Calendario

July 2020
M T W T F S S
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Archives

sistema de salud cuba

Una carta abierta de una médico en Cuba al dictador en funciones.


Carta Abierta de una Médica de Cuba a un dictador.

Santiago de Cuba, 4 de marzo de 2019                              

Carta Abierta de una Médica a un dictador

Por: Dra. Nelva Ismarays Ortega Tamayo

Especialista en Medicina General Integral

A: General Raúl Castro Ruz, Dictador de Cuba

General dictador Raúl Castro Ruz,

El objetivo de esta Carta Abierta es exponer, a su régimen y al mundo, las razones fundamentales por las que he decidido renunciar a mi labor como médico al servicio de un sistema inhumano que viola los más elementales derechos del ciudadano, que golpea hasta a niños, ancianos y mujeres embarazadas, y que usa la medicina con fines políticos, y a los médicos y enfermeras como mano de obra esclava.

Mi decisión viene madurando hace ya algún tiempo. Son demasiadas las injusticias, excesivas las mentiras y las justificaciones. Siempre culpando a otros de lo que es responsabilidad total de un cruel sistema que solo se preocupa por el ser humano, hipócritamente, en la medida en que es necesario para que éste se someta dócilmente a los dictados y caprichos del dictador de turno.

¿Por qué le escribo a Usted y no al Ministro de Salud Pública o a Miguel Díaz-Canel? Por una sencilla razón: se enfrenta al amo, se le habla al principal responsable vivo del sufrimiento de toda una nación.

Como millones de jóvenes cubanos fui adoctrinada y engañada, soy hija y nieta de personas también adoctrinadas y usadas por la tiranía que inició su hermano Fidel Castro.

Milité, por desgracia, en las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas, UJC. Fui presionada por su policía política para que, como médica, vigilara e influyera a opositores pacíficos que tan sólo buscan el respeto de los derechos humanos. Sus agentes me exigieron que debía colaborar con ellos y darles información de la salud y de todo cuanto supiera del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer García.

Dra. Nelva I. Ortega
Acercarme a la UNPACU y a su líder fue el peor error que cometieron. Si bien es cierto que tenía mis dudas, inconformidades e inquietudes, también es real que, como otros muchos profesionales, solo pensaba en mi carrera como médica y en ayudar a mi humilde y sacrificada familia. Para poder hacerlo esperaba salir de ¨misión¨ al extranjero. Es decir, salir como instrumento político y mano de obra esclava. Pero con la UNPACU conocí de dignidad, de derechos humanos, de democracia, de justicia, y de la verdadera y perversa esencia del régimen que Usted encabeza.
Por romper con el régimen, por unirme a la UNPACU y compartir mi vida con su líder, un hombre muy humano y valiente que verdaderamente ama a nuestra patria, la Dirección de Salud Púbica en el Municipio Santiago de Cuba ha tomado en mi contra injustas medidas y sanciones. Mi familia ha sido presionada por su policía política para que, a su vez, me presionen y así vuelva al “redil”.

Ahora bien, la gota que colmó la copa cayó el pasado 11 de febrero cuando decenas de agentes del Ministerio del Interior, en su mayoría fuerzas de asalto, irrumpieron en 8 hogares de miembros de la UNPACU con tal violencia que, si no lo hubiese vivido, no lo hubiera creído. Golpearon a muchos. Golpearon a mi abuela, una anciana postrada, y me golpearon a mí con cinco meses de gestación. Nos robaron y rompieron todo. Hasta los alimentos y las medicinas, con que curamos enfermos, se las robaron sus agentes. También me despojaron de mis medios de trabajo. Todas estas graves acciones y otras similares en días posteriores, en venganza porque hicimos campaña pacífica y legal por el ¨NO¨ a su Constitución estalinista para el falso referendo del día 24 de febrero.

Durante 15 días sus fuerzas represivas cercaron totalmente nuestro hogar y no me dejaban salir a trabajar. Las pocas veces que pude salir a hacer gestiones personales fui víctima de violencia y humillaciones por sus agresivos agentes. Aún hoy continúa el cerco, y todas las noches nos apedrean nuestro hogar.  En fin, ¡he vivido y visto tanta crueldad y sin sentido…! Pensé que esto sólo podría ocurrir en regímenes como el de Adolfo Hitler y Benito Mussolini.

Renuncio a continuar trabajando para el Ministerio de Salud Pública de su régimen tiránico, no me usaran más, en lo más mínimo, pero nunca dejaré de ejercer mi noble profesión. Continuaré atendiendo a los activistas golpeados, perseguidos y marginados, seguiré atendiendo a todo enfermo que solicite mis servicios. Seguiré denunciando las injusticias de su régimen contra médicos y pacientes. Continuaré sirviendo a mi pueblo y luchando por su libertad.

Estoy completamente curada del síndrome que más daño ha hecho a nuestro pueblo: el ¨síndrome de indefensión¨ y estaré ayudando a otros médicos y trabajadores de la Salud, a liberarse de tan dañina patología. Su dictadura caerá y los médicos podremos ejercer con dignidad y libertad nuestra sagrada profesión. Tendremos adecuadas condiciones de trabajo y salarios decorosos. Nadie nos usará como instrumentos políticos. El pueblo todo tendrá Salud de excelencia y no tendrá que pagarla con sumisión y miseria. Los cubanos viviremos en libertad y con prosperidad. Puede estar Usted seguro.

Dra. Nelva Ismarays Ortega Tamayo

Especialista en Medicina General Integral

Registro Profesional 186670      

Santiago de Cuba. 4 de marzo de 2019


Continue reading

Descender al infierno sin escalones.

Los más viejos recordamos todos los procesos por los que han pasado los horarios de trabajo, incluyendo el momento en que se tuvo “horario de conciencia” y no se marcaba tarjeta en los centros laborales, hasta que después surgió el extremo de descontar en la nómina los minutos de llegada tarde. Con posterioridad se planteó la aplicación de los horarios escalonados, lo que permitía quitar un poco la cantidad de personas que salían a la calle por diferentes motivos de una sola vez; pero igual que todo no duró lo suficiente, porque aquí nada tiene fijador.
En el salón de espera de un hospital del municipio Plaza, una señora le daba el almuerzo a su mamá y al ver que todos la miraban, comentó: ¨Nosotras salimos desde las 6 de la mañana de la Lisa en un carro que nos costó 5.00 CUC (125 pesos moneda nacional), llegamos aquí sobre las 6:30 y mira la hora que es y aún estamos esperando. Por eso yo le traigo su desayuno, almuerzo y merienda pues no sabemos a qué hora entraremos a la consulta”. Por su parte la anciana madre postrada en un sillón de ruedas enfatizó: “Cada vez que ella me trae, pierde el día de trabajo, pues como pueden ver me falta un brazo y una pierna; soy diabética y por eso tengo que asistir a consultarme con el angiólogo. Además tenemos un gasto muy alto que no podemos permitirnos pues somos pobres, solo por traerme y llevarme tenemos que gastar 10 CUC, porque los almendrones (taxis colectivos) no pasan por mi casa, aunque tampoco cargarían con el sillón de ruedas”.
     Pacientes en el salón de espera de una facilidad hospitalaria en La Habana, Cuba
Este es uno de los casos en que vendría muy bien aplicar el uso del horario escalonado para los enfermos, y así se evitaría que se acumulen en los salones de espera y además pierdan su tiempo y dejen de ser pacientes para convertirse en impacientes.
Por su parte, el médico en cuestión, me explicó al respecto: ¨El horario escalonado es muy cómodo porque no se acumulan los pacientes, pero comienza a las 8:00 de la mañana y termina a las 4:30 de la tarde; se supone que yo concluya la consulta al medio día. Cuando nos tenemos que transportar  desde nuestras casas a policlínicos lejanos, porque los médicos especialistas que trabajamos en hospitales, atendemos también a la toda la  población que pertenece a ese centro médico, para nosotros también es una tortura”.
Este mal no es solamente de la capital de todos los cubanos; es algo generalizado en todo el país y si se repartieran los turnos por horas los salones de espera no estarían en las condiciones que se ven, llenos de personas y sería también mucho más fácil el transporte y las personas accederían a los servicios sin perder tanto tiempo.
A veces, es incluso un problema de la empleada  que otorga el turno, que le dice al paciente por ejemplo: “le toca a las 11 de la mañana, pero le recomiendo que venga temprano”.
No hay ni que explicar que por esta mala organización los trabajadores pierden el día completo cuando tienen una consulta médica, lo que sin lugar a dudas es otro aspecto más que se añade a los graves problemas que hay en la economía.
Todo esto forma parte del desorden que existe en la economía y en particular en los servicios médicos y la corrupción que propicia el abandono en el cumplimiento de las funciones de los que se suponen que dirigen el país. Es el círculo vicioso en que comienza y termina todo en Cuba.
La Habana, 6 de junio de 2017
*Periodista independiente. Estudio en el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona. Vive en la Ciudad de la Habana, Cuba.
Nota: Información recibida desde Cuba por correo electrónico
Continue reading

Los principios en los que debe basarse el Sistema de salud en una Cuba futura.

Les presentamos un artículo de enfoque afanoso pero necesario que busca explicar el futuro de la Salud Publica en Cuba; estableciendo premisas que solo son posibles con un cambio de régimen o al menos un gobierno de transición que permita instrumentar algunas de esas ideas. Mucho se h a considerado sobre lo que debe ser el planeamiento de un sistema de salud en Cuba para un país viviendo en democracia, este es uno de ellos…, no el único.

El futuro de la salud pública en Cuba

Por Francisco Porto

“Salud publix, suprema lex”, establece la máxima latina.

La buena salud es fundamental para el bienestar humano y el desarrollo económico y social sostenible. Los Estados miembros de la OMS se han fijado el objetivo de desarrollar sus sistemas de financiación sanitaria para garantizar que todas las personas puedan utilizar los servicios sanitarios.

En las Proyecciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba, publicadas en el año 2006 se pronosticaba:
“Se mantendrán, incluso se profundizarán, los bajos niveles de fecundidad y natalidad, la mortalidad deberá seguir su corrimiento hacia las edades más avanzadas de la vida. La mortalidad geriátrica aún muy baja en el país, deberá aumentar en los próximos años. Por el efecto combinado de las variables: fecundidad, mortalidad y migraciones, se producirá un bajo crecimiento poblacional que llegará a detenerse e incluso a provocar un decrecimiento en los próximos años”.

El anteriormente citado progresivo y acelerado envejecimiento de la población cubana, sumado al éxodo de profesionales de la Salud por causas diversas y los resultados negativos de la ideologización del proceso de toma de decisiones a todos los niveles del Sistema han creado retos extraordinarios.

En la búsqueda de alternativas futuras de la Salud Pública en Cuba, merecen especial atención las propuestas del profesor Steven G. Ullmann de la Universidad de Miami, quien advierte que para una transición efectiva, sin importar el escenario político, será imprescindible:
a) Asegurar los servicios básicos de atención de salud para todos los ciudadanos.

b) Mantener los servicios médicos en las zonas rurales y montañosas del país.

Al analizar los problemas éticos en la priorización de la salud, es importante basarse en las ideas de dignidad humana e igualdad en los derechos humanos. No es lo que una persona hace o tiene lo que le da derecho a ser respetado, sino el simple hecho de ser un ser humano es el que establece su dignidad. Debido a esta dignidad, la persona humana no debe ser nunca un medio, sino siempre un fin.

El futuro de la salud pública de una Cuba en transición

Debemos aspirar a que la salud pública cubana tenga las siguientes características:

1) Universal

2) Preventiva

3) De responsabilidad compartida

4) Accesible

5) Compasiva

Universal quiere decir que llegará hasta el último rincón de país y se aplicará a todo ciudadano cubano sin exclusión. La financiación de la Salud Pública es un punto crítico en todo análisis. En el caso de Cuba, además de las aportaciones al erario público, se pudiera suplementar con el desarrollo de seguros de salud, públicos y/o privados, sin fines de lucro.

La medicina preventiva es la especialidad médica encargada de aplicar, fomentar e investigar actividades y políticas de promoción y protección de la salud; además de la vigilancia de la salud de la población, de la identificación de sus necesidades sanitarias y de la planificación, gestión y evaluación de los servicios sanitarios.

La responsabilidad individual es parte importante de esta propuesta, pero sobre la base de que la Salud es un derecho humano

Accesible significa que esté al alcance de cada ciudadano, sin ser necesariamente gratuita en todos los casos, aunque los Servicios Básicos de Salud deben ser provistos por el Estado. Un posible escenario, como plantea Ullmann, es permitir y fomentar un sistema de dos niveles, pública/privada, de la asistencia sanitaria.
A medida que surjan oportunidades para ciertas fuerzas del mercado, se puede desarrollar el deseo de los servicios de atención de la salud más allá de un sistema básico para todos. Tal sistema permitiría al personal médico trabajar en el sector público y complementar sus ingresos a través de la prestación de servicios en el sector privado. Así coexistirán el cuidado en instituciones públicas del Estado, la consulta individual, la de grupo, la cooperativa, el seguro, el mutualismo, el mutualismo mixto y las colaboraciones del extranjero.

La compasión, que va más allá de la empatía, es la piedra angular de la medicina y se ejerce individualmente o aplicada a grandes grupos. La compasión consiste en reconocer el sufrimiento de otra persona y tener el deseo de aliviarlo.

La formación médica de nuevas generaciones

Las Universidades de Medicina serán estatales, debidamente acreditadas y tendrán anexas al menos un hospital de la red de Asistencia Pública. Los estudios, aunque subvencionados por el Estado requerirán de un modesto pago por parte de los estudiantes como responsabilidad individual, que podrá ser reducido o eliminado por buenos rendimientos académicos, trabajos de ayudantía, etc.

Las instituciones de enseñanza médica en su niveles superior y medio y tendrán como base la larga y valiosa experiencia acumulada en Cuba, garantizando la uniformidad en el rigor de la formación de los futuros médicos y su correspondencia con las necesidades de la población.

Los médicos recién graduados deberán brindar un servicio social por un término de 2 años, como apoyo a la Medicina Rural en las regiones más inaccesibles. En casos extraordinarios se podrá cumplir este requisito en la ciudad, preferentemente en centros asistenciales públicos, por un periodo de 3 años. Cumplido este requisito, sin excepciones, los médicos quedan libres de compromiso con la red asistencial pública. Planes similares se aplicarán a los cursos de enfermería y técnicos de la Salud. De esta forma se garantizará que se disponga del personal requerido en cada localidad.

Reflexión

El Sistema de Salud de Cuba en el futuro debe basarse en tres principios:

1.- Universal

2.- De gestión pública, pero permite la práctica privada

3.- Accesible a todos

Ignorar los avances y logros de la Medicina en Cuba al tomar decisiones futuras no solo sería un error, sino que implicaría correr un peligroso riesgo social, pues la población no estaría dispuesta a renunciar a los beneficios que ya tiene.

Es imperioso, como se señaló anteriormente, garantizar los servicios básicos de atención de salud para todos los ciudadanos y mantener los servicios médicos en las zonas rurales y montañosas del país.

Como ha dicho el Papa Francisco, “no existe una vida humana más sagrada que otra, como no existe una vida humana cualitativamente más significativa que otra. La credibilidad de un sistema sanitario no es medida solo para la eficiencia, sino sobre todo para la atención y el amor hacia las personas, cuya vida siempre es sagrada e inviolable”.

Continue reading

Crítica situación de los pacientes en espera de intervención quirúrgica en Cuba.

Por Dr. Eduardo Herrera.*

El Hospital Universitario General Calixto García Íñiguez, presenta un número considerable de pacientes que esperan por ser operados. La falta de anestesistas es una de las causas fundamentales por las que se posponen tales operaciones, tanto en este hospital como en muchos otros de la capital.

Con la salida del país de miles de especialistas, a través de las llamadas “misiones” o por asuntos personales, en los últimos años la anestesiología ha sufrido uno de los mayores índices de merma entre todas las especialidades.

A pesar de las medidas implementadas, que se encaminan a acortar programas de estudio y a otorgar más plazas que las habituales, esta especialidad se ha mantenido exigua.

En medio de este panorama, pacientes con patologías como el Cáncer, para los cuales -por razones obvias- el tiempo de espera no debería dilatarse, aguardan ingresados o en sus hogares para que los intervengan quirúrgicamente.

Una mujer lesionada en un brazo sale del Hospital Universitario. Foto/HP

Tal es el caso de Arnaldo Ramos, que sufre de una lesión en la boca desde hace más de dos meses. Esta lesión requiere de tratamiento quirúrgico casi inmediato.
Ramos, ex recluso político del grupo de los 75, agradece a los médicos el interés y la disposición por atenderlo, pero le preocupa que su operación, programada para el pasado 22 de diciembre, haya sido pospuesta. Uno de los médicos que lo atienden nos informó acerca de la crítica situación con respecto a los casos en espera.

También conocemos las quejas que familiares han presentado a la dirección del Centro, a causa de otras operaciones que no se han efectuado.

Incluso uno de los pacientes, cuya operación estaba programada para el pasado 22 de diciembre, y que quedara suspendida, obtuvo un turno no habitual para el día posterior, como resultado de una firme denuncia ante la dirección del hospital.

Situaciones como esta, basadas en los derechos que tienen las personas a una atención médica a tiempo y adecuada, suceden esporádicamente. Mientras, un gran número de ciudadanos se mantienen callados y sin realizar reclamos.

Así pasa inadvertido el maltrato a que están sometidos los necesitados de estos servicios, en un país que envía médicos para satisfacer las necesidades de los otros.

*El Dr. Eduardo E. Herrera Duran. Es Médico especialista en Cirugía, reside en Cuba y trabaja en el Hospital General Docente “Calixto García” en La Habana, Cuba. Se desempeña como comunicador independiente y colabora de manera regular con el  Centro de Información Hablemos Press.

Continue reading

Frecuentes desplomes del techo en la sección quirúrgica del servicio de emergencias en el Hospital Universitario “General Calixto García” en La Habana.


Por Dr. Eduardo Herrera Duran.*

Por tercera vez se desploma un techo del salón de operaciones en el cuerpo de guardia del Hospital Universitario General Calixto García.

El primero de agosto ocurrió el derrumbe mientras transcurría la guardia. Por suerte no hubo lesionados, ni por parte de los paciente, ni de los trabajadores, comentan colegas míos que se encontraban de guardia ese día.

Luego del accidente se decidió realizar las urgencias en el quirófano de la antigua sala de Poli traumatizados, que deshabilitada con la reparación capital del actual cuerpo de guardia.

Al día siguiente de haber ocurrido derrumbe, paradójicamente en espacios informativos de la TV cubana, se daba a conocer el funcionamiento del recién inaugurado Laboratorio Clínico en el mismo hospital, en el cual según la noticia, se instalaron nuevos equipos que facilitarían la mejor atención a los pacientes que acuden al él.

Servicio de Urgencia del Hospital Universitario "Calixto Garcia"
Foto Hablemos Press
Después de la reinauguración del Cuerpo de Guardia, en el año 2012. Luego de haber estado más de 10 años en espera de su terminación, en este centro asistencial, que es uno de los que más atiende pacientes en la capital, se han llevado a cabo varias reparaciones.
“Estos salones tampoco tienen las condiciones que se requieren, iluminación, climatización y la falta de agua que dificulta el trabajo”, refieren los cirujanos en las entregas de guardia.

Las acciones de reparación, a pesar de haberse extendido en el tiempo, no tienen la calidad que requieren. Las filtraciones, el mal acabado de las obras y la poca funcionalidad de las mismas, en muchas ocasiones, entorpecen el trabajo para una mejor atención al paciente.

En mi opinión, estas reparaciones son solo superficiales y no tienen en cuenta la vieja estructura del añejo hospital, la cual requiere de una mayor inversión. Además que no se corresponde con la cantidad de pacientes atendidos en el mismo, aunque en este las condiciones no son buenas, los pacientes lo prefieren ante otros con peor situación.

En las visitas constantemente realizadas por el ministro de salud al centro hospitalario, solo señalan dificultades en cuanto a la atención al paciente y en las condiciones de trabajo, que son pésimas.


*Dr. Eduardo Herrera Duran, es médico especialista en Cirugía. Reside en la ciudad de la Habana, Cuba y trabaja en el Hospital Universitario “Calixto García”. Colabora con la agencia cubana de prensa independiente, Hablemos Press, sobre temas de Salud.

Continue reading

¿Se puede afirmar que en Cuba se ha eliminado la trasmisión madre-feto del SIDA y la Sífilis?

VIH: ¿Qué en Cuba se ha eliminado la transmisión de madre a feto?

Por: Dr. Eduardo Herrera.*

Hace unos días, en Cuba se dio a conocer la noticia que era el primer país en el mundo donde se había eliminado la trasmisión del VIH y la sífilis, de la madre al feto. El sistema de salud cubano tiene gran propaganda en el mundo como uno de los más eficaces, para lo cual se deberían conocer las particularidades de la Isla.

El deterioro de la atención médica es muy evidente desde hace 25 años, desde la atención primaria a todos los niveles de atención que le siguen. He podido observar como la calidad ha ido decreciendo. El poco estímulo salarial y la insatisfacción de las necesidades del personal de salud han contribuido con su declive.

La falta de materiales y equipos necesarios para trabajar, es otro de los factores que han influido, no obstante se siguen dando cifras halagüeñas sobre los progresos del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Lo cierto es que la realidad que viven los ciudadanos es distinta a la que se promueve en los medios nacionales e internacionales.

Muchas veces se falsean las estadísticas omitiendo datos, cuyo acceso a estos es como acceder a un secreto de Estado. En  otras ocasiones no se analiza el fondo de la situación existente en la Isla. Un ejemplo es la disminución de la mortalidad infantil, la cual ha disminuido a costa de la disminución de la natalidad, si nacen menos la probabilidad de muertes es menor, como es lógico.

En Cuba, se permite el aborto y habría que tener en cuenta cuantas madres portadoras del VIH, coaccionadas por las grandes necesidades que sufren acuden a ello, por tal de que sus hijos no nazcan en tal incertidumbre. Como mismo lo deciden las embarazadas sin VIH, las portadoras del virus, también pueden pensar en esa situación.
Según averiguaciones no oficiales, no existen en la Isla una cantidad significativa de mujeres embarazadas, que sean positivas del VIH, por lo cual no podemos ser referencia de este tipo de trasmisión del virus a la que se hace referencia.

La falta que tienen los portadores del virus, de los medicamentos antirretrovirales, tan importantes para prolongar la vida en este tipo de pacientes puede haber provocado las muertes tempranas de mujeres jóvenes que no llegan a embarazarse. Posiblemente el único ejemplo de no trasmisión del VIH de madre a hijo, sea el que se presentó en la Televisión Cubana.

Acostumbrados a la manipulación que se nos somete a diario y a las cifras falsas que se manejan en el sistema de salud, me atrevería a decir que la noticia escuchada, no es más que otro de los datos lanzados de los supuestos logros de la revolución cubana para conmover al mundo. Como dicen muchos cubanos, cuando algo no es basado en la realidad que tenemos, en Cuba expresamos, “eso es tremendo Globo”, refiriéndonos a una mentira.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1.4 millones de mujeres viviendo con VIH quedan embarazadas cada año, y de no ser tratadas, sus hijos tienen entre el 15% y 45% de posibilidades de contagiarse con el virus durante el embarazo, el parto o la lactancia.

En cuanto a la sífilis, un millón de mujeres en el mundo se infectan anualmente con esta enfermedad, que puede provocar muerte fetal, muerte perinatal o infecciones neonatales graves.

Autoridades de Salud alegan que en Cuba, sólo dos bebes nacieron con VIH en 2013, y sólo tres nacieron con sífilis congénita.

Sería de gran satisfacción para los cubanos, que todos estos datos respecto a la salud cubana fueran la realidad. Mejoraría las condiciones para asegurar una vida saludable.

Fuente: Hablemos Press


*El Dr. Eduardo E. Herrera Duran. Es Médico especialista en Cirugía, reside en Cuba y trabaja en el Hospital General Docente “Calixto García” en La Habana, Cuba. Colabora de manera regular con el  Centro de Información Hablemos Press.

Continue reading

El Programa del “Médico de la familia” en regresión en Cuba, los consultorios son entregados como viviendas.

El médico de la familia

Cuando se concibió la idea de un proyecto de Salud Pública, conocido como “Médico de la Familia”,  la atención médica a la población, mejoró considerablemente a nivel de cuadra.

Los médicos laboraban cerca de los pacientes, y los conocían, estando a la mano –como se dice de forma popular- para cualquier contingencia que tuviera el vecino. Para  ello se fabricaron a todo lo largo del país, miles de consultorios, los que tenían viviendas incluidas en la que vivirían los galenos y en algunos casos las enfermeras.

Estos inmuebles fueron entregados al personal médico como un medio básico del Ministerio de Salud Pública. Con el paso del tiempo en muchas localidades fueron conocidos estos consultorios médicos con el nombre de Postas Médicas, en las cuales siempre estaba un profesional de la salud, dispuesto a brindar atención médica a cualquier hora del día o la noche.

Un consultorio del Programa del
Medico de la familia entregado como  vivienda
Con el transcurso de los años muchas de estas postas médicas, fueron siendo abandonadas tanto por falta de trabajadores, como por no contar con recursos para las mismas. De esta forma un programa tan exitoso como este tocó fondo.
Solo por poner un ejemplo, el Consejo Popular Luyanó Moderno, ubicado en el municipio San Miguel del Padrón, en esta capital, que tiene de superficie terrestre 6,1 Km2 y una población aproximada de unas 40 mil personas, a las que se adicionan más de 3 000 flotantes (residentes que no son legales);   de los 56 consultorios del Médico de la Familia que se construyeron solo están funcionando 21, los que carecen de recursos para atender adecuadamente a los que -por necesidad- acuden a ellos.      

Las postas que continúan brindando servicios a los pobladores, ya no cumplen el objetivo para los que en sus inicios fueron concebidas; dar una mejor atención medica y auxilio médico a personas que se encontraran en diversas circunstancias de salud, en cualquier momento. Y es que ya en su mayoría no viven los galenos cerca de la población  que le fue asignada un consultorio. Además,  los pocos médicos que laboran en ellos tienen la carga de trabajo de todas las otras casitas del médico que están cerradas y tienen la obligación –adicional de brindar servicios médicos en hospitales o policlínicos.

Muchos de estos consultorios médicos que fueron abandonados, debido al deterioro, se entregaron a trabajadores del Ministerio de Salud Pública, no médicos u otras personas que no son trabajadoras de esa entidad; un ejemplo es la casa de la posta médica que se encuentra en calle Sexta, entre Pasaje Generaliti y D, Reparto Luyanó Moderno; que se la cedieron a una miembro de la Policía Nacional Revolucionaria.

No obstante, hay otros de estos medios básicos, que están en un estado deplorable constructivo por falta de mantenimiento por lo que se han convertido en inhabitables. Dejando así ver la ineficiente que resulto el proyecto Médicos de la Familia, a pesar del costo de su inversión.


 *Recibido por correo electrónico desde Cuba. La comunicadora es miembro de la Red cubana de comunicadores comunitarios. La foto también es de la autora. 

Continue reading

Problemas en los servicios de ambulancias y atención del personal paramédico en Cuba.

Empeora servicio asistencial de salud.

La falta de organización, maltrato y mal trabajo caracterizan a las tripulaciones de las ambulancias y los paramédicos en todo el país lo que provoca dolor y sufrimiento a familiares; así como pérdidas de vida de algún que otro paciente, por no tener una asistencia adecuada y en su momento, algo que se ha tornado en una situación normal.

Al policlínico de Veguita, en el municipio de Yara, provincia Granma, llegó Felicia Díaz Fonseca acompañada por sus hijos Mariela y Jorge Sarmientos, su asistencia al centro de salud se debió a que presentaba fuerte dolor de cabeza, presión alta y calambre en los brazos, por lo cual la doctora de guardia decidió remitirla de urgencia al Hospital Celia Sánchez Manduley de Manzanillo.

Al solicitar el servicio de la ambulancia se tuvo que esperar desde las 8 y 30 pm hasta las 11 pm, lo que permitió aumentara la gravedad de la paciente a la que afectó una isquemia cerebral, quedándole inmóvil las piernas y el brazo izquierdo. La médico hizo varias llamadas reclamando la ambulancia, pero sin ningún resultado.

Hospital Celia Sanchez Manduley,
Manzanillo, Cuba.
Cuando arribó al hospital, Felicia fue ingresada en la sala 1A Ictus, y trataron de estabilizarla con distintos medicamentos, pero ya era demasiado tarde, porque no se constataban sus reacciones. A pesar de ello sobrevivió, y a los 6 días fue trasladada a la Sala 21, que no tenía las condiciones adecuadas para la paciente.
En el mismo día hubo que llevarla de nuevo a la sala 1A, porque sufrió una recaída. El médico de guardia explicó que cuando la trasladaron para la sala 21, no se había tenido en cuenta sus condiciones y producto de ello podría tener como consecuencias quedar con secuelas para el resto de su vida.

La mala asistencia médica que prestan muchos de los centros asistenciales cubanos a los pacientes nacionales trae aparejado situaciones como la de Felicia a la que la seguirá la incapacidad para moverse y la necesidad de depender de alguien, lo que afecta también a la familia, no solo emocionalmente, sino desde el punto de vista material, ya que alguno de sus familiares tendrá que estar constantemente con ella.

Esta es la realidad de la salud pública cubana.

Granma, 29 de marzo de 2015.


*Información recibida desde Cuba de la Red Cubana de comunicadores comunitarios. La reportera en miembro y comunicadora de esta red y reside en Cuba, su teléfono es: 54288244

Continue reading

Hospital salvaje en la Ciudad de la Habana, Cuba.

Hospital salvaje

Las condiciones del Sistema de Salud cubano, se hacen cada vez más difíciles, no sólo por la falta de médicos y enfermeras, también escasea el personal de limpieza y la voluntad de buena atención a los pacientes.

Una señora de nombre María, que vive en la calle Zanja, en esta capital, se dirigió con carácter urgente al Hospital Calixto García, sito en la calle G, en la barriada del Vedado en el municipio Plaza. Ella sangraba por el recto a nivel de hemorragia.

Paciente en estado de embriaguez, golpeado , semidesnudo que se
cae de la cama en el cuerpo de guardia. 
Desde las 3 pm que llegó al centro asistencial, estuvo en una camilla con las sábanas sucias sin cambiar hasta las 10 y 30 de la noche, tanto ella como el piso se mantuvieron todo ese tiempo con sangre, pues no solo las enfermeras de guardia dejaron de asearla, sino también estaban carentes en el Hospital de una persona encargada de la limpieza.
De igual forma un señor que llegó en estado de embriaguez y con un golpe en la cabeza, se había orinado y lo mantuvieron en esas mismas condiciones, hasta que horas más tarde se cayó de la cama -pues no tenía acompañante- se rompió la nariz y soltó sangre, aunque no lo curaron.(Foto arriba )

Cuando los pacientes se recuperan y les dan el alta, si no tienen otras sábanas, esas mismas sucias las dejan en la cama, y allí acuestan a cualquier otro paciente.

La Habana, 28 de diciembre de 2014.


Continue reading

Confesiones de un medico cómplice en Cuba.

Confesiones de un médico cómplice

Dr Eduardo Herrera.
Por: Dr. Eduardo Herrera Durán.*

A diario, los médicos en Cuba nos convertimos en cómplices del sistema que impera en la Isla. En la mayoría de los hospitales y otras instituciones de salud, se violan las normas establecidas en cuanto a atención a los pacientes.

Callamos, a pesar de conocer las consecuencias de no contar con suficientes materiales y equipos. Nos hacemos partícipes de la gran mentira en que se ha convertido el Sistema de Salud, y lo hacemos a sabiendas de que no es correcto.

Las dificultades más comunes que enfrentamos en nuestro bregar diario son (y para enumerarlas me apoyo en mi experiencia como cirujano en el Hospital Universitario Calixto García Íñiguez), la falta de una climatización adecuada, instrumental médico, material de suturas y otros, lo cual impide que las operaciones se realicen con la calidad requerida.

Asimismo, no siempre se realizan los controles epidemiológicos necesarios, como son los cultivos de bacterias, cuyas muestras deben tomarse en salas y salones para confeccionar el mapa epidemiológico del Hospital y que el tratamiento con antibióticos sea efectivo.

Los galenos, tratamos de resolver todas estas situaciones, sin hacer reclamos serios a la administración.

Otra dificultad relevante se aprecia en la estructura constructiva de los edificios (continuamos refiriéndonos al citado Hospital), pues a pesar de las reparaciones realizadas, la calidad de las mismas resulta deficiente.

Hospital Universitario Calixto Garcia
Existen salas que cuentan con dos plantas y carecen de ascensores, obligando a pacientes y otros impedidos a subir por las escaleras. Y aunque los camilleros hacen su máximo esfuerzo, al trasladar a algunos de los afectados con sobrepeso, en muchas ocasiones afectan su propia salud y la de los dolientes.
Según referencia de otros colegas, en los hospitales donde laboran, la situación higiénica y constructiva es aún más grave. Tal es el caso del Hospital Clínico-Quirúrgico Joaquín Albarrán, (Calle 26 y Ave. Boyeros), así como el Freyre Andrade (antiguo Emergencias, Carlos III, esquina a Hospital), están recibiendo casos con síndromes febriles (Dengue, Chikungunya, Paludismo), y sus salas están abarrotadas.

Estas dificultades, y muchas otras que de enumerarlas harían demasiado extenso el presente artículo, son observadas a diario por nosotros, que al callar nos convertimos en cómplices.

El temor o la apatía nos han convertido en observadores pasivos, a pesar de la sensibilidad y los principios que reclama nuestro trabajo. Dejarse arrastrar por campañas políticas, en detrimento del ser humano, es injustificable.

*Médico especialista en Cirugía del Hospital Universitario Calixto García, radica en la Ciudad de la Habana y sus notas pueden ser leídas en distintos sitios de internet sobre temas cubanos.


Fuente: Hablemos Press

Continue reading

Cuando hay recetas médicas, ahí va la propaganda.

Propaganda a la salud

Entre los pósteres con diseño gráfico que hace el régimen para propagar sus ideas y transmitirlas al pueblo, está uno que en estos momentos se puede ver en los hospitales, clínicas estomatológicas y policlínicos de la capital.

Receta de un medico en Cuba. 
Algunos están puestos en cuadros y su contenido dice: “Tu servicio de salud es gratuito… pero cuesta”, sería preferible que no fuera gratuito, que costara y que sirviera.
Pero no les basta con la propaganda gráfica, también en las recetas tienen puesto el mismo letrero. Claro está es más fácil verlo en el cuadro, porque las recetas impresas son algo que no siempre está a la mano de los médicos, en la mayoría de los casos usan un pedazo de papel blanco, y en otras ocasiones ni papel tienen.

Esta es la gran contradicción entre la propaganda y la realidad.

La Habana, 28 de agosto de 2014.


*Recibido por correo electrónico de la Red cubana de comunicadores comunitarios.

Continue reading

Mais Medicos: Feudalismo Ideológico.

Incluimos en nuestro Blog un artículo titulado: The story behind Cuba’s deal to send doctors to Brazil, que retoma el tema de los médicos cubanos en Brasil. El artículo ya tenía una respuesta que aparece en el excelente Blog de temas cubanos, Cuba open. No queremos dejar la oportunidad de incluir aquí de manera íntegra el artículo respuesta:

A veces resulta una tarea bastante pedestre, para no decir frustrante, encontrar los reportes o los ¿análisis? de ciertos llamados ‘periodistas’ cuando de Cuba se trata, o cuando de algún tema relacionado con Cuba se trata. Este es el caso de un artículo del sitio digital QUARTZ firmado por un, supuesto, periodista de origen colombiano de nombre Daniel A. Medina.

El llamado ‘periodista’ compara las cifras de gastos en salud y cantidad de médicos entre Cuba, Brasil, Estados Unidos y Canadá, para llegar a “desentrañar” el “por qué” de la presencia de los médicos cubanos en Brasil. Y presenta esta tabla que le ofrezco a continuación, cuya fuente de origen es la Organización Mundial de la Salud, OMS, o WHO en sus siglas en inglés:

Sin embargo, a la hora de cuantificar y analizar las cifras brasileñas, el ‘profesional de la información’, ¿no es así como se conocen a los periodistas?, comete la muy conocida pifia de rehuir las cifras de la OMS y se traslada a las que ofrece la OECD, que es una entidad independiente, cuyos análisis y observaciones están basados en evidencias y con la ayuda de gobiernos y organizaciones de la sociedad civil.

Muy diferentes de la conocida aceptación unívoca de la OMS que, en el caso muy particular de Cuba, es fatal.

El corolario del artículo del señor Medina parece decir, y refrendar, la “panacea” del sistema de salud cubanos, sin otras evidencias que lo que la OMS unívocamente acepta por parte de ese mismo gobierno, vale repetirlo. Se le olvida, por ejemplo, cuestionar esos gastos mínimos por parte de Cuba con respecto a la salud, donde deben estar incluidos los salarios miserables de los médicos y especialistas de la salud en la isla. No dejar de mencionar que no se cuestiona hechos importantes como: la calidad de esos médicos, el nivel tecnológico y la calidad de los servicios de salud, el monto de inversiones en un sistema que cada día reclama más de la tecnología, la existencia de medicamentos y de una infraestructura hospitalaria de calidad, y muchos otros aspectos que han sido cuestionados al sistema de salud de Castro.

Ah, cosa curiosa, como víctima colateral del escrito, contradice las conocidas declaraciones de ‘presidentes’ cubanos - que nunca lo han sido -, y representantes del oficialismo de salud, sobre las ‘cuantiosas’ inversiones en los sectores de salud.
¿Se ponen los ‘rolos’ o se hacen ‘papelillos’?

O la OMS miente, o el gobierno de Cuba desinforma a la OMS, o sencillamente, como es de esperarse, el gobierno de Castro miente en sus declaraciones públicas, envía informaciones ‘desinfladas’ de la retórica oficial y le hace caer en un ridículo para inflar el mito de la salud pública cubana, con aquello de que con poco dinero se puede tener servicio de salud.

Lo que está detrás de esta mistificación, sin embargo, es un típico feudalismo ideológico.

El gobierno de Cuba, según el mismo artículo de QUARTZ recibe anualmente 270 millones por esos profesionales de la salud en ‘Mais Medicos’. Mientras, esos mismos profesionales trabajan en las peores zonas de Brasil a cambio de una miseria, y sin opción de poder escoger y salir a ejercer su función donde el profesional desee. Los médicos brasileños tenían toda la razón al protestar, y los cubanos deberían aplaudirlos por sus protestas. Evidentemente lo hacen por ellos, no por los cubanos, pero en la práctica la protesta demuestra el uso feudal de la populista Dilma Rousseff de la agenda “Mais Medicos’.

Vamos, los médicos cubanos caen en el bolsillo de la presidenta como siervos de la gleba, gracias al ‘préstamo’ de su señor feudal, Raúl Castro.

El llamado ‘presidente’ Castro recibe doble beneficio aquí. Un inversor amistoso y que presta ‘amablemente’ dinero para construir monumentales obras en un puerto habanero, casi un símbolo del naufragio de la nación cubana, el Mariel. Recibe, además, una buena suma de dólares para su bolsillo desfondado. Y, encima de todo, un aplauso ideológico para un programa de salud que está en bancarrota en Cuba.

Mientras, en Brasil, los médicos que tienen oportunidad de huir del programa escapan, denuncian las condiciones de su labor, acusan a la presidenta Rousseff de contratar mano de obra semi-esclava y, muy importante, descubren la complicidad de las propias organizaciones hemisféricas y mundiales de la salud con la dictadura de Cuba.

Todas ellas hacen silencio mientras publican los informes del gobierno de Cuba, sin chistar, sin cuestionarlos, sin siquiera pedirles la presencia de organismos y fuentes independientes.

El silencio de los corderos.

En Cuba, pues, los médicos siguen con su pago de siervos de la gleba. Se les excluye del derecho a poder viajar libremente, se les explota sin misericordia al caer el peso de los ‘ausentes ideológicos’ sobre los hombros de los presentes y hospitales, servicios y medicinas siguen teniendo el doble estándar ciudadano.

No sé qué me frustra más, si el hecho de que se le sigue pagando muy liberalmente a ‘periodistas’ que no tienen la más mínima inteligencia, o deseo, o aptitud de cuestionar, buscar las cifras verdaderas detrás de los hechos, las evidencias, preguntar, preguntar y volverse a preguntar, después de todo el periodismo es la profesión de la pregunta; o la ‘maravilla’ de que aún se sigue premiando a un  gobierno con la aceptación de la semi-esclavitud de sus conciudadanos para el uso personal, y local, de un populismo mediocre.

El silencio es mucho más que complicidad, es aceptación.


*Programador y apasionado de la fotografía. Se define como un orgulloso cubano canadiense. Edita el Blog Open Cuba y Contrapunto. Reside en Toronto, Canadá. 

Continue reading

Consultorio médico de la familia: espejo de la medicina cubana

LA HABANA, Cuba, septiembre, 2013 – El sistema de salud cubano tiene una estructura vertical, con base en los consultorios del médico de familia, al que siguen policlínicos y hospitales.

En los años 80, cuando fueron creados, se pensó resolverían todos los problemas de salud de la población.

Muy pronto, los pacientes perderían la fe en los consultorios. Y hoy, la faena del médico de familia ha quedado reducida a tomar la presión arterial, dar recetas de medicamentos, y remitir pacientes a policlínicos y hospitales.

Isabel es una señora de 80 años, que nunca visita el médico de familia del barrio.  Y no es que la anciana no necesite cuidados médicos, sino que prefiere acudir directamente a los hospitales porque posee amistades que la “conectan” con especialistas. Además –nos dice– muchas veces el consultorio permanece cerrado y otras en lugar del médico está un estudiante que solo sirve para recetar aspirinas.
Ofelia, por su parte, no quiere que le recuerden al médico de familia. Resulta que su médico no vive en la vivienda anexa al consultorio. Se la ha dejado a su hija, su yerno y su nieto. Y aunque el médico acude a consultar por el día, está ausente en las noches y madrugadas. ¿Qué sucede si se presenta alguna emergencia médica?

El suegro de Ofelia falleció repentinamente en la casa, a eso de las siete u ocho de la noche. Y como no estaba el médico de familia para emitir el certificado de defunción, tuvieron que permanecer con el cadáver en la casa hasta el día siguiente, a media mañana.

Clara ha vivido mucho. Antes de la revolución –cuenta–, su familia era socia de la clínica privada “Acción Médica”, ubicada en Cocos y Rabí, en la barriada habanera de Santos Suárez. Por una cuota de dos pesos mensuales tenían acceso a todos los servicios de la clínica, con ingreso hospitalario incluido, además de los medicamentos que le hicieran falta. Incluso podían solicitar la visita médica a domicilio, la que no tardaba en llegar más de 15 ó 20 minutos después de ser solicitada. Ahora, en cambio, Clara se lamenta de que su médico de familia apenas “hace terreno”. O sea, no visita a enfermos en cama. “Bueno— advierte Clara— a no ser que les hagan regalitos”.

Consultorio en ruinas 
Amelia desea desesperadamente que la seleccionen para cumplir una misión médica en cualquier otro país. No importa que el gobierno cubano se quede con la gran parte de lo que les pagan a los médicos afuera. Pero cualquier cosa será más que lo que ganan en Cuba, de 15 ó 20 dólares mensuales. La doctora Amelia “resuelve” con lo que gana su esposo que, por las noches, cuidándose de la policía, alquila su automóvil, es botero ilegal.
Los pacientes no son los únicos inconformes con los consultorios del médico de familia. Una doctora que trabaja en un consultorio del Cerro — pidió anonimato–, se muestra agobiada: “Cuando uno llega al consultorio, a los 15 días conoce a todos los viejos del barrio, vienen aquí todos los días, por gusto, a estirar las piernas, pues no tienen otro lugar a donde ir”.

¿Y qué opinan los estudiantes de medicina?  El otro día, varias jovencitas ataviadas con el uniforme de ciencias médicas, merendaban en el banco de un parque. Una de ellas destacaba la importancia de obtener altas notas desde el primer día de clases, para conformar un expediente que garantice una buena ubicación después de graduadas. “Sí, claro— argumentó otra estudiante—, no vaya a ser que resbalemos, nos castiguen y nos manden para un consultorio del médico de familia”.

Fuente: Cubanet.
*Orlando Freire. Matanzas, 1959. Licenciado en Economía. Ha publicado el libro de ensayos La evidencia de nuestro tiempo, Premio Vitral 2005, y la novela La sangre de la libertad, Premio Novelas de Gaveta Franz Kafka, 2008. También ganó los premios de Ensayo y Cuento de la revista El Disidente Universal, y el Premio de Ensayo de la revista Palabra Nueva.

Continue reading

Parir en Cuba.

A Fondo, enero 6, 2012. Pedro Sevcec e invitado Dr. Alberto Domínguez Bali comentan sobre el documental "Antesala", realizado por el brasileño Pedro Freyre. Un documental que muestra las prácticas antihigiénicas de la medicina cubana para el público, aclamada por su gloria dentro de la revolución castro comunista. El filme muestra la realidad de una sala de partos y la preparaciónpara un parto en Cuba.
Continue reading

¿Continua o se puso fin a la epidemia de Cólera en Cuba?


De nuevo las autoridades de salud en Cuba mienten. Se trata de no reconocer una epidemia que puede poner en serio peligro el turismo en Cuba. Los mentirosos contumaces que gobiernan a Cuba solo les interesan el dinero que entra del turismo y no la salud de la población. Niegan toda enfermedad epidémica que aparece en la Isla y cuando no pueden ocultarla manipulan la información. Cuando apareció el brote de Cólera en el oriente del país lo negaron hasta donde pudieron y declararon que estaba controlado aunque seguían reportándose pacientes. El Cólera llegó a la Habana y cuando no podían seguir escondiendo el problema de salud que esto representaba, reportaron 51 casos, cuando ya la prensa independiente, desde 2012, venía haciéndolo. Ahora dicen que está controlado el Cólera también en La Habana.

A continuación incluimos algunos artículos y reportajes de periodistas independiente en Cuba sobre el tema. A nuestros lectores les recomendamos que lean estos reportajes y dejen a un lado las mentiras de los funcionarios del Partido comunista y de Ministerios de Salud Pública.
Lea…,


Continue reading