia y estomatológica. Las primeras por especialidad médica, que incluye medicina general integral, medicina interna, dermatología, psiquiatría, cardiología, cirugía general oftalmológica, ortopedia y traumatología, pediatría y obstetricia.

Preguntamos: ¿Por qué los servicios primarios de salud en el 2013 dejaron de hacer 20 millones 160 mil consultas menos que en el 2012?  ¿Por qué el ministro de salud habla de crecimiento paulatino en un subsistema corroído y deteriorado?

Prueba de terreno

Lo antes dicho lo corroboramos durante dos días de terreno y en horario laboral por los municipios habaneros de Boyeros, Plaza de la Revolución, Centro Habana y Habana del Este, donde constatamos la verdadera realidad del “Programa del Médico y la Enfermera de Familia”.(Las imágenes fotográficas de los lugares visitados hablan por sí solas).

En Alta Habana, Boyeros, visitamos el consultorio de calle 10 y 7mª. Estaba cerrado y no tenía su Pancarta de Información. Poco pudimos referenciar del médico que atiende allí. Una vecina nos dijo que hacía días que no iba, seguramente por las festividades de fin de año.

En Plaza de la Revolución, nos presentamos en varios consultorios de la zona céntrica de El Vedado, fuimos al consultorio No. 3 de calle 19, entre L y K, lamentablemente, también cerrado pero al menos con la Pancarta de Información, donde consta que es atendido por la Dra. Grisell Garcell Calderas y  la enfermera Idelmis Nicholas.

Una señora que pasaba  nos dijo que no siempre está la doctora, que fuera al Edificio Focsa, por calle M y 19, que allí algunas veces y con más frecuencia está el médico y hay una farmacia. Hasta allí nos dirigimos, pero no pudimos pasar porque el custodio nos impidió su acceso, nos dijo simplemente que no estaba. Que viniéramos el próximo día a ver si trabajaba, pero más seguro el próximo año (2014).
Buscando al agraciado médico de la atención primaria, una vecina fortuita de la zona nos recomendó fuéramos al consultorio No.4 de la calle 13 entre L y M. Para nuestra sorpresa, la edificación del galeno está ubicada estrechamente en los bajos de un edificio con un pequeño pasillo donde hay tres butacas de madera y dos teléfonos de llamadas locales y nacionales. Estaba cerrado, pero con su Pancarta de Información, acreditando a las Galenas Liliana Pliego y Yozandra Ruiz; así como a la enfermera Cristina Heredia.

En Centro Habana estuvimos en dos pertenecientes al Consejo Popular “Cayo Hueso”, ubicados en la calle Vapor y Espada; y  en la calle Hospital y 27 de Noviembre. Ambos estaban cerrados, el primero sin Pancarta de Información y el segundo colmado sus alrededores de desechos sólidos putrefactos. Era el consultorio No.20, atendido por el Dr. Residente Sergio Riguera Omonte y la enfermera Licenciada Celia Izquierdo.

En este último sitio nos llamó la atención su pancarta que informaba que atienden una población de 1354  habitantes. Al menos en este consultorio no hay ocultamientos de información y constituye un referencial que contrasta con lo expuesto por el Ministro de Salud, que señalaba a Cuba dentro de los mejores del mundo en atención primaria por habitante (137 habitantes por un médico en el 2012).

También visitamos en dos oportunidades la oficina de atención a la población del municipio Centro Habana. A pesar de sus plegables explicativos. La oficina se mantuvo cerrada sin atención al ciudadano.

Nuestro recorrido concluyó en la Zona de Micro X, del habanero municipio de la Habana del Este, ruta final de los microbús o taxis ruteros,  P-11 (ómnibus doble) y autos de alquiler.  Visitamos dos consultorios, cercanos unos del otro, limitados por las calles 1era B y 1era C; ninguno estaba  en funciones ni tenían Pancartas de Información. Vecinos nos explicaron que hace semanas no van los galenos. La vecina del consultorio de calle 1era C, nos dijo lleva algún tiempo cerrado, pues la doctora está en prestación de servicio en un hospital y no se sabe si viene en el 2014.

La población, al no poder contar con el Médico  y la Enfermera de Familia de cabecera, tiene que acudir  al centro de salud (policlínico u hospital) para ser atendida por cuerpo de guardia.

En resumen, el subsistema  de atención primaria en Cuba está deteriorado; el sector médico cuestionado, los galenos buscando alternativas de misiones para paliar sus necesidades, escapar de la Isla o enfrentarse a diario al trabajo, desesperanzados por los falsos discursos y el pueblo expuesto a su mala calidad.


Fuente: Cubanet

Continue reading

Consultorio del Médico de la Familia en La Habana en calamitosa situación y utilizado como vivienda.

Instalación médica perdida y con uso inadecuado

Por: Yadira Rodríguez Bombino.*

Consultorio del Medico de la Familia .
Foto de la autora
En el Reparto Ruta 10, San Miguel del Padrón, hay una posta médica que hace  más de un año no funciona porque está en mal estado, el techo de la misma está reventado y tienen filtraciones, su ubicación es en Álamo entre 2da y 3ra. Los pobladores de la zona ahora tienen que dirigirse al consultorio que está a medio kilómetro, en Luz Caballero entre B y Rafael de Cárdenas, con la Dra. Tania; muchos de los pacientes son de la tercera edad, que casi no pueden moverse de sus casas y se les dificulta aún más ir y las consultas médicas.
Una familia -que no pudo ser entrevistada- está viviendo en la casa del médico, en la parte superior del consultorio, que está en estado de derrumbe; pero prefieren correr ese riesgo, en contraste con estar botados en el medio de la calle. Ellos tenían una casita de madera y se  derrumbó.

Otro uso que se le da al consultorio abandonado, es por jóvenes y niños que se ponen dentro del portal a jugar cartas de interés, o sea con dinero por el medio como apuestas; sin ninguna acción al respecto, esta calle Álamo es marginal, por las malas condiciones de las casas y el estilo de vida de sus pobladores.           

La Habana, 16 de noviembre de 2013.

Nota: Información enviada por correo electrónico desde Cuba. Red Cubana de comunicadores comunitarios.


*Comunicadora comunitaria. 

Continue reading

Un consultorio del Médico de la familia en Cuba que no tiene recetarios para hacer las prescripciones.

Sin recetas

Al Consultorio # 18 del Médico de la Familia, situado en calle Libertad entre Maceo y Prolongación;  Manzanillo, Provincia Granma, la opositora Liety Liudmila Jiménez González acudió con su hijo de tres años Douglas Guevara Giménez y fue atendida por la doctora Beatriz Mompié que le diagnosticó a su pequeño hijo una onfalitis (inflamación en la región Umbilical), indicando cefalexina e ibuprofeno en suspensión; medicamentos que no encontró en las farmacias.
Se dirigió nuevamente al consultorio, y la doctora le informó que no tenía recetas para sustituirles los medicamentos, por lo que a su hijo a pasar de la necesidad y de la premura del tratamiento, no pudo efectuar el mismo.

Manzanillo, Granma, 14 de setiembre de 2013. 

Información recibida por correo electrónico desde Cuba.

*El Dr. Márquez Frías es un médico cubano radicado en Manzanillo, Cuba. Se despena como comunicador en la Red cubana de comunicadores comunitarios.



Continue reading

Consultorio médico de la familia: espejo de la medicina cubana

LA HABANA, Cuba, septiembre, 2013 – El sistema de salud cubano tiene una estructura vertical, con base en los consultorios del médico de familia, al que siguen policlínicos y hospitales.

En los años 80, cuando fueron creados, se pensó resolverían todos los problemas de salud de la población.

Muy pronto, los pacientes perderían la fe en los consultorios. Y hoy, la faena del médico de familia ha quedado reducida a tomar la presión arterial, dar recetas de medicamentos, y remitir pacientes a policlínicos y hospitales.

Isabel es una señora de 80 años, que nunca visita el médico de familia del barrio.  Y no es que la anciana no necesite cuidados médicos, sino que prefiere acudir directamente a los hospitales porque posee amistades que la “conectan” con especialistas. Además –nos dice– muchas veces el consultorio permanece cerrado y otras en lugar del médico está un estudiante que solo sirve para recetar aspirinas.
Ofelia, por su parte, no quiere que le recuerden al médico de familia. Resulta que su médico no vive en la vivienda anexa al consultorio. Se la ha dejado a su hija, su yerno y su nieto. Y aunque el médico acude a consultar por el día, está ausente en las noches y madrugadas. ¿Qué sucede si se presenta alguna emergencia médica?

El suegro de Ofelia falleció repentinamente en la casa, a eso de las siete u ocho de la noche. Y como no estaba el médico de familia para emitir el certificado de defunción, tuvieron que permanecer con el cadáver en la casa hasta el día siguiente, a media mañana.

Clara ha vivido mucho. Antes de la revolución –cuenta–, su familia era socia de la clínica privada “Acción Médica”, ubicada en Cocos y Rabí, en la barriada habanera de Santos Suárez. Por una cuota de dos pesos mensuales tenían acceso a todos los servicios de la clínica, con ingreso hospitalario incluido, además de los medicamentos que le hicieran falta. Incluso podían solicitar la visita médica a domicilio, la que no tardaba en llegar más de 15 ó 20 minutos después de ser solicitada. Ahora, en cambio, Clara se lamenta de que su médico de familia apenas “hace terreno”. O sea, no visita a enfermos en cama. “Bueno— advierte Clara— a no ser que les hagan regalitos”.

Consultorio en ruinas 
Amelia desea desesperadamente que la seleccionen para cumplir una misión médica en cualquier otro país. No importa que el gobierno cubano se quede con la gran parte de lo que les pagan a los médicos afuera. Pero cualquier cosa será más que lo que ganan en Cuba, de 15 ó 20 dólares mensuales. La doctora Amelia “resuelve” con lo que gana su esposo que, por las noches, cuidándose de la policía, alquila su automóvil, es botero ilegal.
Los pacientes no son los únicos inconformes con los consultorios del médico de familia. Una doctora que trabaja en un consultorio del Cerro — pidió anonimato–, se muestra agobiada: “Cuando uno llega al consultorio, a los 15 días conoce a todos los viejos del barrio, vienen aquí todos los días, por gusto, a estirar las piernas, pues no tienen otro lugar a donde ir”.

¿Y qué opinan los estudiantes de medicina?  El otro día, varias jovencitas ataviadas con el uniforme de ciencias médicas, merendaban en el banco de un parque. Una de ellas destacaba la importancia de obtener altas notas desde el primer día de clases, para conformar un expediente que garantice una buena ubicación después de graduadas. “Sí, claro— argumentó otra estudiante—, no vaya a ser que resbalemos, nos castiguen y nos manden para un consultorio del médico de familia”.

Fuente: Cubanet.
*Orlando Freire. Matanzas, 1959. Licenciado en Economía. Ha publicado el libro de ensayos La evidencia de nuestro tiempo, Premio Vitral 2005, y la novela La sangre de la libertad, Premio Novelas de Gaveta Franz Kafka, 2008. También ganó los premios de Ensayo y Cuento de la revista El Disidente Universal, y el Premio de Ensayo de la revista Palabra Nueva.

Continue reading

Cuba: la potencia médica que ya no es.

El Sistema de Salud Pública cubano atraviesa por un momento crítico. La realidad asalta en cada hospital, donde los enfermos chocan con la triste realidad de no recibir una atención médica adecuada.

Aunque se dice que la asistencia médica en Cuba es gratuita, hace meses que se divulga el costo de las consultas,  chequeos  y estancias en hospitales. La Salud Pública cubana se privatiza, por debajo del telón.

La corrupción impera. Los médicos especialistas, tras consultar pacientes, reciben tantos “regalos” que no los pueden cargar sin ayuda, eso, sin contabilizar el efectivo que llevan en sus bolsillos. Las cirugías estéticas e implantes bucales no se realizan si los pacientes no sueltan la plata.

El doctor Márquez, al frente de implantes bucales  en el Hospital Arnaldo Miliánde Villa Clara es un ejemplo vivo. Allí aunque te realizan una revisión y llenan tremendo papeleo no realizan el implante si el dinero no está por delante. Con buena suerte te conviertes en carne de cañón para aprendices extranjeros que traen los materiales y vienen a practicar en Cuba.

Misiones al exterior

La desmedida exportación de trabajadores de la salud hacia el exterior es la causa falta de personal médico. Al cierre del 2012 más de 31 mil trabajadores de la salud cubana estaban en tierras venezolanas, negocio redondo para el gobierno que paga un mísero salario a los “cooperantes”, como les llaman a médicos y enfermeras en el exterior.

Para salir a laborar en el exterior, si no tienes una mano amiga “arriba”. Es decir en las direcciones provinciales o nacionales del ramo, tienes que sobornar, en su gran mayoría, a los que otorgan la salida.

La corrupción de los dirigentes se ha convertido en una mafia organizada. El personal aspirante a laborar en el exterior debe ser liberado primeramente por directivos del centro laboral, ya sea hospital o policlínica. De ahí para arriba por los directores municipales y provinciales de Salud. Existen casos que solo el ministro del ramo autoriza.

Don Dinero siempre juega su papel. Se comenta que una “misión” equivale a comisiones entre 300 y 500 CUC, o algún electrodoméstico de calidad como computadora,TV de pantalla plana, según lo que prefieran los que tienen la llave de la salida. Las misiones para África son más caras que las de América Latina. Allá pagan mejor.

No se debe olvidar que existen dos requisitos indispensables: ser confiable políticamente y pasar el filtro de la Seguridad del Estado que es quien da la última palabra.

El Arnaldo Milián Castro por dentro

Hospital Provincial Arnaldo Milian. Santa Clara ,Cuba.
Según datos oficiales el Ministerio de Salud Pública en Cuba cuenta con unos 800 grupos de trabajo para rescatar el programa del Médico de la Familia que cuenta con más de 11 500 consultorios médicos. La mayoría en un estado crítico constructivo y con carencias de personal y material.
En Santa Clara, anuncios de publicidad alardean de la calidad de los centros de salud. Los posters son llamativos y hasta estimulan visitar los lugares. Solo que al llegar chocas con otra realidad.

Tras un recorrido por el hospital Arnaldo Milián Castro de Villa Clara, el resultado asusta. En  la sala de cuidados intensivos, donde internan a enfermos con etiqueta de muerte, son escalofriantes las condiciones.  A la sala la llaman “el matadero”.

Cuatro cubículos con cinco camas cada uno, sin aire acondicionado –hace más de un año. El único desfibrilador con desperfectos técnicos. Hasta los ventiladores brillan por su ausencia. Un solo monitor corre de un paciente a otro, se lo quitan al que aún lo necesita para otro que está peor.

Los lavamanos vierten el agua al piso, los sanitarios  presentan desperfectos, las camas constituyen verdaderas torturas para los que están al cerrar los ojos para siempre.

Este ejemplo muestra que el sistema de Salud Pública en Cuba está muy lejos de ser lo que un día fue. La mayoría de la población ya no se cree en cuento que Cuba es una potencia médica. Créame amigo lector la salud en Cuba está patas arriba.

Fuente: Cubanet.
*Yoel Espinosa Medrano, Matanzas, octubre 1973. De padres campesinos, al concluir el 9no grado pasó a estudiar en la escuela formadora de maestros de inglés, en Santa Clara, donde se graduó en 1992. En 1998 se graduó como licenciado en Educación, en Lengua Inglesa. En 2005 comenzó a trabajar en la Escuela de Trabajadores Sociales de Villa Clara, de donde fue separado por no ser confiable políticamente. En 2006 se vincula al periodismo independiente a través de la agencia Cubanacán Press, de la que luego fue Jefe de Redacción.

Continue reading

Salud publica en Cuba…, el mito y la realidad.

La Habana, 2 de Junio.- Uno de los mitos más celosamente manipulados, a lo largo de los más de 50 años de tiranía es, sin lugar a dudas, el mito de la potencia médica; que junto a otras gratuidades infecundas conforman el patrimonio mezquino de la fracasada “revolución redentora”.

Durante casi 30 años, toda la vida social y económica del país estuvo sostenida  por el bolchevismo totalitario de los sóviets.

Los sepultureros de la democracia no fueron capaces de crear una sola fuente de riqueza, ni generar un ápice de desarrollo sostenible; la prueba de ello, salió a flote con su dedo acusador cuando se vino abajo la ideología ruinosa del poderoso imperio del socialismo mundial.

Los planes quinquenales –donde se insertaban como parásitos privilegiados la Salud Pública y la educación- quedaron arrinconados en la historia como una mueca burlona de la decadencia.

Lo que quedó del Hospital Lebredo despues del Periodo Especial.
El comunismo cubano, se quedó sin argumentos para convencer, y la única motivación de su existencia es tratar de no morir ajusticiado.
La atención médica siempre fue deficiente; los grandes espectáculos de la ciencia cubana, siempre han estado reservados para mantener en cartelera la imagen teatral de una salud pública benefactora.

Cuando el ciudadano común solicita los servicios médicos preventivos, se encuentra con el desgano de profesionales mal pagados que tienen que trabajar limitados por la falta de recursos. Los hospitales, más allá de los retoques cosméticos de sus fachadas, son auténticos tugurios medianamente dispuestos para ofrecer algunos deficientes primeros auxilios.

Un profesional, que estuvo vinculado al sector de la salud en el nivel central,  aceptó responder algunas preguntas, siempre que no se revelara su identidad.

Según nuestro entrevistado, la única prioridad del gobierno, respecto a la atención médica,  “es mantener activado un programa de emergencias para eventualidades extremas; el resto, es utilizar los hospitales y centros asistenciales como campos de entrenamiento y experimentación para estudiantes y graduados latinoamericanos”.

Es bochornoso” –continuó-; “bochornoso y lamentable, que un país como Cuba, que exporta miles de médicos hacia los lugares más distantes, y en condiciones -muchas veces- extremadamente difíciles, haya delegado más del 60% de la atención médica regular en manos de estudiantes y recién graduados extranjeros sin ninguna experiencia”.

Sin embargo” –aseguró-, “para no apartarnos ni un mínimo de la verdad, hay que reconocer que no todo está mal. A pesar de la incapacidad estatal para proveer los recursos necesarios para el buen desempeño del ejercicio médico, se debe destacar la calidad humana de una gran parte del personal cubano que labora en el sector de la salud; ellos, son los que soportan -con su fardo de miserias cotidianas- todo el peso de la escases y la ineficiencia generadas –sobre todo- por la indolencia y la corrupción de la dirigencia política”.
Uno de los ejemplos que mejor ilustra el contraste, son los (CMF), Consultorios del Médico de Familia (la mayoría en estado deplorable), un programa de atención primaria  para el cubano simple, que la falta de recursos y el burocratismo estatal han convertido en centros de control estadístico sin capacidad ni condiciones materiales para satisfacer la más elemental de las urgencias; sin embargo, el desempeño humano del personal profesional que labora en estos centros logran llenar el vacío que dejan la escases de recursos y medios, como consecuencia del enorme desamparo estatal.   

Ada Lidia, una enfermera con 15 años de experiencia, confesó estar obstinada, por tener que justificar constantemente los incumplimientos en la entrega de resultados de chequeos médicos, o los cierres temporales del consultorio por falta de agua, o la imposibilidad de aplicar simples inyecciones por carecer de fluido eléctrico y no poder esterilizar el instrumental necesario.

Imagínese” –nos comentó- “que grado de indigencia laboral estamos padeciendo, que este consultorio ha estado hasta 11 días sin energía eléctrica, por habernos pasado en el consumo que tenemos asignado.

Un auténtico desastre, digno de la incapacidad de quienes nos gobiernan -concluyó.

Tengamos fe que sea cierto -y se cumpla-, lo que postula el viejo proverbio: “Nunca es más oscura la noche que cuando está amaneciendo”.
*Ernesto Aquino Montes, Periodista Independiente. Poeta y Editor del Centro de Información Hablemos Press (CIHPRESS). Dirección: Calle Bella Vista No 753 Bajo, entre Vía Blanca y Santa Lutgarda, municipio Cerro, La Habana. Tel: 5 381 91 11. Email: aquino.liberyvid@gmail.com.

Continue reading

Deterioro y abandono de los consultorios del Médico de la Familia, son entregados en usufructos.

Alarmante deterioro de los consultorios médicosPor: Odelín Alfonso Torna.*  LA HABANA, Cuba, 25 de junio 2012  - Vecinos de La Prosperidad, un barrio marginal del municipio habanero San Miguel del Padrón, se intrigaron cuando vieron un cam... Continue reading

En el sector de la salud cubana las cosas no están funcionando como ha de ser.

La atención médica en Cuba.Warhol P.En los últimos tiempos, con frecuencia he escuchado decir lo mismo en una guagua que en cualquier cola la frase: “voy a tener que mudarme para Venezuela.”Muchas personas hablan medio en broma refiriéndose a l... Continue reading

El Médico de Familia: el medico más universal.

Incluimos algunos del los pronunciamientos del Sátrapa en Jefe cuando se le metió en la cabeza inventar el Médico de Familia, algo que ya estaba establecido en otros países y funcionaba. En Cuba esta experiencia ha fracasado. Pero veamos lo que d... Continue reading