Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
DSE | Salud en Cuba
Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-content/plugins/eu-cookie-law/class-frontend.php on line 122

Calendario

June 2021
M T W T F S S
« May    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Recent Posts


Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/saludencuba.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Archives

DSE

¿Por qué soy anticomunista? La opinión de un Psicólogo clínico cubano.

 

Preguntas como estas se hacen muchos cubanos, pero en los últimos tiempos más de un profesional de la salud h a usado sus cuentas de Facebook para dar a conocer sus puntos de vista sobe la realidad en Cuba, criticar al régimen y adoptar una posición de enfrentamiento contra el mismo. Saludamos esas muestras de valentía y dedicación al derecho; en un momento de mi vida fui parte de esa dedicación a la lucha desigual por los derechos y ya en el exilio nunca lo he lamentado.

Esta es la opinión de un profesional cubano, Psicólogo que se desempeña en el Hospital Comandante Pinares de la provincia Artemisa

¿Por qué soy anticomunista?

Lic. Leovel Frank Vargas. *

Todo el que alguna vez ha leído mis publicaciones sabe que hay algo que las distingue y es que todas llevan mi foto...hay una razón para ello, mis principios, mis valores, mi honestidad.

Mi lucha es frontal.Nunca, pero nunca podría apoyar a un sistema tan bajo y sucio.

Si...odio a los comunistas porque son incapaces de luchar en igualdad de condiciones, incapaces de luchar de frente, de dar la cara... son cobardes, maquiavélicos.

Desde hace varios días vengo denunciando la campaña de descrédito y desmoralización en mi contra. Han pasado por casi todas las fases: Intimidación personal, coacción a través de mi familia, ahora difamación.

Quiero alertar a todos y todas las personas que me leen que en cualquier momento aparece un delito fabricado o como muchos han temido...me desaparecen.

Yo continuo con mis convicciones más firmes que nunca. ¡Abre tus ojos cubanos! ¡Viva Cuba Libre!

Más recientemente, el psicólogo artemiseño también cuestionó en  Facebook el despliegue de la Seguridad del Estado cubano, contra activistas, artistas y periodistas independientes que disienten del régimen, este 10 de octubre; y los actos de repudios orquestados en su contra.

“¿Quiénes son estas personas que aparentemente 'representan' al pueblo cubano y salen a contrarrestar el impacto de la manifestación pacífica de los opositores del régimen? Si usted es buen observador se percatará de unos detalles importantes.

·    Son grupos bien compactos y delimitados. El pueblo observa atónito desde la distancia.

·      Gritan consignas bien prediseñadas...en este caso se pudo escuchar las notas de nuestro himno nacional.

·         Están operando en franca unidad con la PNR.

Pues bien, estamos en presencia de las brigadas de respuesta rápida. ¿Que son las brigadas de respuesta rápida? Precisamente un grupo de personas ENORMEMENTE comprometidas con el régimen, dígase dirigentes o trabajadores que reciben prebendas y beneficios personales que les permiten un nivel de vida, en la mayoría de los casos, superior al del cubano de a pie. Si yo fuera a apostar cuál de estos dos grupos representa mejor la forma de pensar del pueblo, me quedo con el Movimiento de San Isidro".

Leovel Frank Cangas, natural de San Cristóbal (Artemisa), el pasado 30 de septiembre también realizó una publicación en sus redes sociales “sobre por qué no me expulsan del hospital” y sostuvo:

“Simplemente porque legalmente no es posible. Cumplo con mi trabajo, no cuenta en mi registro ningún llamado de atención. He brindado mis servicios aun estando de vacaciones o incluso de certificado médico, supe dar el paso al frente en situaciones donde otros 'revolucionarios' se han escondido”.

Entre sus aclaraciones el psicólogo mencionó: “en 2016 fui llevado injustamente a prisión en un delito descaradamente fabricado y entonces como ahora también se intentó desprestigiar mi persona”.

“Sobre si pertenezco a algún partido político o si me pagan por las cosas que escribo: Totalmente falso. Ellos (la Seguridad del Estado) saben bien que me mueve la convicción, mis principios, mis valores y mi coraje. Saben que aquella injusticia cometida conmigo me hizo consciente de lo macabro del sistema comunista y me convirtió en un opositor declarado. Pueblo de San Cristóbal, no se dejen confundir, la única forma de llevarme a prisión nuevamente es con su complicidad. ¡VIVA CUBA LIBRE!”, concluyó Cangas.

Fuente: Facebook ,  ADNCuba

*Trabaja como Psicólogo clínico en el Hospital Comandante Pinares. Estudió Psicología en Universidad De Ciencias Médicas Ernesto "Che" Guevara de La Serna. Reside en  Artemisa (Cuba).

Continue reading

Detención arbitraria en Cuba del doctor Roberto Serrano Denis, solicitamos acción solidaridad para que sea liberado.

Hace dos días fue detenido, cuando salía de la sede la  Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el doctor Roberto Serrano Denis  médico de profesión y miembro de esta organización. Los sicarios de la policía política cubana (DSE-G2) lo detuvieron sin causa aparente  . El doctor Serrano Denis había participado en una trasmisión en directo y un programa para el canal de YouTube de la organización junto al líder de esta organización, José Daniel García Ferrer y Nelva  I Ortega Tamayo.

El doctor Serrano es miembro de la UNPACU y gestor de Cuba Decide en la localidad de La Maya, esto en Santiago de Cuba.


Continue reading

Intento de asesinato. Tercera parte y final

Una supuesta pesquisa y un Juicio amañado.



A finales de noviembre recibo una citación para presentarme en una oficina, no especificaba el organismo del que se trataba. Estaba en una edificación localizada a la altura de 66A y 31 Avenida; dirigiéndose desde el Crucero de la Playa hacia el obelisco, quedaría a la derecha. No era una oficina relacionada con los órganos de impartición de justicia. Cuando llegué comprendí que se trataba de una dependencia del Ministerio del Interior.



Me presenté en la recepción y la oficial me indicó que tomara el pasillo a la derecha. Cuando caminaba por ese pasillo hacia una oficina que me mostraron, se me acercó una joven oficial y sin mediar palabras me preguntó: ¿Usted es el doctor Gonzalez?, Sí, le dije y agregó con voz queda, pero resuelta: “Médico…, lo quieren joder”, sin más se dio media vuelta y desapareció.



En la oficina estaban dos oficiales que no se presentaron y me expusieron un dibujo que mostraba las posiciones de los vehículos comprometidos en aquel supuesto accidente de tránsito. No me interesó y les dije que estaba sorprendido por la pesquisa porque allí no llegó ningún policía; ¿quién hizo la denuncia?, pregunté, el oficial a mi derecha respondió: “el ingeniero Menéndez del Acueducto de La Habana”; nada de eso fue así les dije y me retiré de aquel lugar. Ellos sabían tanto como yo que todo aquello era una farsa mal montada y por lo demás a destiempo.


42 y Avenida 35. Zona donde se provocaron los hechos. 


No se quedarían, así como así, les había salido mal el intento y algo tenían que hacer. El día 29 de diciembre, recibo una citación para presentarme el 31 de diciembre a las 9:00 a.m. en una dependencia, no especificada, localizada al lado y por la avenida 29 de la Funeraria de la Calle 70 en la barriada de Buenavista. Era un local amplio muy concurrido y que simulaba un tribunal; se estaban celebrando un maratón de juicios. No era esta la sede del Tribunal Municipal de Playa ni de Marianao. Yo no estaba preparado para un juicio, pero tenía una cita con la justicia popular el último día de ese inolvidable y aterrador año de 1992.



Fui el tercero de aquel caricaturesco tribunal enfrentando un juicio amañado; sobre mi presunta culpabilidad por el accidente de tránsito, al que me he referido con detalles en este artículo. Fue rápido aquel sujeto que era juez y fiscal a la vez. Cuando tomé la palabra para poder defenderme de aquella petulante monserga; el juez y única voz allí me dijo en todo agresivo y áspero: “usted se calla, que nada tiene que decir aquí”y dio por terminado el juicio. Días después recibo un documento, algo así como un fallo condenatorio, que me obligaba a pagar los daños al vehículo del supuesto ingeniero Menéndez por la suma de 800 pesos. Nunca los pagué hasta que 7 años después, cuando hacia los trámites para salir al exilio, lo hice para evitar sorpresas de última hora.



Pienso que desde que se produjo el incidente, debí de consultar con un abogado de los que, por ese tiempo, eran parte de la oposición interna; no lo hice. Tampoco lo hice cuando recibí las dos citaciones. Ellos podían asesorarme en los procedimientos de la pesquisa policial y, sobre todo, en los aspectos de la Ley de Procedimiento Penal; que yo no conocía y que sin duda cuestionaba el juicio tremebundo al que me sometieron.



No tengo la más mínima duda que lo ocurrido en la intersección de la calle 42 y la avenida 35, aquel día de octubre de 1992, fue una tentativa de asesinato. Lo que nunca llegué a comprender, cómo llegaron a decidir esto. Conozco muy bien de la dedicación de los personeros del régimen al crimen, hay una consagración permanente y enfermiza a dañar en todo lo posible a los opositores. Cuando estuve preso en Villa Marista y después, cuando no acepte colaborar con la Seguridad del Estado, me dijeron que tendrían una hoja de ruta para hostigarme y acosarme, me la dijeron en detalle y lo hicieron; solo que nunca pensé que llegarían a actos como este. No es que no sean capaces de matar, sino que no es una decisión festinada e irracional en sí.



Cuando fui detenido era un opositor, por así decirlo, de bajo perfil, estaban sorprendidos y me lo hicieron saber. Es cierto que en los procedimientos de la policía política intervienen distintos sujetos que entran en la investigación, salen en la detención, participan en los interrogatorios, hacen el seguimiento y son después esos que suelen denominarse: “el o los compañeros que me atienden”.



Durante ese año más que atemorizarme continúe mi desempeño como activista de DDHH y mi trabajo profesional. Pero, sobre todo, me relacioné con muchas personas de la oposición, de la iglesia, profesionales de la salud, extranjeros e incluso diplomáticos. En ocasiones opté por la temeridad y el desafío, lo cual no era prudente. En todo ello conversaba, opinaba y me movía con desenfado…, en mi auto. En algún momento del trabajo operativo de los agentes del DSE todo esto les molestó, me sobredimensionaron y decidieron actuar. 



Este es un testimonio de un intento de homicidio. Fue el resultado de una sobredimensión que interesaba mi dedicación y la interpretación de otros sobre el desafío, la culpa y el sentido vengativo de estos. Consistente con las jugadas de la conciencia y los secretos o recuerdos que condicionan las decisiones de los otros y las nuestras. Tal vez de esto nunca se sepa, pero al menos dejo estas notas sin culpas, sin odios y sin perdones, así no más…,



Esto de morir en un instante de un impacto feroz, es escalofriante y enigmático. Nadie es dueño de su propia muerte…, hasta tanto sigo viviendo.



Información relacionada:


Continue reading

Intento de asesinato. Segunda Parte

Una colisión inesperada del Lada Rojo

Estaba por finalizar el año 1992, en ese tiempo había sido detenido, interrogado y amenazado; citado en varias ocasiones a la sede del DSE, presentado en el Hospital donde trabajaba como “contrarrevolucionario” y “uno de los derechos humanos”. Fracasa un Acto de Repudio organizado en el Hospital, en tanto que, en el vecindario se intenta otro Acto de Repudio, sin mucho éxito, en la Zona de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en Calle 86 y 13 en Playa. A esto se agrega que el resto de mis familiares comenzaron a sufrir las ambigüedades, controles y presiones de todo tipo. ¿Qué faltaba? Algo que nunca esperé.

En octubre de ese año, la escasez de gasolina afectaba toda la capital; a pesar de contar con los cupones para surtir de gasolina no había y cuando aparecía era acompañadas de filas interminables de autos. A mediados del mes en el Servicentro de 42 y 33 en Marianao había gasolina disponible y fui para allá; me puse en la fila que ya superaba la Calle 36 y la avenida 33, pero veo que era imposible y decidí irme. Antes caminé en más de una ocasión alrededor del Servicentro, y con esa agudeza que genera el ser objeto de vigilancia, me percaté de un sujeto que se mantenía a distancia vigilándome.

Fue así como regresé al mi auto, un Moskvich Alejo 2141 con problemas de la trasmisión y giré en 42 y 33 hacia la avenida 41, con la intención de girar a la izquierda en la 35 Av. Paré, puse el indicador mientras un auto blanco se situaba detrás. Como tenía dificulta en el arranque por la trasmisión se me hizo difícil el giro y fue entonces cuando veo que venía como un bólido, bajando desde 41 un Lada de color rojo a exceso de velocidad.  Reaccioné con rapidez y en segundos, estando en una cuesta empinada y con las dificultades de la trasmisión solo dejé que el auto, en neutro, descendiera hacia atrás; en tanto que el auto blanco superaba por la izquierda y seguía su camino. Todo indica que el chofer del Lada rojo mostró desorientación y viniendo en descenso y a exceso de velocidad; considerando que yo también haría el giro, gira a la derecha para ir a estrellarse contra un jeep Gaz 69 del ejército, que estaba parqueado a la izquierda en la avenida 35. Como es de suponer la colisión con un vehículo solido como lo es el Gaz 69 destruyó el Lada.

Un dibujo aproximado de la posición de los autos comprometidos con la colisión. 
Regresé a la esquina y unos vecinos del lugar llegaron hasta mi para decirme que habían visto el accidente y que podían testificar a mi favor; anoté el nombre de dos de ellos. En tanto que el conductor del Lada regresó y me conminó a que le diera mis datos y el número de la placa. ¿Esperamos la Policía?, le pregunté, No, no es necesario, me dijo. Fue entonces que regresé a mi casa.
Estoy seguro de que el conductor no esperaba que dejara rodar en neutro mi auto para que este descendiera por la inclinación; en tanto que el esperaba que un giro a la derecha produciría la colisión con mi auto. Estaba preparado para esto, tal es así que, cuando giré lentamente y me coloqué en la avenida 35 y regresé al lugar del accidente, el conductor salía del auto arruinado caminando sin ningún problema. No se quedó allí ni procuró mi atención; cruzó rápidamente la Calle 42, se encontró con el sujeto de pantalón de mezclilla y camisa a cuadro alto él, el mismo que había llamado mi atención; intercambiaron brevemente y se dirigieron a un teléfono público que hay muy cerca del Servicentro. Era necesario reportar y esperar orientaciones.
Las circunstancias en que se produjo este incidente son desde todo punto de vista muy sospechosas. Cuando usted es seguido por la policía política desarrolla un especial instinto de atención, pasiva y activa, de manera que percibe la asechanza como algo real. No, no es paranoia, en realidad usted es objeto de atención frecuente sobre todo cuando se mueve con premura en un auto.

La colisión inesperada se da porque el conductor del auto Lada, por muy avezado que era, no esperaba que me detuviera en firme y dejara rodar mi auto hacia atrás. Cuando se produce el choque y queda destruido y humeante el auto, sale del mismo el conductor y camina apresurado para cruzar una calle y encontrase con el otro sujeto; caminan hasta la otra intercepción y hacen una llamada telefónica. De regreso, el conductor, no acepta esperar por la Policía.

Mi error fue desatenderme de los testigos que me abordaron y aceptar que la Policía no llegaría para iniciar la pesquisa policial del accidente; e irme para mi casa.

Continuará…,

Nota: La foto corresponde a un dibujo aproximado de la posición de los autos comprometidos con la colisión.

Información relacionada:


Continue reading

Intento de Asesinato. Primera Parte


Este es un extenso artículo con el título de “Intento de Asesinato”. Preparado para completar una información valiosa que será incluido en un libro de próxima aparición. Siendo como es muy extenso, he decidido incluirlo en el Blog en tres partes e insertar los enlaces activos donde sea necesario. De esta forma es mas accesible su lectura y permite incluirlos también en las redes sociales.

Intento de asesinato.

El encabezar este testimonio me produce cierto sobrecogimiento. Los hechos que ahora describo nunca han sido incluidos en documento alguno. Sí, existe una corta referencia en el testimonio que, en algún momento, escribí con el título de: Trascripciones tardías u Otras trascripciones tardías. Estos documentos, que aportan notas convincentes, aparecen con esos títulos y a modo de artículos testimoniales en la red; también en mis libros que recopilan artículos y que han sido publicados: “La Habana bien vale unos títulos” y “Notas sobe la religiosidad del cubano bajo una dictadura prolongada”. Desde hace algún tiempo cuando preparaba la maquetación para un próximo libro incluí un archivo: testimonio inacabado; es en este punto que comienzo a escribir.

¿Por qué ahora? No hay mucho tiempo. Es cierto que estos fueron eventos que ocurrieron a finales del año 1992, pero su alcance y lo difícil de aceptar me llevaron, primero a no denunciarlos y después a tratar de reinterpretar todo aquello. Cuando se produjo el juicio y recibí una especie de fallo condenatorio, guardé el documento y al salir de Cuba al exilio no lo traje. El documento en si prueba los hechos no la intencionalidad de los hechos.

Intersección de la Calle 42 y 35 Av. Marianao, La Habana
Es que intento escribir sin tener el documento de referencia que aportaba muchos datos, ni más ni menos, del intento de asesinato de que fui objeto a mediados de octubre del año 1992 en la intersección de la Calle 42 y la Avenida 35 esto en Marianao, La Habana. Si se mira en el tiempo esta es, sin duda, una trascripción tardía, pero necesaria; completa mi testimonio al que solo faltaba esta acción con intención criminal de la policía política. Tratando de ordenar todo lo acontecido en aquel azaroso año del 1992, señalo aquí lo siguiente:
El día 20 de abril de 1992 fui detenido en mi centro de trabajo, Hospital Gral. Docente “Julio Trigo López”a las 9:00 a.m. y conducido a la sede del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) conocido como “Villa Marista”, allí fui interrogado durante 48 horas y puesto en libertad más tarde. Sin conocer las consecuencias ulteriores de mí arresto y teniendo en cuenta las opiniones de la contraparte, es decir de los interrogadores. Obviamente las medidas y consecuencias no se hicieron esperar.

Un mes después de mi detención fui citado a la sede de la Seguridad del Estado a fin de efectuar nuevos interrogatorios en los cuales expresé con claridad mis puntos de vista. Una semana depuse fui citado de nuevo es esta sede para otro interrogatorio, aunque era evidente que éste tenía el propósito, en medio de un fuerte ambiente de intimidación, a lograr nuestro compromiso de colaborar con la policía política, lo cual rechacé de forma resulta y categórica a pesar de las consecuencias que me informaron acarrearía mi actitud con relación a mis familiares.

Los acontecimientos se precipitaron; el día 24 de junio de 1992 se informó en reunión pública en el Hospital donde trabajaba de mi condición de “activista de derechos humanos” y “contrarrevolucionario”, tratando de crear un ambiente de hostilidad entre los trabajadores lo cual resultó fallido e incluso contraproducente para las autoridades. Las muestras de solidaridad y respeto mostrado por los trabajadores son dignas de ser mencionado aquí.

Una semana más tarde fui objeto de un intento de agresión física a la salida del Hospital por dos personas que venían en una moto a gran velocidad, en esa ocasión fue golpeado un paciente que caminaba a mi lado. Días después sufrí una agresión física en la conocida intersección habanera de 100 y 51 en Marianao, de forma muy sospechosa.

El día 1 de noviembre de 1992 se me entregó una citación para presentarme el día 8 del corriente en la Zona de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en Calle 86 y 13 en Playa. Al llegar allí comprendí que estaban creadas las condiciones para un interrogatorio público y un Acto de Repudio (linchamiento verbal). Alrededor de unas 30 personas ocupaban el local mientras se sentaron al frente, a modo de jueces, los representantes del Partido Comunista, MININT, SUVP y CDR. La situación no pasó de un interrogatorio público en el cual expresé mi posición a favor de los Derechos Humanos en su contexto cristiano. Recibí una advertencia verbal.

A esto se agrega que el resto de mis familiares comenzaron a sufrir las ambigüedades, controles y presiones de todo tipo. A mi esposa le fue negada de forma reiterada la posibilidad de obtener trabajo, siendo Médico Especialista, permaneciendo dos años sin trabajo al negársele el derecho a ocupar las plazas que se encontraban vacantes en su especialidad.

En noviembre del 1992 fui expulsado de un Curso Básico de computación que estaba recibiendo en la Facultad de Medicina anexa al Hospital Julio Trigo donde trabajaba en aquel momento; esto por razones políticas.

En el mes de diciembre de 1992 fue informado de forma pública en los Comités de Defensa de la Revolución en el vecindario donde residía, de mi condición de “religioso” y “uno de los Derechos Humanos” y contrarrevolucionario”.

El 29 de diciembre de 1992 fui citado a Juicio por un supuesto y oscuro accidente de tránsito, en el auto del juicio el Juez mostró una violencia verbal inmotivada contra mí tan pronto como empecé a declarar. Como era de esperar se me declaró culpable. (Otras trascripciones tardías)

Es de este asunto que quiero tratar en este artículo.

Continuará…,


Continue reading

La credibilidad y apego al derecho de los médicos cubanos adscritos a la policía política.


El régimen Castrocomunista ha decidido liquidar a José Daniel Ferrer, líder de UNPACU; tal vez la organización más numerosa y coherente en los últimos tiempos en Cuba. La organización, bien estructurada y funcional, ha tenido siempre un problema: está en Santiago de Cuba no es La Habana; ya sabemos…, Cuba es La Habana, lo demás es paisaje. Este es el final de este líder que ha trabajado con dedicación y entereza para mantener esta organización trabajando por la libertad de Cuba.

El guion está determinado: hoy es un video lapidario, mañana un juicio amañado y después; un tiempo en la cárcel que lo enviara destrozado y anulado a su casa, si no lo matan antes.

Uno de los argumentos que se han considerado, es la situación de salud de José Daniel Ferrer en la cárcel. El video trae un argentón de bata blanca de nombre Yaro Sánchez que parece un mamerto de momento dando opiniones sobre el estado de salud del líder opositor. Es un sicario de poca monta que además es médico. Hay algunas opiniones aquí las dejamos:

La organización Cuban Prisoners Defenders (CPD) ratificó que José Daniel Ferrer, quien completa más 50 días en la cárcel de Aguadores, en Santiago de Cuba, “ha sido torturado con altísimo riesgo para su vida” y hoy se encuentra en condiciones “paupérrimas” de salud…., esta entidad señaló, “nos preocupa enormemente que las autoridades [de la isla] indiquen que su estado de salud es ‘estable’, en vez de ‘saludable’”. (Cuban Prisoners Defender)

El médico de la Prisión de Aguadores, Dr. Yaro Sánchez González, asegura ante las cámaras que, el 22 de noviembre, Ferrer García gozaba de buena salud y que su vida no corría peligro. (Cibercuba)

La evaluación especializada del médico Yaro Sánchez Corona certifica que presenta «buen estado general, se alimenta adecuadamente, ingiere líquidos y tiene buena diuresis. Desde el punto de vista nutricional, tiene un peso adecuado a su talla, y según los bioparámetros muestra buenas frecuencias respiratoria y cardíaca, y tensión arterial normal». (Vanguardia, VC).

Se repite también una violación médica y al juramento hipocrático cuando uno de los doctores que presuntamente atendió a Ferrer se dirige a las cámaras para negar que haya sufrido algún deterioro físico durante su arresto y prisión. Lo cierto es que rompe aquellas palabras de Hipócrates que todo profesional de la salud debe llevar como una máxima de vida: "Guardaré secreto sobre lo que oiga y vea en la sociedad por razón de mi ejercicio y que no sea indispensable divulgar, sea o no del dominio de mi profesión, considerando como un deber el ser discreto en tales casos”. La declaración del doctor no ha sido ante un tribunal, sino que detalles de su historia clínica y su privacidad han sido vulneradas ante millones de televidentes por un profesional sanitario que debió proteger y deberse, antes que a nadie, al paciente que atendió. (Yoani Sanches-14yMedio)
Este médico, como los periodistas y voceros amancebados al régimen, saben lo que tienen que decir, han sido instruidos para eso. Los juicios arreglados vienen desde que fueron instaurados por el régimen comunista en la Rusia soviética; como en Cuba sigue creciendo la mala yerba del sovietismo pues hay están estos juicios falseados. No podemos perdirle al Dr. Yaro Sánchez, ni a ningún médico dentro de la estructura represiva del Ministerio del Interior – DSE o fuera de esta, que se atemperen a los principios morales de la práctica médica; porque no los hay si de política y celo ideológico se trata.  El medico en el comunismo es un objeto arrojadizo que intenta sobre vivir a la enajenación colectiva del derecho, la ética y la práctica consecuente de la Medicina.

Olvídense de Juramento Hipocrático, de las declaraciones de derechos Humanos, de los códigos internacionales de ética médica y de decenas de instrumentos jurídicos internacionales sobre trato da prisioneros y derecho al debido proceso. El líder de la UNPACU ya fue juzgado y condenado en un trabajo de mesa de la alta dirigencia de la Seguridad del Estado. Este espectáculo del video en los medios es un intento de socavar la dedicación de la Unión Europea a este tema que la diplomacia del régimen no supo controlar.

Hoy es este médico insignificante, entrampado en sus dedicaciones  como sicario menor, mañana serán otros. Víctimas propiciatorias de un régimen dictatorial.

Dr. Eloy A González


Continue reading

La Carrera de Medicina en el año 1965: Cursos de Pre Médica e inicio del Instituto de Ciencias Básicas y Pre clínicas “Victoria de Girón”.

Una historia desconocida sobre el Curso del año 1965 en la Escuela de Medicina de la Universidad de la Habana.

Primera Parte.

Llegué a La Habana para matricular el Primer Año de la Carrera de Medicina en la Universidad de la Habana, el 14 de agosto de 1964. Por supuesto me dirigí hacia lo que yo creía era la Escuela de Medicina en la calle I y 25 en el Vedado. Al llegar a la oficina de registro la Sra. Caridad me matriculó y me envió para el edificio de 3 y F en El Vedado (piso 11) muy cerca del antiguo y muy conocido Recodo.

Ese fue el principio de las irregularidades de nuestro curso; pues siendo todos nosotros bachilleres graduados en los distintos Institutos de la República, se nos obligó a pasar un Curso de Pre-Médica de 7 meses de duración, con un examen final para poder ingresar al Primer Año de la Carrera de Medicina. Este examen efectuado en marzo de 1965 fue, por supuesto, eliminatorio y tengo entendido que lo suspendieron más de doscientos alumnos.

Un día el administrador de F y 3 nos reunió a todos para explicarnos  que: comenzaríamos “Las Marchas Militares Nocturnas Voluntarias” y los que no se inscribieran tendríamos que limpiar las escaleras del edificio completo (unos 20 pisos); si terminábamos antes, a barrer la calle 3. Yo limpié y barrí pero no marché, al igual que unas decenas de condiscípulos que a partir de ese momento estábamos “marcados para siempre”.

Debo aclarar que mientras los bachilleres varones estábamos en F y 3 recibiendo las clases en un edificio al frente o sea por la calle F; las hembras estaban recibiendo las mismas clases en albergues o casas en el reparto Nuevo Vedado, cerca del Zoológico y de la Ciudad Deportiva. Había además alumnos en planes “acelerados” para hacerlos bachilleres en dos años y estos estaban en Ciudad Libertad (antiguo Columbia), en Tarará y en Nuevo Vedado. Todo esto fue un verdadero “arroz con mango”.[1]

A finales de diciembre del año 1964 nos fuimos de vacaciones para nuestros respectivos hogares. Al regresar, el lunes 4 de enero de 1965, todos los grupos nos unimos en lo que se conoce ahora como el Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas “Victoria de Girón” (ICBPC-VG). Era una edificación que había sido remodelada entre 1963 y 1964. Edificación que no era otra que el conocido Colegio del Sagrado Corazón de Jesús sito en la calle 146 y la Avenida 31, Reparto La Coronela, entre el Country Club y la Lisa. Esta facilidad educativa era un colegio católico que sido confiscado a las monjas en mayo de 1961.
Aquí todos los más de 1,000 alumnos estuvimos encerrados bajo régimen militar, sin poder salir a la calle o ir a nuestras casas, hasta el fin de semana; después sería una vez al mes desde el viernes y regresando el lunes a las 7:00 am. Los varones estábamos en albergues: 4 edificios prefabricados de dos plantas que se conocían como el A, B, C o D. Las hembras vivían en los alrededores en casas confiscadas a familias que se habían ido del país. Todos los estudiantes estábamos custodiados por tropas de la Seguridad del Estado (Departamento de la Seguridad del Estado, DSE-G2) porque al lado norte del albergue C, en su finca oculta y muy protegida vivía Castro I, dueño absoluto de la Isla y de “todos sus pobladores”. Como él era hijo de un soldado de Valeriano Weyler, a nosotros nos tenían que “reconcentrar” también, como si fuéramos presos en vez de estudiantes de medicina. Siempre he creído que todo lo sucedido a nuestro grupo en esos 30 meses fue obra suya y los que daban la cara cumplían sus órdenes.

Los baños en los albergues estaban en la planta baja y la pared no llegaba hasta arriba, quedando una abertura de unos dos pies por donde entraba el aire; en invierno la temperatura bajaba hasta los 2. Como algo típico del sistema comunista las resistencias de los calentadores los habían traído de Alemania Oriental y el amperaje allí era distinto al nuestro y al conectarlas, se quemaban; nunca hubo agua caliente. Si te quejabas era considerado como contrarrevolución.

Muchos fines de semana había prácticas de Milicias obligatorias, así como trabajos en la agricultura al que no podías dejar de ir. Periódicamente expulsaban algún alumno o alumna,  sin que te enteraras sus nombres hasta varios días después.

Otra gran violación de nuestros derechos humanos, civiles, estudiantiles, etc. Se produjo cuando una triste noche del mes de diciembre de 1965 (puede haber sido el día 5 o 6); se  nos obligó a todos a ir al Salón Teatro (el cual tenía una gran capacidad) y después de cerrar la enorme puerta principal, nos comunicó el alumno JMC (¿?),  uno de los dirigentes de la Juventud Comunista, que siendo, alumno al igual que todos nosotros;  creía ser dueño de nuestras mentes y de nuestros cuerpos. Este sujeto informo que el grupo creado como Comité de Depuración tenía ya una lista secreta para DEPURARa los que ellos consideraban no podían graduarse de Primer Año por ser personas que no reunían los requisitos revolucionarios para poder seguir siendo alumnos de Medicina. Ya el Comité conformado por aquellos con un grado mayor de odio, habían ido a visitar a los CDR de las distintas pueblos donde vivían los “presuntos depurados” que tenían en la lista. Dicha lista era mucho más larga pero al final los “agraciados” fueron nueve, ocho varones y una hembra que creo era de Sancti Spiritus y nunca más he sabido de ella.

Los 53 años que han pasado han logrado hacernos olvidar algunos de aquellos nombres pero creemos recordar a estos 6: Héctor Brito (La Habana), José Ángel Goiriena Lima (Güines), José L. Molleda Marsán (La Habana), Abilio Orosco Franco (Morón), Roger  (Cárdenas) y Juan Manuel  (Matanzas). Cuando salimos del encierro en el Salón Teatro aquella noche muchos de nosotros pensamos….”nos tocará la próxima vez”.

Otras de las violaciones que necesito contar fue el sistema creado por un personaje siniestro, conocido por el seudónimo de “Chepo”, hijo de un líder anti batistiano que murió en el asalto al Palacio en 1957[2]. Este bastardo, abogado de pacotilla, era el administrador de del Instituto Ciencias Básicas y Preclínicas “Victoria de Girón” y creo decir, sin equivocarme, que era odiado y temido hasta por los mismos miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y del Partido Comunista de Cuba (PCC). Chepo llevaba a juicio a cualquiera que no estuviera pelado estilo militar, a cualquiera que le tomara la mano a su novia o esposa y a cualquiera que llegara antes (fíjense no después) de la hora de entrada. Por supuesto, a los que llegaran tarde también los llevaba a juicios de suspensiones de pases por 1, 2 o 3 meses. Como le pasó a Carlos que llegó 6 horas antes y lo llevó a juicio y lo condenó.

Recuerdo que en el ICBPC hubo 3 llamados custodios que eran quienes nos “cuidaban o vigilaban”al estilo marxista. Pero los verdaderos vigilantes eran las tropas de la Seguridad del Estado o los llamados anillos de protección del Rey……Castro I de Birán.

Cuando terminamos los exámenes o las Pruebas de Nivel del curso de Pre-Ciencias Médicas, efectuados del 22 al 26 de marzo de 1965, nos fuimos para nuestras casas sin saber sí habíamos aprobado dichos exámenes y ¿saben ustedes como nos enteramos? Pues el día 2 de abril, en la página 5 del periódico El Mundo, salió publicada la relación de los 680 que habíamos aprobado y que podíamos empezar el Primer Año. Nunca en Cuba se había producido semejante, cosa y creo nunca más volvió a pasar; por eso y mucho más nuestro curso fue algo muy distintos a todos los anteriores y a los posteriores.
Continuará….,

* Álvaro J Álvarez (1943-   ) Natural de Ciego de Ávila, estudio en el Colegio Champagnat (Maristas) y en el Instituto de Segunda Enseñanza de Ciego de Ávila. Se radica en La Habana y termina sus estudios de Bachiller en el año 1964. Comienza los estudios de Medicina en el 1965 y al año siguiente, en 1966 fue detenido, juzgado y condenado por el delito tipificado como: Contra la Integridad y la Estabilidad de la Nación; la petición del fiscal fue de 12 años, cumpliendo 4 años de cárcel con internamiento en Camagüey. En el año 1978 sale al exilio en Venezuela como expreso político junto a su esposa e hija. En la actualidad reside en Miami, FL.





[1] Este artículo de fecha relativamente reciente puede aclarar esto: Vela Valdés, Juan, Salas Perea, Ramón Syr, Pujals Victoria, Nayra, Quintana Galende, María Luisa, & Pérez Hoz, Grisell. (2016). Planes de estudio de Medicina en Cuba de 1959 a 2010. Educación Médica Superior, 30(1) Recuperado en 04 de noviembre de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412016000100002&lng=es&tlng=es.

[2] El autor del artículo se refiere a Menelao Mora, hijo de Menelao Mora Morales quien murió en los eventos del Asalto al Palacio Presidencial en el año 1957.


Continue reading

Pedido de gestión de solidaridad a la organización Health and Human Rights Info (HHRI) y a la asesora de DDHH de la ONU , Nora Sveaass.


Ayer un activista DDHH en Cuba, Guillermo del Sol Pérez, que está en huelga de hambre desde hace 40 días, su salud se deteriora día a día. No hay un solo gesto de solidaridad que venga desde UE. El jueves 19 un agente de la policía política fue a la casa solo a hostigar a la familia. Fue llevado por su hijo este viernes en estado critico al Hospital General “Arnaldo Milian” en Santa Clara, Cuba.

Guillermo del Sol Perez , activista de DDHH
40 dias en huelga de hambre
Al respecto Leonardo Rodríguez, defensor DD.HH  Instituto PATMOS, ha alertado “Santa Clara #Cuba 21 d Septiembre 5:20 pm. Hablé con Guillermo del Sol: “Se lanzaron sobre la cama, me sacaron el móvil, me llevaron arrastras hasta la guagua, me soltaron en la casa. Tenemos órdenes del General de dejarte morir, yo le acepto el reto” Que Dios lo guarde”.
A esta hora del domingo, Rodríguez, ha actualizado la información: Ayer 21 de septiembre un hombre muy debilitado por 40 días en huelga de hambre, fue llevado por su hijo a un hospital de #Cuba. Agentes del G2 lo sacaron por la fuerza, le quitaron sus móviles y los botaron en su casa para que muera. Están incomunicados.
Hay una clara negación de atención médica en tanto que los sicarios de Departamento de la Seguridad del Estado (G2) han actuado de manera cruel hostigando, reprimiendo a la familia y finalmente expulsándolo del Hospital de forma violenta.

Tomen nota que hoy otros dos activistas de la UNPACU detenidos en Santiago de Cuba están en una protesta similar ante sus carceleros.

En el orden personal mediante un mensaje en Twitter he pedido a este digno y valiente compatriota que cese su huelga de hambre, respetamos su decisión pero cubanos así los necesitamos vivos. No podemos esperar, cuando Cuba sea libre, para regresar a llorar por tantos ausentes.

Hago un pedido a Health and Human Rights Info (HHRI) @HealthandHumanRightsInfo  en la persona de Nora Sveaass, quien es experta de la ONU para DDHH, con la finalidad de que interceda de alguna forma por la situación del activista de DDHH, Guillermo del Sol Pérez.

Esperamos que ustedes, que están leyendo esta nota, se sumen a esta solicitud a través de las redes sociales.

Dr. Eloy A González

@DrCubanMed


Continue reading

Un médico cubano se suicida ahorcándose en Venezuela, como consecuencia de presiones laborales por parte de la jefatura de la Misión Medica.

Las razones por las cuales un médico , cumpliendo misión internacionalista, se suicida pueden ser múltiples; una es la fuerte presión laboral que ejercen distintos cargos en las misiones , a saber: el Jefe de la Brigada, el Jefe de la Misión, el responsable del núcleo del Partido (PCC) y el agente de la Seguridad del Estado encargado de la misión médica. Los médicos y otros profesionales de la Salud son fuertemente vigilados y cualquier contravención de las normas que regulan su estadía en un lugar dado es causa suficiente para que sea enviado de regreso a Cuba. Esto implica un señalamiento permanente en el expediente laboral , el reporte de la Misión para ser entregado al llegar a Cuba  le seguirá en toda su vida laboral, la perdida de todos los beneficios económicos y los productos o bienes que adquirio para llevar a Cuba. Una conducta delictiva o  inapropiada (como el homosexualismo) es muy grave. Nunca sabremos que hay detrás de cada muerte de los trabajadores internacionalistas cubanos.


Otro médico cubano se suicida en Venezuela.

Por Juan J Almeida.

Un médico cubano que cumplía misión en Venezuela, se quitó la vida ahorcándose en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) 337 de Estado Bolívar, en la ciudad Guayana.

En la foto, además de la víctima a quien le cubrimos el rostro por respeto, aparecen, con blusa blanca, la responsable cubana del Partido (PCC) en ese estado; con pullover gris, el agente de la Seguridad del Estado (DSE) de nombre Noel; y el de la camisa roja es el doctor Peláez, Jefe de Misión.
El occiso fue identificado como Jorge Pérez Limonta, de 50 años y natural de Guantánamo, Cuba.

El suceso ocurrió en la noche del pasado martes 20 de agosto. Y las investigaciones revelan que el suicidio se debido a las presiones que el colaborador recibió de la Dra. Gisselle Barreto Martín.

Los primeros indicios apuntan a que la doctora Barreto, que trabaja en coordinación y es esposa del Dr. Yainier Peláez Campos, Jefe de la Misión Médica en el estado Bolívar; le había comunicado al colaborador que, debido a la indisciplina de llegar tarde al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) , sería revocado para Cuba.

“Al parecer el laboratorista salió a la tarde a un centro comercial y se apareció a eso de las 11:00  de la noche en short y con un golpe en la cabeza”, informó a Juan Juan Al Medio, un amigo de la víctima

El cadáver debía salir para Caracas, desde donde saldría para Cuba; pero debido a la falta de presupuesto todavía se encuentra en el Estado Bolívar.

Intentamos conversar con otros colegas del difunto, pero estos dijeron no estar autorizados a declarar.


Continue reading

¿Multioficio? Un médico cubano internacionalista espiando en Colombia al servicio de la inteligencia de régimen Castro comunista.



Aquí la historia de un médico cubano en doctor José Manuel Peña García,  devenido en espía, descubierto en in fraganti en Colombia aparentemente dedicado al multioficio. Médico, refugiado, y espía en función. Médico internacionalista en Venezuela, en Cuba se casa con una colombiana que conoció en Venezuela y viaja de Cuba a Colombia donde se dedica, al menos según la fuente, a espiar una base aérea. Se empleaba a fondo en eso de determinar los tipos de aviones y el armamento de la base. Lo expulsaron de Colombia. A continuación la información:

El agente fue capturado en La Dorada, Caldas, y estaba monitoreando cómo funcionaba la base.

Unidades especiales de Migración Colombia detuvieron en las últimas horas a un ciudadano cubano que, según información de inteligencia, estaba adelantando labores de espionaje a la base aérea de Palanquero, una instalación estratégica de las fuerzas militares de Colombia ubicada en Puerto Salgar, Cundinamarca.

Dr José Manuel Peña García,
EL TIEMPO conoció que el hombre, identificado como José Manuel Peña García, pertenecía al G2 cubano y fue detenido a las 8:00 p.m. del viernes en el municipio de La Dorada, en Caldas, una población cercana a las instalaciones militares. Miembros de la Policía Nacional también estuvieron en el operativo.
"Monitoreaba e informaba cómo era el funcionamiento y cómo se movía la base de Palanquero", indicó una fuente cercana al caso. "Tenía un equipo que le permitía medir las dimensiones de los aviones y el armamento", añadió.

Se conoció que ingresó al país tras contraer matrimonio con una ciudadana colombo venezolana.

Tras ser detenido, las autoridades nacionales trasladaron de inmediato al ciudadano cubano a Bogotá, desde donde fue expulsado del país en la madrugada de este sábado.

"Esta actividad se realizó bajo las facultades discrecionales que tiene Migración Colombia de expulsar del territorio colombiano a un extranjero del cual se tenga información por parte de autoridad nacional, o extranjera, de que esté realizando actividades que afecten la seguridad nacional", indicaron fuentes de la entidad.

También trascendió que Peña García llegó en el 2014 a Venezuela, en medio del programa de intercambio de médicos entre ambos países y que, según información que tienen las autoridades colombianas, ha servido como fachada para llevar a miembros de grupos de inteligencia de la isla al país vecino.

En el 2016 Peña García se casó con una ciudadana colombo venezolana en Cuba, que conoció cuando vivía en Venezuela, y luego ambos ingresaron a Colombia.


Continue reading

Conexión entre los organismos represivos de Alemana Oriental (RDA) y Cuba para el envío de sustancias psicotrópicas y los contactos entre psiquiatras cubanos y alemanes


Por Jorge L. García Vázquez */ Berlín/

 El pasado 22 de julio se cumplió un aniversario más de la muerte, en el exilio, del destacado cineasta y pintor cubano Nicolás Guillen Landrián. Acosado, encarcelado y torturado con métodos psiquiátricos abandonó Cuba en 1989. El abuso de la Psiquiatría con fines políticos, ha sido uno de los métodos utilizados por la Seguridad del Estado de Fidel Castro. Conjuntamente con la Psicología Operativa, técnica perfeccionada con la ayuda de la STASI y KDS, cuerpos de represión política de Alemania comunista y Bulgaria, la aplicación de la Psiquiatría pasó a ser parte de los planes del Ministerio del Interior de Cuba para aniquilar y neutralizar a la disidencia y la expresión crítica, desde el comienzo de la dictadura Castro-Comunista. Pienso que el documento que presento ayude a esclarecer algunas dudas. Sobre este tema ofrece abundantes informaciones la investigación,"The Politics of Psychiatry in Revolutionary Cuba” by Charles J. Brown and Armando M. Lago y el "Informe sobre la Tortura del Directorio Democrático Cubano”.


Nota del Coronel Lorenzo Hernando Caldeiro del DSE en Cuba.


Desde los años setenta, la Seguridad del Estado de Cuba, mantenía estrechos contactos con oficiales de las policías políticas de los países comunistas, en el campo de la Psiquiatría. Un encuentro de vital importancia tuvo lugar entre el 7 al 10 de febrero de 1977, poco tiempo antes del 6to Congreso Mundial de Psiquiatría, con el objetivo de aplicar medidas activas "contra la propaganda enemiga que intenta difamar la psiquiatría soviética". En algunos documentos de los archivos de la STASI encontramos huellas de los contactos entre psiquiatras cubanos y alemanes orientales y la Seguridad de Estado, especialmente durante el Congreso Latinoamericano de Psiquiatría que tuvo lugar en La Habana en 1977. Uno de los aspectos más importantes era el trabajo político-operativo para trabajar políticamente a Psiquiatras reconocidos internacionalmente o realizar labores de influencia a Psiquiatras de países occidentales o ubicar a especialistas "progresistas" en el Comité Ejecutivo de la Asociación Mundial de Psiquiatría (por ejemplo el doctor cubano, Profesor Bustamante[1]). ¿Politice mißbraucht? Sonja Süß. (Psiquiatría y Seguridad del Estado en Alemania Oriental).
 Pero no es mi objetivo realizar una investigación al respecto, sino como siempre presentar pruebas y documentos que demuestren el carácter represivo de la Dictadura Castro-Comunista. Desconozco si los colegas alemanes entregaron a los agentes cubanos las "sustancias" solicitadas[2]. Pero desearíamos conocer cuál fue el objetivo de este pedido.[3]




Documento del Archivo Federal. Solicitud del Ministerio del Interior de Cuba el 17 de septiembre de 1981. DO1/0.1.4/Nr. 029511.


Cartas de Nicolás Guillen Landrían

"¿Te imaginas tú lo que fue para mí verme de pronto en los calabozos de Villa Marista? Viendo, según ellos, cuáles eran mis conflictos ideológicos, luego de haber obtenido la Espiga de Oro con Ociel del Toa. Y no quedó allí. Me mandaron para una granja dos años; granja que era para personal dirigente que mantenía una conducta impropia. Ahí comenzó la esquizofrenia de nuevo, pero más aguda, que me llevó a ser tratado psiquiátricamente por los médicos que había en la prisión. Ellos aconsejaron que fuese enviado a un centro donde pudiese ser atendido adecuadamente. A continuación, me montaron en un avión, descalzo, con el overol de la granja y por encima de los hombros un saco de listas que yo amaba mucho. Me llevaron de Gerona a La Habana, donde fui internado en el Hospital Psiquiátrico Militar que tenían ahí en Ciudad Libertad. De este lugar, luego de ser atendido por un siquiatra argentino, fui enviado bajo prisión domiciliaria a casa de mis padres, para que terminara de cumplir el tiempo que me restaba de la sanción, a la que fui sometido sin previo juicio alguno, sino por deliberación de un tribunal militar".

Por: Deisy Marrero Marrero/10 de septiembre de 2007/Camagüey, Cuba –

La dirección de la prisión de Kilo 7, en Camagüey, estimula el tráfico de estupefacientes y la adicción a psicofármacos al distribuir por periodos de entre 48 y 72 horas las medicinas. El Dr. Alfredo Manuel Pulido López, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, dijo el pasado 8 de septiembre que esta es la principal causa de autoagresiones y suicidios en el penal.

Añadió la fuente que los reclusos enfermos de esquizofrenia y paranoia pueden recibir hasta 24 tabletas de levopromacina y amitriptilina junta y que a los que les recetan carbomazetina reciben hasta 18 tabletas.

El prisionero de conciencia dijo además, que esta mal distribución de medicamentos desestabiliza el equilibrio mental de los pacientes y favorece el tráfico de estos medicamentos, lo que propicia la violencia y el crimen.

* El autor  nació en La Habana (Cuba) en 1959. En 1980 llegó a Karl-Marx-Stadt (ahora Chemnitz) como intérprete para trabajadores contratados cubanos en la RDA. En 1987, cuando se encontraba trabajando en Alemania como traductor gracias a un acuerdo entre Cuba y Alemania,  fue tentado por los servicios secretos de su país para colaborar como delator. Fue arrestado en marzo de 1987 y trasladado al centro de detención preventiva del Ministerio de Seguridad del Estado en Berlín-Hohenschönhausen. Expulsado y trasladado a Cuba; interrogado y anulado. Salió al exilio en 1992, vive y trabaja en Berlín. Ha publicado el libro “Fragmentos y Hojarascas”, edita el Blog Conexión Habana-Berlín



[1] El autor del artículo se refiere al Dr. José A Bustamante O’Leary ( 1911-1987).

[2] Los psicotrópicos son agentes químicos que actúan sobre el sistema nervioso central, produciendo cambios temporales en la percepción, el ánimo, el estado de conciencia y el comportamiento.

[3] *(Documento del Archivo Federal. Solicitud del Ministerio del Interior de Cuba el 17 de septiembre de 1981. DO1/0.1.4/Nr. 029511)


Continue reading

Calificada como represora la doctora Yalina González Fernández del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología en Cuba.



La doctora González Fernández ha sido inmoralmente sumisa a la cadena de represión administrativa siguiendo las instrucciones del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE).

Represora de cuello blanco: Yalina González Fernández

El bioquímico e investigador científico Oscar Casanellafue durante años víctima de acoso y amenazas tanto en la calle como en su centro laboral (Instituto de Oncología, La Habana), por la única razón de negarse a romper relaciones de mantener amistad de su infancia con personas críticas del gobierno cubano.

Foto: La Dra. Yalina González Fernández
en su lugar de trabajo en el Instituto 
Nacional de Oncología y Radiobiología en La Habana, Cuba


Después de un largo proceso, fue expulsado por ese motivo de su centro de trabajo el 7 de junio de 2016. Durante el proceso de reclamaciones que llevó a cabo, apeló primero al Órgano de Justicia Laboral, presidido por la doctora Yalina González Fernández, instancia que cometió sin el menor escrúpulo y con plena conciencia numerosas violaciones del  procedimiento establecido (incluso falsificó el acta de la “Comparecencia pública”), con el fin de evitar la defensa debida del acusado y lograr a toda costa su sanción violando la legalidad establecida. La actitud de la doctora Yalina González ha sido inmoralmente sumisa a la cadena de represión administrativa que ejecuta las instrucciones represivas emanadas de la Seguridad del Estado. Eso la define como una “Represora de Cuello Blanco”.
Continue reading

Una médico buena la otra mala, esta última negó la atención médica a una opositora en un hospital en Cuba, ‘vete y muérete en tu casa” le dijo.

Muchos ejemplos hay de estos en que la politización y la manipulación criminal de la policía política condiciona la atención de una persona en Cuba necesitada de atención médica, - de urgente atención-, como es el caso que nos ocupa. Arianna López la esposa de un opositor injustamente preso en Cuba y que está en huelga de hambre fue llevada en situación grave al Hospital General Docente de Placetas, en el centro de la isla para horas después ser expulsada. Cuando llego la atendio muy bien  con especial dedicación y apego a su condición de medico “una doctora joven”, no sabemos su nombre; pero entonces llego la policía política y la doctora Gladys Lourdes Gallardo Almeida, no sabemos si es la directora del Hospital de Placetas, con vocación cruel de represora marrullera le dijo “que se fuera y que se muriera en su casa….”. No fue esta la única, varios médicos también colaboraron en el acto cruel de atender a una paciente necesitada de atención. Aquí dejamos toda la información:

La activista Arianna López Roque, esposa del opositor preso Mitzael Díaz Paseiro, en huelga de hambre desde el pasado 9 de enero, "sufrió un fuerte desmayo y tuvo que ser ingresada en el hospital de Placetas" este domingo de donde "fue expulsada horas después".

En un comunicado el Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo (Frente OZT), alertó este lunes que Díaz Paseiro también se encuentra en huelga de hambre desde la prisión.

Arianna López Roque
El Frente OZT advirtió que "los comandos y organizaciones que a lo largo y ancho del país integran el Frente, al filo de las 3:30 pm de la tarde de este lunes 22 de enero emplazan a la tiranía Castro comunista, dándole un plazo de que si en las próximas 24 horas no les dan solución a las demandas que exigen los huelguistas, nosotros nos lanzaremos todos al unísono a las calles, tomaremos las calles y las unidades policiales de forma cívica pero frontalmente para defender la vida y los derechos de este emblemático matrimonio opositor".
Según denunció a DIARIO DE CUBA la activista Nadia Pérez Paseiro, "la doctora Gladys Lourdes Gallardo Almeida expulsó a Arianna López del hospital. Le dijo: 'Vete y muérete en tu casa, porque aquí no te vas a morir'".

"Ayer (este domingo), cuando llegamos al hospital, al principio la atendió muy bien una doctora joven. Después llegó la Seguridad del Estado al hospital y empezó la lucha contra Arianna. Comenzaron los diagnósticos manipulados por la policía política, agregó Pérez Pazeiro.

Asimismo, condenó que varios médicos "orientados por la Seguridad del Estado, querían hacernos creer que ella no estaba desmayada, sino fingiendo".

Interrogada por DDC sobre el estado actual de López Roque, Pérez Paseiro detalló: "Se encuentra bastante débil. Recobró el conocimiento. Tiene muchos dolores en las articulaciones. Le duele el pecho. Ayer le pusieron un suero en el hospital, pero cuando ella volvió en sí se lo arrancó y solo cogió dos o tres dedos del suero".

"Arianna López seguirá la huelga de hambre hasta que la Seguridad del Estado le dé a su marido lo que por derecho le pertenece", concluyó la activista.

López Roque se declaró en huelga en el portal de su casa en Placetas por los "maltratos" de los que está siendo víctima su esposo en la prisión La Pendiente en Santa Clara "por no aceptar planes de adoctrinamiento político y no ponerse el uniforme de preso común".

Asimismo, López Roque denunció que le han negado a su esposo "el derecho a visitas familiares, a hacer llamadas telefónicas, así como el derecho universal de los presos de su tiempo al sol, si no acepta el adoctrinamiento político".

"Mitzael en estos momentos se encuentra confinado en una inhóspita celda de castigo y aislamiento en la prisión santaclareña La Pendiente y como colofón a este confinamiento la alta dirección de cárceles y prisiones en contubernio con la jefatura provincial de la policía política le están aplicando una suspensión total de sus inalienables y sagrados derechos", dijo López Roque en días anteriores.

Mitzael Díaz Paseiro fue encarcelado el pasado 28 de noviembre y condenado a tres años y medio de prisión, por el delito de "peligrosidad social" tras oponerse públicamente a la forma en que se realizaron las votaciones municipales en la Isla, con vista las "elecciones" en 2018.

Desde que inició la huelga de hambre hace 13 días, la activista ha tenido que ser llevada al hospital en dos ocasiones.

Tanto López Roque como Díaz Paseiro son activistas del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo (Frente OZT).

Fuente: Diario de Cuba.

Hospital General Docente de Placetas                                                                     

El Hospital General Municipal Placetas, tiene la misión de brindar atención médica especializada, preventivo-curativa a la población en las especialidades de Pediatría, Ginecobstetricia, Medicina General y todas las especialidades quirúrgicas. El Hospital, tiene la misión de brindar atención especializada en Ginecología, Obstetricia y Neonatología y sus servicios se encuentran dirigidos fundamentalmente a esta especialidad, además de dar atención colateral a otras patologías relacionadas con otras especialidades.

Nivel de subordinación: Provincial

Tipo Institución: Hospitales -- General

Dirección Postal:     1era del Sur entre 3ra y 4ta del Oeste CP. 52800. Provincia y Municipio. Villa Clara – Placetas. CUBA

Teléfonos     (53)42-88-3671                            

Dirección de correo electrónico institucional:     hosplac@capiro.vcl.sld.cu


¿Quién es Gladys Lourdes Gallardo Almeida? No sabemos si es médico o no y cuál es su dedicación o especialidad, tampoco si reside o no en Placetas VC, Cuba. Lo que se sabe de ella es que  se trasta de “una represora  que ha tenido una participación destacada en los actos de repudio en la ciudad de Placetas contra los opositores, ordenó de pronto la expulsión de la sala de Arianna López y dijo que “si ella lo que quiere es ser mártir y morirse, que se muera en su casa, porque aquí en el hospital no se va a morir".

Continue reading

Indagando sobre la Dra. Lisbet Varsa García bajo acoso y amenazas en Cuba.


Indagando sobre la Dra. Lisbet Varsa García bajo acoso y amenazas en Cuba.
La Dra. Lisbet Varsa García es médico especialista y reside en Santiago de Cuba. Es miembro de la Iglesia Emmanuel de confesión o fe apostólica y ha sido objeto de acoso e intimidación por parte de los órganos de la Seguridad del Estado y del Ministerio de Salud Pública. Ha sido amenazada que no podrá salir a trabajar al exterior (misión internacionalista) y puede ser inhabilitada. Es madre de tres niños.

Continue reading

En los pasos de Otto y Elise Hampel en Párraga.

Por Eloy A González.

No importa si lucha un hombre o diez mil, si un hombre ve que no tiene otra opción que luchar, entonces luchará, tenga a otros a su lado o no. Hans Fallada.
He visto la película Solo en Berlín (Alone in Berlín) un drama de guerra del 2016 dirigida por Vincent Pérez y protagonizada por Brendan Gleeson y Emma Thompson  como el matrimonio Quangel. Basada en la novela Solo en Berlín de Hans Fallada, quien en realidad es el autor alemán Rudolf Wilhelm Friedrich Ditzen (1893-1947). Se trata de uno de los autores alemanes más importantes del siglo  xx, cuya obra se está recuperando del olvido; prueba de ellos es la publicación de esta novela en español y el film que nos ocupa.[1]
Cartel de la pelicula  "Alone in Berlin"
La historia de una pareja de berlineses en los años cuarenta en la Alemania nazi que establecen un accionar para desafiar al régimen nazi, es desde todo punto de vista conmovedora en tanto que peculiar. El matrimonio Hampel  estaba formado por  una pareja  de clase trabajadora e  idearon un sencillo método de protesta que duró dos años (de septiembre de 1940 al otoño de 1942). Escribieron postales contra Hitler y el régimen nazi y las distribuyeron por los lugares públicos de Berlín. A pesar de que su protesta apenas causó una onda superficial en el régimen nazi (la mayoría de las postales que se encontraron fueron entregadas inmediatamente a la Gestapo), su actividad avergonzó a los jefes de la policía secreta, puesto que durante más de dos años no fueron capaces de detener a los anónimos distribuidores de las tarjetas. Finalmente fueron detenidos por la Gestapo, juzgados el 22 de enero de 1943 por la Sala Segunda del Tribunal Popular , acusados de “socavar la moral militar”  y de “alta traición“, fueron declarados culpables y acabaron decapitados en la prisión de Plötzensee de Berlín en abril de 1943.[2]
Aun cuando en el guion de la película, el catalizador para que este matrimonio decidiera desafiar al régimen nazi en tan difíciles circunstancias se relaciona con la muerte en el frente de combate de un hijo; en realidad lo que ocurrió es que el hermano de Elsie había muerto en combate  en el año 1940, esto en Francia. La noticia fue para ellos  devastadora. 
Salvando las distancias, todas las distancias; porque nadie puede reescribir anécdotas sobre eventos tardíos, dedicaciones improcedentes y expiaciones de soslayos; recuerdo algunos eventos donde fui participe en uno de aquellos años liados e impredecibles que vivimos, esto en el 1991.
Un día de agosto del 1991 salí del hospital donde trabajaba de regreso a la casa, cuando tomo uno de esos camiones que corrían por la calzada de Bejucal lleno de pasajeros que habían subido los amarillos en los puntos habituales de recogida. Cuando el camión sobrepasó el punto de la calzada y la autopista me dejo más allá del paso de nivel bajo una llovizna; caminando sobre el puente encontré cientos de volantes escritos en distintos colores y letras bien legibles con textos contra el régimen Castro comunista. En todo el viaje de regreso estuve pensando en esto. Dentro del grupo en el cual conspiraba contra el régimen, teníamos en curso una protesta mediante letreros- grafitis; esta una especia de campaña por el NO. [3]
Ese día pensé todo lo útil que sería hacer una especie de volante en forma de carta, no para ser puesto en lugares públicos, sino para enviar por correo postal a instituciones que no estaban comprometidas con el régimen y al recibirlas, no la entregarían sino que la leerían y tal vez compartirían; el primer objetivo serian organizaciones e instituciones religiosas. En ese tiempo tenia algunas notas que circulaban entre los grupos de oposición y sobre todo informaciones muy precisas de la Concertación Democrática Cubana, organización que aglutinaba un grupo de organizaciones disidentes. 
Al día siguiente de regreso al Hospital, en la sección de consulta externa del Hospital “Julio Trigo”, revise todas las posibilidades de hacer aquel trabajo de mecanografiar, copiar y poner en sobres los documentos que me interesaban enviar. Nadie más estaba al tanto de esto, ni aun los escasos miembros del grupo político. En la consulta externa había tres máquina de escribir , una en la oficina de turnos, otra en el del departamento de Quimioterapia ( donde trabajaba) y una tercera máquina que nadie usaba en un amplio closet de la consulta #2 que, tapada por montañas de modelos, nadie veía. Revise, limpie y puse a punto esta máquina que guarde cubierta por los cientos de modelos que se mantenían allí y que se salvaban, por el momento, de ser usados como papel sanitario.
Declaraciones, notas, citas de textos de derechos humanos y alguna que otro comentario  de declaraciones que escribí, conformaron un pequeño archivo de informaciones que escribía en aquella máquina sin preocuparme por los que entraban y salían porque, en mi trabajo, llevaba todos los tratamientos de quimioterapia mecanografiados. Puede que estuvieran presentes mientras mecanografiaba dos enfermeras, una médico y varios pacientes recibiendo tratamiento, en tanto que yo, hacia mi correspondencia de textos que desafiaban al régimen y los preparaba para enviarlos por correo.
Fotos de la ficha policial de Otto y Elsie Hampel
Cuando terminaba mi trabajo en la tarde, tomaba la salida del Hospital Lebredo y remontaba la calle principal del barrio de Párraga; superada la terminal de la ruta 2 y antes de la curva de Parraga estaba un pequeño correo con un buzón hacia la calle donde depositaba mis cartas subversivas dirigidas a instituciones religiosas. Esto lo hice en varias ocasiones. Al dejar las cartas me subía al ómnibus de la ruta 2 y cambiaba en La Víbora a la ruta 100…regresaba a mi casa.
Entonces ocurrieron dos hechos que me pusieron en sobre aviso de lo peligroso que podía resultar todo aquello; porque peligroso sí que era. En una visita a mi amiga, la actriz parametrada, me encontré a esta atemorizada; resulta que le habían dicho que los agentes del régimen estaban  en la zona llegando a algunas casas donde tenían máquinas de escribir y estaban revisando estas, a ella le revisaron la suya. Me alarmé, ella me había ayudado a conseguir mi máquina de escribir, que me había vendido una conocida modelo, que vivía en la barriada de Playa. El otro incidente resultó el más preocupante y fue cuando una de las oficinistas que trabajaba dando los turnos en la consulta externa, persona de mi confianza, se me acerco para decirme que algunos agentes habían estado revisando las máquinas de escribir. ¿Qué maquinas revisaron? …, las de aquí de la oficina y la del Dpto. de  Quimioterapia. No le dije más nada, fui a la consulta #2 tome la máquina, por un momento pensé en dejarla inservible, pero después encontré un lugar donde por meses no la encontrarían. Los documentos que tenía los dejé  en el falso techo de la consulta. Meses después cuando fui detenido y en la tercera citación a Villa Marista me amenazaron de registrar mi casa y la de una familia amiga en la Habana Vieja… les dije “que podían hacerlo cuando quisieran pero no encontrarían nada”. ¡Y sí que tenía todo en la casa! En días sucesivos lleve todo al falso techo de la consulta y siempre que me fue posible caminaba a los depósitos de basura detrás de Instituto Nacional de Medicina del Trabajo , colindante con el Hospital “Julio Trigo”, donde iba dejando toda la papelería . Entre esos documentos estaban muchas hojas membretadas. Con mi último deposito aproveche para salir por el Instituto de Medicina del Trabajo y allí estaba parado, como esperando, el agente “Rey” de la Seguridad del Estado…, no tenía otra, fui hasta donde estaba y le salude.
Muchos aducen que dedicaciones como esta de nada sirven como no sea para llevarte al tanque,a la cárcel. Cuando alguien asume que vive bajo una dictadura absolutista y debe rebelarse en la forma que así considere, asume que su gesto es un acto de libertad personal; no hay la intencionalidad de buscar una liberación colectiva y un cambio de régimen inmediato. Un acto de desobediencia activa es un acto de liberación interior que hace a la persona proclive, en primer término, a reconocer cuanto de necesario es hacer algo y hacerlo prontamente aunque los resultados no sean tan promisorios. 
En el film, Elsie requiere a su esposo Otto que le explique cómo puede ser útil lo que hacían y si traería algún beneficio a la sociedad. No habría resultado en aquella sociedad en la que vivían, envilecida y atemorizada bajo el régimen nazi; pero él le dice que en cada acto se liberaban…, estamos más liberados, decía, y su esposa entendía sus palabras. Las más de 250 tarjetas que escribieron y distribuyeron en la ciudad Otto y Elsie Hempel apenas llegaron a un sector significativo de los que ellos consideraron que estaban dirigidas, pero en aquel empeño se sentían más libres. El agente investigador en el film señalaba a Otto Hempel que solo 18 tarjetas no habían llegados a sus manos, la mayoría de los asustados ciudadanos las entregaban de inmediato a la policía cuando las encontraban.
Todo esto ocurre en una sociedad en completa sumisión del individuo y de la colectividad.  La indefensión y la desesperanza corroen el alma social y evitan superar el totalitarismo, no es una lección que aprendimos del nazismo, está en cada tiranía que se afinca en el poder.
El “no se puede hacer nada” nos acompaña, nos carcome la conciencia y evita que la dedicación de pocos se haga empeño de muchos.
Del expediente policial de los Hempel, en contexto, aparecen los argumentos del agente interrogador cuando ya Otto se había declarado culpable y buscaba de manera infructuosa salvar a su esposa de la muerte. “Morirás por esto y todo habrá sido en vano“, le decía Willy Pueschel, el inspector de la Gestapo que lo interrogó tres veces. “No es por nada,” contestó Otto, “Yo no fui uno de vosotros”. Termino diciéndole al interrogador que se había sentido feliz haciendo algo. En cada instante de la vida del matrimonio Hampel en aquellos dos años de protesta activa y entrega a lo que creían su lucha, fueron libres y por qué no..., felices.
Los Hampel habían echado fuera el temor, cuando fueron apresados aceptaron su culpabilidad si es que la había conforme a las leyes de un régimen criminal y despótico y fueron al patíbulo, convencidos que habían superado lo que tantos de sus compatriotas no asumían: el temor paralizante y la certeza de que algo se podía hacer contra aquel régimen.
Para ellos era cierto que en el amor no hay temor, y que este cuando es genuino echa fuera el temor…, había adhesión en ellos; el de la dedicación fascinante a la conspiración, la contienda y el acto liberador de hacer algo sencillo de escaso provecho pero justificado.
 Es lo que se experimenta….,  así de simple.
©2017


[1] E. (n.d.). Solo en Berlín. La recuperación de una obra maestra de las letras alemanas. . Retrieved October 4, 2017, from http://www.maeva.es/colecciones/exitos-literarios/solo-en-berlin
[2] S. (2013, Abril 23). Otto y Elise Hampel: la resistencia al totalitarismo mediante tarjetas postales. Retrieved October 4, 2017, from http://www.aryse.org/otto-y-elise-hampel-la-resistencia-al-totalitarismo-mediante-tarjetas-postales/
[3] González, E. A. (2013, June 9). NO, la película: el derecho a plebiscitar a una dictadura. . Retrieved October 4, 2017, from http://buenavistavcuba.blogspot.com/2013/06/no-la-pelicula-el-derecho-plebiscitar.html
Continue reading