Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-content/plugins/eu-cookie-law/class-frontend.php on line 122

Calendario

May 2021
M T W T F S S
« Apr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Recent Posts


Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Archives

Trump

La conspiración aplaudida.

 La estabilidad de una democracia no puede depender de maniobras arbitrarias, manipuladoras y mezquinas, con el único propósito de favorecer a una facción política. Nosotros no creemos en eso. Eso no es un juego limpio.

BY THE EDITORIAL BOARD 02.07.21

Está mal conspirar en contra del curso natural de los procesos electorales en Estados Unidos. Terrible, a menos que lo haga el Partido Demócrata, en contra de Donald Trump. Entonces, es laudable, deseable. Entonces, es una conspiración aplaudida.

Por meses la campaña del expresidente Trump denunció la conjugación de fuerzas para, de manera abusiva, arrebatarle la presidencia. Hoy la revista TIME publica un extenso reportaje en el que, de alguna manera, le da la razón al expresidente y a su campaña. No se trata de fraude. Se trata de la manipulación obscena para apuntalar la campaña del contrincante de Donald Trump; en este caso, Joe Biden.

En el reportaje, la periodista Molly Ball escribe sobre «La historia secreta de la campaña en las sombras que salvó las elecciones de 2020». Hablamos, según relata Ball, de cómo «una camarilla bien financiada de personas poderosas, de diferentes sectores e ideologías, trabajó junta, entre bastidores, para influir en las percepciones, cambiar las normas y las leyes, dirigir la cobertura de los medios de comunicación y controlar el flujo de información».


«Su trabajo (el de la camarilla), tocó cada aspecto de la elección. Lograron que los estados cambiaran el sistema de votación y las leyes y ayudaron a conseguir cientos de millones de dólares en fondos públicos y privados. Se defendieron de las demandas por supresión de votantes, reclutaron ejércitos de trabajadores electorales y consiguieron que millones de personas votaran por correo por primera vez. Presionaron con éxito a las compañías de redes sociales para que adoptaran una línea más dura contra la desinformación y utilizaron estrategias basadas en datos para luchar contra las difamaciones virales. Llevaron a cabo campañas nacionales de concienciación pública que ayudaron a americanos a entender cómo se desarrollaría el recuento de votos a lo largo de días o semanas».

Lo que leemos en el reportaje de TIME es alarmante. Lo anterior es solo una pequeña síntesis de los esfuerzos. La manipulación fue amplia. La periodista perfila a Mike Podhozer, el asesor principal del presidente de la AFL-CIO, la mayor federación sindical, como el gran arquitecto de la conspiración. Pero son muchos los rostros; entre ellos, el de Mark Zuckerberg. Se concretó, a espaldas de millones de americanos, una conjura orquestada gracias a una alianza entre «activistas de izquierda y titanes empresariales».

Sin embargo, lo más aterrador de todo es que no se trata de una profunda investigación periodística. Los mismos protagonistas acudieron a TIME para, orgullosos, relatar sus testimonios. «Cada intento de interferir con el desarrollo de las elecciones fue neutralizado. Es muy importante que el país entienda que esto no ocurrió accidentalmente. El sistema no funcionó por arte de magia. La democracia no se ejecuta por sí misma», dice a la revista Ian Bassis, cofundador de Protect Democracy, un grupo no partidista que se denomina defensor del Estado de derecho. Y es, por esa razón, según escribe la periodista, que los autores quisieron relatar su historia: «No estaban amañando las elecciones, sino fortaleciéndolas. Y creen que el público debe comprender la fragilidad del sistema para garantizar que la democracia en Estados Unidos perdure».

Prepotentes, sin duda alguna. Y muy peligroso. La estabilidad de una democracia no puede depender de maniobras arbitrarias, manipuladoras y mezquinas, con el único propósito de favorecer a una facción política. Nosotros no creemos en eso. Eso no es un juego limpio.

Conspirar no es ilegal, es cierto. Tampoco lo es censurar, desaparecer al presidente de Estados Unidos de todas las plataformas de redes sociales, mentir, manipular, alterar las reglas y las normas, neutralizar la información que desfavorezca a un candidato y ocultar la corrupción de su hijo. Pero es bajo. Es inmoral y no debe ser legitimado por los americanos que confiamos en las instituciones de Estados Unidos.

Los americanos deben rechazar con energía los esfuerzos de quienes pretenden entrometerse en la labor que le corresponde a las instituciones y la Constitución. Avalar esta conspiración, revelada por TIME y perfilada como un impulso encomiable, es dejar el país en manos de las élites cuyo único propósito es resguardar sus intereses. Aunque los medios mainstream traten de mercadearlo de esa manera, no se trata de una conspiración plausible. Un grupo de poderosos ha cambiado, para provecho propio, el curso natural de los hechos.

Editorial Board

Fuente: AM ElAmerican.



Continue reading

Parametrando en los Estados Unidos.

 

Lo que estamos viendo en los EE. UU. no es más que un ajuste de cuentas, después del fraude monumental y el robo de las elecciones en un país que se precia de ser el baluarte de la democracia. Dijo un escritor cubano exiliado que “los cubanos venimos del futuro” esto solo lo entendemos nosotros. Ahora empezaron de atrás pa’ lante, censurando al presidente de los Estados Unidos, aun en funciones, siguieron sus colaborados más cercanos y no se detienen.

Los  fulleros y  valentones llegaron al poder; se siente poderosos y han comenzado a hacer lo que en Cuba conocimos como “parametrar” *. Están parametrando a los políticos, a los abogados, a los periodistas, a los intelectuales. Incluso, los pastores “Never Trump” han comenzado a  enfilar sus filosas lenguas contra los pastores que apoyaron a Trump. Los “ganadores” saben que estas elecciones fueron fraudulentas. Se perpetró el golpe de estado tercermundista en la democracia americana. Toda  la bazofia filo comunista se ha alineado con los nuevos ganadores; desde los púlpitos ya empieza la alineación. Están tomando partido, si es que solo estaban agazapados, muchos que vieron con preocupación que, drenar el pantano, es un concepto que bien podía llegar a la Iglesia. Sobre todos esos afiebrados que echan mano a la desgastada Teología de la Liberación o Teología Negra, ambas siempre a la mano, según de donde sopla el viento.

Se ha hablado de políticas de las redes sociales y prerrogativas y derechos que le asisten a la “Big Tech” como para llegar a censurar al presidente. No me vengan con entelequias, censura es censura y los que hemos vivido en una dictadura prolongada la conocemos muy bien. Comenzaron poniendo en las entradas de las redes una “coletilla” **, como aquella que inventaron los censores comunistas en Cuba en los sesenta; hasta que la consolidación de la dictadura les permitió hacerse con todos los medios.

¿Que sigue ahora?, pues otro juicio de los matachines de turno contra el presidente y su legado (bueno dicen que ni legado tiene). Andan desenfrenados, porque solo le quedan 10 días para desplegar otro recurso de odio  contra el presidente y su administración. Empeñados en confundir, medrar en el orden político, odiar y censurar, tal vez no les baste con estos pocos días que faltan hasta el día 20 del presente.  

Los demócratas han obligado a los republicanos a comprar la soga.., ahora quieren que estos se la pongan a Trump en el cuello. Después le van a pedir que lo ahorquen. ¿Qué viene después?

Eloy A Gonzalez. enero 11, 2021

*La discriminación por raza, religión, ideología y orientación sexual de los escritores y artistas cubanos, tuvo su plasmación jurídica en la ley 1267, bajo un engendro denominado “Parametración”. Un año después, en el verano de 1972, se inició el proceso, esto es: los artistas y escritores señalados como conflictivos por diferentes causas, al no reunir los parámetros de conducta exigidos por la revolución, no podían trabajar como tales. Cientos de intelectuales fueron expulsados de sus centros de trabajo o condenados al ostracismo. Nunca terminó la “parametracion”, como nunca terminó la censura, pero esto era  un mal menor comparado con la cárcel, la UMAP y los conceptos arrojadizos de “idoneidad” y “confiabilidad” que aparecieron después.

** En el 1960 aparece en Cuba la “coletilla”, forzadas añadiduras que empezaron a aparecer en los periódicos cubanos al final de informaciones o artículos que resultaban ‘molestos’ al dictador de estreno. Poco tiempo después la “coletilla” no fue necesaria. En noche, y al unísono ignominioso, turbas castristas secundadas por agentes armados ocuparon las redacciones y los talleres de las revistas y periódicos que aún eran propiedad de firmas particulares. No más “coletillas” a partir de entonces, todos los medios de prensa cubanos fueron convertidos en colas satánicas.

 

Continue reading

Este es el fin de la democracia en los EE. UU..

 

Este es un testimonio de las reacciones dentro de la Corte Suprema de los EE. UU. sobre la demanda de Texas. Noten la reacción del Juez Clarence Thomas cuando afirma: "Este es el fin de la democracia..,”

Fuertes argumentos en las Salas de la Corte Suprema de los Estados Unidos sobre la demanda de Texas - CORTE INTIMIDADA

De una fuente muy dentro de la Corte Suprema de los Estados Unidos mientras discutían la demanda pendiente de Texas contra Pennsylvania et. Alabama. . ..

—Hal, como usted sabe, soy secretario de uno de los jueces de SCOTUS. Hoy no se parece a nada que hayamos visto. Los jueces están discutiendo en voz alta a puerta cerrada.

Los jueces se reunieron en una sala cerrada y sellada, como es habitual.

Por lo general, es muy tranquilo, sin embargo, hoy pudimos escuchar gritos por todo el pasillo.

Se encontraron personalmente, porque no confiaban en que las reuniones telefónicas fueran seguras.

El presidente del Tribunal Supremo Roberts estaba gritando:

¿Serás responsable de los disturbios si escuchamos este caso? "

"No me hables de Bush v. Gore, entonces no estábamos lidiando con disturbios"

"Estás olvidando cuál es tu papel aquí, Neil, y no quiero saber más de los dos jueces menores. Te diré cómo vas a votar".

El juez Clarence Thomas dice: "Este es el fin de la democracia, John".

Cuando salieron de la habitación, Roberts, Libs y Kavanugh tenían grandes sonrisas. Alito y Thomas estaban visiblemente molestos. ACB y Gorsuch no parecían inmóviles en absoluto ".

Claramente, el presidente del Tribunal Supremo Roberts está intimidado por los disturbios de ANTIFA / izquierdistas

12007156 / LB

https://halturnerradioshow.com/index.php/en/news-page/news-nation/loud-arguments-in-us-supreme-court-chambers-over-texas-lawsuit-court-intimidated



Continue reading

“Aun después de muertos somos útiles”

 “Aun después de muertos somos útiles”

“Hay que repetir la consigna: triunfar o servir de trinchera a los demás. Hasta después de muertos somos útiles”. J A Mella 1926

Esta expresión es una consigna que se ha repetido una y otra vez en Cuba. Son palabras del líder comunista Julio A Mella cuando se encontraba en México después de ser defenestrado por los propios dirigentes comunistas en Cuba. La idea es que, para los revolucionarios, debe haber un empeño para la heroicidad y el martirologio. Claro está, esto para los sencillos porque casi siempre para los dirigentes no aplica. Mella murió asesinado en México; todo indica que fue uno de sus camaradas en un arranque de celos porque le estaba quitando la novia, la bella fotógrafa Tina Medotti.

Traigo esta cita cuando un ruinoso acontecimiento, en las recientes elecciones en los EE. UU., trae a la porfía la certeza de que los muertos, no sé si salidos de sus tumbas o zombis[1]; votaron en las recientes elecciones enviado sus boletas por correo.


El asunto ha conmocionado a la nación que se precia de contar con una democracia robusta y mas de 240 años de institucionalidad. Para los que venimos de una dictadura, como  los que vienen de alguna de las republicas bananeras de América Latina y estamos asentados en los EE. UU.; las argumentaciones en torno a esta práctica en las recientes elecciones son cuando menos perturbadoras. Mucho más, cuando estas revelaciones traen a la actualidad el bochornoso hecho de que, esa también ha sido practica en otras elecciones.

Lo cierto es que el candidato del partido demócrata, Joe Biden, que de dormilón no tiene nada, así como sus acólitos; cuando vieron mermar sus posibilidades de ganar echaron manos a muchas boletas de votación y un aluvión de votos se produjo en la oscura y lúgubre madrugada del día 4 de noviembre. Fue tal la dedicación a la desvergüenza que los votos fueron para el candidato demócrata en su totalidad. No se si la campaña electoral llegó a los sepulcros, pero los muertos votaron por Biden.

¿De veras debemos preocuparnos por esto? Claro que no. El derecho al voto de los que no están entre los vivos muestra, todo lo útil que podemos ser si morimos. Incluso decidir una elección en un Estado o en la Nación.

En Detroit, Michigan, uno de los estados mas disputados en las recientes elecciones habían:  4778 inscripciones duplicadas, 32518 mas votantes registrados que elegibles, 2503 personas muertas registradas como  votantes y una persona que votó, había nacido en el año 1823. (¡!). Es decir que esta persona tenia al votar 197 años; de seguir esta tendencia la persona en cuestión votará en las próximas elecciones de medio termino con 200 años. A no dudar en las elecciones de 2024 emitirá su voto a las presidenciales sin duda para la candidata Kamala Harris; sino no es que antes Biden canta el manisero o lo desplazan por insania mental.

Es vivificante ejemplos como este. Olvídense de que sus tiempos han acabado, todo indica que los tiempos políticos pueden permanecer. Anímense sigan adscritos al Partido Demócrata y verán que, hasta después de muertos seguirán siendo útiles.

Eloy A Gonzalez.

11.8.2020



[1]Persona que se supone muerta y ha sido reanimada por arte de brujería con el fin de dominar su voluntad.

Continue reading

“Algo huele mal en….”

 Eloy A Gonzalez

Con la frase:“algo huele mal en Dinamarca”, se designan en la vida política las cosas que no marchan bien en un país. La frase está en “Hamlet”, la tragedia escrita entre los años 1599 y 1601, por el dramaturgo inglés William Shakespeare.

Anoche fui a descansar a media noche, dejando los resultados de las elecciones de los EE. UU. proclives a la reelección de Trump; hoy en la mañana el escenario es mucho más completo y los resultados no se vislumbran con la certeza que esperábamos. ¿Qué ha pasado?, ¿Qué esta pasando?. “Aquí hay moña rara..”, decíamos en Cuba.

Veo con preocupación en algunas entradas de Twitter que la curva de votos, esto en la madrugada, se movieron rápidamente a favor de Biden. Los expertos podrán explicar eso, pero los que a media anoche veíamos que la votación se inclinaba por Trump, nos induce a un margen de sospecha nada despreciable; sobre todo cuando tantas cosas están en juego en esta elección. (Ver fotos)

Fue entonces que encuentro una información  del comunicador Ray Luna que se refiere a un artículo publicado en The American Report con el título de: Biden Using SCORECARD and THE HAMMER To Steal Another U.S. Presidential Election.

Según este autor y los infomacines que aparecen en los enlaces del articulo en The American Report; en febrero de 2009, el gobierno de Obama incautó un poderosísimo software para supercomputadora conocido como THE HAMMER, que incluye una aplicación aprovechable de nombre SCORRCARD que, de acuerdo con el ex contratista de CIA Dennis Montgomery, quien además lo diseñó, es capaz de hackear las elecciones y robar los votos.

El medio asegura que SCORECARD estuviera siendo activado otra vez para robar votos a favor de Biden, quien ya había utilizado THE HAMMER y SCORECARD cuando era candidato para vicepresidencia en 2012 y que los votos están en este preciso momento siendo robados para favorecer a Joe Biden en elección de hoy.

Los autores del texto, Mary Fanning y Alan Jones, aseguran que, de acuerdo con declaraciones de Montgomery, esta vez los votos quisieron ser robados no sólo en la Florida, sino también en Georgia, Texas, Pennsylvania, Wisconsin, Michigan, Nevada y Arizona.

Hay información que ustedes pueden acceder no solo de ambos artículos sino de otros enlaces activos del texto que aparecen en The American Report.

Las argumentaciones en relación con estos programas, encargados de contar o manipular una votación, se lo dejo a los expertos en elecciones y de seguridad cibernética. Como sea, deben ser tenidos en cuenta. También buena parte de las demostraciones sobre esta manipulación son de la incumbencia de los especialistas en informática y estadísticas.

Si hay la más mínima duda de los resultados que a este momento pueden estar siendo manipulados a favor del candidato demócrata, debe detenerse el conteo y proceder a un arbitraje por parte del Departamento de Justicia e incluso por la Corte Suprema.

Porque no tengo la más mínima duda de que “algo huele mal…” y no es en Dinamarca sino en los Estados Unidos de América.

Información relacionada:

Biden pudiera planear robarse la elección usando dos softwares.

Biden Using SCORECARD and THE HAMMER to Steal Another U.S. Presidential Election

Continue reading

Fotografías icónicas, inmigración y sesgo.


Con demasiada frecuencia se define alguna fotografía como icónica, de la misma forma que se repite hasta el cansancio la traída frase de que: una imagen vale más que mil palabras. Por icónica (co), si nos referimos a una foto, se entiende algo  emblemático, alegórico, representativo, simbólico, distintivo. Esto y más puede ser una fotográfica que puede evocarnos: momentos, sentimientos y reflexiones más allá del tiempo. La fotográfica es arte y una fotografía icónica es buen arte, si vale por tantas palabras depende del efecto que tenga.

En los últimos días me he sentido conmovido después de ver dos fotos que revelan el drama de la inmigración. Sobre la inmigración, las fotos no son nada nuevo, pero eso sí, alcanzan una actualidad tal y se someten al escrutinio de tantos. Suelen ser usadas a su antojo por políticos y periodistas inescrupulosos. Es por eso que debemos detenernos en estas y otras fotos que muestran un sesgo tal en la información que confunde.  Como las noticias, o siendo parte de estas, la fotografía periodística suele ser manipulada e inclinada al antojo del que la interpreta. Esto, aunque no muestre una evidente falsedad, en tanto que es imagen, la interpretaciones que suelen acompañarla sí desdibujan la verdad.

La inmigración y sobre todo la inmigración ilegal y desordenada, es uno de los problemas más acuciantes en la actualidad. Es un desafío que alcanza a todos. No hay un día en que una noticia sobre la inmigración y los inmigrantes no nos inquiete, sobre todo, si viene junto a una imagen perturbadora. De todo esto echan mano los medios y los políticos que se nutren de las desgracias y el desconcierto.

Aylan Kouri, ahogado
Aylan Kurdi, un niño de 3 años de origen sirio apareció muerto en una playa de la isla griega de Kos; la foto de cuerpo del niño alcanzo a todos los medios de comunicación y produjo reacciones de pavor y solidaridad. La narrativa de una familia siria tratando de llegar a Europa, y el dramático final de dos de sus hijos y la madre produjo una avalancha de opiniones. La familia pagó cerca de mil dólares a los traficantes por cada una de las plazas del bote que salió  desde la costa turca, en Alihoca, cerca de Bodrum. Eran seis, pero el mar se cobró la vida de cuatro. Tres de ellos eran niños. Aylan ahogado en una playa, se convirtió en una foto icónica.
Uno de los argumentos manejados fue la forma desalmada  e infeliz de  mostrar la imagen del niño muerto ahogado; quien junto a su familia creían encontrar un lugar seguro. Se hizo de esta foto uso y abuso, manipulación desmedida y argumento visual atroz.

Estos hechos ocurrieron a mediados del año 2015. Un año después en Niza Francia, un terrorista islámico que conducía un camión arrolló a la multitud que había acudido a ver los fuegos artificiales con motivo del 14 de julio; de las 84 víctimas mortales 10 eran niños. Esta vez las imágenes no llenaban las expectativas del mensaje que se pudiera enviar a un público más amplio, a fin de cuentas lo que cuestiona a Occidente es la inmigración que no es aceptada; el terrorismo islámico es asunto que merece otro tratamiento. Fue así que las imágenes de los niños muertos no se mostraron (lo cual fue correcto) aduciendo las autoridades que evitaban que “se propaguen de manera incontrolada". La Fiscalía declaró  querer la destrucción del material "para preservar la dignidad de las víctimas y para que los yihadistas no puedan utilizarlo con fines propagandísticos".

Un niño muerto en Niza junto a su juguete
Aquí tenemos un ejemplo de manipulación y sesgo de una imagen fotográfica. Un niño ahogado en una playa de Kos es mostrada sin tener en consideración la dignidad de las víctima y su familia en tanto que las fotos de los niños masacrados en Niza se pretenden borrar o esconder. La imagen del niño sirio Aylan, ahogado, y la imagen de un cadáver cubierto en una calle de Niza junto a un muñeco de juguete, son y seguirán siendo fotografías icónicas. Todo esto a pesar del deshonesto sesgo cuando se les compara, las interpretaciones de estas  y el paso de los tiempos.
El pasado 23 de abril se conoció la noticiade la muerte, por ahogamiento, de decenas de inmigrantes cubanos que trataban de superar lo que se conoce como el tapón del Darién; camino a la frontera sur de los EEUU. La selva del Darién es uno de los pasos más peligrosos y por este inhóspito escenario geográfico pasan miles de inmigrantes, un número significativo de ellos son cubanos.

Ese 3 de abril, en el sector del Almira-Panama, decenas de cubanos desaparecieron y murieron como consecuencia de la crecida del rio Darién; que arrastró sus precarios campamentos después de intensas lluvias. Las noticias trascendieron cuando una testigo dio cuenta a un activista de DDHH en Costa Rica. Fue así que algunas páginas web de temas cubanos se hicieron eco de esta noticia. Ni el gobierno de Panamá, ni el de Costa Rica, menos aun el gobierno del régimen en La Habana, mostraron preocupación o dedicación alguna por este drama. Hasta la fecha no se sabe los nombres y el número de los desaparecidos,- presuntos muertos-, cuyos cadáveres desaparecieron en las orillas cenagosas del Rio Darién. Tal vez nunca lleguemos a saber de estos compatriotas que no llegaron. Hay un silencio de muerte. Los pocos que lograron ser enterrados; descansan para siempre en una fosa común del cementerio de la localidad de Bajo Chiquito en Panamá. 

Foto de arriba : Oscar y Valeria Ahogados en el Rio Bravo
Foto debajo: Cubanos ahogados en el Rio Darien 
Nada se habla de lista de fallecidos ni de investigación alguna; tampoco de la posibilidad de recuperar los cuerpos y repatriarlos a Cuba. A nadie conciernen estos inmigrantes cubanos, como no ha importado una tragedia que ya lleva 6 décadas. Nunca importaron los muertos en el Estrecho de la Florida como no conciernen estos, los de la selva del Darién. En estos días buscaba afanoso algún reportaje de las cadenas nacionales de televisión en los EEUU y el silencio fue la respuesta. Estos inmigrantes no murieron tratando de cruzar el Rio Bravo y por lo tanto no se les pueden endosar a la actual administración norteamericana.
Los cubanos continúan sumando muertes a esta horrible estadística que comenzó hace 60 años.  Unas pocas fotos donde aparecen los cuerpos de cubanos, mujeres y niños ahogados y semi sumergidos en el agua lodosa del Rio Darién, es el único testimonio de una tragedia que no ha sido objeto de una atención contrastada de los medios. Como si lo ha sido la reciente muerte de Oscar y Valeria Martínez, padre e hija, que hoy conmueve a buena parte de la opinión pública.

Fue el 23 de junio cuando Oscar Martínez, Tania Vanessa Ávalos y la niña de ambos Valeria trataron de pasar, padre e hija el Rio Bravo para llegar a los EEUU; ambos aparecieron ahogados en la orilla del Rio.  La imagen de los cuerpos de Óscar y su pequeña hija Valeria de solo 23 meses, ambos de El Salvador, conmovió a la opinión pública y consiguió la atención de los medios incluyendo, esta vez sí, a las cadenas nacionales de televisión en la Unión Americana.

El momento revelador y las argucias informativas de la progresía antinorteamericana eran recomendables. La imagen calaba hondo, había que utilizarla. Las polémicas en torno a las medidas discriminatorias de la administración norteamericana, el énfasis perverso en la figura del Presidente de los EEUU, los argumentos sobre las condiciones de los centros de detención en la frontera y la narrativa torcida de la izquierda,- así como-,  el oportunismo político del Partido Demócrata en plena campaña electoral, se encargaría de lo demás. La imagen estaba servida, solo había que echarle mano.

No debemos   soslayar que el problema migratorio es y seguirá siendo un asunto de suma urgencia; no solo para los EEUU sino para Europa y amplias zonas del mundo que se ven superados por cientos de miles de inmigrantes que llegan a otros países de manera ilegal y desordenada. Una cifra poblacional incalculable de asiáticos, árabes, africanos y centroamericanos se mueve hacia zonas donde buscan mejores oportunidades y bienestar. El conjunto de naciones, los organismos internacionales y las poblaciones en general, no están preparados para este problema y no  hay solución para esto.

Entonces vienen los argumentos de las menesterosas familias que huyen de la pobreza, de la inseguridad, del abandono de los gobiernos fallidos; de los pueblos que sucumben a la corrupción y el despropósito. Hay que irse quién sabe para dónde.

A pesar de las advertencias de la madre, de las familiares y de las autoridades, la intención de cruzar era apremiante para la familia Martínez . Decían que tenían miedo por cómo se estaba poniendo la situación (en México) con los migrantes por la presión de Trump; por eso decidieron cruzar el río. Allí murieron padre e hija.

Esto es lo que dicen los medios, el drama poco importa: Los cadáveres aparecieron este lunes. Un fotógrafo los inmortalizó en una instantánea que ya se ha convertido en símbolo del éxodo centroamericano y ha devuelto a Washington el debate sobre la crisis migratoria, que promete ser eje de la campaña presidencial de 2020. Esa imagen, cuya publicación también ha generado controversia entre los medios, es la que ha evitado que la muerte de este padre y su hija haya pasado inadvertida en la prensa norteamericana.

El salto de esta fotografía y su impacto ha sido comparado con la del niño Aylan, pero esto poco importa; lo que interesa es tratar de usar el tema de la inmigración y el papel de la administración norteamericana. Caldear los ánimos de todos, con una campaña electoral que se vislumbra como de intensa confrontación y de ruptura de la estabilidad social de la gran nación, que es América.

Hasta el Papa, quien seguro tiene ante sí la situación de cientos de tragedias de inmigrantes como esta, ha encontrado tiempo para opinar sobre el drama de la familia Martínez, padre e hija ahogados en el Rio Bravo. En un comunicado difundido este 26 de junio, Alessandro Gisotti, director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, señaló que “el Santo Padre ha visto, con inmensa tristeza, la imagen del papá y de su hija muertos ahogados en el Río Grande mientras trataban de pasar la frontera entre México y los Estados Unidos”. A ver donde dejó algo de esa tristeza, para con los inmigrantes cubanos ahogados en el Rio Darién en Panamá.

Hay una dedicación, en esto de la inmigración incontrolada a la hipocresía política, el inhumano cinismo y la manipulación enjundiosa de sectores proclives a la confrontación y el encono. En medio de esto hay una actitud sesgada para con los eventos migratorios, está lo que representa el mensaje de una fotografía. Es por eso que he puesto la foto de la familia salvadoreña ahogada en el Rio Bravo y  las fotos de los inmigrantes cubanos también ahogados en el Rio Darién.(ver foto)

Cuando terminaba este artículo, encuentro asidero argumental en un artículo de opinión del escritor y pintor cubano, Juan Abreu, quien vive en España. Abreu escribe lo siguiente:

¿Entienden ahora por qué me repugna cómo usan al pobre niño muerto en el río y a su padre para su vil politiquería progre antiyanki y anti Trump. Trump que, naturalmente no tiene culpa alguna de que gobiernos ineptos y ladrones sean incapaces de ofrecer una vida decente a sus ciudadanos, y sobre todo no es en absoluto culpable de que un padre haya decidido meterse con su hija en ese río.

Mientras me detengo en la caricatura de un sonriente Trump que observa con desparpajo los cadáveres de Padre e hija ahogados ; vuelvo a las palabras del Presidente recién electo del Salvador, Nayib Bukele, sobre estas muertes: “Podemos culpar a cualquier otro país, ¿pero y qué de nuestra culpa? ¿De qué país huyeron? ¿Huyeron de EE.UU.? Huyeron de El Salvador, huyeron de nuestro país. Es nuestra culpa"

Vamos que ya aparece la decencia política. Empecemos por señalar a los culpables que son muchos y muy variados.

Fort Worth, TX. 3 de julio de 2019

* Médico Especialista en Oncología. Profesor Instructor de Farmacología de la UH. Consultor de GLG. Blogger. Contribuye con artículos de opinión sobre Cuba en distintos sitios web sobre Salud y DDHH, entre otros. Fue columnista en la sección de opinión del periódico  Panorama de Fort Worth, TX, de forma regular. Sus contribuciones abarcan temas variados. Ha publicado los libros: “La Habana bien vale unos títulos” y “Notas sobre la religiosidad del cubano bajo una dictadura prolongada”.



Continue reading