Calendario

December 2020
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Archives

santeria

Inusuales recomendaciones en Cuba para la prevención y el control del Coronavirus (COVID-19).

Por Dr. Eloy A González.
Ha llegado la Pandemia del Coronavirus a Cuba. El país donde los gobernantes  lejos de la humildad, la noble dedicación y la transparencia; se precia de afirmar que es: una potencia médica. Lo cual es un error de apreciación que somete a un país y a sus médicos y científicos; a una suerte de menoscabo, escrutinio y suspicacias.

Unas grotescas manipulaciones y sesgos hacen que en Cuba el manejo de esta pandemia alcanza señales de falaz dedicación; a pesar de contar con un sistema de salud adecuado y profesional, de probada dedicación y abnegado compromiso.

Son tiempos confusos. Por una parte esta Pandemia ha sorprendido a todos; una dedicación a la improvisación y al desconcierto es dada a muchos, que deben liderar los empeños. Por otra parte la situación socio política y más aún económica en Cuba es, cuando menos, alarmante y su progreso es imprevisible. Le dicen “coyuntural” y en muchas formas lo es.
Hace algún tiempo (2007), escribí un artículo titulado: Medicina Coyuntural, donde considero las circunstancias por la cual, en los años noventa en el así denominado “Periodo Especial”; se  acogió la medicina natural como forma de paliar el agudo déficit de medicamentos que se produjo. En ese artículo señalé:

Fue entonces cuando se pensó en la Medicina Natural como solución a una crisis de asistencia en Salud en un país que contaba con los profesionales, las instalaciones y los servicios organizados; pero que no contaba con los medicamentos para ser prescriptos…..,

Todos los que entonces trabajábamos en el Sistema Nacional de Salud en Cuba vimos como de la noche a la mañana aparecieron productos sobre todo, Fitofármacos y Apifármacos, que aunque no llenaron las estanterías vacías de las farmacias si proveyeron una referencia terapéutica para los desesperados pacientes. La experiencia terapéutica se extendió a los Hospitales .Este sobresalto modificó la conducta de los médicos cubanos y creo expectativas en toda la población en medio de una Sociedad que se debatía entre la miseria y el asombro.

Pero no fue solo esto. En el difícil Periodo Especial, como que se buscó algo para aliviar los rigores de una situación a punto del colapso; fue así que se liberaron las ataduras a las prácticas religiosas y muchas personas, desoyendo o dejando a un lado la narrativa ateísta del régimen se avecinaron a las prácticas religiosas tradicionales. Todo esto en una sociedad donde muchos habían escondido la Biblia y los cuadros de sus santos, objetos de devoción de los mayores.

Entonces llegó la Pandemia, aquí está el Coronavirus; llamémosle COVID-19 que así nos han dicho.

Aunque Cuba muestra una estadística nada comparable a países donde ya la pandémica es un grave problema de salud con cientos, sino miles de muertos. Las autoridades de la salud, con celo profesional, y los agentes del régimen preocupados con que el asunto se salga de control; empiezan a utilizar todos los recursos al alcance para controlar un problema que crece por días.

Pero es sabido, que nos pasamos..., sí que nos pasamos.

En la distante provincia de Guantánamo, se recomiendan y expenden tratamientos florales y homeopáticos para protegerse del COVID-19. La venta de fármacos naturales para el tratamiento de las infecciones respiratorias agudas es una de las acciones "profilácticas" que se promocionan en Guantánamo parar enfrentar el Covid-19, informó el periódico provincial Venceremos.

Con 288 pacientes reportados (4/4/2020) con infección por coronavirus; en Cuba se ha dado a conocer un tratamiento homeopático para prevenir la enfermedad, sobre todos en adultos mayores, léase viej@s. Dice la información: Cuba inició una campaña de aplicación de gotas homeopáticas, PrevengHo-Vir, contra el coronavirus.

Es decir que en las casas de Abuelo y Hogares de ancianos del centro de la isla se comenzara a usar el PrevengHo-Vir; “se trata de un frasco de 10 mm de cuyo contenido solo se administran 5 gotas, en tres dosis. Al décimo día se realiza una reactivación de la dosis inicial. El medicamento estaría dirigido a prevenir enfermedades respiratorias en el adulto mayor, uno de los principales grupos de riesgo frente al coronavirus”. El empleo a gran escala de estos tratamientos homeopáticos es preocupante. La Homeopatía es una seudociencia sin base científica y es ilegal su uso y aplicaciones muchos países.

En medio de la utilización de dudosos tratamientos y dedicación a la seudociencias; se reconsidera las predicciones de las organizaciones que agrupan a la Santería en Cuba. Una polémica trascendente  y que ahora reanudan el tema de las predicciones de epidemias para el año en curso, ya asumidas por la denominada llamada “Letra del Año
Los babalawos, sacerdotes de la Santería en Cuba, han retomado la interpretación de “La Letra del Año 2020” y lo han hecho, según indica las informaciones , porque muchos consideran que “estas debieron advertir sobre la llegada de esta pandemia”. Ya se había hecho en enero una interpretación donde los babalawos decían que: algunas referencias a eventos se describían a hechos que ocurrirían en “otros países’. El asunto es que la pandemia ya está en Cuba.

En fin, que los santeros o babalawos señalan, en relación a la pandemia por COVID19 lo siguiente:

·         La pandemia es producto de "una rivalidad entre altas personalidades a nivel mundial" por razones ideológicas.

·         Retoman en texto  donde ya habían señalado el “aumento de enfermedades infecto contagiosas por la promiscuidad" y la "proliferación de epidemias debido a una mala higiene y la indisciplina social."

·         Amplían la interpretación de lo anterior y aseguran que: existe un conflicto entre Olófin y Èbita, "donde una pretende acabar con la población de la otra, por cuestiones ideológicas; se pudiera decir que se trata de la lucha entre dos partidos opuestos."

·         Que la rivalidad antes expuesta: no se puede “clasificar quién es el que se inclina al Bien ni quién se inclina al Mal".


En la lectura interpretativa se destacan las recomendaciones para el uso y la prescripción de plantas medicinales, tan a tono con las prácticas sincréticas en Cuba de la Santería. Estos, los babalawos, recomiendan: "ciertas plantas medicinales que pudieran ser recomendadas para erradicar o, en cierta medida, alejar el impacto de la pandemia", entre ellas la Calaguala, o Helecho de Palma (Polipodio de las Antillas), y el Vacabuey, o Pata de Vaca.”

·         Calaguala, un extracto del helecho Polypodium decumanum, se ha utilizado para tratar la psoriasis y los trastornos inmunológicos relacionados. La adenosina es probablemente uno de los compuestos bioactivos de Calaguala responsable de sus propiedades terapéuticas.[1]

·         Bacabuey (se escribe asi) o Curatella americana. Árbol o arbusto que alcanzan un tamaño de 2–15 m de alto, con pubescencia áspera. Basado en estudios etnofarmacológicos, muchas plantas, así como sus compuestos, han sido investigados para su uso potencial como agentes de curación de heridas. En Brasil, la población local usa tradicionalmente Curatella americana para tratar heridas, úlceras e inflamaciones. Se identificaron un total de trece compuestos en HECA, principalmente quercetina, kaempferol y derivados glucósidos de ambos, además de catequina y epicatequina conocidos como agentes de curación de heridas. El presente estudio proporciona evidencia científica de que este extracto (HECA) posee una notable actividad de curación de heridas, apoyando así el uso tradicional.[2]

·         Pata de Vaca: Conocido como Bauhinia forficata; es un árbol de la familia de las fabáceas, su distribución geográfica no coincide con las Antillas (Cuba).

A su tiempo señalé: El uso de la Medicinas tradicionales complementarias y alternativas, no deben responder a problemas coyunturales.

Por lo demás la dedicación a las prácticas de predicciones o adivinaciones; acorde con la Santería cubana, que forma parte de la consagración a un etnofolklore que es consustancial a la cubanidad. En su momento desdeñado por un ateísmo científico oficial, que consagró la paradoja y se sumó al aquiescente daño antropológico que tantos llevamos.

04/04/2020

  


[1] Planta Med. Agosto de 1992; 58 (4): 306-10.Efectos de Calaguala y un principio activo, adenosina, sobre el factor activador de plaquetas. Tuominen M 1, Bohlin L , Rolfsen W .

[2] Más uno. 2020 13 de enero; 15 (1): e0225514. doi: 10.1371 / journal.pone.0225514. eCollection 2020. Perfil químico de hojas de Curatella americana Linn por UPLC-HRMS y su actividad de curación de heridas en ratones. Fujishima MAT 1 Sá DMC 1, 2 , Lima CMS 1, 2


Continue reading

¿Qué es lo que va quedando de la medicina cubana basada en la evidencia?

En el país donde del materialismo dialéctico y el ateísmo científico se estableció como ideología imperante. El país del comunismo y la lucha contra el oscurantismo, el país de la verdad científica y la medicina basada en las evidencias. El país donde los médicos se graduaban después de repetir una y mil veces…, por el comunismo, seremos como el Che.

El Dr Tomasen en su consulta privada de La Habana
El país de la militancia revolucionaria y el rechazo a las escasas prácticas de la medicina privada que aún quedaban en la Habana de  los 60-70’s; cuando criticábamos y censurábamos a los pocos médicos que daban consultas privadas, apenados, y cobrando  5 pesos los médicos generales y 20 los especialistas. Pasó lo que tenía que pasar, de la medicina basada en la evidencia se transitó a la “medicina verde” cuando el periodo especial y de ahí a la energía cuántica, la pirámide, el yoga, el Thai Chi y cuanta practica semi esotérica se presentaba. La Santería en su versión de atención médica a la población se destapó sin que se levantara ni una sola voz hablando de “oscurantismo”.

El curandero de San Martin en plena intervencion quirurgica
del abdomen.
El país que se enorgullece de su condición de potencia médica es una rara amalgama de santería, brujería, prácticas esotéricas, uso de brebajes, etc. Atrás quedó la medicina con base científica y al alcance de todos. Capitalismo salvaje, oscurantismo peligroso y exportación de servicios médicos es lo que va quedando. Ah…, vamos a la consulta de Tomasen o al curanderode Ciego de Ávila…, allá te operan.
 Aquí..., ahora se establecen consulta privadas regenteadas por una mezcla de hombre nuevo graduado por la revolución como médico,  que deviene en curandero cobrando…. ¿la práctica de la medicina socializada ya se fue a bolina?


Ahora dicen que Cuba es un país de curanderos milagrosos. ¡Lo que hay que ver!

Continue reading

Un curandero cubano, semianalfabelto sin conocimiento alguno de Medicina realiza operaciones quirúrgicas usando solo un cuchillo de cocina.

El tenebroso carnicero de San Martín.

Cerca de 3 mil 800 operaciones dice haber realizado al aire libre, sin que al parecer se presentara allí un inspector

Por: José Hugo Fernández.*

Un pobre diablo, semianalfabeto e ignaro total en medicina (a juzgar por el modo en que se expresa), interviene quirúrgicamente a miles de personas usando como único instrumental un rústico cuchillo de cocina y, desde luego, sin las más elementales condiciones sanitarias en el sitio en que lleva a cabo su carnicería.

Escalofriante resulta verlo clavando el cuchillo en los ojos, el cuello, el vientre o la columna vertebral de sus pacientes/víctimas, mientras explica, con pedestre jerga, que el espíritu de un antiguo muerto es quien dirige sus operaciones quirúrgicas, para las cuales utiliza como anestésico una mezcla de perfume, ron, cebolla y alcohol, cuya fórmula, según él, también le fue dictada por el muerto.

Preparandose para operar
Se trata de un curandero de la oriental provincia cubana de Ciego de Ávila, cuyos “milagros” ven boquiabiertos los habaneros por estos días, a través del documental “El ‘médico’ de San Martín” (Fe y misterio o el misterio de la fe), filmado por una productora independiente, subido a Youtube y que –debido a nuestra falta de acceso a internet- circula en Cuba de mano en mano en soporte de memoria flash.
El carnicero en cuestión (no parece ser un estafador, pues asegura que no cobra nada por sus servicios) se proyecta como una especie de chamán criollo. La gente hace largas colas para ser atendida por él, y no sólo los lugareños del batey San Martín, en el municipio Primero de Enero, que es donde ejerce, sino de toda Cuba, e incluso del extranjero, de acuerdo con lo que se asegura en el documental.

Cerca de 3 mil 800 operaciones dice haber realizado al aire libre, sin que al parecer se presentara allí un inspector o cualquier otra autoridad para exigirle que muestre sus credenciales como profesional de la medicina. Es algo verdaderamente insólito, si tenemos en cuenta la implacable persecución y el riguroso tratamiento que debe enfrentar cualquier cubano cuando apenas intenta vender tamales o maní tostado o aguacates, sin la correspondiente licencia.

En plena operacion abdominal.
¿Quién es realmente este hombre y qué misterio le rodea para que las activas fuerzas represivas del régimen hayan pasado por alto durante largo tiempo el grotesco espectáculo de sus “curaciones”? A juzgar por lo que afirma una de las paciente/víctimas, hace 19 años que él la operó de un riñón. De modo que el asunto tiene ya larga data. Y él mismo asevera que desde los hospitales de las ciudades de Morón y de Ciego le remiten pacientes desahuciados por sus médicos.
Al inicio del documental se advierte que éste no es apto para las personas sin fe. Pero no creo que sea por falta de fe, o de tolerancia, o de respeto ante el ejercicio del libre albedrío de las personas, por lo que uno se escandaliza ante lo que está ocurriendo en el batey San Martín. Chamanes, charlatanes, curanderos, espiritistas y fanáticos de toda laya nunca han faltado en Cuba y en todos los rincones de la Tierra. Y por supuesto que tienen su derecho a existir, del mismo modo que a sus seguidores les cabe el derecho de no ser molestados.

En  una operacion ocular.
Pero las leyes de este mundo presuntamente civilizado establecieron desde hace mucho que el derecho a ejercer la libre voluntad cesa para un ser humano justo cuando viola los derechos de otro ser. Y no podríamos negar con seriedad que, aun cuando ellos mismos lo ignoren, esos fanáticos pacientes/víctimas del carnicero de San Martín tienen derecho a que sus enfermedades sean atendidas por auténticos especialistas, con dominio de los adelantos médicos que resultan propios de la época, y no por un gárrulo ignorante, que –supongamos que con la mejor intención- les agrede salvajemente, cuchillo en mano.
¿En esto tuvo que venir a parar el mito de la potencia médica cubana? Hoy suele decirse que nuestra isla está tocando fondo dentro del espectro de los peores países del llamado Tercer Mundo. Casos como el de San Martín lo demuestran. Y hasta sugieren que inauguraremos el Cuarto Mundo, con perspectivas para el Quinto.

*Escritor y periodista independiente. Edita el Blog personal El Vagón Amarillo. Fuente: Cubanet. Las fotos fueron tomadas del documental.
A continuación incluimos aquí el documental, El medico de San Martin, con la finalidad de completar toda la información. 


Continue reading

La profanación de tumbas en Cuba garantiza la base material de estudios en las Escuelas de Medicina.

Cráneos, dientes, tibias, costillas, fémures, mandíbulas, vértebras, pelvis; todo se encuentra a la puerta de los cementerios.

Por: Juan Juan Almeida.

Desde que en 1948, la ONU decidió adoptar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, muchas organizaciones y activistas del mundo enarbolan esa dignificante bandera enfrentando a diario violaciones de libertad, justicia y paz que sufren muchas personas por el simple hecho de su condición humana.

Desgraciadamente en varios rincones de esta selva que llamamos Tierra, los derechos humanos entraron en un período de sombra debido a la infinita desidia de muchos de sus pobladores. La barbarie es como el pan nuestro de cada día, y eso la hace poco más o menos normal.

En mi país, por ejemplo, el tema siempre es objeto de controversia y debate; pero hoy, no haré referencia al derecho de los vivos, hablaré de los que ya no están, de nuestros antepasados, que no son el mono, el ardipithecus ni el australopithecus; sino mi madre y tu abuela.

Cráneos, dientes, tibias, costillas, fémures, mandíbulas, vértebras, pelvis; todo se encuentra a la puerta de los cementerios. La profanación de tumbas pasa de ser un horrible acto vandálico, a un hecho casi cotidiano.

Pero, “porqué la culpa de todo, siempre la carga el totí”; desinformados metafóricos, y sabiondos inventados, en lugar de averiguar, a la hora de juzgar lanzan el rugido acusador hacia muchos practicantes de religiones afrocubanas que conforman nuestro folklore, y forman parte de nuestro patrimonio cultural.
En la santería y brujería hay muy pero que muy aislados ritos que requieren de esqueleto humano; también existen artesanos que compran huesos para construir con ellos objetos que venden a precio de oro; pero el absoluto responsable de esta salvajada a nuestros afectos es como siempre, el Estado.

Hasta la saciedad nos han taladrado el pensamiento, con eso que desde 1959, el desarrollo de la medicina ha sido la prioridad principal del gobierno revolucionario y, en efecto, Cuba es el país del mundo que cuenta con el mayor número de galenos por habitante. En la isla se gradúan anualmente miles de médicos y les cuento, a cada uno de estos estudiantes, sin distinción de raza, color, sexo, idioma o religión (vamos, como lo derechos humanos), se les entrega una bolsa con cráneo y partes de la osamenta humana que de no ser suficientes para estudiar anatomía, entonces cuentan con una carta que presentan en los cementerios cubanos para que, de entre las tumbas sin dueños, exhumar los restos de aquellos que en vida fueron familiares de muertos sin nombres, emigrados y exiliados.

Para tener una leve idea de las tumbas profanadas, tendríamos que comparar el número de bolsas entregadas, con la tasa bruta de mortalidad cubana que, tomando la referencia publicada por Naciones Unidas y enviada por La Habana, fue de 7,6 en el año 2012. Mismo año en que – según la extensa editorial del portal digital Cubadebate – la mayor de las Antillas formó más de 11.000 nuevos doctores, 5.315 cubanos y 5.694 procedentes de 59 países. De susto. No soy partidario de las cifras cuando escribo, no obstante la excepción lo merece.

Justo un día como hoy, 7 de Abril, pero de 1985, falleció en La Habana Cuba, uno de los más reconocidos artistas de la plástica cubana, René Portocarrero. Sus restos…no quiero ni pensar donde puedan estar.


Fuente: CUBANET

Continue reading